Familias de desaparecidos de Nuevo Laredo piden colaborar a marinos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alejandro Ponce

'Que paguen y que empiecen a hablar': familias de desaparecidos en Nuevo Laredo piden a marinos colaborar

Juez vinculó a proceso a 30 elementos de la Armada por cuatro desapariciones, entre ellas la de un joven estadounidense.
Alejandro Ponce
Comparte

Ericka Castro, esposa de José Luis Bautista Carrillo, recibió la noticia de que los seis marinos acusados de la desaparición de su marido habían sido vinculados a proceso a las cinco de la mañana. No pudo dormir en toda la noche, de puro nervio, esperando el resultado de la audiencia en Reynosa, Tamaulipas.

Se la pasó hablando con su compañera Ericka Arrendondo, madre de Julio César Viramontes Arredondo, también desaparecido. Ambas compartieron una jornada de sentimientos encontrados. Por un lado, alegría al saber que los elementos que pudieron llevarse a sus familiares están encarcelados y enfrentando un proceso judicial. Por otro, el dolor diario de los últimos tres años. Ni el esposo de una ni el hijo de otra han aparecido todavía.

Por eso su prioridad es saber qué ocurrió. Qué hicieron con sus seres queridos. Dónde los dejaron. 

“Espero que hablen, que digan qué hicieron, si lo asesinaron o algo, cualquier cosa que nos diera información de ellos”, dice Castro en entrevista telefónica con Animal Político.

“Quiero que paguen lo que hicieron. Espero que estando en prisión se sientan culpables, empiecen a hablar, a querer negociar, decir qué le hicieron o dónde lo dejaron”. 

“Que alguno de ellos se compadezca y diga voy a hablar, lo que hicimos, dónde lo dejé. Que por salvarse alguno diga ‘voy a cooperar’, ‘está en tal lugar’, ‘no lo quise hacer’. Yo lo que quiero es que digan donde están”, añade Arredondo. 

El jueves fue una jornada muy importante para ambas. Un juez federal en Reynosa, Tamaulipas, vinculó a proceso a los marinos que, presuntamente, se llevaron a sus familiares. En total son 30 elementos de la Armada de México acusados de cuatro desapariciones.

Seis están en la causa penal 308/2020, la de Bautista Carrillo; otros 11, en la 155/2020, la de Viramontes Arredondo. Por último, están 13 más en la causa 397/2020, acusados de desaparecer a Jorge Antonio Hernández Domínguez, que tenia 18 años cuando fue visto por última vez y es ciudadano norteamericano, y a Juan Carlos Zaragoza González, de 40 años y nacido en Piedras Negras, Coahuila. Ambos están en paradero desconocido desde abril de 2018.

Este último caso es relevante por los vínculos de la marina con los Estados Unidos. En el momento en el que ocurrieron las desapariciones de Nuevo Laredo el jefe de la Unidad de Operaciones Especiales (UOPES) de la Marina era el almirante Marco Antonio Ortega Siu, con fuertes vínculos con Washington.

No en vano, se le atribuye estar al frente de la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, en 2016. La relación entre Marina y Estados Unidos siempre ha sido estrecha, sobre todo en fondos y capacitación. Que la Armada fuese acusada de desaparecer a un ciudadano estadounidense no cambió nada para la administración de Donald Trump ni tampoco parece que lo haga con la de Joe Biden

En prisión militar

La gran esperanza para los familiares de los desaparecidos es que la cárcel pueda ablandar a alguno de los presuntos perpetradores. Han transcurrido tres años desde las desapariciones y nada, ni una pista. 

“Estos tres años han sido fatal. Ahora me encuentro más animada, con más fuerzas para esperar algo mejor”, dice Arredondo. La detención, explica, fue un primer alivio. Pero ahora falta lo importante. “Quiero que digan dónde está. Es mi esperanza, que se vean detenidos y se les ocurra hablar. Que se compadezcan, que por no estar tanto tiempo en la cárcel, que cooperen”, argumenta. 

La confianza de esta mujer está en que alguno de los uniformados se voltee y testifique contra sus compañeros para obtener beneficios. Habrá que ver en qué condiciones se mantienen los marinos durante los próximos seis meses, que es el plazo abierto para la investigación complementaria. Esto quiere decir que la Fiscalía General de la República (FGR) debe buscar pruebas y que los acusados también pueden armar su defensa. Arredondo dice que la experiencia le ha llevado a no confiar en la justicia, así que apela a la compasión de los detenidos. 

En la misma línea, su compañera Ericka Castro dice que espera que hablen y que haya una sentencia. “Estoy confiada en dios en que pronto hablarán”, asegura. Para ella las detenciones fueron un primer alivio, pero asegura que sus hijos no lo entienden así. “Es necesario que hablen. Mis hijos me preguntan que cuándo liberan a su papá. No entienden que no es así de sencillo”, dice, sobre dos pequeños de 11 y 9 años que llevan tres sin ver a su padre. Cuando les notificaron la prisión para los marinos se cumplieron 1,065 días desde la desaparición forzada. 

“Confrontaciones violentas”

No hay información sobre cuál será la estrategia de defensa que utilicen los marinos, de los que tampoco se conoce la identidad. No ha trascendido qué declararon ante el juez y el arresto o puesta a disposición tiene muchas incógnitas.

Fue la propia secretaría de Marina (Semar) la que anuncio que los había entregado ante los requerimientos de la FGR. Y hoy la institución que dirige Alejandro Gertz Manero emitió un comunicado en el que felicitaba al secretario de Semar, el almirante José Rafael Ojeda Durán, por cooperar con la justicia. 

Por el momento los marinos se encuentran la prisión militar del campo número 1, en la Ciudad de México. Animal Político consultó a la Semar si había puesto abogados a disposición de sus elementos, pero no obtuvo respuesta. 

La actitud de las autoridades ha cambiado desde aquellos primeros meses de 2018 en los que negaron una y otra vez que los uniformados pudiesen participar en violaciones a los derechos humanos. A pesar de las denuncias de Castro, Arredondo y el resto de sus compañeras, la respuesta oficial fue cerrar la puerta. De hecho, durante ese tiempo se multiplicaron los mensajes que culpabilizaban a las víctimas, acusándoles de ser parte del crimen organizado.

La FGR no llegó a tanto, pero emitió un confuso comunicado en el que señalaba que “durante la administración anterior, de febrero a mayo de 2018, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, se dieron una serie de confrontaciones violentas, de donde resultaron diversas denuncias por desaparición forzada, vinculadas con elementos de la Marina-Armada de México”.

Pero ninguno de estos desaparecidos participó en confrontación violenta alguna. A José Luis Bautista Carrillo se lo llevaron cuando pasaba la tarde en una fiesta en un deshuesadero, a la vista de todo el mundo. Ahí estaba su esposa y su cuñada, que vio perfectamente cómo se lo llevaban. “Las pruebas han sido las mismas desde el minuto uno”, insiste Castro.

Tampoco Viramontes Arredondo empuñaba arma alguna en el momento en el que un vehículo de la Marina con las placas modificadas lo embistió en Nuevo Laredo. Durante tres días su madre lo buscó en los cuarteles, pero ellos le negaron que estuviese allí. Según el rastro de su celular, que es una prueba incluida en la investigación, sí que estaba. Y eso es algo en lo que Ericka Arredondo no deja de pensar: estaba al otro lado y no pudo verle. 

Los últimos tres años han sido difíciles para estas mujeres valientes. Que los presuntos captores de sus familiares hayan sido detenidos no les tranquiliza. Dice Castro que teme que las autoridades busquen algún truco para liberar a los marinos y que teme también posibles represalias. En 2018, cuando se registraron las desapariciones, las víctimas fueron hostigadas hasta el punto de que una testigo fue secuestrada y amenazada para que no declarase.

Que 30 marinos estén en prisión acusados en firme de desaparición forzosa es un hecho sin precedentes. Pero todavía queda mucho camino por delante para que lo ocurrido no quede impune.

La FGR tiene abiertas 34 carpetas de investigación sobre 47 desapariciones, dentro de las cuales habría al menos 12 ejecuciones extrajudiciales atribuibles a elementos de la Armada. A falta de conocer la identidad de los detenidos, falta por saber si la acusación queda a nivel de la tropa o escala hacia la cadena de mando. Y, sobre todo, falta saber dónde están José Luis, Julio César, Jorge Antonio y Juan Carlos. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: por qué la invasión ordenada por Putin es un gran desafío para China

El gobierno de Xi Jinping tiene preocupaciones comerciales, pero también está atento a la percepción de su población ante el nuevo conflicto en Europa.
28 de febrero, 2022
Comparte

La invasión de Rusia en Ucrania plantea un gran desafío para China en muchos frentes.

En los Juegos Olímpicos de Invierno se pudo ver la estrecha relación diplomática entre el país asiático y el gobierno ruso, luego de la asistencia del presidente Vladimir Putin a la inauguración en Pekín del evento deportivo.

El mandatario de Rusia esperó hasta justo después de que terminaran los Juegos para reconocer las dos regiones separatistas del este de Ucrania, Donetsk y Luhansk, y enviar tropas para invadir el territorio ucraniano.

En sus pronunciamientos públicos, el gobierno chino ha instado a todas las partes a reducir las tensiones en Ucrania.

Más recientemente, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, discutió la situación con el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, y reconoció que las cosas estaban “empeorando” y reiteró los llamados a “todas las partes para que ejerzan moderación”.

Pero ahora que Rusia ha prescindido de toda esa moderación, ¿dónde deja eso la posición oficial de China a medida que aumentan los enfrentamientos?

Posición ambivalente

Xi Jinping junto a Vladimir Putin

Getty Images

El gobierno chino considera que no puede percibirse que apoye la guerra en Europa, pero también quiere fortalecer los lazos militares y estratégicos con Moscú.

El socio comercial número uno de Ucrania es China e, idealmente, a Pekín le gustaría mantener buenas relaciones con Kiev, pero esto podría ser difícil cuando está claramente alineado con el gobierno que está enviando sus tropas al territorio ucraniano.

También existe la posibilidad de un retroceso comercial de China en Europa Occidental si se considera que está respaldando la agresión de Rusia.

Además, una frase común de los líderes de China es que no interfieren en los asuntos internos de los demás y que otros países no deben interferir en los suyos.

Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra las secuelas de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

EPA/Ministerio del Interior de Ucrania
Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra los efectos de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

Pero como el exfuncionario de inteligencia estadounidense, John Culver, publicó en Twitter: “La anexión rusa de partes de Ucrania, o la invasión y toma de Kiev, violan la posición de China de que la soberanía es sacrosanta”.

Los efectos en su población

Lo que más preocupa al Partido Comunista chino es cómo la intervención puede afectar a su propia gente y su visión del mundo.

Por esta razón, está manipulando y controlando las conversaciones sobre la situación en Ucrania en la prensa y las redes sociales.

Y no iba a pasar mucho tiempo antes de que Taiwán fuera arrastrado a esta situación.

El Partido considera que la isla autónoma es esencialmente una provincia rebelde que debe unificarse con el continente.

En Weibo, la versión china de Twitter, los nacionalistas del país han utilizado la invasión rusa de Ucrania para llamar a su propia nación a hacer lo mismo con comentarios como: “¡Ahora es la mejor oportunidad para recuperar Taiwán!”.

Mapa mostrando las regiones de Luhansk y Donetsk

BBC

Cuando el gobierno chino rechazó la imposición de sanciones a Rusia en los últimos días, sabía que podría enfrentar un trato similar si toma medidas para apoderarse de Taiwán por la fuerza, en lo que sería un ejercicio sangriento y costoso.

Quizás por esta razón la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que China no considera las sanciones como la mejor manera de resolver los problemas.

Las fronteras

Si los ciudadanos chinos comienzan a vincular la justificación de Rusia para invadir Ucrania y aplicarla a su propio país, esto podría cambiar por completo la explicación que ofrece el gobierno chino sobre sus fronteras actuales.

Vladimir Putin dice que está liberando a los rusoparlantes dentro de Ucrania. ¿Qué pasa con los mongoles, coreanos, kirguises y grupos similares que ahora son parte de China? Aún más potencialmente explosivo para Pekín, ¿qué pasa si los tibetanos o los uigures renuevan los llamados a una mayor autonomía o incluso a la independencia?

Que esto no suceda es más importante para la administración de Xi Jinping que cualquier otra cosa.

En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

AFP
En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

Dado eso, solo hay que mirar los comentarios en las redes sociales chinas para ver la dirección en la que los medios del Partido están conduciendo a la población en términos de la forma en la que debería ver los movimientos de Putin en Europa del Este.

La prensa estatal tiene sus propias cuentas en Weibo y controla las respuestas en sus publicaciones sobre Rusia y Ucrania.

Aquí hay una muestra de los comentarios:

-“¡Putin es increíble!”

-“Apoyo a Rusia, me opongo a EE.UU. Eso es todo lo que quiero decir”

-“¡Estados Unidos siempre quiere crear desorden en el mundo!”

Si bien también hay muchas personas que piden la paz, las publicaciones que atacan a EE.UU. reciben mucha promoción.

El campo minado que Pekín quiere evitar

En cuanto a los chinos que realmente cuestionan las ambiciones de Rusia en Ucrania, hay que buscar cuentas individuales de Weibo que no estén conectadas con los hilos de los medios del Partido Comunista.

Personas en una andén de una estación del metro de Kiev

BBC
Habitantes de Kiev se dirigieron a la estaciones subterráneas del metro para refugiarse. Una situación similar se vivió durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Uno escribe: “No entiendo por qué tanta gente apoya a Rusia y Putin. ¡Deberíamos oponernos a cualquier forma de guerra!”.

Según otro: “Putin reconoce la independencia de las regiones separatistas de Ucrania, lo que obviamente está interfiriendo en los asuntos internos de otro país”.

Esa última publicación expresa precisamente la conclusión a la que Pekín no quiere que llegue su gente.

Es la esencia del campo minado por el que atraviesa el gobierno chino.

Dentro de Ucrania, la embajada de China ha enviado un mensaje a sus ciudadanos que viven en el país.

Ha recomendado que las personas coloquen una bandera china en su automóvil y “se ayuden unos a otros” mientras muestran “la fuerza de China”.

Consultada sobre si lo que está ocurriendo ahora mismo en Ucrania equivale a una invasión, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una rueda de prensa que el “contexto histórico es complicado” y que la situación actual es “causada por todo tipo de factores”.

Se está produciendo una gran conmoción en Europa.

Xi Jinping tiene que tomar algunas decisiones importantes en términos de cómo su país la enfrentará.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.