INM rescató a 136 migrantes en Tlaxcala, pero ahora se desconoce su paradero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto ilustrativa Cuartoscuro

INM rescató a 136 migrantes en Tlaxcala, pero los puso en libertad y ahora se desconoce su paradero

Los migrantes se encontraban en una casa de seguridad; en el grupo había 19 menores no acompañados.
Foto ilustrativa Cuartoscuro
Comparte

El Instituto Nacional de Migración (INM) anunció el pasado 11 de abril el rescate de 136 migrantes que se encontraban en una casa de seguridad en Tlaxcala. Según dijo la propia institución, una denuncia ciudadana permitió que los indocumentados, entre los que se encontraban 19 menores no acompañados, fueran detectados. No dio más detalles sobre qué hizo con ellos. Han transcurrido diez días del operativo y muchas de estas personas se encuentran en paradero desconocido, según denunciaron diversas organizaciones de defensa de los derechos de los migrantes.

En una carta a la que Animal Político tuvo acceso y que se dirige al comisionado del INM, Francisco Garduño, y a otros funcionarios de la ONU y la OIM, las organizaciones denuncian que las personas que se anunció como rescatadas volvieron a estar en manos de los coyotes que las trasladaban. 

“El 12 de abril de este año, se dio a conocer en medios de comunicación el rescate en San Pablo del Monte, Tlaxcala, de un grupo de 138 personas migrantes privadas de su libertad por un grupo de “coyotes” que las maltrataban y mantenían incomunicadas”, dice la carta.

“Es del conocimiento de las organizaciones firmantes que, pese a la intervención de las autoridades, personas que integraban dicho grupo siguen en tránsito por México bajo el control de los “coyotes”, en condiciones que podrían poner en riesgo su integridad física y emocional”, continúa.

Por eso, las organizaciones piden al INM que aclare el paradero de estas personas y les garantice su seguridad y acceso a la justicia.

Entre los firmantes se encuentran la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, la Pastoral de Movilidad Humana , el Comité de familiares de migrantes desaparecidos de El Progreso COFAMIPRO, Asylum Access, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova o el albergue Tochán-Nuestra Casa.

Animal Político consultó con el INM sobre este caso, pero al cierre de la edición, no había recibido respuesta. 

Esta denuncia permite ver una práctica que el INM viene realizando en las últimas semanas. Atrapa a grupos en zonas del norte, como Tlaxcala y Tamaulipas, y los envía a Veracruz. Como muchos son familias con menores de edad, que no pueden ser encerrados en centros de detención, los agentes los dejan rápidamente en libertad con un oficio de salida en los que les instan a abandonar el país en un plazo de 15 días. Es decir, imponen una especie de autodeportación sin efecto práctico, ya que los migrantes, que están en situación irregular, pueden obedecer o retomar la ruta hacia el norte.

En el caso de los 136, fueron detenidos en una casa en Tlaxcala. Entre ellos se encontraban también los polleros, las personas que hacen de guía hasta el norte. Sin embargo, no fueron detenidos, sino que los trasladaron a Acayucan con el resto del grupo. De ahí, como no podían ser encerrados, se trasladaron a Oluta, municipio ubicado a 3 kilómetros y donde se ubica un albergue gestionado por la iglesia católica. 

Fuentes de este albergue explicaron que ellos reciben a las personas que llegan pero que, en general, solo se quedan quienes solicitan asilo. El resto, descansa y retorna a su país o vuelve a hacia el norte. Eso fue lo que hizo este grupo, que todavía se encontraba bajo el control de los coyotes. Así que se marcharon y ahora se encuentran en paradero desconocido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Secuestran a grupo de misioneros cristianos estadounidenses en Haití

De acuerdo a varios reportes locales, al menos 15 mujeres, hombres y niños fueron retenidos por una banda armada cerca de la capital haitiana.
18 de octubre, 2021
Comparte

Un grupo de misioneros estadounidenses y sus familiares, entre ellos algunos menores de edad, fueron secuestrados este fin de semana por un comando armado en Puerto Príncipe, la capital de Haití.

De acuerdo con el informe dado por funcionarios haitianos a medios locales, al menos 15 personas fueron tomadas cautivas de un bus en el que se transportaban los misioneros y sus familias después de una visita a un orfanato.

Aunque no se conocen más detalles, funcionarios del gobierno de EE.UU. señalaron que habían recibido los reportes del secuestro.

Haití tiene una de las mayores tasas de secuestros en el mundo, con poderosos grupos armados que explotan la frágil institucionalidad que hay en el país para exigir dinero de rescate.

Desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el pasado mes de julio, bandas rivales han intentado ganar el control de territorios, en una escalada de violencia que, sumada a la débil seguridad estatal, ha aumentado la inestabilidad en la vida de muchos de los habitantes del país.

Los misionarios cristianos fueron retenidos poco después de abandonar la localidad de Croix-des-Bouquets y todavía no han sido liberados, de acuerdo con una fuente de una entidad de seguridad de Haití en conversación con la agencia de noticias AFP.

El Ministerio de Justicia de Haití y la Policía Nacional no han hecho comentarios al respecto.

Asimismo, se espera que el gobierno de EE.UU. emita una declaración, pero funcionarios de la secretaría de Estado por el momento solo han declarado a AFP que habían recibido los reportes y que la “seguridad de los ciudadanos estadounidenses fuera del país es una de sus principales prioridades”.

Personas caminando por la calle.

Getty Images
La violencia en Haití se ha recrudecido debido al asesinato del presidente Jovenel Moïse y al terremoto del pasado mes de agosto.

Mensaje de oración

Por su parte, la agencia de noticias AP señaló que la organización Christian Aid Ministrie envió un mensaje de voz a varios grupos religiosos en Haití como una “alerta especia de oración”.

El mensaje dice que el grupo está trabajando con la embajada de EE.UU. en Haití para “ver qué se puede hacer” para ayudar a los secuestrados.

Christian Aid Ministrie es una organización que trabaja mediante donaciones, construcción de refugios, comida y ropa y también la financiación de programas de capacitación para los niños.

Por su parte, pandillas armadas tienen el control de los distritos más pobres de Puerto Príncipe. Y recientemente han extendido su dominio hacia otras partes del país.

Más de 600 secuestros han sido registrados en lo que va de 2021, que superan ampliamente los 231 que ocurrieron en el mismo periodo durante 2020, de acuerdo a una empresa de análisis de datos local.

La violencia en Haití -el país más pobre del continente- se ha agravado después del asesinato de Moïse y el terremoto en el mes de agosto que dejó más de 2.000 personas muertas.

De acuerdo al diario New York Times, diversos sectores en Haití le han pedido a EE.UU. que envíe tropas al país para ayudar a calmar la situación, pero por ahora el presidente estadounidense Joe Biden no ha cedido a las peticiones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/AYPKTw46nZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.