Abren proceso contra exsenador Lavalle por sobornos de Odebrecht; se queda preso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@jolavallemaury

Juez abre proceso al exsenador Lavalle Maury por sobornos de Odebrecht y lo deja preso

El panista Lavalle Maury se convierte en el primer servidor público encarcelado y procesado por la trama de supuestos sobornos de la constructora para agilizar la reforma energética.
@jolavallemaury
13 de abril, 2021
Comparte

Un juez federal vinculó a proceso al exsenador del PAN, Jorge Luis Lavalle Maury, por su presunta responsabilidad en los delitos de cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero, luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusó de recibir presuntos sobornos de la constructora Odebrecht para agilizar la probación de la reforma energética en el sexenio pasado.

El juez federal Marco Antonio Fuerte Tapia consideró que las pruebas iniciales presentadas por la FGR eran suficientes para presumir que Lavalle pudo haber participado en esa trama delictiva. Ordenó que el exsenador se quede preso de forma preventiva en el Reclusorio Norte mientras dure el proceso y autorizó un periodo de tres meses para que se completen las investigaciones antes de ir a juicio.

Te puede interesar: FGR anuncia que comenzará judicialización contra personajes denunciados por Lozoya

La decisión judicial se tomó luego de una larga e intensa audiencia que se extendió por casi 18 horas y concluyó a las 6 de la mañana de hoy.

Los abogados de Lavalle presentaron ante el juez más de 20 datos de prueba. Antes de ingresar a la audiencia los litigantes declararon que las pruebas de la FGR, reunidas a partir de la denuncia del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, eran débiles. Argumentaron, por ejemplo, que el video donde se aprecia a un colaborador de Lavalle repartiendo dinero en unas maletas era de una fecha posterior a los hechos denunciados.

“El debate fue muy intenso entre las partes, pero al final el juez determinó que los indicios iniciales de la Fiscalía eran suficientes para abrir el proceso penal y continuar con las investigaciones”, dijo un funcionario judicial a este medio.

Lo que sigue en el proceso es que las partes aprovechen el tiempo de investigación complementaria dictada por el juez para reunir un cúmulo de pruebas con la que buscarán probar la culpabilidad o inocencia del exsenador, según sea el caso. La presentación de dicha evidencia se realizará en una audiencia intermedia programada para julio.

Los abogados del exsenador también tienen la posibilidad de apelar la vinculación a proceso dictada por el juez Fuerte Tapia para que un tribunal federal revise el caso o, en su defecto, promover un amparo.

Otros implicados, en la mira

Como Animal Político detalló en esta nota, la FGR acusó a Lavalle de participar en una presunta asociación delictiva en la que se canalizaron recursos ilícitos pagados por Odebrecht para sobornar a legisladores con la finalidad de que se agilizara la aprobación de la reforma energética.

Esta operación ilegal fue denunciada por el propio exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien reconoció haber participado en ella por instrucciones del expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray. Lozoya hizo esta confesión como parte de un proceso en el que busca ser perdonado de los delitos que cometió.

En ese contexto y ya con el primer caso judicializado exitosamente en contra de Lavalle, se abre la posibilidad para que la FGR lleve ante los jueces al resto de los implicados que señaló en la audiencia, entre los que figuren el propio Peña Nieto y Videgaray, y exsenadores como Francisco Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez, actuales gobernadores de Tamaulipas y Querétaro, respectivamente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El poderoso cardenal y las otras 9 personas que enfrentan un insólito juicio en el Vaticano por malversación

Angelo Becciu, antiguo asesor del Papa, es una de 10 personas que comparecen ante un tribunal acusado de delitos financieros.
27 de julio, 2021
Comparte

El cardenal Angelo Becciu es el clérigo de mayor rango que se sienta en el banquillo por presuntos delitos financieros.

Junto a Beccio otras 9 personas enfrentan el juicio que inicia este 27 de julio en el Vaticano por cargos que incluyen malversación, blanqueo de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

El influyente cardenal de 73 años, que niega las acusaciones, fue forzado a dimitir el pasado septiembre, pero mantiene su título.

Las acusaciones están relacionadas a la compra multimillonaria de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia.

Becciu era un cercano asesor del papa Francisco que anteriormente había ocupado un cargo clave en el Secretariado de Estado del Vaticano, que administra las donaciones de la Iglesia.

El cardenal deberá responder preguntas sobre una controvertida inversión en un edificio de lujo en Londres que conllevó pérdidas durante su tiempo a cargo del Secretariado: desde entonces, la transacción ha estado bajo una investigación financiera.

El pago de US$200 millones por un edificio de apartamentos en la elegante avenida Sloane de Londres se hizo con dinero de la Iglesia a través de fondos y compañías en paraísos fiscales, una transacción que el cardenal había defendido en el pasado.

En un comunicado emitido a principios de mes por personas allegadas, el cardenal expresó que era “la víctima de una conspiración” y manifestó su “absoluta inocencia”, informó la agencia AFP.


¿Mayor escrutinio de la Santa Sede?

Análisis de John McManus, experto en temas religiosos de la BBC

Llegar al fondo de la problemática relación entre el Vaticano y sus finanzas se ha convertido en tema central del Vaticano bajo el papa Francisco.

En paralelo con su deseo de convertir a la Iglesia en un santuario donde todos, no importa cuán imperfectos, puedan encontrar un lugar, está su labor para lograr que el Vaticano sea un destino especialmente hostil para aquellos que busquen usarlo para enriquecerse.

Los supuestos crímenes enumerados ahora todavía tienen que ser probados en el tribunal.

Pero el simple hecho de que el Papa estuviera dispuesto al proceso y el juicio de un cardenal que no sólo era un alto miembro de la jerarquía en el Vaticano, sino también un amigo de Francisco, es una señal de su clara intención de que cuando se trata de delitos financieros, está preparado para tomar medidas sin precedentes para limpiar la reputación de la Iglesia.

El riesgo para el Papa, y para la iglesia, es que este juicio abrirá la posible mala gestión de las finanzas de la Santa Sede a un mayor escrutinio público.


Edificio en la avenida Sloane, Londres

Getty Images
El edificio en el que el cardenal Becciu invirtió el dinero del Vaticano queda en la elegante avenida Sloane, de Londres.

Dos antiguos directores de la unidad de inteligencia financiera del Vaticano están entre los diez imputados.

Enfrentan cargos de malversación, lavado de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

Una mujer italiana que trabajó para el cardenal Becciu fue acusada de malversación el año pasado.

Se espera que el juicio dure dos meses. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar penas de prisión o multas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.