Home
>
Compra de medicinas se retrasa por revisión de empresas; abasto debía comenzar en mayo
Compra de medicinas se retrasa por revisión de empresas; abasto debía comenzar en mayo
5 minutos de lectura
Compra de medicinas se retrasa por revisión de empresas; abasto debía comenzar en mayo
28 de abril, 2021
Por: Andrea Vega
@EAndreaVega 
0

La compra consolidada de medicinas y material de curación 2021 va tarde. Los contratos que debían estar cerrados en abril no se han firmado.

Aún no se ha dado a conocer quiénes son las empresas ganadoras en la licitación internacional pública que agrupó más de mil 600 claves de medicamentos genéricos y material de curación.

“Los resultados de esta licitación los iban a dar el 15 de abril y no los han dado. No nos dan ninguna explicación al respecto. No nos dicen nada”, dice Rafael Gual, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

La compra consolidada de medicamentos y material de curación 2021 abarca la adquisición de un total de 2 mil 037 claves, que representan 2 mil millones de piezas (entre genéricos, de patente y priorizados) con un costo de más de 100 mil millones de pesos, para garantizar la cobertura total a 110 millones de habitantes que atienden las diferentes instituciones públicas de salud: IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena y 26 estados.

De acuerdo al calendario que presentó la UNOPS  —la oficina de las Naciones Unidas a la que el gobierno mexicano le encargó (a través del Insabi) esta compra consolidada de medicamentos— los contratos de la parte de genéricos y material de curación debían estar firmados en abril y el abasto debería empezar en mayo.

La UNOPS explicó a Animal Político que el proceso está avanzando y los resultados se darán a conocer en las próximas semanas. En este momento se sigue corriendo el proceso que se conoce en inglés como due dillingence, en el que se analiza el historial de las más de 500 empresas que hicieron ofertas en el proceso de licitación, para asegurarse que están limpias; es decir que son empresas formales, que pagan sus impuestos, que no tienen prácticas fraudulentas y que no han estado envueltas en casos de corrupción.

Te puede interesar: La mitad de los operadores del Insabi para distribuir medicinas no cumplió con requisitos

De acuerdo al Manual de adquisiciones de la UNOPS, todas las actividades de compra deben someterse a un proceso de revisión antes de la adjudicación, de conformidad con el reglamento financiero de esta oficina de las Naciones Unidas.

Como parte de este proceso se hace una verificación de antecedentes y de debida diligencia de los licitantes, que en este caso son más de 500.

De cada uno se verifica, de acuerdo al Manual de Adquisiciones de la UNOPS:  la fecha de constitución, los accionistas que había en un principio y que hay en la actualidad, el capital social, la información de los representantes legales, los cambios del nombre de la empresa; la garantía de sostenimiento de oferta/propuesta; la independencia de los propietarios y del equipo de gestión de la empresa con respecto a otros licitantes.

También se revisan los certificados de los sistemas de gestión de calidad; los estados financieros proporcionados, entre lo que incluye: comprobar que el auditor nombrado existe y que se ha llevado a cabo dicha auditoría; comprobar que los estados financieros presentados en las ofertas anteriores son coherentes con los presentados en esta licitación.

Como parte de este análisis también se verifica la solidez financiera de la empresa, inclusive a través de informes externos; se comprueban las referencias presentadas para trabajos anteriores; se realiza una visita previa a las instalaciones de los licitantes para asegurarse, por ejemplo, de que poseen el equipo adecuado; se verifica el historial de litigios; entre otros aspectos.

Esa revisión es lo que se sigue haciendo en este momento. Para que no vuelva a producirse un retraso, la UNOPS explicó, en la segunda sesión informativa que realizó el 3 de diciembre de 2020, que la siguiente compra consolidada, la de 2022 a 2024, arrancará en julio próximo y terminará en enero del siguiente año. 

Esta, que es la primera compra de medicamentos de la UNOPS en México, arrancó en diciembre y en efecto va tarde. Las licitaciones de las compras anteriores, a cargo del IMSS o de Hacienda, concluían en diciembre y el abasto empezaba el primer mes del siguiente año.

En esta ocasión, la UNOPS dividió la compra consolidada en dos fases, previendo el retraso. La primera fue la de abasto crítico y medicamentos de patente, cuyo abasto debía arrancar en enero de este año.

La industria farmacéutica alertó, a finales de ese mes, que había un retraso importante en esta parte de la compra, que incluyó 105 claves de patente y 262 de adquisición expedita, para asegurar el abasto el primer trimestre del año. El 18% de estas son para oncología.

Sin embargo, en marzo, la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) informó que los contratos de los medicamentos de patente y fuente única, que representan el 20% de la compra consolidada total de fármacos para el año 2021, ya se habían firmado, aunque el nuevo problema era que no podían entregarlos por falta de acuerdos entre los operadores logísticos que van a recibirlos y el Insabi.

Cristóbal Thompson, director ejecutivo de AMIIF, dijo en entrevista con Animal Político, que si bien esta compra de fármacos de patente con UNOPS fue un proceso nuevo, “complejo para todos y del que hemos aprendido, varias cosas que estaban pendientes de resolver en diciembre se resolvieron. Sí se lograron las negociaciones. Sí se logró la firma de contratos. Pero viene la parte de los operadores logísticos, que no es un tema menor”.

AMIFF señaló que el tema de la entrega y distribución de medicamentos ha ido avanzando, pero que dará información más precisa en los próximos días.

De la parte de abasto crítico, Rafael Gual, de Canifarma, aseguró que solo se han firmado 145 contratos. La UNOPS no proporcionó información actualizada sobre esto.

En un comunicado del 8 de abril, la UNOPS y el Insabi informaron que hasta esa fecha se habían adjudicado contratos para proveer con 98 millones de unidades de medicamentos priorizados a las instituciones de salud pública del país.

Los contratos adjudicados tienen valor total mayor a 18 mil 500 millones de pesos, en más de 210 claves de medicamentos, con lo que se ha logrado un ahorro inicial de dos mil 389 millones de pesos, si se toma como base los precios referenciales pagados por el comprador público el año pasado, aseguraron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
farmacéuticas
medicamentos
medicinas
salud
UNOPS
image