Compra de medicinas se retrasa ahora por revisión a empresas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
IMSS

Compra de medicinas se retrasa por revisión de empresas; abasto debía comenzar en mayo

Los contratos que debían cerrarse en abril con la industria farmacéutica no se han cerrado. La UNOPS continúa evaluando a las compañías que presentaron ofertas en la licitación internacional pública para la parte de genéricos y material de curación. 
IMSS
28 de abril, 2021
Comparte

La compra consolidada de medicinas y material de curación 2021 va tarde. Los contratos que debían estar cerrados en abril no se han firmado.

Aún no se ha dado a conocer quiénes son las empresas ganadoras en la licitación internacional pública que agrupó más de mil 600 claves de medicamentos genéricos y material de curación.

“Los resultados de esta licitación los iban a dar el 15 de abril y no los han dado. No nos dan ninguna explicación al respecto. No nos dicen nada”, dice Rafael Gual, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

La compra consolidada de medicamentos y material de curación 2021 abarca la adquisición de un total de 2 mil 037 claves, que representan 2 mil millones de piezas (entre genéricos, de patente y priorizados) con un costo de más de 100 mil millones de pesos, para garantizar la cobertura total a 110 millones de habitantes que atienden las diferentes instituciones públicas de salud: IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena y 26 estados.

De acuerdo al calendario que presentó la UNOPS  —la oficina de las Naciones Unidas a la que el gobierno mexicano le encargó (a través del Insabi) esta compra consolidada de medicamentos— los contratos de la parte de genéricos y material de curación debían estar firmados en abril y el abasto debería empezar en mayo.

La UNOPS explicó a Animal Político que el proceso está avanzando y los resultados se darán a conocer en las próximas semanas. En este momento se sigue corriendo el proceso que se conoce en inglés como due dillingence, en el que se analiza el historial de las más de 500 empresas que hicieron ofertas en el proceso de licitación, para asegurarse que están limpias; es decir que son empresas formales, que pagan sus impuestos, que no tienen prácticas fraudulentas y que no han estado envueltas en casos de corrupción.

Te puede interesar: La mitad de los operadores del Insabi para distribuir medicinas no cumplió con requisitos

De acuerdo al Manual de adquisiciones de la UNOPS, todas las actividades de compra deben someterse a un proceso de revisión antes de la adjudicación, de conformidad con el reglamento financiero de esta oficina de las Naciones Unidas.

Como parte de este proceso se hace una verificación de antecedentes y de debida diligencia de los licitantes, que en este caso son más de 500.

De cada uno se verifica, de acuerdo al Manual de Adquisiciones de la UNOPS:  la fecha de constitución, los accionistas que había en un principio y que hay en la actualidad, el capital social, la información de los representantes legales, los cambios del nombre de la empresa; la garantía de sostenimiento de oferta/propuesta; la independencia de los propietarios y del equipo de gestión de la empresa con respecto a otros licitantes.

También se revisan los certificados de los sistemas de gestión de calidad; los estados financieros proporcionados, entre lo que incluye: comprobar que el auditor nombrado existe y que se ha llevado a cabo dicha auditoría; comprobar que los estados financieros presentados en las ofertas anteriores son coherentes con los presentados en esta licitación.

Como parte de este análisis también se verifica la solidez financiera de la empresa, inclusive a través de informes externos; se comprueban las referencias presentadas para trabajos anteriores; se realiza una visita previa a las instalaciones de los licitantes para asegurarse, por ejemplo, de que poseen el equipo adecuado; se verifica el historial de litigios; entre otros aspectos.

Esa revisión es lo que se sigue haciendo en este momento. Para que no vuelva a producirse un retraso, la UNOPS explicó, en la segunda sesión informativa que realizó el 3 de diciembre de 2020, que la siguiente compra consolidada, la de 2022 a 2024, arrancará en julio próximo y terminará en enero del siguiente año. 

Esta, que es la primera compra de medicamentos de la UNOPS en México, arrancó en diciembre y en efecto va tarde. Las licitaciones de las compras anteriores, a cargo del IMSS o de Hacienda, concluían en diciembre y el abasto empezaba el primer mes del siguiente año.

En esta ocasión, la UNOPS dividió la compra consolidada en dos fases, previendo el retraso. La primera fue la de abasto crítico y medicamentos de patente, cuyo abasto debía arrancar en enero de este año.

La industria farmacéutica alertó, a finales de ese mes, que había un retraso importante en esta parte de la compra, que incluyó 105 claves de patente y 262 de adquisición expedita, para asegurar el abasto el primer trimestre del año. El 18% de estas son para oncología.

Sin embargo, en marzo, la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) informó que los contratos de los medicamentos de patente y fuente única, que representan el 20% de la compra consolidada total de fármacos para el año 2021, ya se habían firmado, aunque el nuevo problema era que no podían entregarlos por falta de acuerdos entre los operadores logísticos que van a recibirlos y el Insabi.

Cristóbal Thompson, director ejecutivo de AMIIF, dijo en entrevista con Animal Político, que si bien esta compra de fármacos de patente con UNOPS fue un proceso nuevo, “complejo para todos y del que hemos aprendido, varias cosas que estaban pendientes de resolver en diciembre se resolvieron. Sí se lograron las negociaciones. Sí se logró la firma de contratos. Pero viene la parte de los operadores logísticos, que no es un tema menor”.

AMIFF señaló que el tema de la entrega y distribución de medicamentos ha ido avanzando, pero que dará información más precisa en los próximos días.

De la parte de abasto crítico, Rafael Gual, de Canifarma, aseguró que solo se han firmado 145 contratos. La UNOPS no proporcionó información actualizada sobre esto.

En un comunicado del 8 de abril, la UNOPS y el Insabi informaron que hasta esa fecha se habían adjudicado contratos para proveer con 98 millones de unidades de medicamentos priorizados a las instituciones de salud pública del país.

Los contratos adjudicados tienen valor total mayor a 18 mil 500 millones de pesos, en más de 210 claves de medicamentos, con lo que se ha logrado un ahorro inicial de dos mil 389 millones de pesos, si se toma como base los precios referenciales pagados por el comprador público el año pasado, aseguraron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de julio, 2021
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.