Caras largas en simpatizantes de Félix Salgado tras cancelación de candidatura
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Oscar Guerrero

Caras largas y silencio en simpatizantes de Félix Salgado tras cancelación de candidatura

Unos 300 simpatizantes de Salgado siguieron la transmisión del TEPJF en una cafetería al sur de Chilpancingo, Guerrero.
Oscar Guerrero
Por Marlén Castro
28 de abril, 2021
Comparte

“Hay toro”, externó alguien en tono bajo, sin festejo, cuando José Luis Vargas, el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dijo que el candidato de Morena, Félix Salgado Macedonio, no merecía la máxima sanción por su omisión al no presentar sus gastos de campaña.

Para ese momento, la suerte de Félix Salgado ya estaba echada. Los otros seis magistrados ya habían expuesto sus argumentos, aunque aún no votaban el dictamen.

La mayoría consideró que dejar competir a Félix Salgado y a Morón sería un mal precedente para la transparencia y eso lesiona la democracia, además de que incentivaría que otros aspirantes no presenten dicho informe en un futuro.

Lee: ¿Quiénes serán los nuevos candidatos? Morena va a contrarreloj para sustituir a Salgado y Morón

Unos 300 simpatizantes de Salgado siguieron la transmisión del TEPJF en el patio trasero de una cafetería sobre la avenida Insurgentes, al sur de Chilpancingo, Guerrero. Se supone que llegaría Félix Salgado, como no aparecía, la desolación invadía ese espacio de cobertizos de madera, bajo dos ficus frondosos y largos bambús. 

Desde que el magistrado ponente de la sentencia, Indalfer Infante, presentó el dictamen para confirmar la cancelación de las candidaturas de Félix Salgado, en Guerrero, y a Raúl Morón, de Michoacán, el silencio cayó como losa sobre los simpatizantes morenistas.

Aun con el dictamen en contra de Salgado y Morón, la expectativa de que el TEPJF restituyera las candidaturas era alta. 

–Sólo es el dictamen –expresó con optimismo uno de los seguidores. Las hijas del candidato y la esposa seguían la transmisión en el mismo lugar.

Lee más: Tribunal Electoral cancela las candidaturas de Félix Salgado y Raúl Morón

El segundo magistrado también se pronunció por confirmar la cancelación de la candidatura a Salgado.

Pero apenas era el segundo. Como un órgano colegiado compuesto por siete integrantes, los seguidores esperaban que por lo menos cuatro magistrados tuvieran argumentos en contra de la aprobación del dictamen.

El tercer magistrado en hablar fue Felipe de la Mata Pizaña. De la Mata también dijo que obstruir el modelo de fiscalización debe ser sancionado con la pena más alta, porque esa conducta lesiona la transparencia. “No se trata del monto, sino de la actitud”, argumentó.

Felipe Alfredo Fuentes Barrera era el cuarto magistrado y su postura determinante en el aspecto de los contrapesos. Fuentes Barrera se expresó en el mismo tono. Dijo que la fiscalización no era un asunto de trámite, sino una exigencia y que el candidato tuvo una actitud dolosa al negar al órgano fiscalizador su calidad de precandidato.

En las redes sociales, cuando se cruzó la línea del cuarto magistrado a favor del dictamen y en contra de restituir a Salgado como candidato, algunos comenzaron a festejar y a poner en sus estados ¡No hay toro! 

Militantes morenistas de Guerrero, como Diana Bernabé, candidata suplente a una diputación local exigió en su red que el secretario general con funciones de presidente, Marcial Rodríguez Saldaña, deje el cargo, porque este problema legal tenía que ver con su omisión como dirigente partidista.

¡Marcial debe salir! 

En el patio trasero de la cafetería de la avenida Insurgentes el optimismo se desvaneció. El silencio reinó aun cuando era un espacio pequeño para unos 300 asistentes.

La ausencia de Félix acentuaba el fantasma de la derrota.

–¿Y Félix no va a venir? –se preguntaban los seguidores.

–A lo mejor él ya sabía que esto iba a pasar, –especuló un grupo de mujeres procedentes de la Barra de Tecoanapa, del municipio de Marquelia, región de la Costa Chica.

Cuando el quinto magistrado terminó su participación y también en contra de la candidatura, las mujeres se levantaron. 

Marisol Rendón estuvo a punto de llorar de decepción. Dijo que con su grupo, unas 10 mujeres que venden pescado en la Barra de Tecoanapa, se iban de ahí indignadas.

Contó que se vinieron de Marquelia a las 6 de la mañana para festejar con Félix Salgado cuando el Tribunal le regresara su nombramiento de candidato. 

–Pero no va a haber festejo y Félix no está, –dijo desilusionada. 

Félix Salgado no estaba lejos de ahí. Veía la transmisión por ese mismo rumbo, en la casa de uno de sus abogados, el ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Miguel Barreto Cedeño. Por la mañana, había jugado un partido de futbol, en una cancha frente al Hospital del Niño y la Madre, también por el sur. 

Con todo y desánimo, los simpatizantes de Félix Salgado escucharon al sexto integrante del Tribunal, a la magistrada Marisol Soto. Más postración.

Al final, el magistrado presidente expresó que la máxima pena era un exceso. Consideró que la falta de Félix Salgado no era dolosa, porque nunca tuvo la forma de que él rindiera su informe. 

“Hay toro” dijo alguien para levantar el ánimo, pero nadie le hizo segunda. La votación de los integrantes del cuerpo colegiado era mero trámite. Seis votaron a favor de la confirmación de la cancelación de la candidatura de Félix Salgado, uno en contra solamente, el del magistrado presidente.

La transmisión se cortó abruptamente. Una voz gritó ¡Ánimo hay toro! Félix Salgado apareció y la gente brincó de sus sillas, alzó el brazo y coreó: “¡No estás solo!”.

Félix Salgado se presentó a recordar a todos que hay una cita para este miércoles a las 12 horas en la alameda Granados Maldonado, en donde en asamblea decidirán qué hacer, porque la última palabra la dice el pueblo.

Fotografía: Oscar Guerrero

“Ya vieron ustedes el debate, decidieron que yo no vaya, pero esa es la decisión de ellos, muy respetable”.

Dijo que en esa asamblea se decidirá las opciones que hay.

Félix Salgado cerró este día decisivo en la vida política de Guerrero, y quizá del país, tocando durante un minuto las percusiones en la banda de rock Anbu, cuya participación se canceló. 

“El INE con el TRIFE va a caer porque el toro se los va a coger”, rocanroleó el vocalista Hugo Leyva al ritmo de la percusión de Félix Salgado, el candidato cercado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Daniela Robles-Espinoza, la mexicana a la caza de los secretos genéticos del melanoma

Un cáncer casi desconocido aparece en pies y manos de personas con pieles no blancas. Esta científica mexicana quiere encontrar sus causas y sus curas.
29 de octubre, 2021
Comparte

En el 2015, un miembro del comité que revisó su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge, Reino Unido, le dijo que si regresaba a México se “desvanecería en la mediocridad”. Pero la bioinformática Daniela Robles-Espinoza cree que pasó todo lo contrario.

“Regresé a mi país, empecé mi propio laboratorio y ahora tenemos suficientes fondos para investigar la genética y genómica del cáncer en México”, escribió en Twitter en 2018.

Robles-Espinoza (San Luis Potosí, 1986) lleva los últimos cuatro años de su vida tratando de desentrañar los secretos genéticos detrás de un desconocido melanoma que aparece en las plantas de los pies y las palmas de las manos, sobre todo en personas de Latinoamérica, Asia y África.

El melanoma es el cáncer de piel más mortal del mundo, responsable del 75% de las muertes por cáncer de piel en Estados Unidos y Europa, donde más se ha estudiado. Otros tipos (los carcinomas espinocelular y basocelular) son más comunes, pero menos agresivos.

Melanomas hay de varios tipos, la mayoría causados por la exposición excesiva al sol y algunos menos comunes, como los que aparecen en las mucosas. Pero las causas del que indaga Robles-Espinoza, el llamado lentiginoso acral,son todo un misterio.

La científica de 35 años estudió ciencias genómicas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una carrera nueva de la que no se había graduado ni un solo estudiante cuando ella empezó.

“Era pura química, biología y matemática. Yo no sabía qué iba a hacer con esa carrera, pero sonaba muy divertido”, cuenta.

Melanoma lentiginoso acral en la planta del pie.

Getty Images
El melanoma lentiginoso acral aparece en forma de lunares irregulares, sobre todo en la planta de los pies.

Cuando estudió el bachillerato, en su instituto los preparaban para enviarlos a diferentes universidades internacionales a sacar sus posgrados. “Traían speakers de todo el mundo”.

Uno de ellos se convertiría después en su mentor en la Universidad de Cambridge, donde hizo su doctorado y posdoctorado.

Durante sus seis años en Reino Unido estudió el principal tipo de melanoma, el que aparece en pieles blancas por la exposición excesiva al sol. Allí identificó un gen con cambios en su estructura que ayudó a explicar por qué ciertas familias de Inglaterra desarrollaban melanoma y otros tipos de cáncer.

Uno de sus profesores de la carrera de ciencias genómicas le ofreció regresar a México en 2016, al recién creado Instituto Internacional de Investigación sobre el Genoma Humano (LIIGH, por sus siglas en inglés), que había abierto sus puertas un año antes.

Allí desarrolló su propio grupo de trabajo para estudiar el melanoma en pieles mexicanas.

Estudiar pieles “no blancas”

Robles-Espinoza se define como una científica bastante rebelde. “Me paso peleando con la ciencia colonialista en Twitter”.

Por eso cuando volvió a México decidió enfocarse en estudiar las poblaciones de su país. El primer paso fue sentarse a conversar con médicos para saber qué estaba pasando con el melanoma allí. Y esas pláticas le cambiaron el rumbo a sus investigaciones.

“Me dijeron: ‘No, no, aquí tenemos otro tipo de melanoma que no es causado por el sol ni por los rayos ultravioleta. Yo no tenía idea”.

Es así en al menos un 44% de los casos,según el estudio “Melanoma en México: características clínico-patológicas en una población con predominio del subtipo lentiginoso acral”, publicado en el 2016 en la revista Annals of Surgical Oncology, en el que analizaron muestras más de 1.200 pacientes.

Es un tipo de melanoma del cual se sabe poco, que aparece en las plantas de los pies sobre todo, pero también en las palmas de las manos y algunas veces bajo las uñas en forma de lentejas oscuras.

Nadie sabe con exactitud por qué sucede.

Al estar en partes del cuerpo a las que no llega usualmente la luz del sol, es muy probable que no lo incite la radiación UV.

Pero la gran mayoría de estudios sobre melanomas se centra en poblaciones de Estados Unidos, Europa y Australia. En parte por eso, dice Robles-Espinoza, se sabe poco de las pieles no blancas que lo desarrollan.

Así fue como la científica encontró su próximo foco de estudio.

Aunque hay algunos rastreos epidemiológicos, no son suficientes para dimensionar a cuánta gente impacta este subtipo de melanoma en los países de Latinoamérica.

Un estudio escrito por Robles-Espinoza y otros 10 investigadores recopila investigaciones llevadas a cabo en 2008, 2013 y 2016 que concluyen que al menos en México y en Perú es el subtipo más común.

Son países que tienen “una compleja historia demográfica con ascendencia europea, africana y nativa americana”, explica el estudio, denominado “Melanoma lentiginoso acral: hechos básicos, características biológicas y perspectivas de investigación de una enfermedad poco estudiada”, publicada en la revista Pigment Cell and Melanoma Research.

El documento recoge las pocas investigaciones que existen en Latinoamérica sobre la enfermedad.

Una de ellas analizó 410 muestras en Perú y concluyó que el 35% de los casos de melanoma del país son acral. Otras dos indican que este subtipo está presente en Chile, sobre todo en poblaciones de menor nivel socioeconómico y que son descendientes de indígenas.

Asimismo, hay estudios que evidencian que en países asiáticos como Japón, Taiwán y Corea del Sur, el acral representa más del 50% de los melanomas. Y en poblaciones negras de África, aunque hay aún menos estudios, también se ha encontrado alta incidencia de este subtipo.

En Estados Unidos también es más común en las pieles oscuras. La investigación “Patrones de incidencia y supervivencia del melanoma lentiginoso acralen los Estados Unidos, 1986-2005” concluye que un 36% de los melanomas que padecen las personas negras es justamente el acral.

Entre la población asiática que vive en ese país, la incidencia es del 18% y para la hispana del 9%. Mientras tanto, representa solo un 1% de los melanomas en pieles blancas.

Melanoma acral

BBC

En el LIIGH, el equipo del que Robles-Espinoza está a cargo explora específicamente los genomas de los tumores mexicanos.

Toman muestras de saliva de pacientes con melanoma acral y de allí obtienen los genes originales, aquellos “con los que nacemos”, explica la científica.

Luego los comparan con los genes que están en los tumores para saber de dónde viene el daño.

“Es una arqueología del genoma para tratar de identificar el pasado. Básicamente, podemos saber qué causó ese tipo de cáncer. Esto se basa en la noción de que diferentes agentes mutagénicos dejan huellas en el genoma”, agrega.

Hasta el momento estudian dos hipótesis.

La primera es que el melanoma acral podría desencadenarse por alguna lesión.

“Cuando grafican la localización de los tumores en el pie, se ve que se concentran en la parte donde pisa. Lo que hemos especulado es que la presión mecánica puede tener algo que ver con este tipo de cáncer”.

La otra teoría es que provenga de causas hereditarias, pues las familias de pacientes con melanoma acral son más propensas a sufrir otros tipos de cáncer, señala la científica.

Aunque también consideran la posibilidad de que se deba a una combinación de ambos factores, “como la mayoría de los cánceres”, dice ella y agrega que dentro de ambas teorías hay decenas de posibles respuestas.

¿Cómo se cura un cáncer desconocido?

Robles-Espinoza se sienta en su oficina en Querétaro, México, se acomoda su cabello rosado hacia atrás y explica todo esto con rapidez, como si tuviera tanto por decir que no le alcanza el tiempo. “Urge, urge, urge que estudiemos estos tipos de melanoma”, dice enérgica.

Su mayor preocupación es la falta de tratamientos accesibles para los pacientes de América Latina.

Uno de los más efectivos para tratar el melanoma es la inmunoterapia, una alternativa a la quimioterapia que reactiva el sistema inmunitario para que reaccione y ataque de manera eficiente a las células en las que se origina el cáncer (en este caso el melanoma). Pero es impagable para muchos mexicanos, dice.

Cuando escucha en las conferencias internacionales que la inmunoterapia es el standard of care (“el estándar de atención”) en el mundo, se cuestiona de cuál mundo están hablando.

“En pesos mexicanos cuesta 120.000 al mes, unos US$6.000. ¿Eso cómo lo va a pagar un mexicano?”, se queja.

“No sabemos nada. Y toda esta falta de conocimiento nos lleva a que no haya opciones terapéuticas para este tipo de pacientes”, agrega.

Por eso en breve su laboratorio también empezará a estudiar las reacciones de los tumores a diferentes fármacos con ratones de laboratorio.

“Cuando tienes un paciente, obviamente lo que quieres es quitarle el tumor, pero cuando el tumor se muere, pues ya no aprendiste nada de a qué medicamento hubiera respondido”, explica.

“Entonces hay un protocolo que estamos haciendo en el que puedes extraer ese tumor del paciente, inocularlo en la espalda de un ratón y dejar que siga creciendo”, prosigue.

“Y dices: bueno, a ver, qué mutaciones tiene, a qué fármacos responde. Y se ha visto que eso recapitula (es similar a) la respuesta en pacientes”, agrega.

La científica espera tener resultados preclínicos (sin pacientes) en un año, pero sabe que el desarrollo de fármacos específicos tomará tiempo y estudios más costosos.

Sin este conocimiento también es imposible prevenir el melanoma lentiginoso acral, subraya.

Distinto a los melanomas más comunes, no hay ningún estudio que concluya si se puede prevenir con protector solar o con algún otro tipo de práctica.

“En Australia hay un chorro de campañas de ‘protégete del sol’, y sí han logrado bajar su incidencia. Si conoces las causas, puedes planear… pero con el acral no sabemos”.

Mujeres broncéandose sobre la arena

Getty Images
Los melanomas más comunes son inducidos por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta, aunque también hay otros factores de riesgo.

Por eso, aunque colabora con institutos de otras partes del mundo, cree que los estudios realizados en la región deben estar enfocados en sus propias poblaciones.

“Hay que apropiarnos de nuestros objetivos, nuestra problemática, nuestra población y aplicar lo que sea útil aquí”.

“Aquí picamos piedra”

Montar el laboratorio en estos tiempos no ha sido nada sencillo. Entre comprar ratones, completar protocolos y reclutar pacientes, a la científica se le fueron dos años. “Y luego vino la covid-19 y detuvo todo el protocolo por un año”.

Además de estudiar el cáncer, su equipo está abriéndoles camino a tipos de investigación poco comunes, dice.

“Siento que en otros países ya está puesta la infraestructura, las relaciones, los equipos de trabajo. Y aquí no. Muchas veces sientes que picas piedra”, dice, refiriéndose a las complicaciones que persisten en la investigación científica en su país para contar con la ayuda de médicos y clínicas.

Lo bueno, dice, es que ya está todo listo para arrancar.

“Hasta el momento hemos reclutado a más de 200 pacientes, hemos generado datos de secuenciación para más o menos la mitad de ellos y ahorita estamos analizando los datos”.

Incluso están trabajando con el Instituto Nacional del Cáncer en Brasil, que ya está estudiando poblaciones de ratones con melanoma acral.

A su vez, su instituto en México los apoya con el análisis de los datos genómicos mientras ambos se preparan para desarrollar los dos tipos de estudios.

“Es una investigación complementaria. Al final el objetivo es el mismo, tratar de encontrar nuevos genes, nuevos mecanismos para atacar este cáncer”, y mostrarle a los incrédulos que desde México sí se puede hacer ciencia, dice la científica.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GJIRHzYOn1U&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.