Tras venta de Fertinal a Pemex se ocultaron pérdidas por 11 mil mdp: ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Grupo Fertinal

Auditoría denuncia fraudes tras venta de Fertinal a Pemex: se ocultaron pérdidas por más de 11 mil mdp

El proceso de compra de Fertinal por parte de Pemex estuvo inundado de irregularidades, desde la adquisición de plantas con maquinaria obsoleta hasta la quiebra virtual en que estaba la empresa. Consejo de Pemex y Banco Azteca, implicados en el caso.
Grupo Fertinal
18 de mayo, 2021
Comparte

Pérdidas de casi 11 mil 700 millones de pesos ocultas de la Cuenta Pública 2016; adquisición de una planta con equipos de 30 años de antigüedad y obsoletos; estimaciones de ganancias alejadas de la realidad; avalúos que alertaban de una empresa en quiebra y que fueron abiertamente ignorados; documentos ocultados a los auditores; y una producción por debajo de lo que se había proyectado.

Estas son algunas de las múltiples irregularidades detrás de la adquisición en 2015 de la empresa de fertilizantes Grupo Fertinal S.A. de C.V. por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), y que ya fueron denunciadas penalmente por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Tras cinco años de análisis, autoridades de la ASF confirmaron a Animal Político la presentación de esta denuncia a partir de la cual se ha iniciado una carpeta de investigación en la FGR en contra de los exfuncionarios y particulares que resulten responsables.

Leer más: Salinas Pliego tenía vínculos con empresas beneficiadas con la venta de Fertinal a Pemex

De acuerdo con la Auditoría y con la actual administración de Pemex, en las irregularidades no solo está implicado quien fuera el director general (Emilio Lozoya), sino los integrantes del Consejo de Administración que aprobaron una inversión desfavorable y los bancos -entre ellos Banco Azteca – que financiaron una operación que era insolvente.

La denuncia penal se sustenta en los hallazgos de las auditorías financieras 514-DE y 468-DE correspondientes a los ejercicios 2015 y 2016, y en las que la ASF concluye que la adquisición de Grupo Fertinal “no fue un negocio rentable” para Pemex y por ende para el país.

Prueba de ello es que para 2016 las pérdidas de Fertinal -ya bajo la administración de Pemex- ascendieron a 565 millones 748 mil dólares, que según la conversión hecha por los propios auditores equivalían en ese momento a 11 mil 690 millones de pesos.

Para poner en proporción lo negativo de dicha inversión, cuando el Consejo de Administración aprobó la inversión lo hizo bajo el supuesto de que las ganancias anuales para Pemex serían de 560 millones de dólares en promedio. Lo que ocurrió fue exactamente lo contrario.

Además, los auditores alertaron que funcionarios de Pemex ocultaron deliberadamente la gravedad de lo ocurrido al no reportar en el estado de la Cuenta Pública 2016 el nivel de dicha pérdida. En su lugar solo registraron pérdidas netas por 41 millones de dólares, equivalentes solo 7% del perjuicio económico sufrido en ese año.

Ese no fue el único ejemplo de opacidad. En la auditoría 514-DE que forma parte de la denuncia, la ASF alerta que de manera deliberada Pemex no entregó información relacionada con los factores que se tomaron en cuenta para justificar la adquisición de Fertinal, la cual requirió una inversión inicial de 635 millones de dólares.

Lluvia de anomalías 

Detrás de la adquisición de Grupo Fertinal, la ASF reportó múltiples irregularidades no atendidas o ignoradas que luego ocasionaron perjuicios graves para las finanzas de Pemex. Se trata de fallos que la FGR deberá determinar si fueron producto solamente de negligencias o de corrupción.

El origen del problema es que Fertinal era una empresa prácticamente en quiebra al momento de su adquisición. Sus instalaciones en Baja California y Michoacán, en las que se producen fertilizantes, operaban por debajo de su capacidad de producción debido a que muchos de sus equipos ya no funcionaban o estaban obsoletos, con casi 30 años de antigüedad.

Eso provocaba que la compañía acumulara cinco años de bajas en su producción y tres años de pérdidas económicas. El no poder ganar más dinero del que invertía en su operación provocó que Fertinal recurriera a constantes financiamientos bancarios para seguir operando, lo que trajo consigo una deuda cada vez mayor.

Una auditoría externa contratada por Pemex antes de la adquisición desglosó de forma detallada múltiples factores por los cuales Fertinal era una inversión de riesgo, costosa y con pocas probabilidades de éxito.

Entre esas anomalías se alertaba, por ejemplo, de la depreciación acelerada de la empresa, retraso de pagos a proveedores, juicios laborales por casi un millón de dólares en su contra, poco capital para modernizar o expandir la exploración en las minas, las pérdidas acumuladas por años y cuentas por cobrar abiertas, la caducidad de la maquinaria, entre otras.

“Además de 2013-2015 los estados financieros consolidados de Fertinal presentaron inconsistencias en los registros: reconocimiento de revaluaciones de activos fijos del 65.2% del total de monto histórico, cancelación de pérdidas de ejercicios anteriores con la cuenta de reserva por revaluación y un ajuste por conversión presentado de forma incorrecta. Asimismo, Fertinal ha presentado pérdidas brutas y netas con respecto de las ventas en esos” indicó la ASF.

En una sesión del consejo de Pemex realizada previo a la adquisición de la planta dos consejeros independientes expresaron sus dudas y posición en contra de esta inversión. Uno de ellos dijo que no era prioritaria y sí muy riesgosa, mientras que el otro alertó que se trataba de una empresa que acumulaba pérdidas por años consecutivos, por lo que pagar más de 600 millones de dólares por ella era excesivo.

Sin embargo, las anomalías fueron completamente ignoradas por la dirección general de Pemex y el resto de los consejeros, quienes terminaron avalando esta adquisición en una sesión del Consejo de Administración realizada el 26 de octubre de 2015.

“En el escenario proyectado para el Caso de negocio Adquisición Fertinal, se utilizaron premisas basadas en tendencias de mercado muy inferiores a la situación real aunado a sinergias y mejoras que no se dieron o se dieron parcialmente”, indica la ASF.

De acuerdo con una auditoría posterior realizada en 2017 por la firma Ernst & Young, el valor real del complejo de Fertinal no superaba los 15 millones de dólares, cifra muy inferior a los más de 260 millones en que se valuaron sus acciones, y de los más de 400 que representaba sus deudas, todo lo cual fue cubierto con recursos de Pemex.

Pobre producción y más dinero perdido

La compra de Grupo Fertinal se justificó bajo la premisa de que con sus plantas nuestro país sería capaz de abastecer hasta una tercera parte del consumo nacional de fertilizantes y reducir a su vez la importación desde el extranjero. Se crearía además un círculo virtuoso ya que el gas y amoniaco que necesitaban las plantas serían suministrados por la propia Pemex. 

Pero esto no ocurrió así. En 2016 las plantas produjeron por debajo del 70 por ciento de su capacidad instalada mientras que el amoniaco para que funcionaran tuvo que ser importado casi en su totalidad desde Venezuela y Trinidad & Tobago. Para 2017 la situación había empeorado con un paro casi total de la producción.

“De acuerdo con el Informe de Gestión del Director General, la causa principal del bajo aprovechamiento de la capacidad instalada para producir fertilizantes se debió al deterioro de las plantas, que están en mantenimiento constante, y en consecuencia, presentan fallas operativas; además, la mina ha requerido mantenimientos constantes. Situación que debió considerarse previo a la compra de Grupo Fertinal”, indica la Auditoría.

El riesgo de una parálisis completa de las plantas de Fertinal por el estado de deterioro en el que se encontraban orillaron a Pemex a aprobar un plan de rescate con una nueva inversión de 120 millones de dólares para rehabilitar áreas clave de los complejos y tratar de agilizar la producción.

Aunque dicha inyección de recursos evitó un colapso, el dinero es insuficiente para poner a los complejos en condiciones óptimas. Una evaluación de Pemex arroja que, tan solo para modernizar la maquinaria preexistente, se requieren más de 300 millones de dólares 

Los implicados bajo la lupa

En la denuncia promovida ante la FGR, la Auditoría advierte que los integrantes del Consejo de Administración de Pemex contaron desde un inicio con información legal, económica, financiera, fiscal y ambiental suficiente que evidenciaba que la compra de Grupo Fertinal no era rentable y aún así aprobaron dicha inversión.

De acuerdo con datos de Pemex, los integrantes del consejo que participaron en la sesión en la que se aprobó la inversión, de acuerdo con datos de la administración actual de Pemex, eran el entonces secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, en su calidad de presidente, así como José Rogelio Garza Garza, Cuauhtémoc Ochoa Fernández y María de Lourdes Melgar Palacios, subsecretarios de Economía, Medio Ambiente y Energía.

También estuvo presente Emilio Lozoya, director de Pemex en aquel momento, Edgar Torres Garrido, director de Pemex Fertilizantes, Fernando Zendejas Reyes y Miguel Ángeles Flores Ramírez, secretarios del Consejo de Administración, entre otros.

La ASF destaca que en la operación de compraventa de Grupo Fertinal por parte de Pemex tuvieron participación diversos bancos, entre ellos Bancomext, Nacional Financiera y particularmente Banco Azteca que participó tanto de parte del lado vendedor como fiduciaria, así como del lado comprador al haber otorgado un crédito a Petróleos Mexicanos para la operación.

De acuerdo con una denuncia previa que la actual administración de Pemex había promovido por la adquisición de Fertinal, los bancos implicados también podrían ser responsables de un delito, al haber concedido créditos para una empresa que estaba en condiciones de quiebra como si fuera solvente.

Se prevé que la investigación abierta en su momento por la denuncia de Pemex se integre ahora a la abierta por la denuncia promovida por la ASF.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus en México: los pueblos que se niegan a vacunarse contra COVID

En muchas aldeas remotas del estado sureño de Chiapas las tasas de vacunación son de apenas el 2%.
21 de julio, 2021
Comparte

En noviembre de 2019, Pascuala Vázquez Aguilar tuvo un extraño sueño sobre su aldea Coquiltéel, enclavada entre los árboles en las montañas del sur de México.

Una plaga había llegado al pueblo y todos tenían que correr hacia el bosque. Se escondían en una choza cobijada por robles.

“La plaga no podía alcanzarnos allí”, dice Pascuala. “Eso es lo que vi en mi sueño”.

Unos meses después, la pandemia se apoderó de México y miles de personas morían cada semana. Pero Coquiltéel, y muchos otros pueblos indígenas pequeños del suereño estado de Chiapas, resultaron relativamente ilesos.

Aunque esto ha sido una bendición para sus pobladores, también presenta un problema.

Casi el 30% de los mexicanos ha recibido una dosis de la vacuna contra la covid-19 a julio, pero en el estado de Chiapas la tasa de vacunación es menos de la mitad.

En Coquiltéel y en muchas aldeas remotas del estado, probablemente se acerca apenas al 2%.

La semana pasada, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador comentó la baja tasa de vacunación en Chiapas y dijo que el gobierno debe hacer más esfuerzos para enfrentar esta situación.

“La gente no confía en el gobierno”

Pascuala es funcionaria de salud para 364 comunidades de la zona y recibió su vacuna.

Suele visitar el pueblo y los alrededores, y le preocupa traer la covid-19 de regreso a su familia y amigos que, como la mayoría de sus vecinos, no están vacunados.

Los miembros de estas comunidades están influenciados por las mentiras y rumores que circulan por WhatsApp.

Pascuala ha visto mensajes que dicen que la vacuna matará a la gente en dos años, que es un complot del gobierno para reducir a la población o que es una señal del diablo que maldice a quien la recibe.

Profesores son vacunados en Chiapa

AFP
Casi el 30% de los mexicanos ha recibido una dosis de la vacuna contra la covid-19 hasta el momento, pero en el estado de Chiapas la tasa de vacunación es menos de la mitad.

Este tipo de desinformación se está difundiendo por todas partes, pero en pueblos como Coquiltéel puede ser particularmente preocupante.

“La gente no confía en el gobierno. No ven que haga nada bueno, solo ven mucha corrupción”, dice Pascuala.

El municipio de Chilón, donde se encuentra la aldea de Coquiltéel, está compuesto predominantemente por indígenas descendientes de la civilización maya.

En Chiapas se hablan más de 12 idiomas tradicionales oficiales. El primer idioma en Coquiltéel es el tzeltal y solo algunas personas hablan español.

La comunidad indígena de esta parte de México tiene una larga historia de resistencia a las autoridades centrales, que culminó con el levantamiento zapatista de 1994.

“El gobierno no consulta a la gente sobre cómo quiere ser ayudada”, dice Pascuala. “La mayoría no cree que la covid-19 exista”.

Este no es solo un problema en México o en América Latina, está sucediendo en todo el mundo.

En el norte de Nigeria, a principios de la década de 2000 y más tarde en algunas zonas de Pakistán, la desconfianza en las autoridades hizo que parte de la población boicoteara la vacuna contra la polio.

Algunas de estas comunidades creían que la vacuna había sido enviada por Estados Unidos como parte de la llamada “guerra contra el terrorismo”, para causar infertilidad y reducir su población musulmana.

“Hay un terreno fértil para los rumores y la desinformación donde ya existe una falta de confianza en las autoridades y tal vez incluso en la ciencia”, dice Lisa Menning, científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga las barreras para la vacunación.

“Hay brechas de información y quizás campañas de comunicación mal diseñadas que históricamente se han dirigido a estas comunidades”, agrega.

Medicina herbal

Nicolasa Guzmán García pasa gran parte de su día en Coquiltéel cuidando a sus gallinas y cultivando vegetales para su familia. Ella cree que la covid-19 es real, pero no siente la necesidad de vacunarse.

“No salgo mucho de mi casa. No viajo a la ciudad, estoy enfocada en cuidar de mis animales”, dice.

La mujer cree que su estilo de vida tradicional protege a la comunidad, pues esta come alimentos frescos y saludables, toma aire fresco y hace ejercicio.

Y como muchas comunidades indígenas en América Latina, los tzeltales practican una mezcla de catolicismo y su antigua religión espiritual.

Mujer con síntomas de covid

AFP
Los miembros de estas comunidades están influenciados por mentiras y rumores que circulan por WhatsApp.

“No puedo decir si esta vacuna es buena o mala, porque no sé cómo se hizo, quién la hizo y qué contiene”, dice Nicolasa.

“Yo misma preparo mi medicina tradicional, tengo más confianza en ella”.

Su medicina es una mezcla de tabaco seco, alcohol casero y ajo que ayuda a los problemas respiratorios, y una especie de bebida hecha con flores de caléndula mexicana o agua de la planta de ruda para la fiebre.

El médico Gerardo González Figueroa ha tratado a las comunidades indígenas en Chiapas durante 15 años y dice que la confianza en la medicina herbal no es solo una tradición sino una necesidad, porque las instalaciones médicas a menudo están demasiado lejos.

Para él, si bien hay algunos la dieta tradicional pro, el estilo de vida y las prácticas curativas, lo extremadamente preocupante son las bajas tasas de vacunación.

“No creo que los esfuerzos del gobierno mexicano hayan sido lo suficientes para involucrar a toda la sociedad”, dice.

“Estas instituciones han estado actuando de manera paternalista. Es como ‘ve y ponte las vacunas'”.

Una persona aplica gel a pobladores

AFP

El gobierno federal ha dicho que su programa de vacunación es un éxito, con una disminución de la mortalidad del 80% en medio de la tercera ola de covid-19 que se extiende por las áreas urbanas más densamente pobladas de México.

¿Cómo aumentar las tasas vacunación?

Pascuala cree que las autoridades se rindieron con demasiada facilidad cuando vieron que la gente de estos pueblos rechazaba vacunarse.

“Es un falso binario pensar en la oferta y la demanda como cosas separadas”, dice Lisa Menning, de la OMS.

La científica explica que, en marzo, algunas encuestas hechas en Estados Unidos reflejaban que las comunidades de color también dudaban en vacunarse, hasta que las autoridades hicieron un gran esfuerzo para que la inoculación fuera accesible.

Ahora, las tasas de vacunación en estas comunidades son mucho más altas.

“Tener un acceso fácil, conveniente y realmente asequible a buenos servicios, donde haya un trabajador de salud que esté realmente bien capacitado y sea capaz de responder a cualquier inquietud y responda de una manera muy cariñosa y respetuosa, eso es lo que marca la diferencia”, afirma.

Vacuna contra la covid

Getty Images

“Lo que funciona mejor es escuchar a las comunidades, asociarse con ellas, trabajar con ellas”, agrega.

Coquiltéel es una de los millones de pequeñas comunidades rurales de todo el mundo en las que esto es muy deficiente.

Por ahora, todo lo que puede hacer Pascuala es seguir intentando convencer a la gente de que se vacune y está centrando sus esfuerzos en los que deben salir de sus pueblos, como los camioneros.

Pero hasta que todos estén vacunados, solo le queda confiar en otros poderes.

“Gracias a Dios vivimos en una comunidad donde todavía hay árboles y donde el aire todavía está limpio”, dice.

“Creo que de alguna manera, la Madre Tierra nos está protegiendo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chiWVxreqhU&t=10s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.