Colapso en Línea 12 afecta a comerciantes, sus ventas bajan hasta 80%
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Dalila Sarabia

Colapso en Línea 12 afecta a comerciantes, sus ventas bajan hasta 80%

Durante un recorrido por la zona, Animal Político confirmó -en un cuadra- al menos el cierre de cinco locales sobre avenida Tláhuac entre los que había dos lugares de comida (tacos y tortas), una farmacia y un local de aguas frescas y paletas congeladas.
Dalila Sarabia
25 de mayo, 2021
Comparte

A nueve kilómetros de la zona cero de la tragedia por el colapso de la Línea 12 la noche del 3 de mayo, hay otros afectados colaterales que se suman a los miles de usuarios que se quedaron sin metro, como Ignacio, César y Rogelio, cuyos negocios -ubicados en las inmediaciones de la estación Tláhuac- están a punto de quebrar porque desde hace casi un mes las personas y potenciales clientes ya no caminan por la zona, ya sea porque encontraron otras formas para trasladarse (incluido el uso de mototaxis) o porque el servicio emergente de camiones que cubren la ruta Mixcoac-Tláhuac obliga a los usuarios a entrar hasta el paradero de esta estación.

Son comerciantes y tienen sus locales de donas y tacos a unos metros del Metro Tláhuac, sobre la avenida que lleva el mismo nombre, justo ahí donde están las escaleras que conducían directamente a los torniquetes del metro, y que desde el accidente que cobró la vida de 26 personas y dejó a más de 80 heridos hacen todo lo posible por resistir para no bajar la cortina indefinidamente. Ya no hay clientes.

Leer más: Autoridades del Metro sabían de fallas en la Línea 12 desde antes de inaugurarla

“Para empezar con lo de la pandemia se tranquilizó mucho (la venta), después del accidente se acabó todo. Teníamos un modo de sobrevivir, con deudas y todo -como todo mexicano- pero era sustentable (sic), veníamos trabajando bien, podíamos pagar las deudas, pero ahorita no hay para dónde”, comparte Ignacio González, vendedor de donas en las inmediaciones del Centro de Transferencia Modal (Cetram) Tláhuac.

Cuenta que lleva ocho años con su negocio, lo abrió poco después de que inauguraran la Línea 12, pero la peor época la ha vivido en el último año.

¿Del total que vendía antes del accidente, ahorita en qué porcentaje han bajando sus ventas?, le pregunto.

“Hasta en un 80%”, dice sin el menor titubeo.

“Si tenemos un 20% (de venta) ya es demasiado”, subraya.

Afortunadamente la persona que le arrenda el local ha sido comprensible y le dijo que le reduciría la renta del espacio en tanto mejora la situación, sin embargo, el hombre no cree que eso vaya a pasar en breve.

“Abrimos toda la semana, lo que nos queda es ampliar el horario (…) ahorita estamos abriendo de las 06:00 horas y hasta la medianoche, a ver si en el último camión agarramos clientes”, comentó Ignacio.

“Abriendo el Metro esto se normaliza (…) lo que le pediríamos (al Gobierno de la Ciudad de México) es un apoyo para sobrevivir, no somos uno o dos, somos un buen de comercios. Hay muchos que desde la primera semana cerraron”.

Durante un recorrido por la zona, Animal Político confirmó -en un cuadra- al menos el cierre de cinco locales sobre avenida Tláhuac entre los que había dos lugares de comida (tacos y tortas), una farmacia y un local de aguas frescas y paletas congeladas.

“No les estamos pidiendo (al gobierno) regalado porque al fin y al cabo se pagan esos préstamos, pero sí estaría bien que nos ayudaran. Que hubiera un apoyo, una pagina, alguien a quien pudiéramos acercarnos”, pide el hombre.

Esperemos que con el Metrobús mejore

César Castillo es de los primeros comerciantes que abrieron sus negocios cuando se inauguró la Línea 12. El mejor lugar para hacerlo era justo en avenida Tláhuac, frente de la estación terminal de la línea dorada porque desde antes se había anunciado que el paradero Tláhuac sería libre de comercio. Lo que se buscaba era evitar que este espacio fuera como Indios Verdes o Tacubaya en donde se ha desbordado el comercio formal e informal. Apenas dos meses después de la apertura de la línea 12 el 30 de octubre de 2012, él abrió su local de tacos.

“El Metro le trajo mucha dignidad aquí a Tláhuac, muchas personas se animaron a conseguir trabajos por Mixcoac o por lados más lejanos donde literal se hacían 45 minutos para llegar, y ahorita muchos de esos clientes me comentan que ya no pueden ir porque no le salen los tiempos, porque gastan más y el desgaste es mayor”, comparte.

Pero no solo sus clientes la están pasando mal. Al paso de los años César ha visto cómo su negocio se ha ido deteriorando poco a poco.

Al principio tenía tres empleados y no paraba de vender. Trabajaba de lunes a sábado y el alguna ocasión también en domingo, pero rápidamente los problemas con la línea dorada comenzaron y con ello los de su negocio.

Primero fue el cierre del viaducto elevado por 20 meses -entre 2014 y 2015- porque había desgaste ondulatorio en las vías y representaba un riesgo para los usuarios. Las ventas en la taquería de César se fueron para abajo.

En 2017, tras el sismo del 19 de septiembre, también se tuvo que cerrar el viaducto elevado, y aunque apenas fueron algunos meses, sí se resintió en las ventas de César.

Ahora, con el colapso de una trabe en las inmediaciones de la estación Olivos de la Línea 12, el hombre hace malabares para evitar cerrar permanentemente su negocio.

“Bajó el 75% (las ventas) estamos trabajando al mínimo (…) yo abría de lunes a sábado, pero ahora solo abro de lunes a viernes”, explica César.

Generalmente abre su negocio al mediodía. Ya son las 14:00 horas y la cortina sigue abajo. Me dice: “A ver si abro como a las 15:00 horas”.

Transitar por Avenida Tláhuac es enfrentarse a un permanente ir y venir de gente en todas direcciones, sin embargo, a la altura de la estación Tláhuac la realidad es otra.

Salvo algunos policías de tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC) y algunas personas que esperan camiones rumbo al centro de Tláhuac y Chalco, no hay mayor movimiento.

“Desgraciadamente el que siempre sale afectado es el pequeño comerciante, el obrero, la gente común, la gente de la clase trabajadora como nosotros”, lamenta.

“En el mejor de los momentos tenía tres trabajadores, pero ahorita nada más uno y yo (…) vamos a aguantar, no hay de otra, la verdad es que el Gobierno (de la Ciudad de México) no nos da muchas opciones”.

Frente a su local observa pasar, casi sin parar, los camiones que dispuso la Secretaría de Movilidad (Semovi) para brindar servicio emergente de Mixcoac a Tláhuac, pero ninguno de ellos baja a los usuarios frente al Cetram, ahí donde está su negocio y desde donde es posible subir las escaleras para ingresar al paradero. Por el contrario, los camiones siguen de largo y dan una vuelta -que puede llegar a tomar hasta 15 minutos- para poder entrar al paradero y bajar a los pasajeros.

Si permitieran que los pasajeros descendieran sobre avenida Tláhuac, estima, no solo ellos ganarían tiempo en sus viajes, sino que él tendría mayor oportunidad de que vieran su negocio y consumieran en él.

“Ahorita está el patrón aguantando la situación, pero esperemos que con el Metrobús mejore esto porque ya hay negocios que cerraron”, dice por separado Rogelio Ávila.

Hace siete meses que trabaja en las Carnitas el Dorado. Él atiende, pero este lunes -como hace ya un par de semanas- no tiene ningún cliente.

Está ahí parado detrás del mostrador -con su mandil y cubrebocas- esperando que alguien se acerque.

“Se cayó casi en un 80% la venta. Ya no hay gente, no pasa ninguna persona, está todo vacío como si fuera domingo”, lamenta.

De acuerdo con el secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, a partir de este miércoles 26 de mayo operará el Metrobús de Tláhuac a Atlalilco y de regreso y aunque aún serán consideradas pruebas, ya se permitirá el ascenso y descenso de usuarios

“Hemos estado ahorita haciendo pruebas preoperativas con autobuses de Metrobús, pero en el miércoles ya podrá haber ascenso de usuarios; los cual nos permitirá seguir ajustando toda la operación a lo largo de esta semana para hacer las modificaciones necesarias para hacer el servicio más eficiente, todavía será periodo de pruebas, pero ya es un periodo de pruebas con personas”, detalló el funcionario en conferencia de prensa.

En las estaciones Atlalilco y Tláhuac, observó Animal Político, ya se balizó la zona y se instalaron estructuras para el ascenso y descenso de usuarios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el metaverso, el nuevo universo digital por el que apuestan los gigantes tecnológicos

Facebook y otras grandes tecnológicas han hecho de la construcción de este universo digital una de sus grandes prioridades.
19 de octubre, 2021
Comparte

Facebook acaba de anunciar que contratará a 10.000 personas en Europa para desarrollar el “metaverso”.

¿Pero de qué trata exactamente este concepto que acapara cada vez más titulares, concentra más inversión de grandes compañías tecnológicas y se describe como la próxima gran frontera del mundo digital?

¿Qué es el metaverso?

Es aún una idea en desarrollo y alguien ajeno a la industria le podría parecer simplemente una versión mejorada de la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés).

Pero los expertos dicen que será a la VR lo que los smartphones fueron, en términos de revolución tecnológica, a los rudimentarios primeros teléfonos inteligentes.

A este universo virtual se accedería con un visor de VR y probablemente con un avatar en 3D, y conectaría todo tipo de entornos digitales.

A diferencia de la realidad virtual actual, que se utiliza principalmente para los videojuegos, el metaverso se usaría pues para todo tipo de actividades: trabajo, juegos, conciertos, cine o simplemente para pasar el rato.

Una mujer usando un visor de realidad virtual.

Getty Images
Facebook ha invertido mucho en realidad virtual a través de su dispositivo Oculus.

¿Por qué se volvió importante de repente?

El interés por los mundos digitales y la realidad aumentada resurge cada tanto en cuanto.

Y ahora hay un gran entusiasmo por el metaverso entre los inversores con gran capital y los gigantes de tecnológicos. Nadie quiere quedarse atrás si resulta ser el futuro de internet.

Además, por primera vez existe la sensación de que la tecnología necesaria está casi lista, con los avances en los juegos de realidad virtual y la conectividad.

Una mujer usando un visor de realidad virtual.

Getty Images
La realidad virtual ofrece miles de usos.

¿Por qué está involucrado Facebook?

Facebook ha hecho de la construcción del metaverso una de sus grandes prioridades.

Ha invertido mucho en realidad virtual a través de su dispositivo Oculus, que es más barato que el de sus rivales.

Según los analistas, el precio podría estar causando pérdidas a la compañía, que a cambio consigue que el visor de su marca llegue a más personas.

También está creando aplicaciones de realidad virtual para reuniones sociales y para el lugar de trabajo, incluidas las que permiten interactuar con el mundo real.

Avatares virtuales en una reunión.

Reuters
El lugar de trabajo imaginado por Facebook tiene salas de reuniones virtuales en las que las personas aún pueden usar sus computadoras del mundo real al mismo tiempo.

A pesar de su historial de adquirir a las compañía rivales, Facebook afirma que el metaverso “no será construido de la noche a la mañana por una sola empresa” y ha prometido colaborar con el sector.

Recientemente ha invertido US$50 millones en financiar grupos sin fines de lucro para ayudar a “construir el metaverso de manera responsable”.

Aunque la red social cree que tardará entre 10 y 15 años en consolidarse.

¿Quién más está interesado en el metaverso?

Tim Sweeney, el director de Epic Games (propietario de Fortnite), lleva tiempo hablando de sus aspiraciones en relación con esta tecnología.

Los juegos multijugador en línea comparten mundos interactivos desde hace décadas.

No son el metaverso, pero tienen algunas ideas en común con él.

En los últimos años, Fortnite expandió su producto, organizó conciertos, eventos de marca y muchas más cosas dentro de su propio mundo digital.

Un adolescente jugando.

Getty Images
Más de 12 millones de jugadores se registraron para ver el concierto de Fortnite del rapero Travis Scott.

Otros videojuegos también se están acercando a una idea de metaverso.

Roblox, por ejemplo, es una plataforma con miles de juegos que están conectados a un único ecosistema más grande.

Mientras tanto, Unity, una plataforma de desarrollo 3D, está invirtiendo en “gemelos digitales”, copias digitales del mundo real.

Y la empresa de gráficos Nvidia está construyendo su “Omniverso”, que describe como una plataforma para conectar mundos virtuales 3D.

Entonces, ¿se trata de videojuegos?

No.

Aunque hay ideas distintas sobre lo que podría ser el metaverso, la mayoría ven la interacción social humana como el núcleo de todo.

¿Se puede ir al gimnasio de forma virtual?

Getty Images

Facebook, por ejemplo, ha estado experimentando con una aplicación de reuniones de realidad virtual llamada Workplace y un espacio social llamado Horizons en las que se utilizan avatares.

Otra aplicación de realidad virtual, VRChat, se centra por completo en pasar el rato on line y charlar, sin otro objetivo o propósito que no sea explorar entornos y conocer gente.

Y puede que haya toda una serie de aplicaciones posibles aún por descubrir.

En esa línea, Sweeney le dijo recientemente a The Washington Post que imagina un mundo en el que un fabricante de automóviles que intenta anunciar un nuevo modelo “preste su automóvil en el mundo virtual y deje conducirlo”.

Quizás cuando vayas de compras por internet, primero te pruebes la ropa en versión digital y luego la pidas para que te llegue en el mundo real.

Una mujer se prueba ropa

Getty Images
La realidad virtual permite probar ropa antes de comprarla.

¿Existe ya la tecnología para desarrollarlo?

La realidad virtual ha recorrido un largo camino en los últimos años.

Existen dispositivos de alta gama que pueden engañar al ojo humano para que vea en 3D mientras el jugador se mueve por un mundo virtual.

También se ha vuelto más común: el casco para juegos de realidad virtual Oculus Quest 2 fue un popular regalo en la Navidad de 2020.

La explosión del interés por los NFT, que pueden proporcionar una forma de rastrear de manera confiable la propiedad de bienes digitales, podría ser una muestra de cómo funcionaría una economía virtual.

Y los mundos digitales más avanzados necesitarán una conectividad mejor, más consistente y más móvil, algo que podría resolverse con el lanzamiento de 5G.

Por ahora, sin embargo, está todo en una etapa inicial.

La evolución del metaverso, si es que ocurre, se librará entre los gigantes tecnológicos durante la próxima década, o tal vez incluso más.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.