Médico de farmacia enfrenta meses de recuperación tras caer por COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

La COVID dejó a José sin levantarse: médico de farmacia enfrenta meses de recuperación

José, de 43 años, es médico de farmacia, se contagió de COVID en febrero y pasó mes y medio intubado.
Especial
8 de mayo, 2021
Comparte

José Ramírez hacía entre 25 y 30 pruebas de COVID al día en el consultorio de la cadena de farmacias donde trabajaba. En febrero, se contagió de la enfermedad, lo que le provocó falla multiorgánica, está vivo solo por los aparatos que le daban soporte. 

Desde hace dos semanas volvió a casa, pero pasarán muchos meses para que pueda regresar realmente a la vida. Le cuesta hablar, tiene oxígeno suplementario, no puede levantarse de la cama por su pie, tiene convulsiones, crisis de ansiedad y hay mañanas en las que le pregunta a su esposa, Sofía Álvaro Pérez, si de verdad está vivo y está con ella, o solo está soñando, como lo hacía cuando estaba sedado e intubado.

Leer más: Perder la movilidad y la fuerza en extremidades, otra secuela de la COVID

José tiene 43 años y es médico general. Presta sus servicios en un consultorio de la cadena Farmacias del Ahorro. Es decir, es médico de farmacia, un empleo que ha saltado a las noticias por las protestas de estos profesionales, a quienes hasta ahora las autoridades sanitarias del país han dejado sin vacuna. 

La omisión ha vuelto a echar luz sobre las condiciones en las que laboran –la mayoría por honorarios y sin prestaciones– y sobre el papel que han tenido en esta pandemia. La Asociación Nacional de Farmacias (Anafarmex) calcula que hay unos 36 mil médicos trabajando en consultorios anexos a estos establecimientos. 

Contra el argumento de las autoridades de salud de que no los han vacunado porque no son primera línea, se han alzado los testimonios de médicos relatando en medios sus jornadas en las que atienden hasta a 14 pacientes confirmados o sospechosos de COVID. 

Pero eso es solo cuando se trata de dar consulta. Si se le suma hacer pruebas rápidas, entonces la exposición al virus es mucho mayor. 

A José le tocaba eso. La cadena Farmacias del Ahorro, donde labora desde hace tres años, empezó a ofertarlas y la gente respondió haciendo largas filas afuera de los establecimientos. En los días más demandantes, José dice que debió haber hecho hasta 40 en una sola jornada. 

No recuerda con exactitud cuándo tuvo que empezar a tomar las muestras de la garganta de los clientes y meterlas en esos dispositivos pequeños, como de prueba de embarazo, que se usan para las pruebas rápidas de COVID, pero cree que empezó por julio. En febrero fue cuando se enfermó. Aguantó mucho con la alta exposición al riesgo porque se cuidaba todo lo que podía, dice. 

La cadena de farmacias le daba una bata quirúrgica desechable por día. También le daban cubrebocas, googles, careta y guantes. Él se compraba cada semana, como protección adicional, un traje tyvek (de los que parecen los de astronauta), y se lo ponía debajo de la bata desechable. 

También se compró una máscara especial, que usaba en lugar de la careta que le daban, y con la que parecería más bien un agente antimotines. 

José y Sofía creen que el virus aprovechó un intento de ahorrar material de un supervisor nuevo, que en lugar de darle los guantes suficientes para desechar en cada toma de muestra, le pidió que en lugar de usar un par cada vez, usara solo uno en la mano derecha. La izquierda del médico quedaba desnuda y expuesta por esa instrucción. 

El 1 de febrero, José tenía dolor de cabeza, fiebre y tos. En el consultorio que tiene en su casa, donde también recibía pacientes COVID después de volver del trabajo, se hizo él solo la prueba. Salió positiva. También se la aplicó a su familia: a su esposa, suegra, abuela política y cuñada, con quienes vivía. Todos estaban contagiados.

Solo José pisó el hospital. Ingresó el 2 de febrero. Su cuadro se agravó por la obesidad: pesaba 120 kilos. Todavía con la segunda ola de COVID sin controlarse y con los sanatorios llenos, lo tuvieron que mandar a un hospital para niños, el Infantil de México, donde la atención de José costó 10 millones de pesos. 

“Ni vendiendo la casa hubiéramos podido pagar eso. Pero José tiene seguro de gastos médicos mayores y de Star Médica lo mandaron al infantil”, dice Sofia. 

Él es de los afortunados en este sector de los médicos generales que trabajan en consultorios anexos a farmacias: está por honorarios, pero tiene vacaciones, y seguro de vida, así como de gastos médicos mayores. “Me lo dieron al año y medio de estar trabajando en Farmacias del Ahorro”, dice. 

Hasta el 26 de abril, de acuerdo a información de la Secretaría de Salud, se habían contagiado de COVID-19 en México, 235 mil 243 integrantes del personal de salud y 3 mil 829 habían fallecido. 

El roce con la muerte 

En el hospital, los médicos primero intentaron ponerle solo puntas nasales. Pero José no lograba llevar oxígeno suficiente a sus pulmones y el aire frío que le llegaba a la nariz, a través de los pequeños tubos, le daba una mayor sensación de asfixia. Le preguntó a su médico qué probabilidades tenía de sobrevivir si lo intubaban. La respuesta fue que tenía 75% de oportunidad. Pidió el soporte ventilatorio. Era 7 de febrero.

“Me llamó para decirme que lo iban a intubar y yo temblaba. Solo le decía: ‘No, no, no puede ser’. Pero él me dijo que todo iba a estar bien. Y antes de colgar solo le dije que lo esperaba acá en la casa”, cuenta Sofía. 

José tuvo varias complicaciones. Incluso sufrió un proceso inflamatorio que hizo que su tamaño se triplicara. “Rompió cinco camas en el hospital. Lo pasaban de una a otra porque no lo aguantaban”, dice Sofia. 

Esa inflamación comprometió el funcionamiento de sus órganos vitales. Tuvieron que darle soporte con máquinas, medicamentos y transfusiones, de las que le hicieron una decena. 

“Rocé la muerte. No es verdad que ves un túnel de luz. En ese limbo yo soñaba que estaba en mi pueblo, en casa con mis dos gatos y Sofía, o en un programa de televisión: en un reality show”, cuenta José, con el ritmo lento para hablar, como el de un acetato girando a otra revolución, que le ha dejado por ahora como secuela la COVID-19 y los días con el tubo en la garganta.

El 22 de febrero, el médico le dijo a Sofía que se preparara para lo peor. La puso en videollamada para que pudiera despedirse de José. Pero ella no lo entendió así, o no quiso entenderlo, y solo soltó ante la pantalla al ver a su esposo un: “Qué guapo estás!”.

Desde ese momento se las arregló para enviarle cartas a su marido. Usó como correo humano a las enfermeras. Las convenció para recibirlas y que se las leyeran. También logró que, a escondidas, le llamaran a ella desde sus celulares para poder hablar con él. José estaba sedado, pero aún con la sedación los pacientes escuchan y ella lo sabía. 

“Cada vez que llegaba una llamada del médico o un mensaje, yo temblaba -dice Sofía. Muchos días todo fue: su esposo está grave, prepárese para lo peor. Pero desde que yo me comunicaba con él, empezó a estabilizarse y un día –el día que falleció mi abuelita por COVID– me llamaron para decirme que ya no lo tenían pronado (boca abajo) y que iba mejor”. 

Apenas hace una semana que José volvió a su hogar. Sofía tuvo que conseguir un concentrador de oxígeno y una cama especial para que no se les hagan llagas. Lo que antes era el consultorio de José para recibir pacientes en casa, se volvió sala de recuperación. “Llevamos, en todo lo que se ha necesitado después de su salida del hospital, unos 100 mil pesos y esto ya corre por nuestra cuenta”. 

José y Sofía en lo que era el consultorio en casa del médico y ahora es sala de recuperación.

José y Sofía en lo que era el consultorio en casa del médico y ahora es sala de recuperación.

También deberán correr por cuenta de Sofia y José, las fisioterapias, consultas, estudios y medicamentos que se requieran como parte de la recuperación del médico. 

Al menos en los próximos ocho meses, José no podrá volver a trabajar, pero la empresa lo indemnizó, le pagará el 70% de lo que ganaba al mes y han prometido que conservará su empleo. 

En ese tiempo, José también espera volver a la maestría en medicina estética y rejuvenecimiento, que estaba cursando en línea cuando se contagió de COVID. A eso quiere dedicarse en cuando acabe de estudiar. 

Animal Político consultó a Farmacias del Ahorro sobre el caso de José pero dijeron que no tenían comentarios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Las consecuencias del cambio climático son irreversibles", alerta la ONU en el informe más completo hasta la fecha

El calentamiento global provocado por los humanos ha causado daños irreparables a la Tierra que pueden empeorar en las próximas décadas, dicen los científicos en un informe histórico.
9 de agosto, 2021
Comparte

“Una alerta roja para la humanidad”.

Así es como el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, describe las conclusiones de un histórico informe de la ONU publicado este lunes sobre el cambio climático, el más completo hasta la fecha.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático* (IPCC, por sus siglas en inglés) evaluó cómo el calentamiento global cambiará el mundo en las próximas décadas tras examinar más de 14 mil artículos científicos.

Según los científicos, las emisiones continuas de gases de efecto invernadero podrían quebrar un límite clave de la temperatura global en poco más de una década.

También creen que “no es posible descartar” una subida del nivel del mar que se acerque a los 2 metros a finales de este siglo.

Pero hay una nueva esperanza de que los recortes profundos en las emisiones puedan estabilizar el aumento de las temperaturas, agregan los expertos.

gráfico - calentamiento

BBC

“Si unimos fuerzas ahora, podemos evitar una catástrofe climática. Pero, como deja claro el informe, no hay tiempo para demoras ni lugar para excusas“, dijo Guterres.

Este es el primero de una serie de estudios que el IPCC publicará en los próximos meses sobre cambio climático, y la primera revisión importante de esta amenaza medioambiental desde 2013.


Datos básicos del informe del IPCC

  • La temperatura media mundial fue 1,09 °C más alta entre 2011-2020 que entre 1850-1900.
  • Los últimos cinco años fueron los más calurosos registrados desde 1850.
  • La tasa reciente de aumento del nivel del mar casi se ha triplicado en comparación con 1901-1971.
  • La influencia humana es “muy probablemente” (90%) el principal impulsor del retroceso global de los glaciares desde la década de 1990 y la disminución del hielo marino del Ártico.
  • Es “prácticamente seguro” que las temperaturas extremas, incluidas las olas de calor, se han vuelto más frecuentes e intensas desde la década de 1950, mientras que los eventos fríos se han vuelto menos frecuentes y menos severos.

Los científicos dicen que “es inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra“.

“Es una constatación de hechos; es indiscutible que los humanos estamos calentando el planeta, no podemos estar más seguros”, dijo uno de los autores del informe, el profesor Ed Hawkins, de la Universidad de Reading, Reino Unido.

Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial hizo una analogía deportiva: “Se podría decir que la atmósfera ha estado expuesta al dopaje, lo que significa que hemos comenzado a observar los extremos con más frecuencia que antes”.

Los autores del estudio dicen que, desde 1970, las temperaturas de la superficie global han aumentado más rápido que en cualquier otro período de 50 años durante los últimos 2,000.

Este calentamiento “ya está afectando a muchos fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en todas las regiones del mundo”, aseguran.

inundaciones

Getty Images
Las recientes inundaciones en el centro de China provocaron muchas muertes – y son consecuencia del cambio climático.

Ya sean olas de calor como las experimentadas recientemente en Grecia y el oeste de América del Norte, o inundaciones como las de Alemania y China, “su atribución a la influencia humana se ha fortalecido” durante la última década.

Cambios irreversibles

El nuevo informe también deja en claro que el calentamiento que hemos experimentado hasta la fecha ha generado cambios en muchos de nuestros sistemas de soporte planetario que son irreversibles en escalas de tiempo de siglos a milenios.

Los océanos seguirán calentándose y se volverán más ácidos. Los glaciares de montaña y polares continuarán derritiéndose durante décadas o siglos.

“Las consecuencias seguirán empeorando con cada calentamiento”, dijo el profesor Hawkins.

“Y para muchas de estas consecuencias, no hay vuelta atrás“.

¿Podemos limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 °C?. [ 1,1 °C es el aumento de temperatura global desde la época preindustrial, en grados Celsius. ],[ 2.400 miles de millones de toneladas de CO2 emitimos los humanos hasta ahora. ],[ 500 miles de millones más dejaría el 50% de posibilidades de permanecer por debajo de 1,5 °C. ],[ 40 miles de millones de toneladas CO2 emite la humanidad cada año. ], Source: Fuente: IPCC, Image:

En lo que respecta al aumento del nivel del mar, los científicos han modelado un rango probable de diferentes niveles de emisiones.

Sin embargo, no se puede descartar un aumento de alrededor de 2 metros para finales de este siglo, ni tampoco un aumento de 5 metros para 2150.

Tales resultados, aunque poco probables, amenazarían a muchos millones de personas más en las zonas costeras con inundaciones para el año 2100.

gráfico - aumento nivel del mar

BBC

Altas temperaturas

Un aspecto clave del informe es la tasa esperada de aumento de las temperaturas y lo que significa para la humanidad.

Casi todas las naciones de la Tierra se adhirieron a los objetivos del acuerdo climático de París en 2015.

Ese pacto tiene como objetivo mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 °C en este siglo y continuar los esfuerzos para mantenerlo por debajo de los 1,5 °C.

incendios en Grecia

Reuters
Los incendios forestales que han arrasado áreas de Grecia en los últimos días son otro ejemplo del daño que le estamos causando al planeta.

Según el informe, en todos los escenarios de emisiones considerados por los científicos, ambos objetivos se romperán este siglo a menos que se produzcan grandes recortes de emisiones de dióxido de carbono.

Los autores creen que se alcanzará 1,5°C en 2040 en todos los escenarios. Si las emisiones no se reducen drásticamente en los próximos años, puede suceder incluso antes.

Esto se predijo en un informe especial del IPCC en 2018 y este nuevo estudio lo confirma.

“Llegaremos al 1,5 °C. mucho antes . Ya lo alcanzamos en dos meses durante El Niño en 2016“, dijo el profesor Malte Meinshausen, también autor del informe del IPCC, de la Universidad de Melbourne, en Australia.

“La mejor estimación del informe es a mediados de 2034, pero la incertidumbre es enorme y varía entre ahora y nunca”.

gráfico - calentamiento

BBC

Las consecuencias de que las temperaturas globales aumenten más de 1,5 °C en años serían negativas para el planeta, que ya ha experimentado un rápido repunte en temperaturas extremas.

“Veremos olas de calor todavía más intensas y frecuentes”, dijo Friederike Otto, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, otra autora del informe.

“Y también veremos un aumento de fuertes lluvias a escala global y también de algunos tipos de sequías en algunas regiones del mundo”.

Carolina Vera, vicepresidenta del grupo de trabajo que produjo el documento, dijo: “El informe muestra claramente que ya estamos viviendo las consecuencias del cambio climático en todas partes. Pero experimentaremos más cambios simultáneos que aumentan con cada golpe adicional de calentamiento “.

sequía

Reuters
Los científicos pronostican que las sequías aumentarán.

Entonces, ¿qué puede hacerse?

Si bien este informe incide sobre las desventajas del calentamiento global, los científicos tienen más esperanzas de que si podemos reducir las emisiones globales a la mitad para 2030 y alcanzar cero emisiones netas a mediados de este siglo, podemos detener y posiblemente revertir el aumento de temperaturas.

Alcanzar el cero neto implica reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tanto como sea posible utilizando tecnología limpia y luego enterrar las emisiones restantes mediante la captura y almacenamiento de carbono, o absorberlas plantando árboles.

“Antes se pensaba que podíamos aumentar las temperaturas incluso después del cero neto”, dijo otro coautor, el profesor Piers Forster de la Universidad de Leeds, Reino Unido.

gráfico - pequeño cambio

BBC

“Pero ahora esperamos que la naturaleza sea amable con nosotros y si somos capaces de alcanzar el cero neto, es de esperar que no aumentemos más la temperatura global; y si somos capaces de lograr un cero neto de gases de efecto invernadero, deberíamos poder eventualmente revertir parte de ese aumento y lograr un enfriamiento”.

Pese a que las proyecciones futuras del calentamiento son más claras que nunca y muchos impactos simplemente no pueden evitarse, los autores no son fatalistas.

“Reducir el calentamiento global realmente minimiza la probabilidad de alcanzar estos puntos de inflexión”, dice la climatóloga Friederike Otto: “No estamos sentenciados”.

Un punto de inflexión sería cuando parte del sistema climático de la Tierra sufra un cambio abrupto en respuesta al continuo calentamiento global.

Para los líderes políticos, el informe es otro en una larga lista de llamadas de atención de los científicos a los gobiernos. Pero dado que se acerca la cumbre climática global COP26 de noviembre, esta vez tiene más peso.


*El IPCC es un organismo de la ONU creado en 1988 para evaluar la ciencia en torno al cambio climático. Publicó su primer informe de evaluación sobre el cambio climático en 1992. El sexto de la serie se dividirá en cuatro volúmenes; el de este lunes es el primero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.