En 2014 se descartó falla estructural en L12; faltó mantenimiento: abogado de Horcasitas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

En 2014 investigación descartó falla estructural en Línea 12; faltó mantenimiento, dice abogado del exencargado del proyecto

El abogado del exdirector del proyecto Metro, Enrique Horcasitas, señala que fue la falta de mantenimiento lo que ocasionó la falla estructural, pues en 2014 tras una revisión no se encontraron averías.
AFP
Por Dalila Sarabia
16 de junio, 2021
Comparte

En 2014, cuando los 11.5 kilómetros del viaducto elevado de la Línea 12 se cerraron para hacer correcciones a las vías por seguridad, y hacer una revisión de la ingeniería electromecánica, también se revisó la civil, sin que en ese momento se advirtieran riesgos por una mala construcción.

Se trató de un trabajo realizado por el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) quienes el 9 de abril de 2014 firmaron un convenio de colaboración con la comisión investigadora de la Línea 12 para brindar todo tipo de asesoría técnica en materia de ingeniería civil relacionada con las obras de infraestructura de la línea dorada.

En el Primer Informe Preliminar del grupo asesor técnico, el CICM informó que “descartamos que el origen de la problemática de la Línea 12 del Metro tenga que ver con el proyecto de ingeniería civil” y enumeraron ocho documentos, entre ellos el reglamento de construcciones del entonces DF, las normas complementarias, las normas particulares internacionales para puentes e incluso, las normas para cargas vehiculares del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, mismos que, concluyeron, se siguieron satisfactoriamente durante el proceso constructivo.

Lee: ‘Lo que se hizo en el Metro está en archivos oficiales’: dice Mancera a Ebrard por críticas en Línea 12

Y aunque en la ingeniería civil no se encontraron problemáticas, sí recomendaron a las autoridades a que llevaran a cabo, periódicamente y después de cualquier evento extraordinario como un sismo, mantenimiento preventivo a las estructuras metálicas y de concreto reforzado.

Además de que mantuvieran un monitoreo permanente de los asentamientos y deformaciones previstas desde su concepción a fin de que éstas se mantuvieran dentro de los estados límites de servicio permitidos para obras de este tipo.

Cabe destacar que en ese mismo año la empresa Systra, contratada para que también hiciera un diagnóstico del viaducto elevado, reportó en el informe final de diagnóstico que en el viaducto elevado había diversas deficiencias como problemas de drenaje y fugas, fisuras, grietas e irregularidades en la geometría, sin embargo, en sus conclusiones no se alertó que la obra civil estuviera comprometida.

“En relación con la infraestructura civil, el comportamiento de las obras en el tramo en viaducto es normal, no hay riesgo de desarrollo vibratorio bajo el paso de los trenes por problemas estructurales. Systra confirma que el origen principal de los desgastes es un problema del trazo de la vía combinado con las características del material rodante FE10, las cuales aumentan los esfuerzos de rozamiento transmitidos a la vía”, concluye la firma francesa, especialista en infraestructura de transporte público, en el reporte que entregó a las autoridades capitalinas y del Metro de la ciudad.

Entérate: CDMX aún debe 500 mdd por renta de trenes de Línea 12, aunque no den servicio

En entrevista con Animal Político, Alejandro Romano, abogado de Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro de la CDMX, explicó que, de acuerdo a lo contemplado por el manual de mantenimiento de la Línea 12, del 30 de octubre de 2012 -cuando se inauguró la línea dorada-, al 3 de mayo pasado -cuando colapsó un tramo de la estructura elevada-, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro debería haber hecho o supervisado, al menos, 12 inspecciones al viaducto elevado.

Por ello, dijo, las causas del colapso de una parte del viaducto elevado que cobró la vida de 26 personas y dejó a más de 70 lesionados, no podrían adjudicarse a un tema de falla estructural de origen, sino más bien a un proceso de deterioro que no fue advertido por falta de mantenimiento.

“Que un desperfecto, que un daño, que una anomalía de una parte esencial para la estabilidad de la estructura llegue a tener tal magnitud que provoque el colapso de la misma, no puede ser ipso facto, de súbito. Se produce la anomalía y se produce simultáneamente el colapso de la trabe son cosas que no pueden suceder de súbito, de necesidad (sic) tuvo que existir un proceso de deterioro de un elemento importante de la estructura que no fue advertido y que durante el tiempo que llevó ese proceso de deterioro todo indica que incluso tuvo que hacerse aparente, no podía permanecer imperceptible a una inspección llevada por peritos”, explicó el abogado.

Mantenimiento periódico 

Los detalles del mantenimiento que debía recibir la línea 12 del metro están contenido en un documento de mil 041 páginas en el que se detalla las labores preventivas y correctivas que se debían seguir para garantizar la operación de la línea.

Entre todos los apartados con los que cuenta, llama la atención el punto 7 que directamente se refiere al mantenimiento de los elementos de concreto del tramo elevado que incluye las columnas y muros, las trabes del sistema de piso y escaleras en los accesos, losas macizas y compuestas en tramo y cuerpo de estaciones (bajo andén), columnas de los apoyos y cabezales de los apoyos.

“Para garantizar el buen comportamiento de los elementos arriba mencionados durante su servicio será necesario verificar su integridad para corregir en forma inmediata los posibles defectos o daños que aparezcan antes de que se agraven o provoquen otros defectos en la estructura”, se lee en el manual de mantenimiento del cual Animal Político tiene copia.

Romano explicó que en el primer año de operación de la línea dorada se tuvieron que llevar a cabo cuatro inspecciones, una cada trimestre. Éstas, detalló, le correspondieron al consorcio constructor pues así estaba contemplado en el contrato.

Lee más: Línea 12 del Metro, un descontrol que también afecta a los trabajadores y a la calidad del servicio

Para el segundo año de operaciones, el manual dispone la realización de dos inspecciones, una cada seis meses, mientras que para el tercer año de inaugurada se debía llevar, al menos, una inspección anual.

Todos esto, hay que subrayar, estaría condicionado a que hubiera un sismo magnitud igual o mayor a los 6.5 grados, lo que significaría el llevar a cabo mantenimientos mucho más profundos y especializados utilizando estudios radiográficos, de ultrasonido y de líquidos penetrantes para identificar cualquier fisura o anomalía en soldaduras, remaches, pernos, tornillería o cualquier parte de la estructura que no se pudiera advertir mediante una inspección ocular.

“Esto conduce a un callejón sin salida. Si fue una falla de origen entonces es una falla que se dio hace por lo menos ocho años y medio, si no es que más, cuando se terminó de construir el tramo elevado (…) entonces esa falla de origen pues no ha de haber sido tal que tardó ocho años y medio a hacer crisis, o bien, esa falla de origen -de cómo sea que existiera de cuando fue su origen- pues se fue profundizando y se fue agravando con el paso del tiempo porque nunca la advertiste aunque tenías que darle un mantenimiento constante al tramo elevado”, señaló Romano.

El abogado cuestionó las labores hechas después del sismo del 19S, pues, aunque se intervino una parte del viaducto elevado que se dañó a causa del temblor, no se advirtió la presencia de la falla que, insistió, no pudo presentarse de un momento a otro.

“¿No la advertiste, no pasó nada o estaba perfecto?, porque no hiciste nada ahí, quiere decir que estaba perfecta y entonces debo entender que el mal trabajo de la soldadura todavía no hacía crisis, hizo crisis un buen día del 3 de mayo y entonces en ese momento colapsó la trabe, en ese instante sucedió todo… cuesta mucho trabajo entenderlo, parece inverosímil el asunto”, sostuvo Romano.

Transparencia

En la víspera de la presentación de una parte del dictamen encomendado a hacer a la firma DNV a fin de hallar las causas del fatídico accidente, el litigante llamó a las autoridades del Metro a actuar con transparencia y dar a conocer los reportes, memorias o cualquier documento que acredite la realización de las labores de mantenimiento a la línea 12, especialmente al tramo elevado.

“Para mi el gran problema está en que el que tenía a su cargo llevar a cabo tareas de mantenimiento y en lugar de demostrarlo lo oculta, está actuando en su propia contra porque su problema es acreditarlo, no ocultarlo porque ocultarlo le perjudica porque él tiene la carga de la prueba de demostrar que lo hizo, qué fue lo que se hizo y cómo se hizo y, además, qué resultó de las inspecciones que se practicaron porque a ver, no quiero ni pensar que una inspección hubiera advertido una anomalía y no la repararan porque entonces estaríamos hablando de otra cosa, la gravedad sería brutal”, alertó Romano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: cómo surgió el Talibán y otras 5 preguntas clave sobre el grupo islamista

Expertos han advertido que tras la retirada de la OTAN y de EE.UU. Afganistán podría estar en camino a una caótica guerra civil.
16 de agosto, 2021
Comparte

Los talibanes fueron derrocados del poder en 2001, tras una incursión militar liderada por Estados Unidos, pero poco a poco el grupo islamista fue ganando fuerza a lo largo y ancho de Afganistán, hasta retomar efectivamente el control del país a mediados de agosto de 2021.

Mientras EE.UU. se prepara para completar la retirada de sus tropas antes del 11 de septiembre, tras dos décadas de guerra, los talibanes invaden puestos militares afganos, pueblos y aldeas, y ciudades clave, incluida Kabul.

Los talibanes habían entrado en conversaciones directas con EE.UU. en 2018, y el año pasado ambas partes llegaron a un acuerdo de paz en Doha que comprometía a Estados Unidos a retirarse y a los talibanes a no atacar a las fuerzas estadounidenses.

También acordaron no permitir que alQaeda ni otros militantes operaran en las zonas que controlaban, además de continuar con las conversaciones de paz internas. Pero los talibanes siguieron atacando a las fuerzas de seguridad afganas y a la población civil.

Finalmente, el domingo 15 de agosto, el Talibán declaró la victoria después de que el presidente afgano, Ashraf Ghani abandonara el país y su gobierno colapsara.

EE.UU. y otros países con presencia en Afganistán están corriendo a contrarreloj para evacuar a sus ciudadanos mientras cientos de afganos tratan desesperadamente de abandonar el país. El regreso al poder de los militantes islamistas marca el final de casi 20 años de la presencia de la coalición liderada por EE.UU. en Afganistán.

BBC Mundo hace un repaso de cómo surgió este grupo islámico, la vida bajo su mandato, así como su relación con Pakistán y el grupo al Qaeda.

1. ¿Cómo surgió el Talibán?

Los talibanes, o “estudiantes” en lengua pastún, surgieron a principios de la década de 1990 en el norte de Pakistán tras la retirada de Afganistán de las tropas de la Unión Soviética.

Se cree que el movimiento, predominantemente pastún, apareció por primera vez en seminarios religiosos, en su mayoría pagados con dinero de Arabia Saudita, en los que se predicaba una forma de línea dura del islam sunita.

Los combatientes de la milicia talibán suben a bordo de su camioneta Toyota con lanzacohetes antitanque RPG-7 y rifles de asalto.

TERENCE WHITE/AFP via Getty Images
El uso de jeeps rápidos de los talibanes fue un factor importante en su sorpresiva captura de la capital afgana.

La promesas hechas por los talibanes, en las áreas pastún que se encuentran entre Pakistán y Afganistán, fueron restaurar la paz y la seguridad y hacer cumplir su propia versión austera de la sharia, o ley islámica, una vez en el poder.

Desde el suroeste de Afganistán, los talibanes ampliaron rápidamente su influencia.

En septiembre de 1995 capturaron la provincia de Herat, fronteriza con Irán, y exactamente un año después capturaron la capital afgana, Kabul, derrocando al régimen del presidente Burhanuddin Rabbani, uno de los padres fundadores de los muyahidines afganos que resistieron la ocupación soviética.

En 1998, los talibanes controlaban casi el 90% de Afganistán.

2. ¿Cómo era la vida bajo los talibanes?

Cansados ​​de los excesos de los muyahidines y de las luchas internas después de la expulsión de los soviéticos, la población afgana en general recibió con buenos ojos a los talibanes, cuando estos aparecieron por primera vez.

Su popularidad inicial se debió en gran parte a su éxito erradicando la corrupción, frenando la anarquía y trabajando para que las carreteras y las áreas bajo su control fueran seguras, impulsando así el comercio.

No obstante, los talibanes también introdujeron y apoyaron castigos acordes a su estricta interpretación de la ley islámica: ejecutando públicamente a asesinos y adúlteros que habían sido condenados y amputando a los que habían sido declarados culpables de robo.

Asimismo, los hombres debían dejarse crecer la barba y las mujeres tenían que llevar un burka que les cubría todo.

Mujeres afganas desplazadas, 19 de octubre de 2016.

Getty Images
Los talibanes prohíben la música, el maquillaje y desaprueban que las niñas de 10 años o más vayan a la escuela.

Los talibanes también prohibieron la televisión, la música, el cine, el maquillaje y desautorizaron que las niñas de 10 años o más fueran a la escuela.

Algunos afganos seguían haciendo estas cosas en secreto, arriesgándose a recibir castigos extremos.

Los talibanes fueron acusados ​​de diversos abusos culturales y de violaciones a los derechos humanos.

Un ejemplo notorio fue en 2001, cuando los talibanes siguieron adelante con la destrucción de las famosas estatuas del Buda de Bamiyán en el centro de Afganistán, a pesar de la condena e indignación que esto causó en todo el mundo.

3. ¿Cuál es su relación con Pakistán?

Pakistán ha negado repetidamente las acusaciones de que ayudó a darle forma a los talibanes, pero son pocas las dudas de que muchos afganos que inicialmente se unieron al movimiento fueron educados en madrasas (escuelas religiosas) en Pakistán.

Pakistán también fue uno de los únicos tres países, junto a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU), que reconocieron a los talibanes cuando tomaron el poder.

Igualmente, fue la última nación en romper relaciones diplomáticas con el grupo.

Talibanes

Getty Images
Los talibanes fueron acusados ​​de diversos abusos culturales y de violaciones a los derechos humanos.

Por un momento, los talibanes amenazaron con desestabilizar a Pakistán desde las áreas que controlaban en el noroeste.

Uno de los ataques de los talibanes paquistaníes más notorios y condenados internacionalmente tuvo lugar en octubre de 2012, cuando la colegiala Malala Yousafzai(quien luego obtendría el Nobel de la Paz)recibió un disparo cuando se dirigía a su casa en la ciudad de Mingora.

Sin embargo, una gran ofensiva militar que tuvo lugar dos años más tarde, tras la masacre de la escuela de Peshawar, redujo en gran medida la influencia del grupo en Pakistán.

Al menos tres figuras clave de los talibanes paquistaníes murieron en ataques con aviones no tripulados estadounidenses en 2013, incluido el líder del grupo, Hakimullah Mehsud.

4. ¿Aliados de al Qaeda?

Los talibanes se convirtieron en uno de los focos de atención en todo el mundo tras los ataques al World Trade Center de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001.

Fueron acusados ​​de servirles de santuario a los principales sospechosos de los ataques: Osama bin Laden y su movimiento al Qaeda.

El 7 de octubre de 2001, una coalición militar liderada por Estados Unidos lanzó ataques en Afganistán y, para la primera semana de diciembre, el régimen talibán ya se había derrumbado.

Mapa del control taliban

BBC

El entonces líder del grupo, Mullah Mohammad Omar, y otras figuras importantes, incluido Bin Laden, eludieron la captura a pesar de haber sido una de las persecuciones más grandes del mundo.

Según informes, muchos altos dirigentes talibanes se refugiaron en la ciudad paquistaní de Quetta, desde donde guiaron al grupo. Pero Islamabad negó la existencia de lo que se bautizó como el “Quetta Shura” en Pakistán, un grupo de veteranos del régimen talibán.

Sin embargo, durante conversaciones de paz con EE.UU., los talibanes aseguraron que no albergarían de nuevo a al Qaeda, organización que se encuentra muy disminuida.

5. ¿Quién lidera el grupo?

Mawlawi Hibatullah Akhundzada fue nombrado comandante supremo de los talibanes el 25 de mayo de 2016, después de que Mullah Akhtar Mansour muriera en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses.

En la década de 1980, participó en la resistencia islamista contra la campaña militar soviética en Afganistán, pero su reputación es más la de un líder religioso que la de un comandante militar.

Akhundzada trabajó como jefe de los Tribunales de la Sharia en los años 1990.

Se cree que tiene unos 60 años y ha vivido la mayor parte de su vida dentro de Afganistán. Sin embargo, según expertos, mantiene estrechos vínculos con la llamada Quetta Shura, los líderes talibanes afganos que dicen tener su base en la ciudad paquistaní de Quetta.

Como comandante supremo del grupo, Akhundzada está a cargo de los asuntos políticos, militares y religiosos.

6. ¿Cuál es la situación actual?

Pese a las graves preocupaciones de los funcionarios afganos sobre la vulnerabilidad del gobierno sin apoyo internacional contra los talibanes, el presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció en abril de 2021 que todas las tropas estadounidenses habrían abandonado el país para el 11 de septiembre, dos décadas después de los ataques al World Trade Center.

Habiendo sobrevivido a una superpotencia durante dos décadas de guerra, los talibanes comenzaron a apoderarse de vastas extensiones de territorio, amenazando con derrocar una vez más a un gobierno en Kabul.

Lo lograron a mediados de agosto de 2021, cuando declararon la victoria y el presidente afgano Ashraf Ghani abandonó el país.

Se cree que el grupo ahora es más fuerte en número que en cualquier otro momento desde que fueron derrocados en 2001, con hasta 85.000 combatientes a tiempo completo, según estimaciones recientes de la OTAN.

El avance fue más rápido de lo que muchos temían.

El general Austin Miller, comandante de la misión liderada por Estados Unidos en Afganistán, advirtió en junio que el país podría estar dirigiéndose hacia una caótica guerra civil, a la que llamó una “preocupación por el mundo”.

Según informes, una evaluación de la inteligencia estadounidense realizada el mismo mes había concluido que el gobierno afgano podría caer dentro de los seis meses posteriores a la salida del ejército estadounidense.

Finalmente, ocurrió mucho antes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.