2021: asesinatos crecen en 14 estados; repuntan violación, extorsión y robo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 2021, los asesinatos crecen en 14 estados; repuntan las violaciones, extorsiones y robos

Tan solo en mayo fueron asesinadas más de tres mil personas. Tras el desconfinamiento ha comenzado a crecer la incidencia delictiva de los delitos de mayor impacto en el país. Las muertes por accidentes de tránsito subieron más del 20%.
Cuartoscuro
22 de junio, 2021
Comparte

En los primeros cinco meses de 2021 los asesinatos en 14 estados del país se incrementaron en comparación con el año pasado, en algunos casos con ascensos que van del 30 hasta el 70%. Además, a nivel nacional, las víctimas y denuncias de algunos de los delitos de mayor impacto como las violaciones, los robos y extorsiones también han repuntado.

El promedio de personas asesinadas a diario asciende a más de 97 en 2021, tal como ocurría en el arranque del sexenio. Incluso, las muertes no intencionales ocasionadas por hechos de tránsito también registran un incremento superior al 20% en lo que va del año.

De acuerdo con las cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), solo en mayo pasado fueron asesinadas en México 3 mil 61 personas. Como se adelanto en esta nota, se trata del mayo con más asesinatos del sexenio y es el mes más violento en lo que va del año.

Lee: Crecen 26% los homicidios de policías en México; cada 16 horas se registra un nuevo asesinato

Con ello, la cifra de víctimas de homicidios dolosos y feminicidios en lo que va del año crece a 14 mil 666, de las cuales 1 mil 610 eran mujeres y 496 eran menores de edad. Aunque a nivel nacional se trata de una reducción de poco más del 2% respecto al año pasado, el promedio diario de homicidios ha crecido en los últimos tres meses luego de un descenso que se había logrado durante el invierno.

En el caso específico de los asesinatos de mujeres, de las 1 mil 610 víctimas registradas en 423 casos las autoridades catalogaron el crimen como un posible feminicidio, es decir, como un asesinato de la mujer por razón de género. Esto representa un ascenso en los feminicidios superior al 7%.

Como han reiterado los especialistas, la prevalencia de la violencia en 2021 cobra relevancia si se toma en cuenta que, a diferencia del arranque del sexenio, el actual gobierno federal ya ha desplegado su estrategia de combate a la inseguridad basada en el reforzamiento de programas sociales y en la movilización de más de cien mil elementos de la Guardia Nacional.

Los estados con incrementos

A nivel estatal, los datos oficiales muestran que la evolución de la violencia no es pareja. Hay 14 entidades donde los asesinatos se han incrementado este año hasta en un 70%; en tres estados los niveles de homicidios se mantienen en niveles similares a los de 2020; y en el resto hay descensos sin que ninguno de ellos llegue más allá de un 35%.

Zacatecas es la entidad federativa con la mayor alza de violencia en 2021; de enero a mayo de este año dicha entidad acumula 620 asesinatos, que en comparación con los 357 del año pasado significa un incremento superior al 76% en este delito de alto impacto.

San Luis Potosí es otro caso grave; el estado pasó de 268 a 380 asesinatos en el referido periodo, que representa un alza del 41.7%. Le sigue Sonora donde de enero a mayo fueron asesinadas 842 personas, un incremento del 38.7% respecto a los mismos meses de 2020.

Entérate: Secretaría de Seguridad reconoce alza de 7% en feminicidios durante primeros cinco meses de 2021

Otro foco rojo es Baja California, la entidad con la mayor tasa de homicidios del país y donde la situación de seguridad sigue deteriorándose. De enero a mayo de este año el estado ya acumula 1 mil 347 victimas de homicidios y feminicidios, 14% más respecto a las 1 mil 178 del año pasado.

El resto de las entidades que registran incrementos de sus homicidios son Chiapas con 31.7%, Campeche con un alza del 29%, Nayarit con 19%, Baja California Sur con un repunte del 17%, Morelos y Durango con 15%, Tlaxcala con casi un 12%, Querétaro con 8%, Nuevo León con 3% y Jalisco con 0.2%.

El caso contrario es el de Coahuila con un descenso del 33% en sus asesinatos en 2021, seguido de Oaxaca, Ciudad de México, Colima y Puebla con descensos superiores al 20%.

Violaciones, extorsiones y robos

Hay delitos de alto impacto que presentan un crecimiento importante de denuncias en lo que va del año. Entre ellos se ubican las denuncias por violaciones que sumaron 8 mil 623 en los primeros cinco años de este año, un incremento superior al 30% respecto a las 6 mil 610 reportadas en 2020.

El balance de violaciones denunciadas este año es el peor del sexenio. En 2019 por ejemplo, un año sin pandemia, los casos reportados ante las fiscalías en los de enero a mayo de aquel año sumaron 7 mil 64, casi mil 600 casos debajo de lo que ahora se ha presentado.

Lee más: Baja 27% incidencia delictiva en CDMX, pero aumenta 35% el robo a pasajero en taxi

Si se toman en cuenta las denuncias por todos los ilícitos de tipo sexual (incluyendo abusos y acoso), la cifra asciende a 28 mil 498 casos en los primeros cinco meses de 2021, lo que representa un alza del 29% respecto a la incidencia registrada en el mismo periodo de 2020.

Otro delito cuya incidencia se incrementó este año son las extorsiones con 3 mil 635 casos denunciados, cifra superior en un 4% a los 3 mil 458 reportadas de enero a mayo de 2020.

En el caso de los robos, si bien la cifra total de casos denunciados en lo que va de 2021 se mantiene por debajo de los reportados el año pasado, en los últimos tres meses los casos se han incrementado significativamente con cifras superiores a las 50 mil denuncias, por encima de las 45 mil que se presentaron en enero y febrero.

De hecho, las denuncias por robo acumuladas entre abril y mayo de 2021 asciende a 99 mil 181, muy por encima de las 82 mil 923 de los mismos meses del año pasado. Lo anterior confirma que la reducción de robos denunciados en el año pasado correspondió a un efecto del confinamiento por la pandemia que se ha ido revirtiendo.

En el caso específico de los robos a transeúnte en vía pública, que es uno de delitos más frecuentes y de mayor impacto, el saldo en los primeros cinco meses del año fue de 26 mil 743 casos denunciados, cifra que ya supera a los 25 mil 513 que se reportaron el año pasado.

Un caso contrario es el de los secuestros donde los 324 casos denunciados en lo que va de 2021 aún se ubican muy por debajo de los 455 que se habían reportado durante el 2020. Lo mismo ocurre con los casos de lesiones dolosas con arma de fuego donde se han denunciado 4 mil 292 casos en 2021, un 5% por debajo de lo reportado el año pasado.

Se disparan muertes vehiculares

Los datos del SESNSP también confirman el incremento sostenido que se presenta en los decesos causados por hechos de tránsito. Los 6 mil 361 muertos que dejaron los accidentes de enero a mayo de 2021 son un incremento del 22% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Se trata de un incremento que, al igual que en el caso de los delitos sexuales, es ajen al efecto de la pandemia. Prueba de ello es que en comparación con las cinco mil 498 registradas en los primeros cinco meses de 2019 (cuando no había ningún confinamiento), lo reportado este año es superior en más de un 15%.

Los casos de personas lesionadas en hechos de tránsito también van al alza: de enero a mayo de este año sumaron 15 mil 910 víctimas de estos hechos a nivel nacional, tres mil 500 casos por encima de lo registrado en el mismo periodo de 2020.

En el caso específico de Ciudad de México, la cifra de muertos en hechos de tránsito este año asciende a 286 víctimas, que son ya 32 muertes por encima de lo acumulado en el mismo lapso de 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La princesa Mako de Japón renuncia a la realeza para casarse con su novio plebeyo de la universidad

Tras años en el ojo del huracán por su relación, la princesa y su novio desde la universidad, Kei Komuro, contrajeron matrimonio este martes en una discreta ceremonia.
26 de octubre, 2021
Comparte

Este martes la princesa Mako de Japón se casó finalmente con Kei Komuro, su novio desde la universidad, renunciando así a su estatus real.

Según la ley japonesa, los miembros femeninos de la familia imperial pierden su posición si se casan con un “plebeyo”, aunque esa regla no aplica a los miembros masculinos.

Mako obvió los tradicionales ritos de una boda real y rechazó el pago que se le ofrece a las mujeres de la realeza cuando se retiran de la familia.

Ella es la primera miembro femenina de la familia real en rehusar ambas costumbres.

Se prevé que la pareja se irá a vivir a Estados Unidos, donde Komuro trabaja como abogado.

Esa salida ha suscitado comparaciones inevitables con la pareja real británica formada por Meghan Markle y el príncipe Harry, por lo que los recién casados han sido apodados los “Harry y Meghan de Japón”.

Igual de Markle, Komuro ha sido objeto de un intenso escrutinio desde que su relación con Mako se hizo pública. La crítica más reciente que recibió fue por lucir una cola de caballo cuando regresó a Japón.

Algunos tabloides y usuarios en las redes sociales opinaron que su peinado —considerado poco convencional en Japón— era impropio de alguien dispuesto a casarse con una princesa.

“Kei es irremplazable”

En una rueda de prensa que la pareja dado el mismo día de la boda, Mako pidió escusas por cualquier molestia que su matrimonio pudo haber causado al pueblo.

“Siento mucho la inconveniencia causada y estoy agradecida a aquellos que han continuado apoyándome”, declaró, según un informe del medio público NHK.

“Para mí, Kei es irremplazable. El matrimonio fue una opción necesaria para nosotros”.

Komuro añadió que ama a Mako y quiere pasar el resto de su vida con ella.

“Amo a Mako. Sólo contamos con una vida y quiero que la pasemos con la persona que amamos”, dijo Komuro, según lo reporta la agencia AFP.

“Me siento muy triste de que Mako haya estado en una mala situación, mental y físicamente, debido a las acusaciones falsas”.

La princesa Mako (der.) abraza a su hermana, la princesa Kako, en la hacienda Akasaka, 26 de octubre, 2021

Getty Images
La princesa Kako, hermana menor de Mako, felicitó a la pareja.

La princesa Mako abandonó su residencia en Tokio a eso de las 10:00 de la mañana hora local de este martes para casarte, haciendo la venia varias veces a sus padres, al príncipe heredero Fumihito y a la princesa heredera Kiko. También abrazó a su hermana menor antes de partir.

La pareja ha recibido una extensa cobertura mediática a lo largo de los años y su relación ha sido objeto de polémica, lo que le ha causado a la princesa desorden de estrés postraumático, reportó con anterioridad la agencia oficial de asuntos reales, IHA.

Este mismo martes varias personas protestaron contra la boda, portando pancartas apuntando a asuntos financieros de la familia de Komuro, particularmente de la madre del novio.

Una protesta contra la boda de la princesa Mako y Kei Komuro in Tokio, el 26 de octubre, 2021.

Getty Images
Algunos japoneses conservadores que no creen que Komuro sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

La ahora exprincesa se comprometió con Komuro en 2017 y los dos planearon casarse el año siguiente.

Pero la boda se pospuso tras unas denuncias sobre los problemas financieros de la madre de Komuro.

El palacio negó que la postergación estuviera vinculada a eso, aunque el príncipe heredero Fumihito afirmó que era importante que los asuntos de dinero se aclararan antes de que la pareja se casara.

Según el corresponsal de la BBC en Tokio, Rupert Wingfield-Hayes, la verdadera razón de la animosidad contra Komuro parece venir de un sector conservador de la sociedad que no cree que sea una pareja digna de la sobrina de un emperador.

Komuro —que recibió una oferta de trabajo de un destacado bufete de abogados— es de origen humilde y los tabloides locales han pasado años buscando chismes sobre su familia, incluyendo las acusaciones contra su madre.


Análisis: Hideharu Tamura, BBC News, Tokio

La reacción de algunos medios y parte del público a la relación entre la princesa Mako y Kei Komuro ha dejado patente la presión que enfrentan las mujeres de la familia imperial.

La IHA ha informado de que la princesa Mako sufrió de desorden de estrés postraumático por la fuerte crítica desde los medios y las redes desde el anuncio de su compromiso hace cuatro años.

Ella no es la primera mujer de la familia real japonesa en ser afectada de esta manera.

Su abuela, la emperatriz emérita Michiko, perdió la voz temporalmente hace casi 20 años cuando desde los medios se la tachó de no apta para ser la esposa de un emperador.

Su tía política, la emperatriz Masako, sufrió depresión después de ser culpada por no haber tenido un hijo varón.

Las mujeres de la realeza están forzadas a cumplir con ciertas expectativas: deben apoyar a sus esposos, dar a luz a un heredero y ser guardianas de las tradiciones japonesas. Si se quedan cortas, se las critica salvajemente.

Lo mismo sucedió con la princesa Mako, quien dijo que renunciaría a su estatus real. Pero ni siquiera eso ha sido suficiente para frenar los ataques contra ella, su esposo y su matrimonio.

Si quieres leer esta historia en japonés, la encuentrasaquí.


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.