Michoacán: así se busca el voto en zonas donde el Estado no tiene control
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Michoacán: así se busca el voto en zonas donde el Estado no tiene el control

El crimen organizado obliga a los partidos a suspender campaña en lugares como Aguililla o Apatzingán por no tener garantizada la seguridad. Candidatos se ven obligados a renunciar tras recibir amenazas del narcotráfico.
Alberto Pradilla
Comparte

Antonio Magaña de la Mora, candidato a la gubernatura de Michoacán por el Partido Verde Ecologista, fue el único aspirante que se desplazó hasta Aguililla para hacer campaña para las elecciones que tendrán lugar el próximo 6 de junio. Permaneció dos horas en el municipio pidiendo el voto, algo que ninguno de sus contrincantes hizo antes: proselitismo electoral en la localidad convertida en símbolo de la violencia del narco. Para llegar, tuvo que sortear dos bloqueos, uno de ellos con un autobús en llamas, y en su salida fue interceptado por un grupo de vecinos que exigía medidas de seguridad. Una semana antes, la candidatura de Morena y PT, liderada por Alfredo Ramírez Bedolla, anunciaba que desistía de desplazarse hasta Aguililla tras el asesinato de dos soldados tras un enfrentamiento son sicarios del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Días después, el equipo de Carlos Herrera Tello (coalición entre PRI, PAN y PRD) anunciaba que se suspendían las actividades previstas en Apatzingán, también en Tierra Caliente. 

Que existan municipios que los principales candidatos a gobernador eludan porque temen por su seguridad es muestra de la anormalidad que se vive en la zona de cara a las elecciones del próximo domingo. Animal Político acompañó a los dos principales aspirantes: Ramírez Bedolla, por Morena, y Herrera Tello, de Equipo por Michoacán, para comprobar cómo se realiza la campaña en un contexto en el que el Estado no tiene el control total sobre el territorio. Dos claves: la primera, que hay lugares en los que los candidatos deben someterse a la autoridad de los grupos armados porque es la única manera de que puedan acceder. La segunda, que la seguridad es el elefante en la habitación michoacana: aunque todos saben que la seguridad es una de las grandes tareas pendientes apenas aparecen referencias en los discursos de los aspirantes. Ramírez Bedolla apenas hizo una pequeña referencia en su acto en Tepalcatepec el sábado 22 y Herrera Tello se limitó a hablar de “paz” en genérico en Hidalgo y Maravatío el domingo 23. En este último municipio, a mediados de abril fue asesinado el regidor Xicoténcatl Dante Duarte Palacios.

Este año se cumplen 15 años desde que el entonces presidente, Felipe Calderón, declaró la denominada “guerra contra el narcotráfico” y dio comienzo a sus operativos, precisamente, en Michoacán. Más de 300 mil víctimas mortales y 87 mil desaparecidos después la situación sigue sin resolverse y el crimen organizado tiene una fuerte presencia tanto en el estado como en otras partes de la república. 

“La guerra en cierta forma continúa. De baja intensidad, pero la realidad es que si recorres los caminos de Michoacán te das cuenta de la tensión. Buena parte del estado tiene una situación de estabilidad comprometida constantemente por el crimen”, dice Ramírez Bedolla, en entrevista con Animal Político. El aspirante negó tener miedo y aseguró que la única amenaza que ha recibido en estas elecciones fueron los mensajes que le envió el actual gobernador, Silvano Aureoles, a quien denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR). 

“Michoacán quedó etiquetado y estigmatizado. Cuando se quiere hacer una referencia a la violencia se mira a Michoacán, pero hay que mirar a otros lados”, afirma Herrera Tello. El candidato dijo haber recibido amenazas durante su época de presidente municipal de Zitácuaro por el PRD tras el cierre de más de medio centenar de tiendas dedicadas al narcomenudeo.

Policía de Tancítaro, Michoacán, vigila acto de Morena

Policía de Tancítaro, Michoacán, vigila acto de Morena

Candidatos obligados a renunciar

La fuerte presencia del crimen organizado afecta directamente a las elecciones: candidatos han sido atacados, amenazados u obligados a renunciar. En el caso de Morena, al menos tres aspirantes tuvieron que ser sustituidos porque su vida corría peligro y otros dos siguen en listas, pero no hacen campaña, según Carlos Torres Piña, diputado y coordinador de la campaña de Ramírez Bedolla, quien no quiso dar detalles sobre sus identidades ni tampoco hacer públicos los municipios. “Tal vez el candidato de otro partido tiene cercanía con esos grupos y por eso hace que se bajen”, explicó.

Este fenómeno lo sufren todos los partidos. Una fuente de la campaña de Herrera Tello, que habló a condición de anonimato, dijo que en zonas rurales de Zitácuaro, en la frontera con el estado de México, ni siquiera estaban pudiendo hacer campaña tras ser amenazados por el crimen organizado. Según dijo esta fuente, los grupos del narcotráfico han cambiado su modus operandi en estos comicios. “Antes apoyaban a un candidato, le daban dinero y le hacían ganar. Ahora esperan a ver quién gana y se presentan para pedirle que pague piso”, dijo. 

La voracidad del crimen organizado es algo que también denuncia el padre Gregorio López, de Apatzingán, quien en 2013 participó en el levantamiento de las autodefensas y ahora trabaja en la protección de las familias que huyen de Aguililla para salvar su vida. “Antes les interesaban los departamentos de seguridad para tener controladas a las policías. Ahora lo quieren todo”, dijo. 

La fuerte presencia del narcotráfico también condiciona el movimiento de los propios candidatos. El viernes 21, los aspirantes de Morena realizaron una caravana desde San Lucas, en la frontera con Guerrero, hasta Benito Juárez. En los traslados, decenas de simpatizantes acompañaban las comitivas en moto, coche o a caballo. Un día después la ruta por Tepalcatepec, Buenavista y Tancítaro, no tuvo tanto seguimiento. Apenas 10 camionetas en donde viaja el equipo del candidato se desplazaron a toda velocidad entre municipios con un triste historial de presencia del crimen organizado y que ahora se encuentran en el centro de la guerra entre CJNG y Cárteles Unidos. Días antes, a su paso por Ario de Rosales, el candidato morenista y sus colaboradores tuvieron que atravesar la barricada instalada por civiles armados. Los periodistas que acompañan a Herrera Tello fueron inspeccionados por varios jóvenes con fusiles cuando transitaban entre Tepalcatepec y Coalcomán, en la frontera con Jalisco.  

El informe sobre violencia política elaborado por la consultora Etellekt recoge 476 agresiones contra aspirantes y cargos públicos hasta el 30 de abril. Michoacán es el tercer estado con mayor número de ataques, con un total de 20. Lo superan Veracruz (45) y Guerrero (23) y está empatado con Oaxaca. Este informe no recoge hechos violentos más recientes como el secuestro de Omar Plancarte Hernández, aspirante a la presidencia municipal de Uruapan por el Partido Verde Ecologista.

La violencia directa contra candidatos es el último eslabón de la cadena, Michoacán sufre una compleja situación en la que los aspirantes locales están en el punto de mira del narcotráfico. Un informe de seguridad de una de las candidaturas muestra que al menos hay 8 organizaciones criminales operando en el estado: Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cárteles Unidos (alianza en la que participan, entre otros, Los Viagras), Caballeros Templarios, Sangre Nueva Guerrerense, La Familia Michoacana, Los Correa, Cártel Santa Rosa de Lima y algunos grupos independientes. Uno de los pocos municipios sin ningún grupo identificado al interior de la comunidad es Cherán, la localidad que en 2011 se levantó en armas contra el crimen organizado y las autoridades gubernamentales y actualmente se rige por una asamblea basada en usos y costumbres.

A esta actividad se le suma la presencia de autodefensas en diversos municipios del Estado. Aunque surgieron a partir de 2013, desde 2018 han experimentado un nuevo auge debido al incremento de la inseguridad. El papel de estos grupos de civiles armados fue cuestionado debido a que fueron acusados de favorecer a algunos cárteles y cruzar la línea que separa la protección de la comunidad de la participación en el crimen organizado. Sin embargo, siguen siendo un actor clave en la región. 

Por ejemplo, Morena presenta como candidata a diputada a Stephania Valdés, viuda de José Manuel Mireles, uno de los fundadores de las autodefensas. La mujer está enfrentada con Manuel Mireles, hijo del activista fallecido. En un almuerzo celebrado en Tancítaro, el hijo recriminó a la viuda de su padre el uso del apellido en los carteles electorales ante la presencia de Ramírez Bedolla, que trató de mantener la calma pidiendo unidad en el voto de cara a los comicios. Este municipio, considerado como una de las capitales de la producción de aguacate, operan las autodefensas como si fuesen una policía municipal desde que en 2013 se levantaron en armas. La entrada está vigilada por hombres armados que muestran un cartel con las instrucciones antes de entrar al municipio: “Baje los vidrios y reduzca la velocidad”. El grupo es un agente político más, como se encargó de recordar una mujer ante Ramírez Bedolla: “No somos parte del narco, al menos no aquí”, dijo. 

Cuando se habla de violencia en Michoacán es habitual fijar la mirada en los municipios de Tierra Caliente o en Uruapan, centro de producción aguacatera y considerada la octava ciudad más violenta del mundo con 72.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, según el ranking que elabora el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal. Sin embargo, en estas elecciones las agresiones se extendieron por todo el estado. Guillermo Valencia, candidato del PRI a la presidencia municipal de Morelia, sufrió un atentado el pasado 10 de mayo. Dos personas dispararon contra la camioneta con propaganda electoral de la que había descendido minutos antes. Dos trabajadores del político resultaron heridos.

Acto de Morena en Tecalpatepec.

Acto de Morena en Tecalpatepec.

Candidato del PRI atacado señala a su propio partido 

“Considero que hay un móvil político detrás, lo tiene que investigar. El fuego enemigo está en casa. A estas alturas parece que los principales interesados están en el mismo PRI”, dijo Valencia en entrevista con Animal Político. El pasado viernes fueron detenidas dos personas a las que se acusa de participar en el intento de asesinato. El político dijo que quienes apretaron el gatillo eran integrantes del CJNG, pero pidió investigar en su propio partido para encontrar al autor intelectual. No es el primer ataque que sufre este candidato. En 2013, cuando era alcalde de Tepalcatepec, civiles armados lo secuestraron. Él achaca aquel ataque a su negativa a sumarse a las autodefensas. 

El diagnóstico parece claro: en los últimos años la situación de seguridad no ha mejorado en Michoacán. Aunque este no fue un tema central en los actos de campaña, cada aspirante tiene su receta. Ramírez Bedolla apuesta por los programas sociales que defiende el presidente López Obrador. “El Estado tiene que llegar a todos los lados, pero no como lo conocen ahora, que lo llaman el gobierno. Tiene que llegar el estado de desarrollo, impulsor del desarrollo económico”, dice el morenista.

Aunque reconoce el fuerte impacto del narcotráfico, cree que el riesgo de compra de votos e intervención en las elecciones viene directamente del gobierno estatal. En su opinión, existe un plan de compra de votos y ofrecimiento de despensas que estaría operado por la policía michoacana. 

Para Herrera Tello, la actual situación es muestra de que las políticas anteriores no funcionaron, lo que le hace ser crítico con los partidos a los que él mismo representa, como PAN y PRI. Cree que los programas sociales son una buena estrategia pero que también se necesitan “planes de inteligencia” y que el Ejército y la policía muestren a los criminales “de qué lado está la fuerza”. 

Mientras los candidatos proponen planes de acción el crimen organizado muestra su fuerza: hay lugares en los que no podrán hacer campaña. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Ómicron: ¿cómo pueden los científicos actualizar las vacunas contra el COVID para la nueva variante?

La microbióloga Deborah Fuller, experta en vacunas de ARNm y ADN, explica por qué es posible que sea necesario actualizar las vacunas contra la covid-19 frente a la aparición de la variante ómicron y cómo sería ese proceso.
Getty Images
5 de diciembre, 2021
Comparte

Si la variante ómicron del coronavirus es lo suficientemente diferente de la cepa original, es posible que las vacunas existentes no sean tan efectivas como lo han sido hasta ahora.

Si es así, es probable que las empresas necesiten actualizar sus vacunas para combatir mejor a ómicron.

Deborah Fuller es una microbióloga que ha estado estudiando las vacunas de ARNm y ADN durante más de dos décadas.

Aquí explica por qué es posible que sea necesario actualizar las vacunas y cómo sería ese proceso.

1. ¿Por qué las vacunas podrían necesitar una actualización?

Básicamente, la pregunta se trata de si un virus ha cambiado lo suficiente como para que los anticuerpos creados por la vacuna original ya no puedan reconocer y defenderse de la nueva variante mutada.

Los coronavirus usan proteínas de espiga para unirse a los receptores ACE-2 en la superficie de las células humanas e infectarlas.

Todas las vacunas de ARNm contra la covid-19 funcionan dando instrucciones en forma de ARNm para que las células produzcan una versión inofensiva de la proteína de espiga.

Una persona vacunándose contra el coronavirus.

Getty Images

Esta proteína luego induce al cuerpo humano a producir anticuerpos.

Si una persona se expone alguna vez al coronavirus, estos anticuerpos se unen a la proteína de espiga y, por lo tanto, interfieren en su capacidad para infectar las células de esa persona.

2. ¿En qué sentido sería diferente una nueva vacuna?

Las vacunas de ARNm existentes, como las fabricadas por Moderna o Pfizer, codifican una proteína de espiga de la cepa original de coronavirus.

En una vacuna nueva o actualizada, las instrucciones del ARNm codificarían la proteína de espiga de ómicron.

Al intercambiar el código genético de la proteína original por el de esta variante, una nueva vacuna induciría anticuerpos que se unan de manera más efectiva al virus ómicron y eviten que infecte las células.

Las personas ya vacunadas o expuestas previamente a la covid-19 probablemente necesitarían solo una única dosis de refuerzo de una nueva vacuna para estar protegidas no solo de la nueva cepa sino también de otras cepas que pueden estar todavía en circulación.

Si ómicron surge como la cepa dominante sobre delta, los que no estén vacunados solo necesitarían recibir entre dos y tres dosis de la vacuna actualizada.

Gráfico de la mutación.

BBC

Si tanto delta como ómicron están en circulación, es probable que las personas deban recibir una combinación de la primera vacuna y de la actualizada.

3. ¿Cómo los científicos actualizan una vacuna?

Para hacer una vacuna de ARNm actualizada, se necesitan dos ingredientes: la secuencia genética de la proteína de espiga de una nueva variante de interés y una plantilla de ADN que se usaría para construir el ARNm.

En la mayoría de los organismos, el ADN proporciona las instrucciones para producir ARNm. Dado que los investigadores ya han publicado el código genético de la proteína de ómicron, lo que queda por hacer es crear una plantilla de ADN para la proteína que se usaría para producir la parte del ARNm de las nuevas vacunas.

Para hacer esto, los investigadores mezclan plantillas de ADN con enzimas sintéticas y los cuatro bloques de construcción moleculares que forman el ARNm: G, A, T y C, para abreviar.

Luego, las enzimas construyen una copia de ARNm de la plantilla de ADN, en un proceso llamado transcripción.

Con este proceso, solo se necesitan unos minutos para producir un lote del ARNm para las vacunas.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

Luego, los investigadores colocan las transcripciones de ARNm dentro de nanopartículas grasas que protegen las instrucciones hasta que se entregan de manera segura en las células del brazo.

4. ¿Cuánto tiempo pasará hasta que haya una nueva vacuna?

Solo se necesitan tres días para generar la plantilla de ADN necesaria para hacer una nueva vacuna de ARNm.

Luego, se necesitaría aproximadamente una semana para producir dosis suficientes de la vacuna de ARNm para probar en el laboratorio y otras seis semanas para realizar las pruebas preclínicas en células humanas en tubos de ensayo para asegurarse de que una nueva vacuna funcione como debería.

Entonces, en unos 52 días, los científicos podrían tener una vacuna de ARNm actualizada lista para conectarse al proceso de fabricación y comenzar a producir dosis para un ensayo clínico en humanos.

Es probable que ese ensayo requiera al menos otras pocas semanas, lo que sumaría un total de alrededor de 100 días para actualizar y probar una nueva vacuna.

Mientras se lleva a cabo ese ensayo, los fabricantes podrían comenzar a cambiar su proceso actual de producción.

Idealmente, una vez que se complete el ensayo clínico, y si la vacuna se autoriza o aprueba, una empresa podría comenzar inmediatamente a distribuir las dosis de la nueva vacuna.

5. ¿Una vacuna actualizada necesita ensayos clínicos completos?

Actualmente no está claro cuántos datos clínicos se necesitarían para obtener la aprobación o autorización de la FDA para una vacuna contra la covid-19 actualizada.

Sin embargo, todos los ingredientes serían iguales en una nueva vacuna. La única diferencia serían unas pocas líneas de código genético que cambiarían ligeramente la forma de la proteína de espiga.

Desde una perspectiva de seguridad, una vacuna actualizada es esencialmente idéntica a las vacunas ya probadas.

Debido a estas similitudes, es posible que las pruebas clínicas no necesiten ser tan extensas como las que se necesitaban para las vacunas de primera generación.

Una persona se somete a la prueba PCR de coronvairus

Getty Images

Como mínimo, los ensayos clínicos de las vacunas actualizadas probablemente requieran pruebas de seguridad y la confirmación de que inducen niveles de anticuerpos equiparables con los de la vacuna original contra las cepas beta y delta.

Si estos son los únicos requisitos, los investigadores inscribirían solo a cientos, no a decenas de miles, de personas para obtener los datos clínicos necesarios.

Una cosa importante a tener en cuenta es que si los fabricantes deciden actualizar sus vacunas para la variante ómicron, no sería la primera vez que realizan un cambio de este tipo.

Una variante anterior, B.1.351, surgió en octubre de 2020 y era lo suficientemente resistente a las vacunas vigentes en ese momento como para justificar su actualización.

Los fabricantes respondieron rápidamente a la amenaza potencial desarrollando una vacuna de ARNm actualizada para coincidir con esta variante y realizaron ensayos clínicos para probar la nueva vacuna.

Afortunadamente, esta variante no se convirtió en la variante dominante. Pero si lo hubiera hecho, los fabricantes de vacunas habrían estado listos para lanzar una vacuna actualizada.

Si resulta que ómicron, o cualquier variante futura para el caso, justifica una nueva vacuna, las empresas ya hicieron los ensayos generales y están listas para enfrentar el desafío.

* Deborah Fuller es profesora de Microbiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington.

* Esta nota es una traducción de un artículo publicado originalmente en The Conversation y que puedes leer aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=7kpmPxW9Soc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.