Viuda de joven asesinado por militares en Tamaulipas acusa hostigamiento
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Viuda de un joven asesinado por militares en Nuevo Laredo, Tamaulipas, denuncia hostigamiento de soldados

María Elena González está embarazada de nueve meses y es esposa de Jacob Rodríguez, muerto a tiros el 10 de marzo cuando acompañaba a su mujer a un chequeo médico.
Especial
Comparte

Soldados desplegados en Nuevo Laredo, Tamaulipas, hostigaron el pasado 8 de junio la vivienda de María Elena González, viuda de Jacob Rodríguez González, asesinado el pasado 10 de marzo por elementos del Ejército. Según relató la mujer, se encontraba en su domicilio en la colonia Santiago N. Belden, de la ciudad fronteriza, cuando seis vehículos militares (cuatro pick-up y dos blindados) se apostaron en las inmediaciones de la casa. Allí permanecieron hasta la llegada de otros familiares y de representantes del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo. 

“Me puse bien nerviosa. Ellos se seguían acercando, arrimando. Como no tengo ventanas, se asomaban”, dijo, en entrevista con Animal Político. La mujer tiene medidas de protección cautelares interpuestas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que impiden que los soldados realicen cateos y operativos de vigilancia a su alrededor sin que exista una orden de la autoridad competente.

“Tiene nueve meses de embarazo y esto puede ponerla en riesgo. Hacemos responsables al personal militar asignado a Nuevo Laredo de las afectaciones a la salud que pudiera tener la señora María Elena y el producto de su embarazo”, denunció Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo. 

Animal Político consultó con la Sedena pero al cierre de la nota no había recibido una respuesta. 

María Elena González sobrevivió a los disparos de los militares el pasado 10 de marzo, en unos hechos que desembocaron en la muerte de su esposo, Jacob Rodríguez González. Ambos circulaban en un vehículo de camino a la Cruz Roja para una revisión del embarazo cuando fueron atacados por soldados, que argumentaron estar en una persecución. “Ellos dicen que cómo yo sé que mataron a mi esposo. Pues yo los vi. Eran los únicos que estaban ahí”, recuerda González.

A pesar de que los militares están identificados, no se han registrado detenciones ni tampoco la vinculación a proceso de ninguno de ellos. 

En los últimos años, Nuevo Laredo es escenario de diversos hechos violentos y vulneraciones a los derechos humanos perpetrados por elementos del ejército. El CDHNL tiene identificados 10 episodios de ejecución extrajudicial. Entre ellos está el caso de Jacob Rodríguez, el esposo de María Elena González. Además, en los seis primeros meses de 2018 se registraron al menos 47 desapariciones forzosas que se atribuyen a elementos de la secretaría de Marina. De hecho, 30 marinos están en prisión mientras se esclarece su participación en los hechos. 

“Estamos preocupados porque es la segunda vez que molestan. Además, es victima sobreviviente de un atentado, la sola presencia de los militares la afecta”, dijo Ramos sobre el hostigamiento a la vivienda de la sobreviviente. 

Durante la tarde del martes, los militares estuvieron desplegados en las inmediaciones del domicilio de González sin dar explicación alguna. Alarmada ante la presencia de los uniformados, su suegra, Paulina González Torres, trató de acudir al lugar pero no le permitieron el acceso. Ella alertó de que en la vivienda se encontraba una mujer en avanzado estado de gestación y acompañada únicamente por dos menores de edad, pero fue en vano. Incluso mostró el oficio con las medidas cautelares de la CNDH con fecha de mayo de 2021 pero tampoco fue atendida.

Alarmada ante la presencia de los uniformados, su suegra, Paulina González Torres, trató de acudir al lugar pero no le permitieron el acceso

Alarmada ante la presencia de los uniformados, su suegra, Paulina González Torres, trató de acudir al lugar pero no le permitieron el acceso

Un mes antes, el 26 de abril, también en Nuevo Laredo, uniformados rodearon el vehículo de la mujer y le dijeron que bajara. “Jaloneaban mi puerta y me apuntaban. Yo les decía que qué se les ofrecía, pero no nos dejaban pasar”, explica González. Nunca le hicieron mención al asesinato de su marido, pero parece mucha casualidad que en menos de un mes esta mujer haya sufrido dos situaciones similares con los militares. 

Ante el hostigamiento sufrido por la familia de la víctima del ataque de los soldados, el CDHNL instó a las autoridades a hacer respetar las medidas cautelares interpuestas por la CNDH. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: un hospital de EU niega un trasplante de corazón a un hombre que no estaba vacunado

DJ Ferguson necesita un trasplante de corazón. Pero el hospital lo sacó de la lista de espera por no estar vacunado. Su padre alega que no lo ha hecho porque la vacuna va contra sus "principios básicos".
26 de enero, 2022
Comparte

Un hospital en Estados Unidos rechazó a un paciente como candidato a recibir un trasplante de corazón porque, en parte, el hombre no estaba vacunado contra la Covid-19.

DJ Ferguson, de 31 años, necesita urgentemente un corazón nuevo, pero el Brigham and Women’s Hospital de Boston lo eliminó de su lista de espera, informó su padre, David.

Según explicó David, la vacuna contra la covid está en contra de los “principios básicos” de su hijo, que “no cree en eso”.

El Brigham and Women’s Hospital señaló que había tomado dicha medida en cumplimiento de sus políticas al respecto.

En un comunicado, el centro médico le explicó a la BBC su postura: “Dada la escasez de órganos disponibles, hacemos todo lo posible para garantizar que un paciente que recibe un órgano trasplantado tenga la mayor probabilidad de supervivencia“.

Un portavoz añadió que el hospital requiere “la vacuna contra la covid-19 y (ciertos) comportamientos de estilo de vida de los candidatos a trasplantepara crear tanto el mejor entorno para una operación exitosa, como para optimizar la supervivencia del paciente después del trasplante, dado que su sistema inmunológico está drásticamente suprimido”.

Ferguson en una cama de hospital

CBS
Ferguson se encuentra en el hospital de Boston desde el 26 de noviembre.

La declaración del hospital, cuidadosamente redactada,podría indicar que hay otros factores más allá del estado de vacunación de Ferguson para su inelegibilidad, pero la institución se negó a discutir más detalles para preservar la privacidad del paciente.

El centro sanitario agregó que la mayoría de las 100.000 personas en listas de espera para trasplantes de órganos no recibirán uno en un plazo de cinco años debido a la escasez de órganos disponibles.

Temor a una inflamación cardíaca

Ferguson ha estado en el hospital desde el 26 de noviembre de 2021.

Sufre un problema cardíaco hereditario que hace que sus pulmones se llenen de sangre y líquido, según reza el texto de la campaña de la plataforma de financiación colectiva GoFundMe, que Amanda, una amiga de la familia, organizó para buscar ayuda con los costos médicos.

Amanda explica en dicho texto que el motivo de Ferguson para no vacunarse es su preocupación por la posibilidad de que pueda experimentar inflamación cardíaca, algo que podría resultar peligroso dada la debilidad de su corazón.

Este es un efecto secundario potencial de la vacuna contra el coronavirus que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos enfatizan que es raro y temporal.

Los CDC alientan a los receptores de trasplantes y a aquellos en sus círculos inmediatos a vacunarse y reforzarse por completo.

Operación.

Getty Images
La escasez de órganos es un problema generalizado que hace que muchos pacientes estén esperando años para recibir un órgano.

El doctor Arthur Caplan, director de ética médica de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, le dijo a CBS News que después de cualquier trasplante de órgano, el sistema inmunitario del paciente queda como si estuviese apagado e incluso un resfriado común puede resultar fatal.

“Los órganos son escasos, no los vamos a distribuir a alguien que tiene pocas posibilidades de vivir cuando otros que están vacunados tienen más posibilidades de sobrevivir después de la cirugía”, aseveró el doctor Caplan.

Ferguson, padre de dos hijos y con un tercero en camino, permanece en el hospital, cuentan sus seres queridos.

Su familia ha planteado que está demasiado débil para ser trasladado a otro hospital y que “se está quedando sin tiempo”.

“Mi hijo está peleando con bastante valentía. Tiene integridad y principios en los que realmente cree y eso me hace respetarlo aún más”, comentó su padre, David.

“Es su cuerpo. Es su elección”

No es la primera vez que un estadounidense no vacunado enfrenta obstáculos de atención médica en las últimas semanas.

A principios de este mes, una mujer de Minnesota demandó a su hospital local después de que los médicos intentaran quitarle a su esposo, no vacunado, el ventilador al que había estado conectado durante dos meses.

Un poco más del 63 % de la población de EE.UU. ha recibido ya dos dosis de la vacuna contra la covid y alrededor del 40 % ya tiene la tercera dosis de refuerzo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ESFnBjQazq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.