Movimiento Ciudadano crece en votos y se consolida como tercera opción nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Movimiento Ciudadano crece en votos y se consolida como tercera opción nacional

La fuerza política del partido naranja se centra en Jalisco y recién comienza a gestarse en otras partes del país.
Cuartoscuro
8 de junio, 2021
Comparte

El partido Movimiento Ciudadano mantiene su hegemonía en los municipios y las diputaciones de Jalisco. Además, en las elecciones del 6 de junio, según los datos preliminares, obtuvo la gubernatura de Nuevo León, disputa Campeche, y se convierte en el único partido que en 2021 obtuvo más votos que en los anteriores comicios.

Jalisco, el estado que ha sido el principal bastión naranja, decidió votarles de nuevo. Según los resultados preliminares, obtendrá 44 de los 125 municipios en el estado y 16 de las 20 diputaciones locales por mayoría relativa.

Esto significa que en estas elecciones perdió 5 municipios en la entidad, tres de ellos en el Área Metropolitana de Guadalajara, que son Juanacatlán, Zapotlanejo y Tonalá, pero mantiene las ciudades más importantes, como Guadalajara y Zapopan. 

Lee más: NL cierra sin fiestas y con dos ganadores, aunque Samuel García se impone por 8 puntos

En cuanto a diputados locales, en 2018 ganó 11 diputaciones de mayoría relativa y ahora fueron 16, por lo que será mayoría en el Congreso local de 38 asientos. 

Así se rompe la tendencia de que el gobernador y el partido en turno perdieran el control de las alcaldías más importantes del estado en las elecciones intermedias, como había sucedido en los dos últimos sexenios con Emilio Gónzalez Márquez (PAN) y Aristóteles Sandoval (PRI). 

Ahora Alfaro tendrá una mayoría más significativa en el Congreso local. Si bien se deslindó de Movimiento Ciudadano en 2018, los diputados que van por el partido naranja apoyan al gobernador en sus iniciativas. 

Avanza en el resto del país 

Movimiento Ciudadano es un partido cuya fuerza política se centra en Jalisco y recién comienza a gestarse en otras partes del país. 

En esta elección, presentó candidatos para cada una de las 15 gubernaturas en disputa y obtuvo el triunfo en Nuevo León, uno de los estados con más poderío económico del país. Al interior de ese estado se llevó el mando de la capital, Monterrey, y otras cuatro alcaldías, aunque no obtuvo ninguna curul en el congreso local. 

Te puede interesar: Pocos actos y mucho ‘fosfo fosfo’: la campaña de Samuel García lo posicionó en NL

Esto quiere decir que Movimiento Ciudadano será el único partido pequeño que, sin ir en alianza, gobernará 2 entidades. La primera fue Jalisco, donde ganó en las elecciones de 2018, de la mano de Enrique Alfaro. 

Además, el partido naranja disputa otra gubernatura. Se trata de Campeche, donde el conteo rápido pone a su candidato Eliseo Fernández a dos puntos del primer lugar, la candidata de Morena, Layda Sansores. Dentro de Campeche, el partido naranja ganó 2 de las 13 alcaldías y 5 de las 21 diputaciones. 

En un comunicado, el partido resaltó que estas fueron las elecciones en donde más personas votaron naranja. Pues tuvieron un crecimiento de entre 7% y 7.5%, lo que significa un millón de votos más que en elecciones anteriores. 

Esto a pesar de que durante estas elecciones cerca de 9 millones de electores no acudieron a las urnas, en comparación a 2018. Es decir, hubo menos votantes, pero les votaron más y se convirtieron en el único partido que recibió más votos que en los comicios anteriores. 

El dirigente del partido, Clemente Castañeda, dijo que con estos resultados gobernarán 124 alcaldías, de las 2 mil 043 en el país. Esto significa que aunque perdieron algunos municipios en Jalisco, ganaron 21 nuevas alcaldías a lo largo del país. 

En cuanto a la Cámara de Diputados, ganó menos distritos. De haber ganado 17 curules por mayoría relativa en 2018, pasó a ganar sólo 7 durante las elecciones. 

Parte de la razón por la que surge esta pérdida es porque en los comicios pasados iba en alianza. 

Pero, debido a que tuvo mayor votación que en elecciones anteriores, el número de naranjas en la Cámara de Diputados no cambiará tanto. 

En 2018 tenía 17 por mayoría relativa, más 10 de representación proporcional para dar un total de 27. Esta vez, según las estimaciones del INE, tendrá entre 20 y 27 curules. 

Los diputados del partido naranja se han caracterizado en lo federal por no tener ninguna alianza definida. Es decir, votan en bloque con otros partidos según les parezca la iniciativa, lo que ha servido de contrapeso ante situaciones polémicas. 

Una de sus posturas relevantes ocurrió septiembre de 2019, cuando de la mano del PRD solicitaron al presidente de México que realizará denuncias contra los expresidentes de México que cometieron algún delito. Luego, en febrero de 2020, apoyaron una reforma presentada por Morena para la despenalización del aborto

Una coalición a la que no le entró y funcionará como contrapeso

En 2018, el partido naranja fue parte de la coalición “Por México al Frente” en donde unió fuerzas con los partidos Acción Nacional (PAN) y de Revolución Democrática (PRD). 

El resultado de esta alianza obtuvo un segundo lugar en la competencia a la presidencia del país, 2 gubernaturas y 68 de los 300 curules en la Cámara de Diputados por mayoría relativa. 

Te puede interesar: Movimiento Ciudadano y PAN denuncian a AMLO ante la OEA por intromisión en elecciones; ‘tienen derecho a disentir’, responde

Este 2021, el PAN y el PRD volvieron a hacer una coalición y se unieron con el PRI, bajo la premisa de ser la oposición del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y se llamaron “Va por México”.

Mientras que Movimiento Ciudadano se negó a esa coalición, y se presentó como “una tercera vía”, además de Morena y Va por México. 

“México puede dejar atrás el pasado encarnado por la alianza PRI-PAN-PRD y el pasado que desde el poder impulsan Morena y sus aliados. Con Movimiento Ciudadano, hay una tercera vía para construir futuro”, dijo su coordinador nacional Clemente Castañeda en  redes sociales.

Sin alianza ganó una gubernatura. Disputa otra. Aunque no pudo concretar ganar más distritos, obtuvo más votos y eso le ayudó a tener un número similar de curules en la Cámara de Diputados. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Science Photo Library

Cómo el cambio climático está modificando el eje de rotación de la Tierra

Un grupo de científicos acaba de descubrir que el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio eje del planeta.
Science Photo Library
26 de abril, 2021
Comparte
Una imagen que representa los movimientos de la Tierra

Science Photo Library
La inclinación de la Tierra, y por tanto su eje, dependen en gran medida de la propia masa del planeta.

Inundaciones y sequías, lluvias torrenciales e incendios infernales, tormentas, temperaturas extremas, extinción de especies…

Los efectos del cambio climático son ya visibles en muchos lugares del planeta y muy pocos expertos dudan de que son una de las amenazas más emergentes para la vida.

Sin embargo, un grupo de científicos acaba de descubrir un nuevo elemento que muestra cómo el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre la Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio planeta.

Según una investigación publicada el pasado mes en la revista de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU, por sus siglas en inglés) el cambio climático ha estado detrás de una serie de desplazamientos que han tenido lugar desde la década de 1990 en el eje de rotación de la Tierra.

Y es que en los últimos 30 años, el eje del planeta -la línea imaginaria alrededor de la cual gira el planeta en su movimiento sobre sí mismo- ha experimentado un desplazamiento acelerado.

osos polares

Getty Images
El cambio climático está provocando el derretimiento del hielo en los polos.

Desde 1980, la posición de los polos -que son el punto donde el eje de rotación de la Tierra se cruza con la superficie- se ha movido unos cuatro metros en dirección este, según indica el estudio.

La llamada deriva polar -que indica cómo ha ido variando la posición de los polos a lo largo de la historia- cambió de dirección por completo en 1995, y entre ese año y 2020, la velocidad del movimiento de los polos aumentó unas 17 veces en comparación con lo que sucedió entre 1981 y 1995, según la AGU.

Pero ¿cuál es la causa?

Polos que se mueven

El movimiento del eje de la Tierra, según los expertos, es normal.

Los cambios en la distribución de la masa del planeta hacen que el eje se mueva, y por tanto, hace que también se desplacen los polos.

Su movimiento generalmente ocurre de forma natural, ya sea por cambios en la atmósfera, los océanos o en la parte sólida de la Tierra.

Pero la nueva investigación sugiere que el tipo de desplazamiento que se ha reportado desde la década de 1990 tiene a la acción humana como responsable.

Para entender el porqué es necesario regresar a la física básica que estudiamos en el colegio.

La rotación o el movimiento de cualquier objeto se ven afectado por cómo se distribuye su masa.

Ahora bien, la distribución del peso de la Tierra siempre está cambiando a medida que las entrañas fundidas del planeta se agitan y su superficie se transforma.

Pero en estos cambios tiene un “peso” fundamental el agua, que forma casi las tres cuartas partes del planeta.

Por ello, los investigadores se plantearon realizar observaciones del agua en sí misma, mediciones de la pérdida de hielo y estadísticas del agua subterránea bombeada para uso humano para ver cuál podría ser su impacto sobre el cambio en el eje.

El desplazamiento

La investigación encontró que el agua es un factor clave.

Según el estudio, la principal causa de este movimiento en el eje estuvo en la pérdida de agua en las regiones polares, o sea, el hielo que se derritió y fluyó hacia los océanos.

Masas de hielo polar

Getty Images
El cambio climático está derritiendo las masas de hielo.

La disminución aceleradaresultante del derretimiento del hielo glacial es el principal impulsor de la rápida deriva polar después de la década de 1990“, concluyó el equipo de expertos.

El derretimiento del hielo glacial es una consecuencia directa del cambio climático provocado por el hombre.

Se estima que más de un tercio de los glaciares que aún quedan en el mundo se derretirán antes del año 2100. En cuanto al hielo marino, el 95% del más antiguo y grueso que se encontraba en el Ártico ya desapareció.

Los científicos estiman que si las emisiones continúan aumentando sin control, el Ártico podría quedar sin hielo durante los veranos a partir del año 2040.

Agua para el bombeo

El estudio también señala cómo, en menor medida, la acción de bombear el agua para el consumo humano o la agricultura también tuvo un impacto en ese sentido.

Y es que el agua subterránea se almacena, como su nombre indica, debajo de la tierra; pero, una vez que se bombea, gran parte de ella fluye al mar, redistribuyendo su peso en el planeta.

Los expertos calculan que en los últimos 50 años, la humanidad ha extraído 18 billones de toneladas de agua de depósitos subterráneos profundos, que no ha sido reemplazada.

De acuerdo con los expertos, estos hallazgos sostienen los postulados de que el cambio climático y la acción humana están detrás de los desplazamientos bruscos experimentados por el eje terrestre en los últimos 30 años.

Gotas de lluvia

Getty Images
El agua que se extrae para el consumo humano o la agricultura muchas veces termina en el mar.

“Los hallazgos ofrecen una pista para estudiar el movimiento polar impulsado por el clima en el pasado”, dijo Suxia Liu, hidróloga de la Academia de Ciencias de China y autora principal del estudio en un comunicado.

Con anterioridad, datos recopilados por el satélite Grace, lanzado en 2002, habían servido para vincular el derretimiento de los glaciares con los movimientos de los polos entre 2005 y 2012.

Sin embargo, esta es la primera investigación que demuestra el impacto del cambio climático sobre el eje de rotación de la Tierra en la década previa al lanzamiento de estos sistemas de observación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.