Partidos de candidatos asesinados ganan 5 de 14 alcaldías en disputa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Partidos de candidatos asesinados o secuestrados ganan 5 de 14 alcaldías en disputa

Entre las victorias está la de la hija de la candidata asesinada en Moroleón, Guanajuato, y la del candidato de MC asesinado 36 horas antes de la votación. La candidata que tuvo que suspender campaña en Valle de Bravo tras plagio y amenazas, pierde por menos de 400 votos de diferencia.
Cuartoscuro
8 de junio, 2021
Comparte

Los partidos políticos a los que pertenecían los aspirantes y candidatos a alcaldes que fueron asesinados o secuestrados durante el proceso electoral que acaba de culminar, solo obtuvieron la victoria en 5 de los 14 comicios en los que competían las víctimas de dichas agresiones.

Entre esos casos se encuentra el de Moroleón, Guanajuato, donde Movimiento Ciudadano ganó con la hija de su candidata original, Alma Rosa Barragán, asesinada en mayo pasado. Ese mismo partido también triunfó en Cazones, Veracruz, con su candidato asesinado 36 horas antes de la votación.

En cambio, la candidata a la alcaldía de Valle de Bravo, Zudikey Rodríguez, quien tuvo que suspender su campaña por casi una semana en mayo tras ser secuestrada por integrantes de un grupo criminal, perdió la elección por solo un punto de diferencia respecto a su contrincante de Morena.

A través del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), Animal Político revisó los resultados de 16 comicios municipales en los que se reportaron agresiones graves en contra de alguno de los aspirantes o candidatos a las alcaldías.

El común denominador es que aun cuando los partidos a los que pertenecían las víctimas siguieron en competencia y postularon a una persona sustituta, solo lograron la victoria en la tercera parte de los procesos. En nueve elecciones el triunfo se lo llevaron los aspirantes de otros partidos, y en dos casos más aún no se conocían hasta el día de ayer los resultados.

Dos de los cinco casos donde los partidos lograron la victoria pese al asesinato de sus candidatos se registraron en Veracruz, estado que, de acuerdo con la consultora Etellekt, fue el que registró mas casos de violencia electoral durante el proceso.

Uno de ellos fue el de René Tovar, candidato por Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones, Veracruz, y quien según los resultados del PREP obtuvo una contundente victoria al acumular el 49% de las preferencias, muy por encima del segundo lugar el candidato del PRD Orlando González, quien registró el 18% de las preferencias.

Pero Tovar no podrá recoger su constancia de mayoría ni gobernar el municipio, pues fue asesinado la noche del pasado viernes 4 de junio tras ser agredido a balazos por sujetos armados en el exterior de su domicilio. El crimen ocurrió 36 horas antes de la jornada de votación.

El otro caso fue el de Tierra Blanca, Veracruz, donde Morena logró la victoria con su candidato Álvaro Gómez Flores quien obtuvo el 48% de las preferencias, muy por encima de su rival del PAN quien acumuló el 28% de los votos. Gómez Flores ocupó la candidatura luego de que el precandidato y líder de este partido en Tierra Blanca, Manuel Dimas Cristobal, fue asesinado el 31 de octubre de 2020.

En Moroleón, Guanajuato, Movimiento Ciudadano seleccionó como candidata de urgencia a Alma Denisse Sánchez Barragán, en sustitución de su madre y candidata original Alma Rosa Barragán, asesinada durante pleno acto de campaña el pasado 25 de mayo. Los resultados del PREP muestran que Denisse obtuvo una victoria contundente con el 48.5 % de los votos, más del doble que la candidata del PAN, Grecia Pantoja Álvarez.

En el municipio de Puerto Morelos, Quintana Roo, la coalición de Morena y el Partido Verde obtuvo la victoria con su candidata Blanca Merali Tziu Munoz, quien logró el 44.7% de los sufragios. La virtual alcaldesa electa llegó a esa candidatura luego del asesinado del precandidato de dicha coalición, Ignacio Sánchez Cordero, en febrero pasado.

Y en el ayuntamiento de Chilón, Chiapas, la victoria se la llevó el candidato Carlos Ildelfonso Jiménez Trujillo de Morena con el 42.4% de los votos. Jiménez asumió esa candidatura luego de que el precandidato, Pedro Gutiérrez, fuera baleado y asesinado por hombres armados el pasado 17 de marzo.

Y en el resto, solo derrotas

Uno de los asesinatos de mayor impacto durante el proceso electoral fue el del exprocurador Abel Murrieta, quien competía por Movimiento Ciudadano a la alcaldía del municipio de Cajeme, Sonora. Murrieta fue acribillado a plena luz del día y durante un acto de campaña el pasado 13 de mayo.

En sustitución de Murrieta el partido colocó a Gustavo Almada Bórquez quien apenas logró el 6.5% de los votos. El ganador, de acuerdo con el PREP, fue el candidato de Morena, Carlos Javier Lamarque Cano, quien consiguió el 37% de los sufragios a su favor.

Otro caso de alto impacto fue el de la candidata del PRI a la alcaldía de Valle de Bravo, Zudikey Rodríguez, quien el 17 de mayo fue privada de la libertad y amenazada por integrantes de un grupo criminal. Tras esos hechos la candidata se vio obligada a suspender su campaña por más de una semana.

Los datos del PREP muestran que Rodríguez consiguió el 39.3% de las preferencias; pese a ello, perdió frente a su contrincante de la coalición liderada por Morena, Michelle Núñez Ponce, quien obtuvo el 40.5 % de los votos. La diferencia entre ambas fue de menos de 400 votos.

Otra candidata que sufrió una privación ilegal de la libertad fue Marilú Martínez Nuñez, postulada por Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cutzamala de Pinzón, Guerrero. En su caso la derrota fue mucho más contundente, pues apenas logró el 13.9 % de los votos, muy por debajo de la candidata del PRI, Rosa Jaimes López, quien obtuvo más del 60% de las preferencias.

En la elección por la alcaldía de Ocotlán de Morelos, Oaxaca, el PAN sufrió el homicidio de su precandidata, Ivonne Gallegos Carreño, el pasado 27 de marzo. Su candidata sustituta apenas consiguió un quinto lugar en los comicios muy por debajo del ganador, Luis Francisco Martínez Aquino, del Partido Verde que logró arriba del 22% de los sufragios.

El cinco de marzo de este año fue asesinado el precandidato del PRI al municipio de Nuevo Casas Grande en Chihuahua, Yuriel Armando González Lara. En la elección del domingo pasado el partido quedó en cuarto sitio, lejos de la coalición que formaron el PAN-PRD con su candidato Pedro José García Valenzuela, quien obtuvo el 31 por ciento de los votos.

El mismo PRI también sufrió la pérdida por hechos de violencia de sus precandidatos José Melquiades Vázquez y Álvaro Madera López, quienes aspiraban a las alcaldías de La Perla, Veracruz, y Mezquitic, Jalisco, respectivamente. Los sucesores de ambos fueron derrotados por representantes del PAN.

El 12 de febrero Morena sufrió el asesinato de Juan Gilberto Ortiz Parra, su precandidato a la alcaldía del municipio de Úrsulo Galván, Veracruz. En la votación del domingo el candidato que postuló en su lugar quedó en tercer sitio, lejos de Eder Jero Hernández Lara del partido local Todos Somos Veracruz que consiguió el 23.4% de los votos.

El PRD, por su parte, perdió el 25 de noviembre a su precandidato al gobierno de Chilapa de Álvarez, Guerrero, Antonio Hernández Godínez. En las votaciones el candidato que terminó postulando este mismo partido, Job Encarnación Cuenca, solo logró el tercer sitio, lejos del PRI que con Aidy Esteban Román reunió el 40% de los votos.

Por otra parte, hay dos casos más en donde también hubo homicidios de aspirantes a las alcaldías durante el proceso electoral, pero donde no es posible saber si los candidatos que los relevaron ganaron o perdieron ya que hasta el cierre de esta nota los PREP no habían mostrado resultados.

Se trata del municipio de Santa María Xadani en Oaxaca donde fue asesinado el precandidato de Morena, Saúl López Guerra; y el municipio de Pilcaya, Guerrero, donde fue asesinado Efren Valois Morales, aspirante del mismo partido.

Llegan a 100 los asesinados en proceso electoral

La consultora Etellekt informó ayer que el saldo de homicidios vinculados al proceso electoral actual ascendió a 100 personas. De ellos 36 eran candidatos y aspirantes a diversos cargos de elección popular, mientras que el resto eran funcionarios y militantes de diversos partidos políticos.

A su vez, la consultora informó que el saldo de agresiones globales de todo tipo en contra de políticos y candidatos creció a 935 en total. Tres de cada cuatro de esos ataques se perpetraron en contra de candidatos de oposición a los partidos que gobernaban en las jurisdicciones respectivas.

Lo anterior confirma que el actual proceso electoral es el que más agresiones ha registrado en lo que va del presente siglo, de acuerdo con los recuentos de la misma consultora.

Por su parte la Fiscalía Especializada en materia de Delitos Electorales de la FGR dio a conocer que durante la jornada electoral se iniciaron 149 indagatorias por denuncias de posibles delitos electorales del orden federal, y se reportaron 38 detenciones en flagrancia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Congreso de Perú destituye al presidente después de que disolvió la Cámara y anunciara 'gobierno de excepción'

El presidente de Perú, Pedro Castillo, hizo un inesperado anuncio a la nación a pocas horas de que se discutiera una moción de censura en su contra.
7 de diciembre, 2022
Comparte

El Congreso de Perú destituyó este miércoles a Pedro Castillo por “incapacidad moral” después de que el presidente anunciara la disolución de la Cámara y la instauración de un “gobierno de excepción”.

Los eventos se precipitaron después de que Castillo hiciera el inesperado anuncio -que fe calificado de “golpe de Estado” por representantes de todo el espectro político- a pocas horas de una sesión del Congreso en la que debía votarse una moción de vacancia en su contra.

Tras el anuncio, el Congreso terminó declarando la vacancia del presidente, es decir, su destitución, con 101 votos a favor y decretó que asuma la presidencia la vicepresidenta Dina Boluarte.

Unas horas antes, Castillo, en un mensaje a la nación, aseguró que su decisión de disolver el Congreso respondía a la “obstrucción” que ha enfrentado su gobierno por parte del Poder Legislativo.

“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el estado de derecho y la democracia”, expuso antes de anunciar las medidas que implicaba su decisión.

  • Disolver temporalmente el Congreso.
  • Convocar a elecciones de un Congreso constituyente.
  • Gobierno a partir de decretos ley hasta que no haya una nueva Constitución.
  • Toque de queda a nivel nacional de 22:00 a 04:00 a partir de este 7 de diciembre.
  • Reorganización del Poder Judicial y otros órganos de justicia.
  • Decomiso de armas en posesión ilegal de civiles.

“Se respetará escrupulosamente el modelo económico basado en una economía social de mercado”, expuso el mandatario. “Se respeta y garantiza la propiedad privada”.

En medio de un rechazo generalizado por parte de las instituciones y de las fuerzas políticas del país, sobre la 01:30 PM hora local (18:30 GMT), la cadena RPP informó que el presidente Castillo abandonó el Palacio de Gobierno en compañía de Aníbal Torres, uno de sus asesores.

El Congreso de Perú

Reuters
Algunos legisladores de oposición dijeron que se plantarían en el Congreso.

Castillo asumió la presidencia en julio de 2021. Desde entonces ha enfrentado múltiples acusaciones de corrupción y se ha visto obligado a reemplazar su cartera de ministros en varias ocasiones.

Tras el anuncio del presidente, los ministros de Economía, Justicia, Trabajo y Relaciones Exteriores, así como el embajador de Perú ante la ONU, anunciaron su dimisión. El abogado de Castillo también anunció que renunciaba a representar a su cliente.

Poco después, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional emitieron un comunicado conjunto en el que anunciaron: “Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú”.

El Tribunal Constitucional, entre otras instituciones, calificó al gobierno de Castillo como “usurpador”.

¿Qué justificación dio Castillo?

En su mensaje de este miércoles, el cual pronunció con la banda presidencial puesta, Castillo dijo que sus decretos vienen ante “la nefasta labor obstruccionista de la mayoría de congresistas”.

“Llevamos más de 16 meses de continua y obsequiada campaña de ataque sin cuartel a la institución presidencial, situación nunca antes vista en la historia peruana. La única agenda del Congreso desde el 29 de julio de 2021, en que juramente el cargo de Presidente de la República, ha sido y es la vacancia presidencial”, expuso.

Manifestantes a favor de Pedro Castillo

Reuters
Castillo señaló que sus decisiones responden a la defensa de la mayoría que lo eligió en 2021.

Dijo que su gobierno ha invitado a la oposición al diálogo sin respuesta positiva. También criticó que el Legislativo no ha atendido los 70 proyectos de ley enviados por el Ejecutivo.

Al referirse a las acusaciones que han motivado varias mociones de vacancia, como la programada para este miércoles, dijo que no han tenido una justificación.

“El Congreso, sin pruebas, imputa al presidente comisión de delitos, muchas veces con las solas afirmaciones hechas en la prensa mercenaria, corrupta y cínica, que injuria, difama y calumnia con un absoluto libertinaje”, señaló.


Peligrosa escalada en la crisis política peruana

Por Guillermo D. Olmo, corresponsal de BBC Mundo en Perú

Después de poco más de un año de gobierno y de un pulso permanente con sus rivales en el Congreso, el presidente Pedro Castillo tomó una decisión drástica, inesperada y que muchos consideran autoritaria.

Con su decisión de cerrar el Congreso, Castillo se adelantó a los congresistas, que hoy mismo iban a debatir una nueva moción para sacarlo del cargo, y emuló a Alberto Fujimori, que tomó una decisión similar en 1992. Sorprende que Castillo siga los pasos del dirigente al que él y los suyos culparon siempre de los males del país.

Sea como sea, nadie puede asegurar que esto vaya a garantizar su supervivencia política ni que Castillo cuente con los medios para imponer el gobierno de excepción que anunció.

Lo único claro en Perú a esta hora es que en la batalla entre Castillo y el Congreso ya solo puede quedar uno. Es un momento terminal para Perú. Y una escalada aún más peligrosa en la crisis institucional del país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.