Los pendientes tras disculpa por las desapariciones en Nuevo Laredo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Verdad, justicia y reparación: los pendientes tras disculpa de la Marina por desapariciones de Nuevo Laredo

La disculpa confirma a las familias que los marinos se llevaron a sus seres queridos en Nuevo Laredo, pero queda por saberse el paradero de las víctimas y establecer mecanismos de reparación para los afectados.
Cuartoscuro
Comparte

La disculpa pública ofrecida el pasado 13 de julio por la secretaría de Marina (Semar) a las familias de desaparecidos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, fue un hecho histórico. Hasta ahora, la Armada siempre negó su participación en los hechos que tuvieron lugar entre febrero y mayo de 2018 y por los que la Fiscalía General de la República (FGR) investiga la desaparición de 47 personas. Por primera vez, un representante de la institución pidió perdón y se comprometió a colaborar con las investigaciones. Sin embargo, hay todavía muchas cuestiones pendientes de resolver. Como dijo en el acto Jessica Molina, esposa de Daniel Trejo, una de las personas que siguen sin ser localizadas, la disculpa es importante para las familias porque confirma la tesis que siempre mantuvieron: que los marinos se llevaron a sus seres queridos. Sin embargo, queda por conocer el paradero de las víctimas, saber quiénes fueron los responsables y establecer mecanismos de reparación para los afectados.

Te puede interesar: Autoridades sabían de secuestros de transportistas en carretera Monterrey-Nuevo Laredo desde hace dos años

Verdad

La disculpa de Marina supone el reconocimiento de la responsabilidad de la institución en las desapariciones del primer semestre de 2018. Previamente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya había señalado a la institución en su recomendación 36VG/2020. Lo que no se sabe es dónde están las personas que faltan, qué hicieron con ellas y quién dio las órdenes para poner en marcha el operativo.

Las familias han solicitado que se reactiven las búsquedas pero evitando exponerse a las altas temperaturas de julio y agosto, que en Nuevo Laredo superan los 40 grados. Está previsto que la FGR realice alguna prospección pero sin la participación de los allegados de los desaparecidos, que alegan motivos de salud y piden que se posponga hasta que la climatología sea más favorable. En 2018, cuando se registraron las desapariciones, se encontraron en fosas clandestinas de Tamaulipas y Nuevo León los cuerpos de 12 personas que habían sido sustraídas por Marina. Las familias quieren volver a explorar las zonas donde fueron hallados los restos ya que consideran que no se revisaron suficientemente. Existe el compromiso de la Comisión Nacional de Búsqueda para retomar estos trabajos.

Para conocer dónde se encuentran los desaparecidos podría ser clave el testimonio de los 30 marinos que actualmente se encuentran en prisión acusados de cuatro de las desapariciones. Sin embargo, a día de hoy ninguno de los elementos navales ha reconocido haber cometido delito alguno y, por lo tanto, tampoco han dado pistas sobre el paradero de las víctimas.

Hay otros elementos que están pendientes. Por un lado, dar seguimiento a la denuncia contra el alcalde con licencia de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, a quien se señala por el uso de camionetas cloradas de la Marina. Por otro, la ampliación de la investigación a otros casos que todavía la FGR no ha atraído. En especial la desaparición de Miguel Ángel Rodríguez, de 20 años y al que buscan desde abril de 2018. Hasta el momento, la FGR tiene abiertas 34 carpetas por 47 desapariciones, pero el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, que acompaña a las víctimas, siempre sospechó que podían ser más.

Justicia

En abril la FGR solicitó el arresto de 30 marinos acusados de cuatro desapariciones: las de Julio César Viramontes Arredondo, José Luis Bautista Carrillo, Jorge Antonio Hernández Domínguez y Juan Carlos Zaragoza González. Todos ellos se encuentran en prisión al menos hasta octubre, cuando finaliza el plazo de investigación complementaria autorizado por el juez. Entre los marinos encarcelados se encuentra Alfredo Reyes Mondragón, capitán de fragata que estaba al frente del operativo de Nuevo Laredo hasta junio de 2018. Sin embargo, las familias quieren que se siga la cadena de mando y apuntan a un elemento que ya fue señalado por la CNDH: el almirante Marco Antonio Ortega Siu, jefe de la Unidad de Operaciones Especiales de la Marina hasta que los señalamientos por las desapariciones le llevaron a ser relegado en Ciudad de México. Por el momento no hay conocimiento de que este mando haya sido llamado a declarar ni que se encuentre entre los sospechosos, a pesar de ser quien estaba al frente de la unidad.

En la disculpa, el contralmirante Ramiro Lobato Camacho destacó la acción de la justicia y la detención de los 30 marinos. Hasta el momento no han trascendido sus declaraciones pero Animal Político ha podido saber que ninguno se inculpó y que lo máximo que llegó reconocerse fue estar presente en una persecución que derivó en la desaparición de Viramontes Arredondo. La esperanza de las familias era que durante el encierro los marinos decidiesen colaborar con la justicia para saber dónde están sus seres queridos y quién ordenó los operativos, pero hasta el momento solo hay silencio.

Por ahora las investigaciones se centran en las desapariciones forzosas. Sin embargo, hay al menos 12 víctimas de ejecución extrajudicial y ninguno de estos casos ha sido judicializado, por lo que no hay uniformados acusados de los asesinatos.

Las víctimas se quejan también de que reciben información con cuentagotas de sus asesores legales y que ni siquiera son invitadas a las audiencias, lo que limita su conocimiento sobre cómo avanzan las investigaciones.

Lee más: Inicia búsqueda de desaparecidos en Nuevo Laredo; familias la seguirán por internet

Reparación

La recomendación de la CNDH solo incluye 27 víctimas de desaparición, de las que 12 fueron encontradas muertas y otra liberada. Entre los mandatos de la institución se encuentra la reparación integral a las víctimas, que debería llegar en forma de indemnización. Este pago todavía no se ha realizado. El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, presente en el acto de Nuevo Laredo, anunció que se iba a conformar un equipo de trabajo para resolver la cuestión, pero esta sigue todavía pendiente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el ‘dólar de arena’ y cuál es el primer país del mundo que se ha lanzado a esta aventura

China está experimentando con el yuan digital en varias ciudades, pero Bahamas es el primer país que ha lanzado su propio dólar digital como un plan nacional.
15 de julio, 2021
Comparte
Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena es la primera moneda digital del mundo emitida por un Banco Central a nivel nacional.

Aunque es un país pequeño de apenas 390.000 personas, Bahamas se ha convertido en un gran laboratorio al crear el dólar de arena (“sand dollar”, en inglés), la primera moneda digital del mundo emitida por un banco central.

Así como China está experimentando en varias ciudades con el yuan digital, el gobierno de Bahamas también se ha lanzado a la aventura de masificar el uso de su dólar bahameño, pero en versión digital.

La idea es que los habitantes del país tengan una especie de billetera digital para hacer transacciones desde su teléfono, sin estar obligados a tener una cuenta bancaria, ni pagar comisiones o costos de transacción.

Esa billetera virtual queda “guardada” en el banco central del país y no en los bancos comerciales.

Tradicionalmente el banco central de un país es la institución que imprime los billetes que se ponen en circulación. En este caso, el organismo en vez de imprimir en papel, crea dólares digitales que circulan virtualmente.

La experiencia es inédita a nivel global porque hasta ahora solo las instituciones financieras han tenido una relación directa con el ente emisor y no los consumidores.

A diferencia de las criptomonedas como el bitcoin, los dólares de arena están controlados por la autoridad monetaria y sometidos a todas las regulaciones que existen en el país.

Huracanes y dólar de arena

El archipiélago de más de 700 islas decidió dar el salto hacia una divisa digital, explica el gobierno, al tener una población poco bancarizada, pero además, porque es una nación duramente golpeada por desastres naturales como los huracanes.

Entonces, cuando se cortan los caminos y algunas zonas quedan aisladas, puede ser más fácil para las personas enviar y recibir dinero de un celular a otro en cuestión de segundos.

Destrucción en las islas Ábaco

Getty Images
El huracán Dorian provocó una devastación en Bahamas en 2019.

Lo único que necesitan es tener conexión a internet. Aunque también se está estudiando la posibilidad de hacer transacciones sin acceso a internet, utilizando por ejemplo, bluetooth.

Como a los bancos no les resulta viable tener sucursales y cajeros automáticos en islas remotas, poco habitadas y expuestas a eventos climáticos extremos, en muchas ocasiones las transacciones en billetes son un verdadero problema.

Otro empujón a la iniciativa del gobierno de Bahamas vino dado por la pandemia de covid-19, al aumentar la necesidad de las personas de realizar transacciones digitales.

Un camino difícil de transitar

Utilizando tecnología de bloques (blockchain) para asegurar las transacciones, un dólar de arena tiene el mismo valor que un dólar bahameño.

Fue diseñado para que opere a la par de la divisa tradicional del país y el objetivo del gobierno es que eventualmente se puedan pagar salarios, impuestos y comprar todo tipo de productos.

Pero las cosas no han sido fáciles.

Lanzado en octubre de 2020, el plan no ha avanzado tan rápido como sus impulsores pensaban.

Dawn Sands

Dawn Sands
Dawn Sands, dueña del café NRG en Nassau, Bahamas, puede recibir pagos en dólares de arena, pero cuenta que “casi nadie los usa”.

Dawn Sands es la dueña del café NRG en Nassau, la capital de Bahamas. Su empresa fue una de las primeras en adherirse al experimento, pero casi 10 meses después de su lanzamiento, cuenta que los clientes siguen pagando con los dólares bahameños tradicionales (ya sea en papel o con tarjeta bancaria).

“El dólar de arena tiene potencial, pero se necesita una campaña de educación para que la gente lo utilice”, le dice Sands a BBC Mundo. “Casi nadie los usa en mi negocio”, apunta.

“Todo el mundo está interesado en él”

El plan de Bahamas puede dar pistas a otras economías sobre la forma en que pueden funcionar las divisas digitales respaldadas por instituciones oficiales.

Personas en Bahamas

Getty Images
Muchos haitianos no tienen acceso al sistema bancario.

“Todo el mundo está interesado en él, creo que es el primer paso”, le dice a BBC Mundo Philip Middleton, vicepresidente del centro de estudios sobre bancos centrales del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras (Omfif, por su sigla en inglés), con sede en Londres.

“Estamos observando cómo hacen la transición, qué riesgos y qué temas de seguridad pueden aparecer en el camino”, apunta.

“Hay algunas personas que lo están usando y eso es alentador, pero va a tomar tiempo“.

Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena tiene el mismo valor que el dólar bahameño.

Desde mediados del año pasado, cuenta Middleton, el interés por el análisis de divisas digitales “oficiales” se ha disparado. Tanto así, que al menos un tercio de los bancos centrales del mundo están estudiando el tema.

Pero en el caso de las grandes economías, “todavía estamos lejos de emitir ese tipo de divisas”.

“Ha sido hasta ahora muy exitoso”

Josh Lipsky, director del Centro de Geoeconomía del Atlantic Council, en Washington D.C., explica que unos 15 países están desarrollando programas piloto para crear sus propias divisas digitales, pero hasta ahora, Bahamas “es la única nación donde cualquiera que desee tener la divisa digital, puede hacerlo”.

“El proyecto ha sido hasta ahora muy exitoso”, comenta en diálogo con BBC Mundo, en un país donde es difícil manejar una economía basada en billetes en las islas más lejanas de una manera segura y rápida.

“Hemos visto que ha tenido un impacto positivo en negocios pequeños”, agrega, y argumenta que la tecnología que lo sustenta ha demostrado ser eficiente.

Sin embargo, advierte, Bahamas tiene una situación muy particular, lo cual no significa que las cosas que han funcionado allí, funcionarán también en otros países.

Bandera de Bahamas

Getty Images
Bahamas busca facilitar las transacciones comerciales en un país con más de 700 islas.

Investigadores y organismos internacionales están a la espera de ver cómo evoluciona la experiencia.

“El dólar de arena es todavía joven y su lanzamiento ha sido gradual, por eso es demasiado pronto para extraer lecciones definitivas”, argumenta Anke Weber, jefa de misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Bahamas.

Lo que pretende, explica, es que los pagos sean más eficientes y seguros, además de aumentar la inclusión financiera. Entonces, a la hora de evaluar, sería necesario considerar esos aspectos, le dice Weber a BBC Mundo.

Las divisas digitales vs las criptomonedas

El dólar de arena forma parte de las llamadas “divisas digitales emitidas por un banco central” o CBDC (central bank digital currency).

Jóvenes en Bahamas

Getty Images
Las personas que usan dólares de arena no requieren tener una cuenta bancaria.

Lo que hacen es representar en forma virtual la moneda tradicional de un país. Pero se diferencian del dinero electrónico usado para pagar con tarjetas bancarias, porque no requieren tener su equivalente en billetes de papel guardados en el banco.

En ese sentido, sustituyen a las tarjetas de crédito y débito.

China es la economía más avanzada en el desarrollo de su CBDC, el yuan digital, con la cual espera reducir su dependencia del sistema mundial de pagos en dólares.

En la medida que los países desarrollados analizan cuál es la mejor manera de adaptar sus sistemas financieros a los desarrollos tecnológicos, la experiencia de Bahamas será observada detenidamente por otros gobiernos para aprender lecciones sobre cómo pueden funcionar en la práctica proyectos parecidos.

Por eso, se dice que Bahamas se ha transformado en un gran laboratorio para el resto del mundo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.