‘Vivimos con miedo’: en 2021 se agrede a un periodista cada 12 horas en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

‘Vivimos con miedo’: en 2021 se agrede a un periodista cada 12 horas en México

En 2021 se han registrado 362 ataques a la prensa; el promedio ya supera a 2020, el año más violento, según Artículo 19.
Cuartoscuro
24 de agosto, 2021
Comparte

“Tus transmisiones ya me están poniendo hasta la puta madre, te lo digo. Tú lo sabes, y este es un aviso. Para la próxima no voy a ser tan flexible”.

Erick Manzanilla, director editorial del medio digital Presidio Mx, recibió en su celular esta llamada el pasado 31 de marzo. La amenaza se produjo desde un teléfono perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán. Días después, las amenazas siguieron con nuevas llamadas intimidatorias contra el periodista y también su familia. Incluso, fueron víctimas de privaciones ilegales de la libertad, así como tratos crueles e inhumanos y degradantes. Hasta la fecha no hay información sobre si las investigaciones de estas amenazas y otras agresiones han iniciado, o si tuvieron un mínimo avance. 

El caso de Erick Manzanilla es tan solo uno en la lista de 362 agresiones contra periodistas y medios de comunicación en México que lleva documentados la organización civil Artículo 19 en este primer semestre de 2021. 

Lee: Mañaneras de AMLO, un escenario para estigmatizar a la prensa: Artículo 19

Este dato supone que, cada 12 horas, se agrede a una persona periodista o a un medio en este 2021, año que ya amenaza con ser tan violento, o más, que 2020, el año con más agresiones contra la prensa desde que Artículo 19 comenzó en 2009 a documentar los ataques en el país. 

Las estadísticas así lo sugieren: en 2019, el primer año del gobierno de López Obrador, se registraron 609 agresiones, un promedio de 50 al mes; en el segundo año, 692, un promedio de 57 al mes; y en la primera mitad de este 2021 el promedio ya es de 60 ataques al mes. 

Con 113 casos, el 31% del total, la intimidación y el hostigamiento en contra de periodistas es la agresión más recurrente en la primera mitad de este 2021. 

Le siguen las amenazas, con 54 casos documentados por Artículo 19; los ataques físicos, con 35; el bloqueo o alteración de contenido, con 32; la remoción de contenidos, con 20; y la privación de la libertad, con hasta 16 casos. 

En cuanto a la forma de agresión más grave, el homicidio, en seis meses de 2021 suman ya cinco periodistas asesinados. El caso más reciente ocurrió apenas el pasado 19 de agosto, cuando personas armadas mataron en Ixtazoquitlán, Veracruz, a Jacinto Romero Flores, de 60 años, periodista del medio Ori Estéreo, que había sido amenazado cinco meses antes. 

Lee más: Periodistas de México y 6 países presentan denuncia por espionaje con Pegasus

Poco antes, el 22 de julio, personas armadas también asesinaron a Ricardo López Domínguez, del medio Infoguaymas, en Sonora, quien previamente había sido víctima de múltiples agresiones digitales y de desplazamiento interno derivado del riesgo en el que estaba.

Y justo un mes antes, el 22 de junio, fue asesinado en Coahuila Saúl Tijerina Rentería, del medio Noticias en la Web. 

Tres días antes, el 17 de junio, también fue asesinado en Oaxaca Gustavo Sánchez Cabrera, del medio Noticias Minuto a Minuto. Gustavo, antes de ser asesinado, había hecho públicas sus denuncias por amenazas y otras agresiones. Un año antes, en julio de 2020, también había sufrido un intento de asesinato, por lo que solicitó su incorporación al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas. Pero las medidas de protección nunca pudieron ser aplicadas, pues fue asesinado el 17 de junio. 

Por tipo de cobertura, las agresiones se concentraron en periodistas que cubren temas de corrupción y política, con 183 casos, el 50% de las 362 agresiones registradas en el primer semestre de 2021. Le sigue seguridad y justicia, con 56 casos; Derechos Humanos, con 52; y protestas o movimientos sociales, con 41. 

“Vivimos con miedo”

En cuanto a los agresores, el informe de Artículo 19 apunta que, continuando con la tendencia de los últimos años, el Estado mexicano es el principal agresor de la prensa. En total, llevan registradas 134 agresiones, el 37% del total. 

Dentro de este apartado, la organización civil documentó que las personas funcionarias públicas están vinculadas directamente a 83 agresiones, mientras que las fuerzas de seguridad civiles fueron responsables de 46, y las fuerzas armadas de cinco ataques. 

Entérate: Roban, retienen y amenazan de muerte a Teresa Montaño, periodista del Edomex

“Otra vez el Estado mexicano está muy por encima del resto de agresores”, subrayó en entrevista Leopoldo Maldonado, director de la oficina en México y Centroamérica de Artículo 19, que añadió que es “de suma preocupación que quienes tienen la obligación de ser los garantes de los derechos, persistan en ser los principales agresores de periodistas y medios de comunicación”. 

Las autoridades más agresoras son a nivel estatal, con 57 casos; después, a nivel municipal, con 47; y finalmente a nivel federal, con 30 casos. 

Mientras que los partidos políticos, implicados en al menos 56 agresiones durante el pasado periodo electoral en el país, son otros de los actores que cometen ataques contra la prensa.

Un caso de violencia contra periodistas perpetrada por el Estado es el de Alberto Amaro, director del medio digital La Prensa de Tlaxcala, quien desde el año pasado ha sido víctima de amenazas por parte de Eleazar Molina Pérez, alcalde de Tetla, Tlaxcala, y de policías municipales de Apizaco. 

“He ido a la fiscalía a hacer mi denuncia. Tengo una orden de restricción contra un elemento de la policía, queja ante derechos humanos y protección del mecanismo. Aun así, las protecciones no llegan, nos abandona el gobierno. Mi familia y mis colaboradores en el medio vivimos con miedo”, narró Alberto Amaro, en un testimonio que recaba Artículo 19 en su informe. 

Otro agente agresor importante es el crimen organizado. En lo que va de semestre, en al menos 12 ocasiones grupos delictivos agredieron a la prensa por medio de amenazas, la mayoría de muerte, exigiendo a los periodistas o medios que se deje de publicar ciertos actos delictivos, o contactando y buscando extorsionar para que se publiquen mensajes sobre grupos contrarios. 

“Te estás pasando, cabrón”

La entidad que concentra mayor cantidad de agresiones a la prensa es la Ciudad de México, con 64 casos entre enero y junio de este 2021. 

Sin embargo, Artículo 19 matizó que este dato no implica forzosamente que sea la entidad más violenta en el país, ya que deben considerarse otros factores, como que la población de periodistas en la ciudad es más numerosa, más el hecho de que existan redes de protección más grandes. Esto, puntualiza la organización, puede generar una mayor confianza para denunciar y reportar más casos.

Los estados de Tamaulipas y Quintana Roo se ubicaron en segundo lugar de agresiones, con 23 casos cada entidad. 

En el caso de Tamaulipas este dato supone un incremento del 64% en comparación con todo el año 2020, cuando Artículo 19 documentó 14 ataques. De hecho, esta entidad ocupó el lugar 17 de agresiones a los medios el año pasado. Sin embargo, la organización también precisó que tanto en 2020, como en este 2021, pudo haber un subregistro de las cifras, puesto que Tamaulipas está considerada como “una zona silenciada”.

Un caso de amenaza es el que vivió el fotoreportero Jesús Humberto González, de La Tarde de Reynosa y El Mañana de Reynosa, quien sufrió múltiples agresiones este semestre. 

El pasado 18 de enero, el reportero dijo a Artículo 19 que identificó vigilancia tanto en las oficinas donde trabajo, como en su domicilio particular. Una semana después, el 30 de enero por la noche, el fotoperiodista llegó a su casa y cuando entró encontró un mensaje. 

“Llegué y ahí, en el portón, había una hoja de papel blanco. Estaba atorada en la puerta. Me bajé a ver y vi que venía un mensaje así en pluma: ‘Te estás pasando, cabrón’”. 

Otro foco rojo es el estado de Guerrero, con 21 agresiones documentadas; 13 de ellas en Iguala, el 61% de los ataques en la entidad. 

“Yo fui desplazado en octubre de 2020. Miembros de un grupo criminal me advirtieron que ‘me iban a descuartizar’”, denunció Jonathan Cuevas, periodista desplazado de Guerrero. 

En el quinto y sexto lugar están los estados de Baja California (19 agresiones); le siguen Yucatán y Veracruz (18 agresiones); Sinaloa, con 16; Oaxaca y Guanajuato, con 15; San Luis Potosí y Jalisco, con 14; y Coahuila, con 12. 

Sonora, que no está entre los 10 estados con más agresiones, se ha convertido en un foco rojo este 2021: fue el escenario de los asesinatos de los periodistas Benjamín Morales, el 3 de mayo, y de Ricardo López Domínguez, el 22 de julio, además de la desaparición de Jorge Molontzin, el 16 de marzo. 

Ni prevención, ni protección

Leopoldo Maldonado, director de Artículo 19 en México, recalcó en entrevista que el informe semestral de agresiones a la prensa expone un diagnóstico claro de la situación en el país: “No hay política de estado para proteger a periodistas, no hay prevención, ni tampoco protección”. 

Sobre este punto, el activista dijo que la organización Artículo 19 se muestra preocupada por la “reedición” anunciada la semana pasada por el presidente López Obrador del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras y Periodistas. 

“Voy a proponer a Alejandro Encinas que se haga una revisión sobre el Mecanismo de Protección a Periodistas porque, en efecto, es algo que ya venía y nosotros lo hemos continuado, pero a lo mejor no es lo más eficaz. Hay que revisarlo”, dijo el mandatario el pasado 20 de agosto. 

Maldonado recordó que el Mecanismo es una herramienta y no una política pública en sí para proteger y garantizar la libertad de expresión en México. 

“No se puede caer en el error de pensar que el Mecanismo es la única acción que puede hacer el Estado mexicano. Es una medida extraordinaria que debe ayudar a otras instancias de gobierno”, planteó Maldonado. 

“El Mecanismo es un punto de arranque -insistió-, pero tiene que haber muchas más acciones del Estado. Pensar que todas las obligaciones y deberes del Estado se reduce al Mecanismo es ser muy reduccionista”. 

Puedes revisar el informe completo:

  
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Olímpicos de Tokio: la protesta de la atleta estadounidense que cruzó los brazos tras recibir su medalla

La lanzadora de peso estadounidense Raven Saunders hizo el primer gesto de protesta política que se haya visto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
2 de agosto, 2021
Comparte

La lanzadora de peso estadounidense Raven Saunders hizo el primer gesto de protesta política que se haya visto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Al recibir la medalla de plata y mientras las otras ganadoras posaban para las fotos en el podio, Saunders levantó los brazos en forma de X.

Dijo que representaba “la intersección en donde todas las personas oprimidas se encuentran”.

La joven afroestadounidense de 25 años, integrante de la comunidad LGBTI, ha hecho público que lucha contra la depresión.

El lanzamiento de bala, dijo, ha consumido su identidad en el pasado, haciéndole sentirse incapaz de escapar de las presiones que vienen con la competencia.

También dijo que su objetivo al protestar era dar luz a “personas de todo el mundo que están luchando y no tienen la plataforma para hablar por sí mismas”.

“Para mí haber ganado esta medalla, y que eso sirva de inspiración al colectivo LGBTI, a las personas con enfermedades mentales y a las minorías negras, es algo que significa todo”, dijo.

Raven Saunders en un lanzamiento de peso

EPA
Saunders compitió en el lanzamiento de peso de Tokio 2020.

En la prueba realizada el domingo, la china Gong Lijiao ganó el oro y la neozelandesa Valerie Adams el bronce.

Analizan una posible sanción

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha relajado su política de prohibición de protestas para los deportistas que participan en Tokio 2020.

Si bien se les permite “expresar sus puntos de vista” durante las conferencias de prensa, las manifestaciones políticas todavía están prohibidas en las ceremonias de premiación.

El COI informó que está “analizando” lo que hizo Saunders, indicó un portavoz. Aún no se determina si habrá una sanción para la estadounidense.

La salud mental de los atletas ha estado en el centro de la atención mundial en los Juegos Olímpicos de este año, después de que la campeona de la gimnasia Simone Biles se retirara de varias disciplinas para priorizar su bienestar.

Saunders, quien hizo su debut olímpico en Río de Janeiro en 2016, contó que en 2018 pensó en el suicidio mientras atravesaba conflictos emocionales.

Raven Saunders celebrando

Reuters

Asegura que luego de acercarse a un antiguo terapeuta en busca de apoyo pudo formar una relación más equilibrada con el deporte y alcanzar el éxito.

“Está bien ser fuerte”, expresó. “Y está bien no ser fuerte el 100% del tiempo. Está bien poder necesitar a la gente”.

Saunders ya había llamado la atención durante las competencias por el tinte bicolor de su cabello, así como por su colección de mascarillas inspirada en los personajes del cine Hulk y Joker.

Dice que ve a Hulk como su alter ego y un reflejo de cómo aprendió a usar la fuerza de una manera controlada.

Logo de BBC Mundo en Tokio

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4GPaLOBW76k&t=11s&pp=sAQA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.