FGR niega expediente a hermana de José Guadalupe por dar a conocer su asesinato
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

FGR niega carpeta de investigación a hermana de víctima; alega que podría filtrar datos a medios

José Guadalupe Pacheco Malagón murió baleado, junto a otros tres compañeros, que formaban parte de una brigada que custodiaba un ducto de Pemex, cuando fueron atacados por desconocidos, en agosto de 2020.
Especial
Comparte

La Fiscalía General del Estado (FGR) se negó a entregar copias de la carpeta de investigación sobre un asesinato, a la hermana de una víctima, alegando que ésta podría filtrar información, ya que meses atrás Animal Político realizó una nota sobre el caso.

José Guadalupe Pacheco Malagón, exmilitar de 49 años, murió baleado  junto a otros tres compañeros (Eugenio Cruz Mora, Oscar Valentín Gómez Reyes y Leopoldo Felipe Guerrero López) en una emboscada ocurrida el 13 de agosto de 2020 en Cazadero, municipio de San Juan del Río, Querétaro. Los cuatro formaban parte de una brigada que custodiaba un ducto de Pemex cuando fueron atacados por desconocidos.

Lee: José Guadalupe murió con tres compañeros protegiendo un ducto de Pemex; a 6 meses no hay detenidos

Su hermana, Elena Pacheco Malagón, denuncia que no hay avances en las pesquisas y por eso ha solicitado copia del expediente. Un juez de amparo dio la razón a la víctima, que no ha recibido todavía los documentos porque la FGR impugnó la decisión.

“No tengo ningún interés más que saber quién mató a mi hermano”, dice Pacheco Malagón, molesta con la respuesta de la Fiscalía. “Dicen que puedo revelar detalles de la investigación, ¡pero si no hay ningún avance!”, afirma.

Tras el atentado que acabó con la vida de su hermano, Pacheco Malagón fue reconocida como víctima indirecta, es asesorada por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y ha podido consultar la carpeta de investigación FED/QRO/SJR/0001735/2020 en la sede de fiscalía de Querétaro.

Para no tener que depender de los horarios de los investigadores y poder consultar los avances con más detenimiento, la mujer solicitó copia simple de los documentos, según le corresponde por ley. Sin embargo, el 14 de abril de este año recibió la negativa.

El argumento sorprendió a Pacheco Malagón. Entre sus razones para no darle copia del expediente, la FGR alegaba que Animal Político elaboró una nota sobre el caso, que se puede consultar aquí. En la misma, la hermana de la víctima hace referencia a la carpeta de investigación para explicar que los vigilantes iban bromeando antes de sufrir el ataque y que no existe ninguna línea que señale a posibles culpables.

Además, la fiscalía argumenta que existen más víctimas directas e indirectas y que la fuga de información podría revictimizarlas.

Animal Político consultó con FGR sobre el caso, pero hasta el cierre de la edición de esta nota no había recibido respuesta.

Ante esta negativa la mujer presentó un amparo, que fue resuelto a su favor. En su sentencia, el juzgado tercero de amparo y juicios federales en el estado de Querétaro dice que “en ningún caso la reserva puede invocarse para impedir a la víctima el acceso al expediente de una causa penal, pues la potestad del Estado de evitar la difusión del contenido del proceso de ser el caso, debe ser garantizada al adoptar las medidas necesarias compatibles con el ejercicio de los derechos procesales de las víctimas”.

Así, el juez estima que la carpeta debe estar a disposición de la víctima.

A pesar de la sentencia, Pacheco Malagón no ha recibido todavía las copias de la carpeta ya que la FGR impugnó la sentencia de amparo.

Más allá de la batalla legal por el acceso a la carpeta de investigación, la lucha de esta mujer es por saber quién mató a su hermano. Y al día de hoy, cuando ya ha transcurrido más de un año desde el asesinato, apenas hay explicaciones.

Lee más: A un año de las muertes en hospital de Pemex, no hay sanciones ni pensión a familias ni información

Aunque una respuesta de Pemex a una solicitud de información de Animal Político puede arrojar algo de luz: el asesinato de los cuatro guardias de seguridad no era el primer ataque que se registraba en la zona y apenas un mes antes, el 5 de julio, trabajadores de la empresa petrolera respondieron a balazos una agresión armada.

“Durante el servicio de patrullaje los trabajadores fueron agredidos por civiles quienes portaban armas de fuego, por lo que estos procedieron a repeler la agresión”, dice esta respuesta.

La afirmación se contradice con otro documento enviado por Pemex a solicitud de la hermana de la víctima en la que se niegan ataques previos.

“No se cuenta con información de que algún grupo de vigilancia de agentes adscrito al departamento de seguridad física en Querétaro hayan sufrido ataques dentro de los seis meses anteriores a la fecha de solicitud”, dice.

Hasta el momento solo se sabe que los cuatro oficiales circulaban en una camioneta de vigilancia de ducto cuando cerca de las 23 horas fueron emboscados por un grupo armado. Recibieron casi 300 impactos de bala aunque en la zona se encontraron más de 450 casquillos, ya que ellos también se defendieron.

Pacheco Malagón ha tratado de buscar pruebas, como las comunicaciones entre su hermano y sus compañeros, o los videos que debieron grabar las cámaras de seguridad aquella noche. Hasta ahora no hay información sobre quién atacó o quién pudo dar la orden.

La hermana de la víctima teme que caso termine en el cajón de los asesinatos impunes, tan comunes en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estampida en Seúl: los testimonios que relatan el pánico en la tragedia del festival de Halloween en Corea del Sur

Más de 150 personas murieron y más de 80 resultaron heridas este sábado en Seúl al registrarse una estampida en un evento masivo por las fiestas de Halloween.
30 de octubre, 2022
Comparte

Testigos han descrito escenas de pánico y caos total cuando las estrechas calles del popular distrito de Itaewon, en Seúl, se llenaron de gente hasta formar multitudes en las que costaba respirar y moverse.

“Había decenas de miles de personas, la mayor cantidad que he visto en mi vida, hasta el punto de que nos aplastaron contra el pavimento“, le dijo a la BBC el periodista independiente Raphael Rashid.

Miles de adolescentes y veinteañeros llegaron disfrazados a Itaewon, un distrito en el corazón de la capital conocido por su vibrante vida nocturna, emocionados de poder festejar tras dos años de restricciones por la COVID, en Corea del Sur.

Pero los videos de lo ocurrido reflejaron el desarrollo de una tragedia que un testigo comparó con una película de guerra.

Se han reportado más de 150 muertos y más de 80 heridos en el desastre que sucedió el sábado en la noche.

Las imágenes que se han difundido muestran multitudes tan apretadas que las personas apenas podían moverse.

Unos lograron salir a un lugar seguro, pero se vieron transeúntes desesperados que ayudaban a los paramédicos a dar reanimación cardiopulmonar (RCP) a los heridos y una larga fila de víctimas en bolsas para cadáveres en el pavimento.

Un callejón de pendiente pronunciada se convirtió en una trampa mortal, pues, al parecer, la multitud se abalanzó hacia delante y la gente de adelante se cayó y fue pisoteada por los que estaban atrás.

“Las personas en el medio”

En algunos videos que se han publicado en Twitter se ve a los rescatistas jalando desesperadamente a las personas para sacarlas de una multitud abarrotada.

Una persona bajita como yo ni siquiera podía respirar“, dijo una testigo citada por la agencia de noticias AFP.

Parientes desesperados esperan por noticias de sus seres queridos.

Kim Hong-ji/Reuters
Parientes desesperados esperan por noticias de sus familiares y amigos.

Contó que había sobrevivido porque estaba al borde del callejón, pero que “las personas en el medio sufrieron más”.

Raphael Rashid dijo que “nadie entendía realmente lo que estaba pasando” y algunos policías estaban “parados encima de sus patrullas tratando desesperadamente de decirle a la gente que abandonara la zona lo antes posible”.

El médico Lee Beom-suk le dijo a la emisora local YTN que había tratado de revivir a algunas víctimas con RCP, pero que “el número explotó poco después, superando en cantidad a los primeros en responder (a la emergencia) en el lugar”.

“Muchos transeúntes vinieron a ayudarnos con la RCP”.

También dijo que “los rostros de muchas víctimas estaban pálidos”.

“No podía tomarles el pulso ni la respiración y muchos de ellos tenían la nariz ensangrentada”.

Familiares en un centro comunitario

Kim Hong-ji/Reuters

Park Jung-hoon, de 21 años, le dijo a la agencia de noticias Reuters que la situación estaba “completamente fuera de control“.

Y Moon Ju-young, también de 21 años, señaló que “había demasiada gente”.

“Sé que los policías y los rescatistas están trabajando duro, pero diría que hubo una falta de preparación”.

Una residente de Itaewon, Lee Su-mi, de 53 años, le indicó a Reuters que “aquellos jóvenes que fueron llamados ‘generación covid’ finalmente pudieron celebrar Halloween como su primer festival”.

“Entonces nadie fue capaz de prever que el festival se convertiría en un desastre”.


“Murieron en sus manos”

Fan Wang, BBC News, Singapur

A Ana, una española de 24 años, se le pidió que ayudara a tratar de reanimar a las víctimas mediante RCP, a pesar de que nunca antes lo había hecho.

Ella y su amiga alemana, Melissa, de 19 años, estaban en un bar al lado de donde ocurrió la estampida.

Zona donde ocurrió la estampida

BBC

Cuando intentaban salir alrededor de las 23:00 hora local (14:00 GMT), vieron ambulancias y policías que corrían pidiendo a la gente que se apartara para abrir espacio para sacar a los muertos y heridos.

“Había tantas personas que necesitaban gente común para hacer RCP. Entonces todos comenzaron a participar y ayudar. Teníamos dos amistades que sabían hacer RCP y salieron a ayudar”, le dijo Ana a la BBC.

“Tres minutos después o tal vez más regresaron llorando y con trauma porque trataron de salvar a cinco o seis personas, pero todas murieron en sus manos”, añade la española.

Entonces fue cuando salió a ayudar a dos muchachas. Sin saber cómo realizar una RCP, seguía las instrucciones de otros.

“Me decían cómo sostener la cabeza y abrir la boca y cosas por el estilo. Estaba tratando de ayudar, pero ambas también estaban muertas. Debo decir que todas las personas que trajeron para hacer RCP, la mayoría de ellas ya no respiraba, por lo que no podían hacer nada. No pudimos hacer nada, ese fue el trauma principal”, dice Ana.


“La gente cayó como fichas de dominó”

Servicio Tailandés de la BBC

Jessi Jassicah estaba en un bar en la esquina del callejón donde ocurrió la tragedia.

Acababa de abrir una botella de champán cuando escuchó un grito y se volteó para mirar qué pasaba afuera.

Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

Kim Hong-ji/Reuters
Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

“La gente ya se había caído” -contó en un video que publicó en Facebook- “y se cayó como fichas de dominó”.

De acuerdo con Jassicah, la gente comenzó a luchar para ponerse de pie y el personal de seguridad trató de evitar que entraran al bar cuando intentaban escapar de la aglomeración.

“Estuve encerrada por un tiempo porque la seguridad no me permitía salir. Estaba aterrorizada cuando veía a la gente escupiendo sangre y cómo les hacían resucitación cardiopulmonar”, dijo.

Dice que cuando logró salir y caminó hacia el siguiente callejón, se sorprendió al ver que “los turistas todavía estaban bailando, todavía estaban tomando fotos”.

“Fue impactante porque mucha gente no había visto las noticias, todavía no sabía lo que estaba pasando”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.