Posibles delitos fiscales y corrupción: los casos abiertos contra Guajardo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Posibles delitos fiscales, malos manejos y corrupción: los casos abiertos contra Ildefonso Guajardo

Aunque el exsecretario de Economía ya fue procesado por un delito, la FGR y la SHCP aún tienen varias investigaciones en curso en contra de su administración. Guajardo responde que no ha cometido ninguna irregularidad.
Cuartoscuro
12 de agosto, 2021
Comparte

El exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, procesado hace unas semanas por presunto enriquecimiento ilícito, sigue bajo investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por presuntas irregularidades en su gestión y en sus finanzas personales que habrían derivado en posibles fraudes y corrupción.

De acuerdo con autoridades federales consultadas por Animal Político los hechos que se indagan van desde posibles desfalcos que ascienden a más de 800 millones de pesos y que no han sido solventados, hasta la mala gestión de una empresa de producción de sal estatal que “destruyó su valor económico” al punto de quedar en riesgo de quiebra.

Por estos hechos la FGR tiene en curso al menos tres carpetas de investigación y se esperan nuevas denuncias en próximas semanas. A partir del 1 de septiembre Guajardo asumirá su rol como diputado federal y obtendrá el fuero que lo protege de acciones penales en su contra.

En caso de que en alguna de las indagatorias se reúna evidencia suficiente para hacer una imputación en contra del exfuncionario, los fiscales responsables tendrán que solicitar al Congreso que se analice la factibilidad de un juicio de procedencia para retirar la protección constitucional al exfuncionario y solo después de ello podrían imputarle algún delito.

Por su parte, Ildefonso Guajardo respondió a este medio que no ha incurrido en irregularidad alguna y que, al igual que en el caso del presunto enriquecimiento por el cual se le procesó, cuenta con elementos de información para esclarecer cualquier señalamiento de las autoridades.

Animal Político detalla algunos de los casos abiertos en curso contra la gestión de Guajardo a partir de la información proporcionada por las autoridades y la respuesta del propio exfuncionario.

Te pude interesar: “El que nada debe, nada teme”, dice AMLO sobre investigación contra Ildefonso Guajardo

La sal… pérdidas millonarias

De acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), entre 2013 y 2018 – durante el periodo en que Guajardo fue titular en la Secretaría de Economía – la empresa estatal Exportadora de Sal S.A. de C.V.  (ESSA) adscrita a dicha dependencia sufrió pérdidas y devaluaciones millonarias.

Un informe publicado en 2019 por los auditores advirtió que en el sexenio pasado el gobierno (que es dueño del 51% de la empresa) no implementó los mecanismos necesarios para corregir situaciones claramente desventajosas con las que operaba dicha compañía, que es una de las mayores productoras de sal en el mundo.

Aunque problemas como el bajo precio por el que se obligó a esta empresa a vender la sal a uno o dos compradores exclusivos se originaron en administraciones anteriores, los auditores destacan que correspondía al gobierno darles una solución. El resultado fue una severa crisis y pérdidas cuantiosas.

“En términos de los indicadores de rentabilidad, ESSA no fue rentable; además, destruyó su valor económico por 526 mil 522 millones de pesos, y aumentó su riesgo de quiebra” indicaron los auditores.

Además de la mala gestión comercial, la Auditoría tiene observaciones sin solventar por malos manejos que ascienden a más de 255 millones de pesos en esa empresa, recursos cuyo destino debe ser esclarecido o, en su caso, regresados al erario.

En 2019 la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP presentó ante la FGR cuatro denuncias por posibles hechos de corrupción y hasta lavado de dinero en relación con la operación de ESSA. La FGR agrupó los casos e inició una carpeta de investigación que está en integración en contra de los funcionarios que resulten responsables.

Sobre estos hechos Guajardo reconoció que la empresa ESSA operó con baja rentabilidad y estuvo en riesgo de quiebra, pero lo atribuyó a dos razones: malas decisiones sobre el precio de la sal y otros rubros que se tomaron en décadas pasadas, y la corrupción en que incurrió el funcionario que habían designado como director de la empresa, Jorge Humberto López Portillo Basave.

El exsecretario de Economía recordó que fue su propia administración la que denunció penalmente a Portillo Basave por haber comprado una embarcación sin autorización del consejo de la empresa y con un valor muy superior al del mercado. Una operación que causó un desfalco de 8 millones de dólares al erario. Ello sumado a contratos que favorecieron a otra empresa particular en detrimento de Exportadora de Sal.

“Nosotros hicimos acciones para poner orden. Fuimos de las pocas secretarias que presentamos una denuncia por corrupción a un miembro de la propia administración y al final profesionalizamos el proceso para nombrar al director (…) pero recibimos una mala administración y tuvimos un director que inicialmente dispuso de manera incorrecta del patrimonio. Un exfuncionario que hoy está prófugo de la justicia”, dijo Guajardo.

Enriquecimiento y, ahora, fraude fiscal

El pasado 9 de julio un juez federal vinculó a proceso a Ildefonso Guajardo por su probable responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito luego de que la Fiscalía General de la República lo acusara de contar con recursos que no reportó oportunamente en sus declaraciones y que no se justifican con sus ingresos.

El caso se inició primero por una auditoría de la Secretaría de la Función Pública (SFP) que identificó inconsistencias en su situación patrimonial como, por ejemplo, una obra de arte adquirida y no reportada correctamente por el exfuncionario. El caso fue denunciado ante la FGR que, a su vez, localizó una cuenta en el extranjero con un saldo equivalente a poco más de 8 millones 169 mil pesos.

Luego de conseguir que el juez abriera el proceso penal la FGR dio parte de sus hallazgos a la Procuraduría fiscal de la SHCP la cual inició un expediente en contra de Guajardo por una presunta defraudación fiscal como resultado de estas operaciones.

En caso de que dicha procuraduría fiscal corrobore las anomalías relacionadas con estas operaciones se presentaría una nueva denuncia ante la FGR.

Sobre estos señalamientos Guajardo dijo a Animal Político que las irregularidades que se le imputan parten de operaciones que en su momento ya aclaró ante las autoridades. Señaló, por ejemplo, que recibió depósitos de 800 mil pesos de su hermano Julio Guajardo por un préstamo y de 400 mil pesos de otro amigo por préstamos hechos con anterioridad, al igual que otras transferencias como resultado de la venta de unos autos usados.

Respecto a la obra de arte (un cuadro) Guajardo dijo que la compró en 2010 y cometió el error de no declararlo en ese año cuando era legislador ya que por su dimensión se quedó en la galería que se lo vendió. Al recibirlo y reportarlo en su declaración 2015, se generó una discrepancia sobre el origen del recurso.

Pese a ello la SFP envió una denuncia ante la FGR la cual, en su indagatoria, incorporó la cuenta abierta en el extranjero con la cantidad ya referida.

“Yo tengo también cómo probar ese depósito que vienen de una herencia y venta de una casa, pero la fiscalía no me dio la oportunidad de probar esa observación y cuando el caso ya llega al juez no tuve tiempo para solicitar todos los documentos. Entiendo que por eso pudo surgir el tema fiscal, pero tengo todos los elementos para aclarar algo. Todas las observaciones son resultado de cosas que yo mismo declaré”, dijo Guajardo.

Costosa… ¿remodelación o reconstrucción?

Otro hecho de la gestión de Guajardo que se encuentra bajo investigación de las autoridades son los trabajos relacionados con obras de remodelación que se hicieron en el sexenio pasado al edificio sede de la SE, las cuales ascendieron poco más de 450 millones de pesos. Los trabajos, sin embargo, presentaron retrasos, presuntos sobrecostos, y daño al ambiente.

De acuerdo con la revisión que lleva a cabo los órganos internos de control de la administración actual de la SE, se firmaron hasta cinco contratos para llevar a cabo estas obras con la finalidad de reparar un hundimiento que presentaba el edificio ubicado en la colonia Condesa, y que ponía en riesgo su seguridad estructural.

Los trabajos pactados a la postre se extendieron debido a siete convenios modificatorios que elevaron los costos en más de 70 millones. Esto sin que se aplicaran, según la administración actual, las penas correspondientes.

La ASF también identificó, por su parte, irregularidades en otro de los contratos. Por ejemplo, señaló que no se obtuvieron los permisos correspondientes de impacto ambiental antes del arranque de las obras, y tampoco se presentó un plan de manejo de residuos peligrosos pese a que se generaron 85 toneladas de materiales que contenían asbesto.

Sobre estos hechos Guajardo recordó que la sede de la SE es un edificio viejo y que presentaba daños estructurales que ponían en riesgo a los trabajadores, una situación que fue ignorada por varios de sus antecesores. Y aclaró que lo que se hizo “no fue una remodelación sino fue una reconstrucción completa”.

“Nosotros tuvimos que desalojar el edificio, se licitó todo el proceso y lo que se hizo fue dejar solo el esqueleto para hacer un reforzamiento estructural. Es una obra que ha ganado premios incluso. Al final el constructor intentó cobrar trabajos adicionales que no le autorizamos. Si yo hubiera tenido un arreglo con el constructor no le hubiera negado todo eso” dijo el exfuncionario.

Lee más: Los pobres no comen gasolina, responde Guajardo ante críticas sobre alza de precios en el sexenio

Presunta estafa empresarial

En el sexenio pasado la Secretaría de Economía a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) entregó más de 650 millones de pesos de un fondo destinado a emprendedores y pymes a varias confederaciones empresariales. Todo ello a través de la firma de convenios y sin licitaciones.

El problema es que actualmente no hay certeza de donde quedó ese dinero. La actual administración de la SE dijo que hay un proceso de evaluación y seguimiento que no concluye, pero que la información aportada hasta ahora no es suficiente para comprobar el manejo correcto de los recursos.

La FGR inició una carpeta de investigación con relación específicamente a cinco convenios firmados con la Concamin la cual está en fase de integración. Se prevé que la Auditoría presente en las próximas semanas dictámenes técnicos que identifiquen a los funcionarios responsables de estos hechos.

Cabe señalar que en el arranque del actual sexenio el Inadem fue eliminado bajo el argumento de que era una instancia que privilegiaba el uso de intermediarios en la entrega de apoyos, y que operaba con sospechas de corrupción.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.