Regreso a clases presenciales al 50%; reclaman falta de opciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Regreso a clases presenciales al 50%; padres de familia reclaman falta de opciones

En las escuelas, los padres piden a los estudiantes que se cuiden, mientras que maestros ofrecen gel y otros toman la temperatura.
Carlo Echegoyen
Por Andrea Vega, Zedryk Raziel y Dalila Sarabia
30 de agosto, 2021
Comparte

No hay plazo que no se cumpla y este lunes, luego de permanecer cerradas por 17 meses, las escuelas de educación básica abrieron sus puertas.

Desde las 06:30 horas, decenas de alumnos y padres de familia se congregaron afuera se las distintas secundarias de la Ciudad de México en donde esperaron se les permitiera el acceso.

“Venimos con miedo, la verdad, pero la vida tiene que seguir, no podemos estar toda la vida encerrados”, comentó la señora Julieta.

“Le puse sus toallitas, su gel, una bolsa de cubrebocas (…) su papá y yo le explicamos bien cómo cuidarse y confiamos en Dios en que no le pase nada”.

El hijo de la señora Julieta empezó hoy el tercer año de secundaria en el plantel 14 “Cinco de Mayo”, en la colonia Del Valle.

Según explicó la mujer, su hijo tendrá que ir una semana a clases presenciales y otra descansará por lo cual su grupo fue dividido en dos partes. Los salones serán entre 12 y 15 estudiantes.

“Sí podríamos escoger no traerlos, pero la escuela mandó a decir que si no venían sólo tendrían el “Aprende en Casa” porque no les darían clases virtuales, pero con el Aprende en Casa no aprenden”, opinó la señora Olga, madre de una estudiante que comenzó el segundo año de secundaria.

Lee: Puede que un niño se contagie, pero se atiende: AMLO da banderazo a clases presenciales

En la secundaria 38 “Josefa Ortiz de Domínguez”, también en la colonia Del Valle, se observó un permanente ingreso de estudiantes.

En la entrada sus padres los persignaban y pedía que se cuidaran, mientras una maestra ofrecía gel y otros dos maestros tomaban la temperatura.

“Van a tomar clases escalonadas, una semana la mitad del grupo y luego la otra mitad (…) así se organizó la escuela y creo que está bien porque en la escuela de mis sobrinos solo irán dos días a la semana”, comentó la señora Lidia, mamá de un estudiante que hoy entró a primero de secundaria.

“No sabíamos si los niños iban a venir”

Desde las 7:45 de la mañana, los alumnos de la Primaria Ruinas de Bonampak, en Naucalpan, Estado de México, empezaron a hacer fila afuera de su escuela para iniciar este nuevo ciclo escolar con clases presenciales.

En esta escuela el personal esperaba recibir alrededor de 80 niños, pero llegaron 144 alumnos, de todos los grados. Los salones más llenos tienen una docena de alumnos y los que recibieron menos niños tienen cuatro.

José Luis Garrido, papá de Emily Renata, que ingresa a primer año, dice que decidió tomar la modalidad de clases presenciales para su hija porque es mejor para la educación de los menores venir a la escuela.

“Es un momento crítico que estamos pasando, lo sé, pero también sé que venir a la escuela es mejor para el desarrollo de mi niña”.

Leticia Moreno, directora de esta primaria, aseguró, poco antes del ingreso de los alumnos, que este inicio de clases es el más difícil en 35 años de servicio por la responsabilidad de mantener a los niños a salvo en esta epidemia que el país está viviendo.

Lee: “Enséñale como puedas”: familias de niños con discapacidad acusan abandono ante regreso presencial a clases

María Antonieta Aguilar Colín, subdirector de esta escuela, aseguró que en 28 años de servicio nunca había vivido algo así.

“Me siento muy nerviosa. Estoy con mariposas en el estómago. No sabíamos si los niños iban a venir, si los papás iban a querer dejarlos y todo va muy bien. Los niños están contentos, están siguiendo las instrucciones. Pero seguimos con la corriente eléctrica por todo el cuerpo de cómo irán las cosas”.

Este lunes vinieron la mitad de los niños que asistirán a clases presenciales en la Primaria Ruinas de Bonampak y volverán el miércoles. Mañana martes vendrá la otra mitad, que continuará la jornada semana hasta el jueves, mientras que los viernes se recibirán las tareas de los alumnos que decidieron no asistir.

Esta semana, los alumnos que no asistieron sólo enviarán sus tareas a sus profesores y no tomarán clases en línea, pero esto se evaluará al final de la semana de acuerdo a cuántos niños vienen. Por ahora solo los de quinto grado están tomando clases en línea, porque los papás de ese grado se organizaron para tener el dispositivo y la plataforma para que las profesoras estuvieran transmitiendo a distancia.

“Vamos a ir viendo si eso se puede hacer en otros grados, y también vamos a ver cuántos niños vienen y en base a eso se tomarán decisiones para que nadie se quede fuera”, explica la directora.

La profesora Brenda Yescas, de cuarto grado, explica que en su casa una noche subirá a la plataforma de classroom las actividades que deberán hacer durante el día siguiente los alumnos que no asistan a la escuela.

“Hoy vinieron cinco alumnos, espero que mañana vengan otros cinco, serán alrededor de 10 en clases presenciales de un total de 26 inscritos. Los que no vienen pueden enviarme sus dudas por classroom o por WhatsApp, y los viernes tendré una sesión en línea de 45 minutos con ellos, así estaremos hasta el 13 de septiembre que inicien las clases de “Aprende en Casa”, cuando ya tendrán que seguirlas”.

Reclaman falta de opciones

Las clases en la Secundaria Diurna Número 18, ubicada en la colonia Roma de la Ciudad de México, iniciaron entre la incertidumbre y reclamos de padres de familia que consideran que se debía continuar en la modalidad de las clases en línea.

“Yo no sé si vengan niños contagiados que vayan a contagiar aquí a los niños que sí vengan sanos, es un regreso obligatorio, no es como dijeron, que iba a ser opcional, porque nos dijeron (autoridades de la escuela) que, si los niños no se presentan, no van a haber clases en línea; creo que eso no es justo”, dijo Elba Márquez en entrevista afuera de la secundaria.

“Yo decidí que mi hijo no viniera, pero como ayer fue el ultimátum de que, si no vienen los niños pues no nos enteramos de nada, tuvo que venir, obligatoriamente estamos aquí, y ya entró. (Yo hubiera preferido) clases en línea, ya estábamos acostumbrados, ¿para qué forzar a los niños a venir?”.

En esta escuela se dividió al alumnado en dos grupos por la letra inicial de sus apellidos (de la A a la M y de la N a la Z), que asistirán en días distintos de la semana. A la hora del ingreso, madres y padres de familia encararon a uno de los profesores, a quien le reclamaron que hoy se convocó a un grupo muy numeroso de estudiantes.

“Yo sé perfectamente que es muy complicado, la autoridad educativa ha dicho una cosa, el presidente (López Obrador) ha dicho otra cosa, la autoridad de la CDMX ha dicho otra cosa; no estamos en equipos distintos, eh, señores; si nosotros tenemos una razón de ser, es nuestro trabajo y son nuestros niños, sin ellos nosotros no somos nada. La autoridad ha dicho que no hay clases a distancia, que para ustedes es voluntario, pero para nosotros es presencial, quiere decir que lo están haciendo a fuerzas voluntario. ¿Qué hicimos como colectivo, como escuela? Que aquellos papás que no quieran traer a sus hijos, están en todo su derecho”, les dijo el profesor.

Entre los padres y madres de familia también hay quienes, si bien tienen dudas y temen por la salud de sus hijos, también defienden la necesidad de que estos asistan protegidos a la escuela para poder interactuar con sus compañeros.

“Mi única inconformidad en seguridad sanitaria es que el director ni la tutora jamás nos dieron bien la información de cómo se iba a manejar (el regreso a clases), hasta apenas ayer (domingo).

“Lo único que yo quiero pedir es que sean claros con la información, que se tomen las medidas necesarias, porque debemos empezar a saber vivir con esta enfermedad, esto no se va a quitar mañana, de alguna manera, como papás, es nuestra responsabilidad hacerles entender a nuestros hijos el riesgo que corren”, dijo Aída Pérez, madre de un alumno que ingresó a tercer grado.

“Yo, la verdad, no quisiera traerlo, pero él ya me pide a gritos que lo traiga, él va para tercero, yo creo que la pandemia los tiene más que estrenados, y ni modo, recomendárselos a Dios, yo creo que eso es lo principal, y confiar en la escuela”.

Lee:COVID y regreso a clases: qué se debe cuidar en niñas y niños

En la primaria y el preescolar Benito Juárez, ubicados en la calle de Jalapa, en la colonia Roma, el retorno a clases y el ingreso fue ordenado: los menores formaron filas con distancia y, al entrar a los planteles, se les roció desinfectante en la ropa, se les tomó la temperatura y se les dio gel antibacterial.

“Yo me siento bien, yo creo que es muy importante que los niños regresen a clases presenciales, las clases en línea creo que no son las adecuadas, yo sé que el COVID, la sana distancia y todo es un problema, pero es un problema ya crónico, que debemos de adaptarnos y, con todas las medidas, creo que es adecuado regresar de manera presencial. Yo a mi hijo lo noto muy animado, él ya tenía como cierta ansiedad en la casa, entonces está súper animado, súper contento de regresar a clases”, dijo Mirna Recillas, madre de un niño que ingresó a primero de primaria.

El director de la primaria, Gustavo Luna López, explicó que la matrícula escolar es de 860 estudiantes, de los cuales, la mitad podría asistir en día y la otra mitad en otro de manera alternada; sin embargo, dijo, de los 430 alumnos esperados hoy, sólo acudió un 20 o 30%.

“Yo creo que todos estamos con gran motivación y esperanza de que pase lo mejor, ellos (los padres y madres) tienen que hacer su trabajo como familia y nosotros haremos lo mejor como escuela”, afirmó en entrevista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 cosas que puedes hacer para cuidar tu dinero en tiempos de inflación y cuál es el peor error que puedes cometer

Esta guía práctica propone ideas para manejar mejor tus finanzas personales según expertos que han trabajado con personas en situaciones difíciles o clientes que quieren aumentar sus ingresos. Estos consejos pueden servirte en una crisis económica.
17 de noviembre, 2022
Comparte

Si la inflación ha sido este año una ola que recorre el mundo y los bancos centrales han subido las tasas de interés para tratar de controlarla, es posible que tus finanzas estén enfrentando un momento complicado o, al menos, una situación de incertidumbre sobre el futuro.

Tasas de interés más altas encarecen los créditos, haciendo más difícil comprarse un auto o una casa, productos que muy pocas personas pueden adquirir sin un préstamo.

Y en la vida cotidiana, quienes se han acostumbrado a usar tarjetas de crédito para hacer compras diarias o cubrir las cuentas del mes, ahora están pagando intereses mucho más altos, especialmente si dejan una cuota impaga.

Por otro lado, en aquellos países donde sus monedas se han devaluado frente al dólar, los consumidores están gastando más dinero en comprar bienes importados.

Los pronósticos económicos apuntan a que el año que viene el crecimiento económico será más bajo que el actual, ya que el aumento de las tasas de interés no sólo encarece los préstamos, sino que, al mismo tiempo, frena la economía.

Si las estimaciones de crecimiento económico para América Latina este año son de 3,2%, para el que viene son menores: de 1,4%, según la Cepal.

Mercado callejero en Caracas

Getty Images

En resumen, los próximos meses se vienen difíciles porque a final de cuentas, menos crecimiento se traduce en menos empleos.

¿Cómo puedes proteger tu dinero en medio de esta tormenta económica?

En BBC Mundo conversamos con algunos expertos en finanzas personales para que nos dieran sus consejos sobre cómo manejar mejor nuestras finanzas personales.

1. Mantener la calma a pesar de las presiones

Cuando llega un momento de crisis, es fácil caer en una situación de angustia o de pánico por lo que está ocurriendo. Así le pasa a los que tienen muchas deudas o pierden parte de sus ingresos.

“Lo primero que debemos de hacer es estar tranquilos para tener la mente fría antes de tomar cualquier decisión”, le dice a BBC Mundo Karla Costal, experta en finanzas personales, inversiones y educadora financiera en el sitio mexicano queridodinero.com.

Perder la calma es algo que no solo le pasa a las personas con sus finanzas familiares. También le ocurre a los pequeños y grandes inversores en Wall Street que se precipitan a vender o a comprar al contagiarse con las decisiones de otros jugadores.

Hombre con la mano en la cara

Getty Images

Cuando los tiempos son difíciles, comenta Howard Dvorkin, presidente de la consultora estadounidense Debt.com, “nos sentimos impotentes ante todas las malas noticias económicas, por lo que muchas veces cometemos errores con nuestro dinero haciendo movimientos repentinos o emocionales“.

Si tienes algunas inversiones, Dvorkin aconseja que si el viento corre en contra, a veces conviene “hacer poco o nada”.

Uno de los peores escenarios es ponerse a vender todo, explica.

“Mientras otras personas entran en pánico, harás bien en mantener la calma. Cuando vives lo suficiente, aprendes que ni los buenos ni los malos tiempos duran”, comenta.

Ya sea porque tienes deudas, el sueldo no te rinde como antes, temes que te despidan o tus inversiones están cayendo, el peor error es, dicen los expertos, tomar decisiones irracionalesmotivadas por la desesperación del momento.

2. Cómo hacer un presupuesto desde cero (y siempre se pueden recortar gastos)

Para cuidar tu dinero, lo esencial es modificar tu presupuesto, explica Melissa Lambarena, especialista en finanzas personales y tarjetas de crédito de NerdWallet.

Para eso, hay que hacer una lista con tus ingresos y gastos e “identificar aquellos gastos innecesarios que puedes recortar de tu presupuesto”.

Mujer con billetes

Getty Images

Quizás hay alguna plataforma de streaming que usas poco, o gastas mucho en ordenar comida online en vez de cocinar en casa.

Hay distintas maneras de hacer un presupuesto y ciertamente ninguna es mejor que otra: lo importante es encontrar la que más te sirve.

Mientras algunos especialistas prefieren hacer una lista simple de ingresos y gastos, otros proponen crear varias columnas para tener un mejor orden mental.

Puede ser la columna de ingresos, acompañada de una que diga gastos fijos (donde va todo lo que no se puede eliminar, como la renta, las cuentas de luz, agua, gas, transporte, internet, teléfono, supermercado, medicamentos y otros).

Luego agregar un columna con deudas y una cuarta columna con todas las cosas que no son vitales y que eventualmente podrían podrían recortarse.

Algunos son partidarios de manejar el presupuesto usando aplicaciones en tu teléfono, otros piensan que se puede hacer una simple planilla de Excel y otros proponen escribir el presupuesto a mano en una hoja y pegarla en el refrigerador.

Lo único importante es que te quite el menor tiempo posible y sea de fácil acceso.

Dos hombres sacando cuentas

Getty Images

Si estás pasando por un mal momento financiero y no tienes idea de tus gastos porque nunca hiciste un presupuesto, lo básico es imaginarse un mapa (o dibujarlo) que te muestre dónde estás y hacia dónde quieres ir, dice Costal.

“El mapa te ayuda a identificar dónde estás parado, cuál es tu situación actual y cuáles son tus objetivos”. Ese primer paso, agrega, te permitirá trazar un camino para alcanzar tus objetivos financieros.

Otro consejo que te puede ayudar es dividir el presupuesto en tres partes, siguiendo la regla del 50/30/20.

Destinar un 50% del salario a gastos fijos, el otro 30% a gastos de placer como vacaciones, la compra de un teléfono nuevo o la salida a un restaurante, y el restante 20%, al ahorro.

Aunque suena bien, es cierto que la mayoría de las personas destina gran parte del salario a sus gastos fijos y que, en muchos casos, solo la renta es superior al 50% de los ingresos.

Tú puedes inventar tu propia regla con los porcentajes que más te acomodan para dividir los gastos fijos, gastos de placer y ahorro.

Las deudas las puedes incluir en gastos fijos o, si prefieres, las puedes clasificar como un criterio separado.

3. Cómo hacer un plan para pagar deudas

Casi sin darte cuenta, llegó el día en que se acumularon tus deudas.

Puede ser que estés pagando la hipoteca de tu casa, el crédito automotriz, el préstamo bancario para cubrir una emergencia médica, el crédito universitario, además de las dos tarjetas de crédito que siempre has utilizado en el día a día.

¿Abrumador, no?

Mujer sacando cuentas

Getty Images

Con tantos compromisos financieros, es posible que veas las deudas como una montaña casi imposible de escalar.

Existen tres métodos populares para enfrentar el pago de las deudas: bola de nieve, avalancha y tormenta de nieve.

El método de la bola de nieve consiste en ordenar las deudas de menor a mayor.

La idea es pagar el mínimo en todas ellas cada mes, y poner todo el dinero extra que tengas en la deuda más pequeña.

Cuando esa deuda quedó saldada, pasas a la segunda más pequeña, sin olvidar de hacer los pagos mínimos en las demás.

Con el método de la avalancha ordenas tus deudas desde la que tiene el tipo de interés más alto al más bajo.

Tras hacer los pagos mínimos de todas las deudas, dedicas el dinero remanente para pagar la deuda que tiene los intereses más altos y así sucesivamente hasta llegar a la que tiene menos intereses.

Hombre mirando el computador

Getty Images

El método de la “tormenta de nieve” combina los dos. Te concentras en una o dos de las deudas más pequeñas primero y luego sigues con la deuda que tiene la tasa de interés más alta.

El método de la bola de nieve no parece ser el más recomendable, pero tiene una gran ventaja: obtienes una victoria psicológica más rápida al pagar la deuda por completo.

Con la avalancha, en cambio, ahorras dinero a largo plazo al deshacerte primero de la deuda con intereses más altos, por lo tanto, tiene más sentido desde una perspectiva financiera.

Hay otras alternativas como consolidar las deudas, que significa juntarlas todas bajo un mismo paraguas y comenzar a pagar un solo préstamo donde están incluidas todas las deudas de una vez.

Pero hay que tener cuidado con este camino, calculando correctamente que el interés de este nuevo préstamo consolidado no sea superior a los intereses que estabas pagando antes.

Y lo otro es renegociar con el banco, pedir extensiones de plazo o explorar si la institución financiera ofrece alguna otra alternativa para los deudores.

No se pierde nada intentándolo.

4. No te olvides de ahorrar (e invertir, aunque tengas poco dinero)

Si estás con problemas económicos y se te han acumulado las deudas, quizás la parte del ahorro te parezca inalcanzable.

Sin embargo, quienes han logrado cubrir todo sus gastos, tienen la misión de destinar una parte, por pequeña que sea, al ahorro.

Mujer frente a computador

Getty Images

Hay distintos tipos de ahorro. El ahorro de corto plazo se usa para solventar gastos como las próximas vacaciones o un auto nuevo. Es un ahorro específico para un fin determinado desde el inicio.

Luego está el ahorro de largo plazo, donde el ejemplo más claro es la jubilación.

Y el tercer tipo de ahorro es aquel destinado a tener un “fondo de emergencia”.

Los especialistas recomiendan que ese fondo de emergencia sea equivalente a tres o seis veces tu salario mensual, porque es un seguro personal en caso de que pierdas el trabajo o que debas enfrentar un gasto inesperado de salud.

Para comenzar a ahorrar, el primer paso suele ser el más difícil, comenta Jesús Chávez, director de análisis de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, México.

“Aunque sea poco dinero, es importante ahorrar”, dice el experto, pero advierte que hay que tomar ciertas precauciones.

“Si lo guardas en la casa, ese dinero va a perder poder adquisitivo”, explica. Entonces, lo más adecuado es buscar instrumentos que te permitan conseguir un rendimiento que se acerque al aumento de la inflación.

Hombre sacando cuentas

Getty Images

En el caso particular de México, Chávez recomienda invertir en Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES), emitidos por el gobierno mexicano en pesos.

Para quienes viven en otros países, si la inflación está muy alta, la recomendación es buscar opciones de bajo riesgo para evitar la devaluación de los ahorros.

Aunque reciben distintos nombres, el factor común es que depositas tus fondos por un período de tiempo y recibes una ganancia. Como las tasas de interés están altas, este puede ser un buen momento.

Si tu decisión es buscar un instrumento bancario o correr riesgo en la bolsa de valores, hay que poner atención a las comisiones y cualquier otro costo asociado en el que puedas incurrir.

Y desde un punto de vista práctico, Lambarena recomienda ahorrar a través de una transferencia automática desde tu cuenta bancaria.

Al hacerlo de esa manera, es casi imposible que te olvides de ahorrar o que cedas a la tentación de usar ese dinero en un gasto de consumo, básicamente, porque como “desaparece” de tu cuenta bancaria, no pasa por tu manos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.