Casos de COVID en embarazadas crecen 61% en un mes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Casos de COVID en embarazadas crecen 61% en un mes; muertes casi se triplican

Sin vacuna, las mujeres y personas con capacidad de gestar están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de embarazadas con COVID, 4 mil 767, ingresaron al hospital 971.
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Rigoberto Carvajal, CLIP
15 de septiembre, 2021
Comparte

En solo 30 días, de julio a agosto, el número de casos de mujeres embarazadas con confirmación de tener COVID-19 en México pasó de 2 mil 947 casos a 4 mil 767, un incremento de 61.7%. Es el peor registro de toda la pandemia. 

De acuerdo a un análisis de la base de datos de la Secretaría de Salud -realizado para esta nota por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), en el que se consideraron los casos confirmados ya sea por prueba, por asociación clínica epidemiológica o por Comité de Dictaminación- ni en el pico de la segunda ola de COVID en el país, en enero de 2021, se registraron cifras así. 

En el primer mes de este año, el número de casos de mujeres embarazadas fue de 2 mil 255. Los casos de agosto, 4 mil 767, casi duplican esa cifra.

Este incremento se debe a que hay circulando variantes del virus más contagiosas, como la delta, las medidas sanitarias se han relajado, la población se expone más y ha habido una resistencia a vacunarse por parte de muchas embarazadas que no tienen la información correcta y creen que hay algún riesgo para el bebé o para ellas al hacerlo, cuando el verdadero peligro es estar sin vacuna, dice Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia por el Coronavirus de la UNAM. 

Lee: En tres meses, 145 niños tuvieron afectaciones graves tras COVID; pediatras piden vigilar síntomas

La información sobre el número de embarazadas que se han inmunizado en el país no es pública, la Secretaría de Salud federal no da ese dato. Animal Político lo solicitó a través de la oficina de comunicación, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta. 

En Ciudad de México, por ejemplo, el viernes 10 de septiembre se informó que se han vacunado contra COVID-19, 32 mil 904 embarazadas con una dosis y 17 mil 062 con esquema completo. El gobierno de la capital no ha proporcionado datos del total de la población objetivo a inmunizar en este grupo ni la cobertura. 

Este portal solicitó esos datos a la oficina de prensa del gobierno de la CDMX y la respuesta fue que no los tienen porque no hay un padrón de mujeres embarazadas. 

Rodriguez, el vocero de la Comisión para el coronavirus de la UNAM, señala que tomando el promedio de nacimientos en CDMX de los últimos 5 años se puede estimar un universo de embarazadas en la capital del país de aproximadamente 119 mil.

“Con lo reportado de vacunación en embarazadas en CDMX hasta la semana pasada y ese estimado resulta que se han vacunado 14.3% con esquema completo y 27.5% con una dosis, son porcentajes muy bajos, tomando en cuenta que la primera causa de muerte materna en 2020 fue COVID”, dice Rodriguez. 

Video: Vacuna contra COVID en embarazo y lactancia

Sin vacuna, las personas gestantes están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de mujeres embarazadas con COVID, 4 mil 767, el 20%, 971, ingresaron al hospital.

La mayoría de las mujeres embarazadas que se están hospitalizando por COVID son no vacunadas o con esquema incompleto (una sola dosis), confirma la doctora Zarela Lizbeth Chinolla Arellano, especialista en ginecología y obstetricia y académica de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM. 

De hecho dice que en el hospital de tercer nivel donde ella trabaja, de mayo para acá solo ha ingresado por COVID una mujer gestante con esquema completo de vacunación, y no fue un cuadro grave. 

Por eso la recomendación es vacunarse. “Hay muchos estudios que sustentan que aplicarse la vacuna, en cualquier trimestre del embarazo, es seguro: no genera ninguna repercusión perjudicial a nivel embrionario, ni fetal, ni al momento del nacimiento”, explica Chinolla Arellano. 

En una investigación multinacional liderada por el Hospital de Oxford, en Londres, sobre morbilidad y mortalidad relacionada a COVID-19 en mujeres embarazadas y sus recién nacidos, en el que participaron 43 hospitales de 18 países, entre ellos el Hospital Regional Adolfo López Mateos del ISSSTE, se demostró que no se detectaron malformaciones en los bebés que pudieran estar asociadas a riesgo de COVID o de vacunación.

Entérate: CONAPO estima 21 mil embarazos adicionales de adolescentes durante epidemia

Esta evidencia científica, dice la ginecobstetra y neonatóloga, Perla Karina García-May, quien participó en la investigación, ha servido como base para recomendar que es totalmente conveniente que las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra el COVID-19, lo que de entrada evitará que la primera causa de muerte en este grupo poblacional sea este padecimiento.

Además, dice, hay beneficios indirectos de la vacunación de la madre hacia sus bebés, al transmitirles anticuerpos contra el COVID-19 que los protegerán durante las primeras semanas de vida y que se refuerzan a través de la lactancia materna.

Factores de riesgo adicionales al embarazo 

De acuerdo a los resultados del estudio multinacional, si una mujer embarazada se contagia de COVID-19 tiene dos o tres veces mayor probabilidad de ingresar a la terapia intensiva de adultos y la probabilidad de tener un parto prematuro es casi dos veces más alto que el de una mujer sana.

El embarazo es por sí solo un factor de riesgo para que se complique un cuadro de COVID. “Hay una predisposición a complicaciones, sobre todo en el segundo y tercer trimestre, por los cambios normales durante la gestación, como la compresión del abdomen, la disminución en la capacidad ventilatoria, las transformaciones en los mecanismos de defensa, el aumento en el gasto cardiáco”, explica la doctora Chinolla Arellano. 

El cuadro propio del COVID, añade, que causa una respuesta inflamatoria ha generado en algunos casos cambios en la presión arterial de la mujer embarazada y un síndrome similar a la preeclampsia (una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, más frecuentemente el hígado y los riñones) si esto se presenta, hay que hospitalizarlas, compensarlas y verificar que no haya un deterioro agudo, una lesión a un órgano o alteraciones en el bienestar fetal.

El sobrepeso antes del embarazo, dice García May, es también un factor de riesgo importante, “este se presentó en 48.6% de las pacientes que contrajeron la enfermedad; de acuerdo al estudio realizado en 18 países”. 

En cuanto a los neonatos de mujeres que padecieron COVID-19 durante el embarazo, se confirmó que tienen dos veces mayor riesgo de presentar una patología grave al nacer, como dificultad para respirar, infección o  neumonía. 

De acuerdo al análisis de la base de datos COVID de la Secretaría de Salud realizado por CLIP para esta nota, del total de casos de mujeres embarazadas (4 mil 767) que se confirmaron en el mes de agosto, 62 fallecieron, mientras que en julio el número de muertes por esta causa fue de sólo 22, es decir, de un mes a otro subieron 181%.

El principal factor de riesgo para morir para una embarazada en este momento es tener COVID, dice la doctora García May. En la investigación en la que participó se determinó que el riesgo de fallecer si se contrae esta enfermedad para las personas gestantes es mucho mayor. 

“Solo el hecho de tener COVID y estar embarazada sube 22 veces el riesgo de fallecer, 22 veces”, subraya la especialista del ISSSTE. 

De hecho, hasta antes de la epidemia, señala Chinolla Arellano, la principal causa de muerte en el embarazo eran las enfermedades relacionadas con la hipertensión, con presión alta, ahora es el COVID. 

Por eso los especialistas insisten en que las mujeres embarazadas deben vacunarse. “En un estudio realizado en Israel se determinó que con la vacuna se lograron bajar 89% las hospitalizaciones entre embarazadas, así que es necesario que se vacunen, por ellas y por sus bebés”, subraya García May.

Aunque los especialistas recomiendan, aún con la vacuna y dado que esta no evita al 100% la enfermedad sino los cuadros graves y la muerte, seguir con las medidas sanitarias principales: cubrebocas, lavado de manos, sana distancia y ventilación. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Twitter @1500TASVIR

Las niñas y adolescentes que se están quitando el velo en las escuelas de Irán para apoyar las protestas contra el gobierno

Varios videos muestran a adolescentes ondeando sus velos y cantando consignas contra las autoridades.
Foto: Twitter @1500TASVIR
5 de octubre, 2022
Comparte

Niñas de varias escuelas en Irán han estado agitando sus hijabs (velo) al aire y cantando consignas contra las autoridades del país, en una muestra de apoyo sin precedentes a las protestas que se están produciendo en la nación persa.

Los videos verificados por la BBC muestran manifestaciones dentro de los patios de las escuelas y en las calles de varias ciudades.

Sus protestas se enmarcan dentro de las manifestaciones más amplias que provocó la muerte, el mes pasado, de una joven que fue detenida por “la policía de la moral” de Irán por violar la ley del pañuelo en la cabeza.

Según imágenes publicadas en redes sociales este lunes, un grupo de estudiantes obligó a un funcionario de educación a abandonar su escuela en Karaj.

Las imágenes muestran a las niñas y adolescentes gritando debería darte vergüenza” y arrojando lo que parecen ser botellas de agua vacías al hombre hasta que este se retira por una puerta.

Las imágenes de las niñas quitándose su velo en Irán

En notro video de la ciudad de Karaj, que está situada justo al oeste de la capital, Teherán, se escucha a las estudiantes gritar: “Si no nos unimos, nos matarán una a una”.

El lunes, en la ciudad sureña de Shiraz, decenas de estudiantes bloquearon el tráfico en una carretera principal mientras agitaban sus pañuelos y gritaban “muerte al dictador”, en una referencia al líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, quien tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado.

El martes se informó sobre más protestas de estudiantes en Karaj, Teherán y las ciudades noroccidentales de Saqez y Sanandaj.

Varias niñas y adolescentes también fueron fotografiadas de pie en sus aulas sin su velo en Irán.

Algunas levantaron el dedo medio, haciendo una seña que es considerada obscena, ante los retratos del ayatolá Jamenei y del fundador de la República Islámica, el ayatolá Ruholá Jomeini.

Estudiantes levantando el dedo medio, haciendo una seña que es considerada obscena, ante los retratos del ayatolá Jamenei y del fundador de la República Islámica, el ayatolá Ruholá Jomeini.

Twitter
Las protestas de las estudiantes comenzaron horas después de que el líder supremo de Irán defendiera la respuesta del gobierno.

Lee: Suman 35 muertos en Irán tras una semana de protestas por el caso de la joven Mahsa Amini

Indignación nacional

Las manifestaciones de las estudiantes empezaron horas después de que el ayatolá Jamenei, rompiera su silencio sobre las protestas y acusara a Estados Unidos e Israel, archienemigos de Irán, de orquestar “disturbios”.

También dio todo su apoyo a las fuerzas de seguridad, que han respondido a las protestas con una violenta represión.

Las protestas fueron provocadas por la muerte de Mahsa Amini, una mujer kurda de 22 años que entró en coma después de ser detenida por la policía de la moral el 13 de septiembre en Teherán, por presuntamente violar la ley que exige que las mujeres se cubran el cabello con un velo o pañuelo. Murió en el hospital tres días después.

Su familia ha alegado que los agentes le golpearon la cabeza con una porra y la arrojaron contra uno de sus vehículos. La policía ha negado que la maltrataran y dijo que sufrió una “insuficiencia cardíaca repentina”.

Las primeras protestas tuvieron lugar en el noroeste de Irán, poblado por kurdos, donde vivía Amini, y luego se extendieron rápidamente por todo el país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ofr4hXodWmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.