Casos de COVID en embarazadas crecen 61% en un mes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Casos de COVID en embarazadas crecen 61% en un mes; muertes casi se triplican

Sin vacuna, las mujeres y personas con capacidad de gestar están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de embarazadas con COVID, 4 mil 767, ingresaron al hospital 971.
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Rigoberto Carvajal, CLIP
15 de septiembre, 2021
Comparte

En solo 30 días, de julio a agosto, el número de casos de mujeres embarazadas con confirmación de tener COVID-19 en México pasó de 2 mil 947 casos a 4 mil 767, un incremento de 61.7%. Es el peor registro de toda la pandemia. 

De acuerdo a un análisis de la base de datos de la Secretaría de Salud -realizado para esta nota por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), en el que se consideraron los casos confirmados ya sea por prueba, por asociación clínica epidemiológica o por Comité de Dictaminación- ni en el pico de la segunda ola de COVID en el país, en enero de 2021, se registraron cifras así. 

En el primer mes de este año, el número de casos de mujeres embarazadas fue de 2 mil 255. Los casos de agosto, 4 mil 767, casi duplican esa cifra.

Este incremento se debe a que hay circulando variantes del virus más contagiosas, como la delta, las medidas sanitarias se han relajado, la población se expone más y ha habido una resistencia a vacunarse por parte de muchas embarazadas que no tienen la información correcta y creen que hay algún riesgo para el bebé o para ellas al hacerlo, cuando el verdadero peligro es estar sin vacuna, dice Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia por el Coronavirus de la UNAM. 

Lee: En tres meses, 145 niños tuvieron afectaciones graves tras COVID; pediatras piden vigilar síntomas

La información sobre el número de embarazadas que se han inmunizado en el país no es pública, la Secretaría de Salud federal no da ese dato. Animal Político lo solicitó a través de la oficina de comunicación, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta. 

En Ciudad de México, por ejemplo, el viernes 10 de septiembre se informó que se han vacunado contra COVID-19, 32 mil 904 embarazadas con una dosis y 17 mil 062 con esquema completo. El gobierno de la capital no ha proporcionado datos del total de la población objetivo a inmunizar en este grupo ni la cobertura. 

Este portal solicitó esos datos a la oficina de prensa del gobierno de la CDMX y la respuesta fue que no los tienen porque no hay un padrón de mujeres embarazadas. 

Rodriguez, el vocero de la Comisión para el coronavirus de la UNAM, señala que tomando el promedio de nacimientos en CDMX de los últimos 5 años se puede estimar un universo de embarazadas en la capital del país de aproximadamente 119 mil.

“Con lo reportado de vacunación en embarazadas en CDMX hasta la semana pasada y ese estimado resulta que se han vacunado 14.3% con esquema completo y 27.5% con una dosis, son porcentajes muy bajos, tomando en cuenta que la primera causa de muerte materna en 2020 fue COVID”, dice Rodriguez. 

Video: Vacuna contra COVID en embarazo y lactancia

Sin vacuna, las personas gestantes están expuestas a un alto riesgo. Del total de casos confirmados en agosto de mujeres embarazadas con COVID, 4 mil 767, el 20%, 971, ingresaron al hospital.

La mayoría de las mujeres embarazadas que se están hospitalizando por COVID son no vacunadas o con esquema incompleto (una sola dosis), confirma la doctora Zarela Lizbeth Chinolla Arellano, especialista en ginecología y obstetricia y académica de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM. 

De hecho dice que en el hospital de tercer nivel donde ella trabaja, de mayo para acá solo ha ingresado por COVID una mujer gestante con esquema completo de vacunación, y no fue un cuadro grave. 

Por eso la recomendación es vacunarse. “Hay muchos estudios que sustentan que aplicarse la vacuna, en cualquier trimestre del embarazo, es seguro: no genera ninguna repercusión perjudicial a nivel embrionario, ni fetal, ni al momento del nacimiento”, explica Chinolla Arellano. 

En una investigación multinacional liderada por el Hospital de Oxford, en Londres, sobre morbilidad y mortalidad relacionada a COVID-19 en mujeres embarazadas y sus recién nacidos, en el que participaron 43 hospitales de 18 países, entre ellos el Hospital Regional Adolfo López Mateos del ISSSTE, se demostró que no se detectaron malformaciones en los bebés que pudieran estar asociadas a riesgo de COVID o de vacunación.

Entérate: CONAPO estima 21 mil embarazos adicionales de adolescentes durante epidemia

Esta evidencia científica, dice la ginecobstetra y neonatóloga, Perla Karina García-May, quien participó en la investigación, ha servido como base para recomendar que es totalmente conveniente que las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra el COVID-19, lo que de entrada evitará que la primera causa de muerte en este grupo poblacional sea este padecimiento.

Además, dice, hay beneficios indirectos de la vacunación de la madre hacia sus bebés, al transmitirles anticuerpos contra el COVID-19 que los protegerán durante las primeras semanas de vida y que se refuerzan a través de la lactancia materna.

Factores de riesgo adicionales al embarazo 

De acuerdo a los resultados del estudio multinacional, si una mujer embarazada se contagia de COVID-19 tiene dos o tres veces mayor probabilidad de ingresar a la terapia intensiva de adultos y la probabilidad de tener un parto prematuro es casi dos veces más alto que el de una mujer sana.

El embarazo es por sí solo un factor de riesgo para que se complique un cuadro de COVID. “Hay una predisposición a complicaciones, sobre todo en el segundo y tercer trimestre, por los cambios normales durante la gestación, como la compresión del abdomen, la disminución en la capacidad ventilatoria, las transformaciones en los mecanismos de defensa, el aumento en el gasto cardiáco”, explica la doctora Chinolla Arellano. 

El cuadro propio del COVID, añade, que causa una respuesta inflamatoria ha generado en algunos casos cambios en la presión arterial de la mujer embarazada y un síndrome similar a la preeclampsia (una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, más frecuentemente el hígado y los riñones) si esto se presenta, hay que hospitalizarlas, compensarlas y verificar que no haya un deterioro agudo, una lesión a un órgano o alteraciones en el bienestar fetal.

El sobrepeso antes del embarazo, dice García May, es también un factor de riesgo importante, “este se presentó en 48.6% de las pacientes que contrajeron la enfermedad; de acuerdo al estudio realizado en 18 países”. 

En cuanto a los neonatos de mujeres que padecieron COVID-19 durante el embarazo, se confirmó que tienen dos veces mayor riesgo de presentar una patología grave al nacer, como dificultad para respirar, infección o  neumonía. 

De acuerdo al análisis de la base de datos COVID de la Secretaría de Salud realizado por CLIP para esta nota, del total de casos de mujeres embarazadas (4 mil 767) que se confirmaron en el mes de agosto, 62 fallecieron, mientras que en julio el número de muertes por esta causa fue de sólo 22, es decir, de un mes a otro subieron 181%.

El principal factor de riesgo para morir para una embarazada en este momento es tener COVID, dice la doctora García May. En la investigación en la que participó se determinó que el riesgo de fallecer si se contrae esta enfermedad para las personas gestantes es mucho mayor. 

“Solo el hecho de tener COVID y estar embarazada sube 22 veces el riesgo de fallecer, 22 veces”, subraya la especialista del ISSSTE. 

De hecho, hasta antes de la epidemia, señala Chinolla Arellano, la principal causa de muerte en el embarazo eran las enfermedades relacionadas con la hipertensión, con presión alta, ahora es el COVID. 

Por eso los especialistas insisten en que las mujeres embarazadas deben vacunarse. “En un estudio realizado en Israel se determinó que con la vacuna se lograron bajar 89% las hospitalizaciones entre embarazadas, así que es necesario que se vacunen, por ellas y por sus bebés”, subraya García May.

Aunque los especialistas recomiendan, aún con la vacuna y dado que esta no evita al 100% la enfermedad sino los cuadros graves y la muerte, seguir con las medidas sanitarias principales: cubrebocas, lavado de manos, sana distancia y ventilación. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 6 pasos a seguir si sospechas que te infectaste

Los contagios están aumentando a nivel global, sobre todo de la variante ómicron. Expertos consultados por la BBC recomiendan qué hacer si tienes los síntomas típicos de la enfermedad o un diagnóstico positivo.
7 de enero, 2022
Comparte

El avance de la variante ómicron en varios países ha provocado un aumento en el número de casos de covid-19 diagnosticados en las últimas semanas.

El 4 de enero, el mundo batió el récord de nuevos contagios diagnosticados: más de 2,4 millones de personas dieron positivo en 24 horas.

Pero ¿qué hacer si tienes los síntomas típicos de la enfermedad?

A continuación presentamos seis pautas básicas para proteger tu salud y la de la comunidad circundante.

1. Busca el diagnóstico

El médico José David Urbaez Brito, presidente de la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas (SBI) del Distrito Federal de ese país, destaca la importancia de las pruebas para detectar adecuadamente la covid.

“Siempre que se presentan síntomas de infección respiratoria, como tos, secreción nasal, dolor de garganta, entre otros, es fundamental buscar el diagnóstico correcto“, enfatiza.

En este caso, lo ideal es someterse a un examen capaz de detectar el coronavirus (o partes de él, como material genético), como las pruebas de antígenos o la prueba RT-PCR.

Estos métodos también están indicados si has tenido contacto con alguien que sospecha o ha sido diagnosticado con covid en los últimos 14 días.

Caja de pruebas de antígenos

Getty Images
Las pruebas de antígenos están disponibles a un precio muy bajo (o de forma gratuita) en muchos países del mundo.

Según el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, estas pruebas aún te permiten viajar en avión e ingresar a algunos establecimientos, además de usarse en estudios poblacionales y ayudar al control de infecciones en lugares como escuelas y trabajos.

Las pruebas de antígenos son un poco menos precisas, pero generalmente dan el resultado en 15 a 30 minutos.

La prueba RT-PCR, por otro lado, se considera el estándar de oro para detectar la enfermedad, aunque el informe tarda unos días en obtenerse, según los CDC estadounidenses.

Si el resultado es negativo (es decir, no tienes covid), es posible retomar tus actividades, siguiendo las precauciones básicas, como usar mascarillas, evitar aglomeraciones y vacunarse (si no has completado las dos o tres dosis).

Si el resultado es positivo (lo que significa que tienes covid), es importante seguir las pautas básicas que se detallan a continuación.

2. Debes aislarte

La transmisión del coronavirus se produce a través de gotitas y aerosoles de saliva que salen de la nariz y la boca de una persona infectada e invaden el organismo de aquellos que se encuentran en el mismo entorno.

La mejor manera de proteger a otras personas, por lo tanto, es evitar el contacto con ellas.

Si compartes una casa con familiares y amigos es importante que todos usen mascarillas de buena calidad, especialmente cuando estés cerca de ellos o en la misma habitación.

Si es posible, trata de mantenerte alejado de otros residentes y no compartas el mismo baño o efectos personales como cubiertos, vasos y toallas.

Mujer en la cama estornudando

Getty Images
Idealmente, la persona enferma debe permanecer en una habitación que no comparta con nadie más.

Actualmente existe controversia sobre cuánto tiempo debe durar este período de aislamiento entre las personas infectadas.

El 27 de diciembre, los CDC de EE. UU. cambiaron su guía para exigir que las personas con covid estén aisladas durante solo cinco días.

En otros países, como Reino Unido y Australia, el período de aislamiento varía entre siete y diez días, contados a partir del resultado positivo de una prueba o la aparición de síntomas.

La doctora Sylvia Lemos Hinrichsen, consultora de bioseguridad del SBI, estimó que la situación actual requiere cierta precaución.

Con el avance de ómicron y el aumento de casos, parece prudente seguir respetando este plazo de siete a 10 días“, señaló.

Urbaez Brito está de acuerdo. “La recomendación de permanecer aislado hasta 10 días sigue vigente, siempre y cuando el noveno día la persona no tenga más síntomas“.

Como sugiere el nombre, el aislamiento significa no salir de casa para casi nada; la única excepción son las citas médicas o las visitas al atendimiento de emergencia en el hospital, si es necesario.

3. Notifícaselo a tus contactos cercanos

El tercer paso es llamar o enviar un mensaje de texto a las personas con las que has interactuado durante los 14 días anteriores a tu diagnóstico positivo de covid.

Lo más probable es que ya estuvieras infectado antes de presentar los síntomas iniciales (como tos, dolor de garganta, fiebre, malestar y dolor de cuerpo).

Por lo tanto, existe un riesgo nada despreciable de que puedas haber transmitido el coronavirus a estos contactos cercanos.

Niños haciendo fila en la escuela

Getty Images
Los estudiantes y maestros deben ser notificados si algún alumno tiene covid.

Cuando les haces saber que tienes covid, ellos pueden ser más conscientes de los síntomas y hacerse la prueba. Si también tienen la enfermedad, deben aislarse, lo que evita la creación de nuevas cadenas de transmisión en la comunidad.

Si tienes hijos o eres el tutor de un niño o adolescente que está con covid, avísale a la escuela (si asisten a clases presenciales) para que el resto de la clase, los maestros y el personal también estén al tanto y se cuiden.

También es importante avisar a tus jefes y al departamento de recursos humanos de la empresa donde trabajas, especialmente si tuviste contacto con algún otro empleado en los días previos al diagnóstico.

“En medio de una pandemia, informar a los contactos cercanos después de dar positivo es una actitud responsable y ética, porque permite que las personas planifiquen y estén más atentas a su propia salud”, afirmó Hinrichsen.

4. Controla los síntomas

La mayoría de las veces, las molestias iniciales de covid, como fiebre, tos, cansancio, dolor de garganta, malestar y diarrea, tienden a mejorar con el tiempo.

Debes estar atento a todos los síntomas durante el período de aislamiento y buscar ayuda profesional si empeoran (o se desarrollan manifestaciones nuevas e inesperadas).

“Este cuidado es fundamental, más aún en el caso de las personas mayores o de los pacientes con comorbilidades “, aconsejó Hinrichsen.

Un individuo mayor de 60 años con diarrea, por ejemplo, puede sufrir deshidratación o desarrollar neumonía por acumulación de secreciones en los pulmones muy rápidamente“, agregó la doctora.

Si es posible, la consultora del SBI sugiere que las personas infectadas tengan un oxímetro en casa.

Oxímetro en el dedo de una persona

Getty Images
La saturación de oxígeno debe estar siempre por encima del 95%.

Este pequeño dispositivo mide la cantidad (o saturación) de oxígeno en la sangre y puede hacer sonar la alarma temprana de una complicación pulmonar antes de que aparezcan síntomas de covid más graves, como dificultad para respirar.

La saturación de oxígeno debe estar por encima del 95%. Si la persona ve que este número está en el 98% y comienza a bajar al 97%, 96%, 95% y 94%, esto ya es una advertencia para buscar un servicio de salud, ” señaló.

“Además de realizar la oximetría dos veces al día, es necesario acudir inmediatamente a urgencias si el paciente con covid presenta fiebre y dolores musculares muy intensos, sobre todo después del sexto o séptimo día de inicio de los síntomas”, añadió Urbaez Brito.

“En estos casos, es posible realizar una intervención con oxígeno y algunos medicamentos, como antiinflamatorios y terapias contra la trombosis, que reducen la tasa de letalidad “, agregó el infectólogo.

5. Descansa y no olvides hidratarte

Los especialistas consultados por BBC News Brasil también aconsejan cautela ante los anuncios de tratamientos y recetas caseras para “curar” la covid.

La gran mayoría de estas intervenciones ni siquiera han sido evaluadas en estudios científicos y no son recomendadas por agencias de salud nacionales e internacionales.

Algunos fármacos que saltaron a la fama desde el inicio de la pandemia como supuestos “tratamientos tempranos”, como la hidroxicloroquina, la ivermectina y la nitazoxanida, incluso han sido investigados, pero no han mostrado ninguna eficacia contra el coronavirus.

Actualmente existen medicamentos antivirales contra la covid aprobados en algunas naciones, pero no están disponibles en la mayoría.

Persona bebiendo un vaso de agua

Getty Images
Mantenerse bien hidratado es una de las principales precauciones recomendadas para los casos leves de covid.

Ante este escenario, la recomendación para cualquier persona que haya dado positivo en los últimos días y tenga síntomas leves es descansar y beber mucha agua.

La hidratación intensa ayuda a diluir las citocinas (moléculas inflamatorias) y eliminarlas por vía renal“, explicó Urbaez Brito.

Si tienes fiebre, dolor corporal o dolor de cabeza, puedes usar medicamentos de venta libre para aliviar estas molestias, siempre y cuando no tengas contraindicaciones.

“Los más habituales son el paracetamol o la dipirona”, ejemplificó el infectólogo.

Pero es imperativo consultar a un médico si estos síntomas persisten o empeoran.

6. Vacúnate después de la recuperación

Las vacunas están indicadas incluso para quienes han tenido covid, ya que son una forma segura y eficaz de estimular el sistema inmunológico y aumentar el nivel de anticuerpos.

Pero la aplicación de la vacuna no debe realizarse en personas que dieron positivo recientemente. En Brasil, por ejemplo, la orientación del Ministerio de Salud es contar 30 días desde la fecha de inicio de los síntomas (o el resultado positivo de la prueba) para recibir la dosis en ese momento.

Hombre siendo vacunado

Getty Images
La vacunación está indicada incluso para quienes han tenido covid.

“Si tengo el coronavirus, mi sistema inmunológico está trabajando para deshacerse de esa infección. Debido a eso no será tan eficaz en la producción de anticuerpos después de la vacunación. Por eso es importante respetar este intervalo de un mes”, explicó Hinrichsen.

Esperar este tiempo es solo un cuidado adicional para maximizar la respuesta del sistema inmunológico y garantizar la máxima protección contra nuevos cuadros de covid en el futuro.

Y esta recomendación se aplica a cualquier etapa del calendario de vacunación.

Si ha llegado la fecha para que recibas la primera, segunda o tercera dosis y tienes covid, espera el tiempo recomendado antes de acudir al centro de salud.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.