Hay desabasto de vacuna contra el tétanos en instituciones públicas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

Hay desabasto de vacuna contra el tétanos en instituciones de salud públicas

El número de casos de esta enfermedad en México es ya muy bajo, pero se debe garantizar la disponibilidad de la inmunización, dicen expertos en Salud Pública.
Pixabay
7 de septiembre, 2021
Comparte

“No, no hay”, dice una enfermera del área de Medicina Preventiva de la Unidad de Medicina Familar (UMF) 60 del IMSS, en Tlalnepantla, Estado de México, cuando se le pregunta si tienen vacuna contra el tétanos. “Va a ser muy difícil que la pueda encontrar, en ninguna unidad del IMSS hay. Vaya al ISSSTE o a un centro de salud, pero no hay. No han mandado a las instituciones, porque al parecer no han comprado”, agrega cuando se le cuestiona dónde puede haber. 

En el Centro de Salud San Javier, también en Tlalnepantla, tampoco hay, ni en los Centros de Salud TIII José Castro Villagrana, en Tlalpan, ni en el TII Tezozomoc, en Azcapotzalco, en la Ciudad de México. Ahí un enfermero confirma que al menos en los de la capital del país no hay, “quizá en el ISSSSTE haya”, dice. 

Pero no, en la Clínica de Medicina Famillar del ISSSTE, en San Antonio Abad, en la alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, otro enfermero dice que no hay, “en ningún lado hay, el desabasto es nacional”, asegura. 

Lee: Enfermeras en CDMX buscan, casa por casa, a niños con cuadro básico de vacunación incompleto

Animal Político preguntó a la Secretaría de Salud, al IMSS y al ISSSTE por qué no hay vacuna contra el tétanos y si hay una fecha para que se regularice el abasto, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Lo único que contestó el IMSS, a través de su oficina de comunicación, es que a la dependencia que se le debía preguntar es a Salud. 

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tétanos es una enfermedad provocada por una bacteria que crece en ausencia de oxígeno, por ejemplo, en heridas sucias o en el cordón umbilical si no se le mantiene limpio. 

Este bacilo puede producir tetanoespasmina, una neurotoxina extremadamente potente que bloquea los neurotransmisores inhibidores del sistema nervioso central y provoca rigidez muscular y espasmos, que pueden producir dificultades respiratorias. 

Existen varios tipos de vacunas que contienen el toxoide tetánico: las que únicamente contienen dicho toxoide (TT), las que contienen además el toxoide diftérico, ya sea en dosis normal o en dosis baja (Td) y las vacunas combinadas contra el tétanos, la difteria y la tos ferina (Tdpa), además de otras con diversas combinaciones. 

Entérate: ¿Y las demás vacunas?

En bebés y niños se aplican las que combinan varias, incluida la hexavalente que protege contra seis enfermedades, entre estas el tétanos. En embarazadas se usa la Tdpa. Y en adolescentes y adultos que no están vacunados y se han hecho una herida que puede estar contaminada o para quienes van a viajar a algún país y se les exige tener la vacuna se usa la TT, de esta es de la que no hay. 

Jesús Ramírez, un usuario de Twitter posteó el 28 de agosto: “dónde puedo reportar que en ninguna institución, del municipio de Huejutla de Reyes, Hidalgo, tienen la vacuna del tétanos”. 

Este portal lo buscó para saber qué había pasado, a lo que Ramírez respondió: “fui a todas las instituciones de salud (centros de salud, ISSSTE, IMSS,) en Huejutla, Hidalgo, y solo tenían tétanos para embarazadas”. 

Carlos Magis, doctor en Salud Pública, investigador y profesor en la Facultad de Medicina de la UNAM, asegura, ante la escasez de este biológico, que “los casos de tétanos son muy pocos, la falta de vacuna no va a impactar, por el momento, pero es un mal pronóstico para el sistema (de salud) si empiezan a faltar vacunas”.

Lee más: La importancia de las vacunas

De acuerdo al Boletín Epidemiológico de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, hasta el 21 de agosto, se han registrado durante este año, nueve casos de tétanos en el país (mientras que el año pasado hubo ocho), y cero de tétanos neonatal. 

Malaquías López, epidemiólogo y profesor del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, dice que el tétanos es una enfermedad ya muy rara. “Antes, hace unos 40 años, lo que dominaba era el tétanos neonatal (por falta de higiene y de cuidado al cortar el cordón umbilical y mantenerlo limpio)”. 

Por eso, explica el epidemiólogo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió en la vacuna, aunque ante la dificultad de llevarla a todas las mujeres embarazadas, sobre todo de comunidades alejadas, se optó también por fomentar prácticas que evitaran la contaminación del cordón umbilical, “lo que dio buenos resultados y la enfermedad prácticamente desapareció”, dice Malaquías López. 

De hecho, explica el epidemiólogo, la vacuna se recomienda para personas que se han hecho una herida con algo que pudiera estar contaminado con tierra o estiércol, pero lo más importante cuando esto pasa, para evitar el tétanos, es hacer un lavado profundo de la herida y desinfectarla. 

Sin embargo, pese a la baja incidencia, la vacuna se sigue recomendando y en algunos casos se la piden a quienes van a viajar a ciertos países, “mientras esa recomendación no cambie y sea un requisito, su abasto se debe garantizar”, subraya Malaquías López. 

Quiénes han comprado vacunas con componentes contra el tétanos 

Este portal realizó una búsqueda en Compranet, el sistema electrónico donde se deben registrar las adquisiciones de las instituciones públicas, para ver si hay contratos relacionados a la vacuna contra el tétanos y se encontró que la Secretaría de Salud y el IMSS no tienen registrados, en 2021, ninguno que, al menos, esté directamente identificado con la compra de este biológico. 

Lee: Transparencia en contratos públicos: desde Pegasus hasta las vacunas

Los que tienen contratos con vacunas e insumos relacionados al tétanos son el ISSSTE y Laboratorios de Biológicos y Reactivos (Birmex), una empresa de propiedad mayoritariamente estatal. 

ISSSTE tiene en Compranet contratos registrados en 2021 por vacuna de refuerzo contra difteria, tétanos y tosferina (Tdpa) por 11 millones 940 mil pesos a la empresa GlaxoSmithKline México, y de la vacuna hexavalente por 139 millones 750 mil pesos a Birmex. 

Hay al menos otros seis contratos que en la descripción de la compra dicen vacunas, pero los archivos no existen o no abren, por lo que no se pueden identificar qué se adquirió. 

En tanto que Birmex tiene registrados contratos por la vacuna hexavalente (difteria, tosferina, tétanos, hepatitis B, poliomielitis e infecciones causadas por haemophilus influenza del tipo b, meningitis, neumonía, encefalitis), que se aplica en los menores de cinco años. El contrato de esta vacuna es por 375 millones 401 mil 040 pesos, por un lote que no especifica las unidades, con el proveedor Suministrador de Vacunas. 

Otro contrato es también por vacuna hexavalente, por 7 millones 128 mil 328 pesos y vacuna de refuerzo contra tétanos, difteria y tosferina, por 2 millones 064 mil 956 pesos y otro por 15 mil pesos con la empresa Sanofi Pasteur. 

Además hay otro por el insumo toxoide tetánico concentrado a granel, por 11 mil 784 pesos, al proveedor BB-NCIPD LTD. 

Animal Político preguntó a Birmex si había plan de producir la vacuna contra el tétanos en México y por eso se compró el toxoide tetánico a granel, a lo que la oficina de comunicación respondió que en efecto se compró para hacer pruebas con miras a desarrollar una vacuna, pero que primero se deben hacer pruebas piloto y enviar al Comité de Moléculas Nuevas para su aprobación. 

Sobre si han comprado vacuna para el tétanos que no sea la hexavalente o refuerzos, la oficina de comunicación respondió que de enero a la fecha no se ha comprado. 

El gobierno mexicano firmó el 28 de noviembre de 2019 el Acuerdo para entrar al Fondo Rotatorio de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un mecanismo que consolida la demanda regional para que los biológicos se puedan adquirir al por mayor, a precio más bajo. 

La OPS actúa como agente de compras en nombre de los Estados miembros del fondo y las instituciones. El FRV ofrece a los participantes la seguridad de que contarán con un abastecimiento constante de vacunas y otros insumos relacionados con sus programas de inmunización. 

En el documento del Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se consigna que a la OPS le fueron encomendadas 33 vacunas. Sin embargo, la OPS confirmó a este portal que no se ha iniciado ningún proceso de compra para México, a través del Fondo Rotatorio de Vacunas. 

“La representación -señaló la oficina de comunicación del organismo- recibió una solicitud de cotización para compra del toxoide tetánico (vacuna contra el tétanos), a través del FRV, sin embargo eso no significa que México vaya a adquirir dicha vacuna a través del FRV”. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las pruebas que demuestran que el cambio climático es producido por humanos

Los científicos han analizado millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo para concluir que el calentamiento global es un hecho y cuán responsable es la actividad humana de ello.
2 de noviembre, 2021
Comparte

A pesar de los grupos “escépticos” del clima, hemos llegado al punto en que tanto los científicos como los políticos están diciendo que enfrentamos una crisis planetaria debido al cambio climático.

Recientemente, Naciones Unidas publicó un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en el que envía “una alerta roja para la humanidad”.

El mundo se prepara para la Conferencia de la ONY sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, y se considera crucial para traer el cambio climático bajo control.

Casi 200 países tendrán que presentar planes para reducir sus emisiones, lo que que podrá significar un cambio importante en nuestras vidas diarias.

Pero, ¿cuál es la evidencia del calentamiento global y cómo sabemos que está siendo causado por humanos?

¿Cómo sabemos que el mundo se está calentando?

Nuestro planeta se ha estado calentando rápidamente desde el comienzo de la Revolución Industrial.

La temperatura promedio en la superficie de la Tierra ha aumentado unos 1,1 C desde 1850. Más aún, desde mediados del siglo XIX, cada una de las cuatro últimas décadas ha sido más caliente que cualquier otra anterior.

Se ha llegado a estas conclusiones a partir de los análisis de millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo. Los registros de temperatura fueron recopilados por estaciones meteorológicas en tierra, en barcos y por satélites.

5 revelaciones del preocupante informe de la ONU sobre cambio climático

Múltiples equipos independientes de científicos han obtenido los mismos resultados: un salto en las temperaturas que coincide con el inicio de la era industrial.

Un voluntario observa el incendio en Marmaris, Turquía

Reuters
Turquía fue uno de los lugares impactados por devastadores incendios forestales este verano.

Los científicos pueden reconstruir las fluctuaciones de la temperatura aún mucho más atrás en el tiempo.

Los anillos de los árboles, muestras de extracción de hielo, sedimentos en lagos y los corales todos son un registro histórico del clima pasado.

Esa información provee un contexto muy necesario a la actual fase de calentamiento. De hecho, los científicos estiman que la Tierra no ha sido así de caliente desde hace unos 125.000 años.

¿Cómo sabemos que los humanos somos responsables?

Los gases de efecto invernadero -que atrapan el calor del Sol- son el vínculo crucial entre el aumento de la temperatura y la actividad humana. El más importante es el dióxido de carbono (CO2) por su gran abundancia en la atmósfera.

También sabemos que es el CO2 el que atrapa la energía del Sol. Los satélites muestran que hay menos calor emitido desde la Tierra hacia el espacio precisamente a la longitud de onda a la cual el CO2 absorbe la energía irradiada.

La quema de combustibles fósiles y la tala de árboles conducen a la fuga de este gas de efecto invernadero. Ambas actividades se dispararon después del siglo XIX, así que no sorprende que el CO2 atmosférico haya aumentado a lo largo del mismo período.

Una imagen aérea de la refinería de la empresa petrolera Marathon, en Los Ángeles, el mayor productor de gasolina en California.

Getty Images
La quema de combustibles fósiles contribuye a la fuga de CO2 en la atmósfera.

Hay una manera en la que se puede demostrar definitivamente de dónde vino todo este CO2 adicional. El carbón producido por la quema de combustibles fósiles tiene una marca química única.

Los anillos de los árboles y el hielo polar registran los cambios en la química atmosférica. Después de examinarlos, se ve que el carbono -específicamente el de fuentes fósiles- ha aumentado significativamente desde 1850.

Los análisis demuestran que durante 800.000 años, el CO2 en la atmósfera no subió por encima de 300 partes por millón (ppm). Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la concentración de CO2 se disparó a su nivel actual de casi 420 ppm.

Simulaciones de computadora, conocidas como modelos climáticos, se han utilizado para mostrar lo que hubiera sucedido con las temperaturas sin las enormes cantidades de gases de efecto invernadero generadas por los humanos.

Revelan que hubiera habido poco calentamiento global -y posiblemente cierto enfriamiento- a lo largo de los siglos XX y XXI, si sólo los factores naturales hubieran influido en el clima.

Solamente cuando se introducen los factores humanos es que los modelos pueden explicar el aumento de las temperaturas.

Soldados y rescatistas asisten a la evacuación de personas afectadas por las inundaciones en la ciudad de York, Inglaterra

Getty Images
El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado a lo largo de 50 años.

¿Cuál es el impacto de los humanos en el planeta?

Se vaticina que los niveles de calentamiento por los que ya ha pasado la Tierra ocasionarán cambios significativos en nuestro entorno.

Observaciones de estos cambios en el mundo real corresponden a los patrones que los científicos esperan ver con el calentamiento provocado por la actividad humana. Estos incluyen:

  • Las capas de hielo de Groenlandia y Antártida se derriten rápidamente
  • El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado en los últimos 50 años.
  • Los niveles globales del mar subieron 20 cm en el último siglo y continúan subiendo
  • Desde los 1800, los océanos se han vuelto 40% más ácidos, afectando la vida marina

Pero, ¿no era más caliente en el pasado?

Ha habido varios períodos de calentamiento en la Tierra en épocas pasadas.

Hace unos 92 millones de años, por ejemplo, las temperaturas eran tan altas que no había capas de hielo polares y animales parecidos a los cocodrilos vivían el el Ártico canadiense.

Eso no debería ser consuelo para nadie, sin embargo, porque los humanos no existían en ese entonces. Hubo momentos en el pasado que el nivel del mar alcanzó 25 metros más de lo que es hoy en día. Se considera que un aumento de entre 5-8 metros sería suficiente para sumergir la mayoría de las ciudades costeras del mundo.

gráfico - calentamiento

BBC

Hay evidencia abundante de extinciones masivas de vida durante estos períodos. Y los modelos climáticos sugieren que, en algunos, los trópicos pudieron ser “zonas muertas” demasiado calientes para la supervivencia de la mayoría de las especies.

Estas fluctuaciones entre calor y frío fueron causadas por una variedad de fenómenos, incluyendo la manera en que la Tierra se bambolea en su órbita alrededor del Sol a través de largos períodos, erupciones volcánicas y ciclos climáticos de corto plazo como El Niño.

Durante muchos años, grupos denominados como “escépticos” del clima han cuestionado las bases científicas del calentamiento global.

Sin embargo, virtualmente todos los científicos que publican regularmente en los sitios especializados, que son evaluados por sus pares expertos, concuerdan en las actuales causas del cambio climático.

Un informe clave de la ONU publicado en 2021 dijo que “es indiscutible que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra”.

¿Te interesaría leer más sobre el cambio climático? Haz clic aquí para encontrar amplios artículos al respecto

More on Climate Change bottom strapline

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.