Haitianos llegan a CDMX en busca de refugio; albergues están saturados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Haitianos llegan a CDMX en busca de refugio; albergues están saturados

El número de extranjeros que llega a las oficinas de Comar en la capital se multiplicó por seis en un solo día.
Alberto Pradilla
23 de septiembre, 2021
Comparte

Carlos Jethro es haitiano, tiene 31 años y lleva dos días en la Ciudad de México. Dice que no sabe dónde va a pasar la noche. Son las 11 de la mañana frente a las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) y junto a él hay decenas de compatriotas que buscan regularizar su situación. La mayoría de ellos pasó un tiempo en Tapachula, Chiapas, hasta que harto de la falta de expectativas siguió su camino hacia el norte. Aunque el primer objetivo era EU, las terribles imágenes de agresiones a caballo en la frontera y las deportaciones iniciadas por el gobierno de Joe Biden les han hecho cambiar de idea. “Yo quiero un país en el que poder estar legal y tener estabilidad económica. Si saco mis papeles en México, será en México. Todo lo que está pasando en EU, todo ese maltrato, ya no tengo el mismo sentimiento para irme a EU”, dice.

De un día para otro, la oficina de Comar en la Ciudad de México multiplicó por seis su afluencia. Habitualmente reciben unas 40 personas de distintas nacionalidades, pero el miércoles fueron 240, en su mayoría haitianos. Esto no solo ocurrió en la capital. Según explica Andrés Ramírez, coordinador de Comar, todas sus oficinas, salvo la ubicada en Tenosique, Tabasco, recibieron un incremento en el número de solicitudes. “La gran mayoría viene directamente de Tapachula. Muchos tenían cita previa, aunque no habían iniciado su proceso de asilo, y muchos no son refugiados ni quieren serlo”, resume Ramírez.

Lee: Hacinados, sin dinero ni papeles: cómo viven los haitianos en Tapachula y por qué quieren huir

“Tenía mi cita el 8 de septiembre en Tapachula, pero siempre me la posponían”, explica. Sin trabajo, viviendo de la caridad de una mexicana que se apiadó de su familia, no tenía otra alternativa que seguir al norte. Hay un hecho indiscutible. Los mismos que hace un mes estaban atrapados en Tapachula y eran incapaces de abandonar Chiapas porque los detenían y los deportaban, ahora han logrado seguir su camino. Cuenta Jethro que su familia logró avanzar como siempre se hizo: subiéndose al bus y bajando antes de los retenes, que los rodeaban caminando. Si algún policía llegaba antes de que lograsen abandonar el vehículo, siempre quedó el recurso del soborno. Así funcionó siempre en México la ruta migratoria.

Foto: Alberto Pradilla

Dos albergues en la CDMX

Han pasado dos semanas desde que los primeros haitianos lograron romper el cerco y llegar hasta la frontera con EU. Ciudad Acuña, Coahuila, es el destino de la mayoría. Allí se han visto escenas terribles, con policías a caballo persiguiendo a los migrantes. El gobierno de Joe Biden inició una nueva estrategia: deportar a los hombres solteros a Haití y tratar de empujar al resto hacia México, para que sea López Obrador quien se encargue del trabajo. Ya se han detectado vuelos desde el norte con destino a Villahermosa, Tabasco. Esto ha provocado que muchos haitianos prefieran aguardar en la Ciudad de México o en otros lugares hasta que se calme la situación en la frontera. La llegada de decenas de personas en los últimos días ha colapsado los albergues en la capital.

Foto: Alberto Pradilla

“Estamos con el doble de la población que teníamos. Tenemos 30 camas, pero ahora hay 50 y mañana pueden llegar otros 25. Hemos decidido acoger a 75, pero no hay condiciones, estamos totalmente rebasados”, dice Gabriela Hernández, del albergue Casa Tochán. Ellos y Cafemín son los únicos centros de acogida de migrantes que funcionan en la Ciudad de México. Y están completamente rebasados. El Café La Resistencia, ubicado en la calle Cuba, también abrió sus puertas para recibir haitianos. “Nos alarma que el gobierno de la Ciudad de México no haya preparado un albergue como cuando vino la caravana”, dice Hernández.

Entérate: EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

No se sabe si en los próximos días la cifra de recién llegados se puede multiplicar. En Tapachula aunque ha descendido el número de migrantes, cada día reciben nuevas incorporaciones. Y habrá que ver qué ocurre con quienes permanecen acampados entre Acuña, Coahuila, y Del Río, Texas. La visita del comisionado del INM, Francisco Garduño, hace pensar que el gobierno de López Obrador está dispuesto a mover ficha. Un mes antes, el propio Garduño fue el encargado de coordinar los operativos más duros contra migrantes en Chiapas. Ahora el gobierno baraja varias opciones, según una fuente oficial que habló a condición de anonimato: por un lado, las deportaciones, que disfraza de “retornos asistidos”. Por otro, negociar con Chile y Brasil (son los países desde los que llegan la mayoría de los haitianos). Por último, una idea que Garduño trató de impulsar hace semanas sin demasiado éxito: encerrar a la población haitiana en unos campamentos en Chiapas.

Ninguna de estas opciones sirve para Carlos Jethro. Él quiere trabajar y lleva un largo camino a sus espaldas. Cuenta que dejó Haití poco después del devastador terremoto de 2010 en el que más de 200 mil personas perdieron la vida. Viajó a Venezuela, donde entonces gobernaba Hugo Chávez y desarrolló un programa de becas para estudiantes como él. Dice que los primeros años no se vivía mal, pero que luego todo se vino abajo. Allí, en Valencia, estado de Carabobo, conoció a su esposa, con la que tiene un hijo. El pequeño, de 10 meses, es ecuatoriano. Nació en el país andino cuando sus padres ya andaban con la maleta a cuestas y su vida se ha desarrollado en movimiento: Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y, por último, México. Regresar a Haití para él no es una opción.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: ¿es hora de preocuparse o de ignorar el brote detectado en varios países?

Muchos de los casos que han aparecido en el mundo parecen no estar relacionados, por lo que faltan enlaces en una cadena que se extiende ya por varias regiones.
22 de mayo, 2022
Comparte

Si sientes que el mundo aún se está recuperando de la pandemia de COVID-19, lo siento, pero hay otro virus con el que lidiar.

Esta vez se trata de la viruela del mono y hay más de 90 casos confirmados en al menos 14 países donde normalmente no se esperaría que se registrara esta enfermedad.

¿Qué está pasando? ¿Es hora de preocuparse o nos estamos alterando demasiado por haber vivido la COVID?

Seamos claros: esto no es otra pandemia de COVID-19 y no estamos cerca de volver a ver confinamientos para contener la propagación de la viruela del mono.

Sin embargo, este es un brote inusual y sin precedentes que tomó completamente por sorpresa a los científicos que se especializan en la enfermedad y siempre es una preocupación cuando un virus cambia su comportamiento.

Hasta ahora, la viruela del mono era bastante predecible.

El hogar natural del virus son los animales salvajes, y en realidad se cree que son roedores y no monos los que lo están transmitiendo.

Cuando alguien en las selvas tropicales de África occidental y central entra en contacto con una criatura infectada, el virus salta entre especies. Su piel estalla en una erupción, que se ampolla y luego se forma una costra.

El virus ahora está fuera de su hogar habitual y se esfuerza por propagarse, por lo que necesita un contacto cercano prolongado para reproducirse. Por lo tanto, los brotes tienden a ser pequeños y a desaparecer por sí solos.

Una pequeña cantidad de casos surgieron antes en otras partes del mundo, pero todos podían vincularse inmediatamente con alguien que había viajado a un país afectado y lo había traído a casa.

Ese ya no es el caso

  • Por primera vez, el virus se encuentra en personas sin una conexión clara con África occidental y central.
  • No está claro de quién se está contagiando la gente.
  • La viruela del mono se está propagando durante actividades sexuales y la mayoría de los casos tienen lesiones en los genitales y el área circundante.
  • Muchos de los afectados son jóvenes gays y bisexuales.

“Estamos en una situación muy nueva; eso es una sorpresa y una preocupación”, me dijo Peter Horby, director del Instituto de Ciencias de la Pandemia de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Si bien dijo que esto “no es COVID 2, acotó que “debemos actuar” para evitar que el virus se afiance, ya que esto es “algo que realmente queremos evitar”.

El médico Hugh Adler, que ha tratado a pacientes con viruela del mono, está de acuerdo: “No es un patrón que hayamos visto antes, es una sorpresa”.

Entonces, ¿qué está pasando?

Sabemos que este brote es diferente, pero no sabemos por qué.

Hay dos opciones amplias: el virus cambió o el mismo virus antiguo se encontró en el lugar correcto en el momento adecuado para prosperar.

La viruela del mono se contrae por un virus de ADN, por lo que no muta tan rápido como la covid o la gripe.

Partícula del virus de la viruela del mono.

Science Photo Library
Partícula del virus de la viruela del mono.

Un análisis genético muy temprano sugiere que los casos actuales están muy estrechamente relacionados con las formas del virus observadas en 2018 y 2019. Es demasiado pronto para estar seguros, pero por ahora no hay evidencia de que se trate de una nueva variante mutante en juego.

Pero un virus no tiene que cambiar para aprovechar una oportunidad, como hemos aprendido de los grandes brotes inesperados de los virus ébola y zika en la última década.

“Siempre pensamos que el ébola era fácil de contener, hasta que no fue así”, dijo el profesor Adam Kucharski, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

No está claro por qué los hombres gays y bisexuales se ven afectados de manera desproporcionada. ¿Los comportamientos sexuales facilitan la propagación? ¿Es solo una coincidencia? ¿Es una comunidad más consciente de la salud sexual y de hacerse chequeos?

También puede ser que se haya vuelto más fácil la propagación de la viruela del mono.

Costras en las manos de una persona debido a la viruela del mono.

Getty Images
La viruela del mono causa una erupción que puede provocar mucha picazón, que cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar una costra.

Las vacunaciones masivas contra la viruela en el pasado pueden haber brindado a las generaciones mayores cierta protección contra la viruela del mono, estrechamente relacionada.

“Probablemente se está transmitiendo de manera más efectiva que en la era de la viruela, pero no vemos nada que sugiera que podría extenderse”, dijo Adler, quien todavía espera que este brote se desvanezca por sí solo.

¿Cuál es la conexión?

Comprender cómo comenzó este brote ayudará a predecir lo que sucederá a continuación.

Sabemos que solo estamos viendo la punta del iceberg, ya que los casos que se detectan no encajan en una imagen clara de “esta persona se la pasó a esta otra”.

En cambio, muchos de los casos parecen no estar relacionados, por lo que faltan enlaces en una cadena que parece extenderse por toda Europa y más allá.

Un reciente evento masivo de superpropagación, en el que un gran número de personas se reunieran y contrajeran la viruela del mono en el mismo lugar, como un festival, y luego se la llevaran a diferentes países, podría explicar la situación actual.

La explicación alternativa para que tantas personas no conectadas se infecten es si el virus realmente estuvo merodeando desapercibido durante bastante tiempo e involucrando a muchas personas.

De cualquier manera, podemos esperar que se sigan encontrando más casos.

Viruela del mono bajo el microscopio.

SPL

No creo que la gente en general deba preocuparse en esta etapa, pero tampcoo creo que hayamos descubierto todo y no tenemos el control de esto”, dijo el profesor Jimmy Whitworth, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Pero recuerde que no estamos en la misma situación que estábamos con la covid-19.

Este es un virus conocido, no uno nuevo, y ya tenemos vacunas ytratamientos. En la mayor parte de los casos se pasa como una enfermedad leve, aunque puede ser más peligroso en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunológicos débiles.

Pero se propaga más lentamente que la covid-19, y el sarpullido distintivo y doloroso hace que sea más difícil pasarlo por alto que una tos que podría ser cualquier cosa.

Esto facilita el trabajo de encontrar a personas que puedan haberse contagiado y vacunar a quienes corren el riesgo de contraerla.

Sin embargo, el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, lanzó una advertencia: “A medida que entramos en la temporada de verano (…) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lDXkbkXYtjo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.