La estrecha relación entre la cocaína y la madera ilegal en la Amazonia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Leandro Santana//Polícia Civil do Pará

La estrecha relación entre la cocaína y la madera ilegal en la Amazonia

Investigadores y policías brasileños señalan el creciente uso de cargamentos forestales en la exportación de drogas: la madera procedente de delitos medioambientales es ahora uno de los principales “encubridores”.
Leandro Santana//Polícia Civil do Pará
Por Ciro Barros/Agência Pública
19 de septiembre, 2021
Comparte

Las investigaciones vienen señalando desde hace tiempo el importante volumen de explotación ilegal en el mercado de la madera en Brasil y su relación con la deforestación en la Amazonia. Según un estudio realizado en 2020 por la ONG Imazon, alrededor del 70% de la madera explotada en el estado de Pará entre agosto de 2017 y julio de 2018 tenía un origen ilícito – tomada de áreas donde no había autorización del estado.

Sin embargo, lo que es nuevo es el fenómeno de la creciente superposición de las rutas de las facciones criminales del narcotráfico con las de los grupos vinculados a los delitos medioambientales. El delito medioambiental puede estar sirviendo como una nueva forma de capitalización para los narcotraficantes, con pruebas del uso de cargamentos de origen forestal para disfrazar el envío de drogas al extranjero.

La situación es señalada por fuentes vinculadas a la Policía Federal (PF) y por investigadores de seguridad pública escuchados por la Agencia Pública. “El principal producto forestal utilizado para la exportación de drogas a Europa es la madera”, afirma Aiala Couto, geógrafa de la Universidad Estatal de Pará (Uepa) e investigadora asociada al Foro Brasileño de Seguridad Pública y al Instituto Clima y Sociedad. Couto está desarrollando una investigación que se publicará este año y que trata de la territorialización del crimen organizado en la Amazonia y su relación con los delitos medioambientales. Según él, los productos minerales, especialmente el manganeso, ocupan el segundo lugar en la lista de incautaciones.

Un estudio de Pública, basado en noticias de sitios web oficiales del gobierno y de la prensa, identificó al menos 16 grandes incautaciones de cocaína en cargamentos de madera destinados a la exportación por mar entre 2017 y 2021. En total, las incautaciones ascendieron a unas 9 toneladas de la droga y estaban destinadas a países europeos como España, Bélgica, Francia, Alemania, Portugal, Italia y Eslovenia. Se produjeron con mayor frecuencia en los puertos del sur y sureste de Brasil, en cargamentos de troncos de madera, vigas, palés y laminados.

Fotos de las incautaciones de cocaína embalada en cargamentos de madera en los puertos del estado de Río de Janeiro, Santa Catarina y Paraná entre 2019 y 2021. Ascom/Receita Federal/Polícia Federa.

Ascom/Receita Federal/Polícia Federa

La investigación de Couto muestra que, entre 2017 y 2020, se incautaron en los estados amazónicos unas 9 toneladas de drogas -principalmente cocaína y marihuana- procedentes de Surinam, Colombia, Bolivia, Venezuela y Perú. La droga llegó principalmente por vía fluvial y terrestre. Los datos también se recopilaron a partir de las noticias sobre las incautaciones. La información recopilada por el investigador apunta a un solapamiento entre las zonas en las que se producen incautaciones de madera ilegal y contrabando de minerales y las zonas de incautación de drogas.

Según información de la Secretaría de Ingresos Federales pasada a Pública, sólo en el puerto de Santos, en el estado de São Paulo, se incautaron más de 2 toneladas de narcóticos envasados en productos de origen extractivo entre 2019 y 2021. Las drogas se encontraron en palés de madera, fibras de amianto, cargas de grafito, microsílice y corindón (un mineral a base de óxido de aluminio).

De acuerdo con el delegado titular del Departamento de Policía de Represión de Narcóticos (DRE) PF en el estado de Amazonas, Víctor Mota, se ha encontrado que la madera es la carga más utilizada por el tráfico de drogas. “Ya hemos hecho un estudio de las exportaciones del narcotráfico a Europa, y la primera toma de carga es la madera. Ya sea en forma de muebles, ya sea en forma de vigas, o en otras formas”, dijo el delegado, en una entrevista con Agência Pública. Según Mota, esta información está contenida en una encuesta interna ya elaborada por la PF, pero la institución negó la solicitud de acceso al documento.

El delegado fue el responsable de una de las operaciones más recientes sobre los vinculos de los delitos medioambientales con personas asociadas al narcotráfico. Deflagrada en julio de 2020, la Operación Schelde investigó quién estaba detrás del envío de 250 kg de cocaína a Bélgica en un cargamento de vigas de madera de origen ilícito en 2019. La investigación fue concluida recientemente por la PF y muestra la participación de personas con vínculos pasados con facciones criminales en el esquema.

El debilitamiento de la legislación medioambiental atrae a los grupos criminales

“Las rutas que se utilizan para el narcotráfico también se usan para el contrabando de madera, y algunas están cerca de las zonas de contrabando de minerales, especialmente en la minería ilegal de oro”, dice la investigadora Aiala Couto. “Hay una mezcla en estas relaciones . Y esto nos permite asociar el discurso del gobierno en relación a la cuestión ambiental con este fortalecimiento de las acciones de estas actividades criminales que conciernen al medio ambiente. Esto hizo posible que los grupos criminales organizados vieran estos delitos como una posibilidad dentro de su campo de acción para acumular capital”, argumenta.

Couto señala que ya hay registros de facciones criminales que compran ilegalmente áreas de bosque para beneficiarse de la tala ilegal e incluso para establecer áreas para la producción de marihuana, como ha estado sucediendo en el llamado “polígono de la marihuana” o “polígono de la hierba”, situado en el noreste de Pará.

La investigación de Couto registra la incautación de más de 2 millones de plantas de marihuana en la region de la Amazonia brasileña entre 2015 y 2020, el 55% del total incautado en el estado de Pará, con gran énfasis en los municipios del polígono. En agosto de 2020, la Operación Cosecha Maldita, lanzada conjuntamente por la Policía Federal y la Policía Civil de Pará, incautó cerca de 200 toneladas de marihuana en el noreste de Pará (más de 400.000 plantas). Según la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), ya hay registros de conflictos entre traficantes y comunidades tradicionales, como el caso de los ataques de piratas a la comunidad ribereña de Itamimbuca, en el municipio de Igarapé-Miri, ocurrido en enero de este año.

La operación de agosto de 2020 destruyó miles de plantas de marihuana en el noreste de Pará, en la zona denominada “polígono de la marihuana”. Leandro Santana//Polícia Civil do Pará

“Hay denuncias de personas involucradas en conflictos agrarios con este tema ”, dice la coordinadora del Núcleo de Asuntos Agrarios y de la Tierra del Ministerio Público del Estado de Pará (MP-PA), Ione Nakamura. El fiscal, sin embargo, dice que el tema es aún incipiente en el MP y que nunca ha sido investigado por la Fiscalía Agraria.

Los grupos criminales están asociados a grupos económicos que ya explotan activamente la minería ilegal en la Amazonia, como reveló la agencia de noticias Amazônia Real en el caso de la minería clandestina en las zonas de los indigenas yanomami en Roraima.

Más que el mero reparto de rutas, Couto ve una creciente imbricación entre el narcotráfico y los delitos medioambientales, que se ha acelerado tras la disputa entre grupos criminales por las principales rutas de la Amazonia, que suelen coincidir con las de los delitos medioambientales. A pesar de ello, la lucha contra la delincuencia en el Amazonas a veces no tiene en cuenta esta conexión y esto acaba fortaleciendo las facciones.

“Hay varias zonas del Amazonas en las que estas actividades delictivas se solapan, como la minería ilegal, la tala ilegal y el narcotráfico”, argumenta Aiala. “Tenemos un gobierno que fue elegido bajo la bandera de la seguridad pública, pero que no puede ver que existe esta relación entre la seguridad pública y el medio ambiente. Y toda la narrativa, el discurso y la acción ha potenciado el crecimiento del crimen organizado en la Amazonía hoy. Las cifras se han intensificado desde el gobierno de Bolsonaro. Hay que entender el crimen organizado más allá de las siglas PCC y Comando Vermelho. Por ejemplo, hay grupos que se dedican a la minería ilegal, el acaparamiento de tierras, la tala ilegal, el contrabando de oro

y la invasión de tierras indígenas. Estos grupos crean empresas, blanquean dinero, participan en el contrabando, el narcotráfico y el tráfico de armas. La relación es amplia y compleja”, advierte.

Para el ex superintendente de la PF en el Amazonas, el delegado Alexandre Saraiva, las leves penas para los delitos ambientales en la legislación y la posibilidad de ganancias atraen cada vez más a las organizaciones criminales hacia el crimen ambiental. “Hay un simple análisis de riesgo por parte del delincuente. Busca allí en la legislación medioambiental y ve que, si sólo se aplica la legislación medioambiental, es extremadamente limitada. No necesita pensar mucho. Es posible ver a personas vinculadas a organizaciones criminales trabajando en el comercio ilegal de madera”, afirma Saraiva, que comandó una de las mayores operaciones contra la madera ilegal de la historia del país, la Operación Arquímedes.

En una operación de la Policía Civil de Pará, en marzo de este año, se incautaron 120 kg de cocaína a un grupo criminal dedicado al tráfico internacional. Reprodução/Polícia Civil do Pará

Para el jefe de la policía, Víctor Mota, la debilidad de la legislación medioambiental puede acabar colaborando con el crecimiento de otros delitos, como la exportación de drogas. Un ejemplo es la orden 7036900, de febrero de 2020, publicada por el ex presidente del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) Eduardo Bim, que fue destituido por orden judicial. El envío motivó las investigaciones que culminaron en la operación que tiene como investigados al ex ministro de Medio Ambiente Ricardo Salles y a Bim.

El documento prescindía de la autorización del Ibama para la exportación de madera, pero fue suspendido por decisión del ministro del Tribunal Supremo Alexandre de Moraes en mayo de este año. “Esto facilita . Es una cosa que acaba tirando de la otra. Si no se inspecciona qué tipo de madera hay, cuánta madera se transporta, si esta madera se puede exportar, de dónde se ha sacado. Si no tienes esta sospecha inicial sobre el material, ¿cómo puedes saber si contiene o no narcóticos? Si se empieza a hacer la vista gorda con este material, los chicos lo utilizarán cada vez más como escondite”, valora.

Deflagrada en julio de 2020, la operación Schelde se incautó de unos 250 kg de cocaína en vigas de madera enviadas a Bélgica. Ascom/PF

Este reportaje fue publicado originalmente en  Agencia Pública.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo es vivir con crometofobia, el inusual miedo extremo a gastar dinero

No es tan visible como otras fobias. Puede ser difícil de detectar porque las personas suelen ocultarlo y como no tiene una "definición clínica", no se le presta mucha atención.
28 de octubre, 2021
Comparte

Gastar dinero, en teoría, debería ser una fuente de satisfacción. Básicamente porque si lo gastas, es porque tienes dinero para gastar, ¿no?

Esta historia no es tan sencilla como parece. Están, por ejemplo, las personas que gastan compulsivamente y lo pasan muy mal cuando no pueden pagar las cuentas.

O los que han tenido una vida de carencias y cuando tienen la posibilidad de gastar, se restringen hasta en las cosas más básicas por miedo -consciente o inconsciente- a caer en la pobreza otra vez.

Otros son devorados por su propia codicia y prefieren llevarse el dinero a la tumba.

La lista de razones asociadas al temor a gastar dinero es muy larga.

Pero cuando esta conducta comienza a interferir en el desarrollo normal de la vida, es probable que se trate de una poco común condición llamada crometofobia.

La crometofobia es el miedo extremo a gastar dinero.

El concepto tiene un uso más bien informal, dado que no es un desorden mental reconocido médicamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

Sin embargo, la publicación contempla algunas categorías donde la crometofobia podría eventualmente encontrar un espacio (pese a no estar incluida como tal).

Una ansiedad excesiva

Se trata de las “fobias específicas”, definidas por la publicación como “el miedo o ansiedad marcados y excesivos que ocurren constantemente al exponerse o anticiparse a la exposición a uno o más objetos o situaciones específicas (por ejemplo, proximidad a ciertos animales, vuelo, alturas, espacios cerrados, visión de sangre o lesiones) que está fuera de proporción con el peligro real”.

Mujer mira por una ventana

Getty Images
La crometofobia podría ser considerada dentro de las “fobias específicas” que define la OMS. Sin embargo, la comunidad científica no la ha incorporado.

Los síntomas, agrega el texto, deben persistir por varios meses y ser lo suficientemente graves como para causar “un deterioro significativo en las relaciones personales, familiares, sociales, educativas, laborales o en otras áreas importantes del funcionamiento”.

Terapeutas especializados en tratar pacientes que tienen serios problemas con el manejo del dinero, afirman que, independientemente de la definición clínica, es un hecho que algunas personas desarrollan un miedo desproporcionado a gastar dinero.

Se puede discutir si es clínicamente una fobia o no, pero la angustia que experimentan estas personas afecta varias dimensiones de su vida.

“Aferrarse al dinero”

“Hay muchos temas emocionales que están ligados a gastar dinero”, le dice a BBC Mundo Khara Croswaite, terapeuta financiera estadounidense y autora de libros sobre psicología y emprendimiento.

“En mi consulta veo personas que quieren aferrarse a su dinero”, apunta.

“El miedo a gastar dinero es algo que perturba tu vida diaria”, advierte. Puede llevar a las personas a desarrollar conductas como no pagar las cuentas o no querer usar la tarjeta de crédito”.

Persona con dinero en el bolsillo

Getty Images

Una persona con miedo a gastar dinero no solo puede experimentar ansiedad, depresión, o pensamientos suicidas, agrega, sino que también desarrolla problemas en sus relaciones sociales.

Algunos se sienten avergonzados por sus deudas y prefieren aislarse, o descartan cualquier gasto, incluso los más elementales, lo que los lleva a evitar reuniones sociales y a no hacer actividades que disfruta.

Suele afectar el sueño, la salud y el estado de ánimo. Y dependiendo de la gravedad, puede provocar diferentes trastornos de ansiedad.

Es una espiral de pensamientos negativos“, dice Croswaite.

Vivir con una fobia específica grave puede derivar en el abuso de drogas o alcohol y, en los casos más extremos, al suicidio.

“Estaba aterrorizada por el dinero”

“Estaba aterrorizada por el dinero”, cuenta Kelly Reeves en un blog dedicado a temas de emprendimiento y desarrollo personal.

Constantemente revisaba su cuenta bancaria por miedo a lo que podría encontrar.

Y si tenía dinero en efectivo en su cartera, también se obsesionaba con comprobar constantemente que estaba ahí.

Al mismo tiempo, no soportaba hablar de dinero o escuchar a otras personas hablar de dinero.

Las cosas se pusieron aún más complicadas cuando pagar por cualquier cosa le provocaba ansiedad, incluso si era algo realmente necesario, como ponerle gasolina al auto.

Como tampoco pagaba sus deudas porque le provocaba miedo gastar dinero, fue cayendo en un foso cada vez más profundo.

Reeves cuenta que llegó a un punto en que tuvo que reconocer que lo que le estaba ocurriendo no era normal.

Entonces decidió acudir a una terapia que, según su testimonio, le ayudó a enfrentar sus temores.

Y aunque aún tiene deudas, está en una posición mucho mejor que en el pasado.

“Estoy pagando mis cuentas con gratitud”, escribe.

“Bastante raro”

Una fobia específica a gastar dinero “es algo bastante raro”, dice Elizabeth Sterbenz, terapeuta financiera en Los Ángeles, California.

Ojo con signo de dinero

lucapierro
Puede ser que la aversión a gastar dinero no se trate de una fobia.

Probablemente se puede presentar asociada a otros desórdenes de ansiedad, explica, o en conjunto con otras fobias.

“Por eso es importante descubrir si realmente estamos frente a un caso de fobia al dinero o si hay otra cosa detrás, algo más profundo”, señala Sterbenz en diálogo con BBC Mundo.

“Podría desarrollarse cuando ha existido un incidente traumático que la persona puede o no puede recordar”, agrega.

Síntomas

A nivel fisiológico, la persona que padece aversión a gastar dinero puede experimentar síntomas como dificultad para respirar, taquicardia, incremento de la presión arterial, sudoración, náuseas, dolor muscular o diarrea, cuando se enfrenta a la situación.

Desde la perspectiva cognitiva, suele desarrollar creencias negativas o ideas irracionales respecto al dinero y se siente impotente de controlarlos.

Mujer asustada con dinero

Getty Images

Y desde el punto de vista conductual, la persona tiende a evitar el estímulo fóbico (en este caso el dinero) de todas las maneras posibles.

Este tipo de síntomas se repiten en los distintos tipos de fobia con mayor o menor intensidad.

Causas

Si se considera la crometofobia como un desorden dentro de las denominadas fobias específicas, las causas pueden ser muy variadas.

Según lo describe la Clínica Mayo, un centro médico y académico estadounidense sin fines de lucro, en su página web, las causas de fobias específicas pueden incluir:

  • Experiencias negativas. Muchas fobias aparecen como consecuencia de una experiencia negativa o un ataque de pánico relacionado con un objeto o una situación específicos.
  • Genética y medio ambiente. Puede haber una vinculación entre la fobia específica y la fobia o la ansiedad de los padres de la persona, lo que podría deberse a factores genéticos o a una conducta aprendida.
  • Función cerebral. Los cambios en la actividad cerebral también pueden desempeñar un rol en el desarrollo de fobias específicas.

Tratamiento

Aunque hay varias alternativas para tratar las fobias, es bastante común el uso de la terapia cognitivo-conductual.

Algunas de las herramientas que se usan para enfrentar el problema son la “terapia de exposición” (donde el paciente es expuesto al estímulo), asociada con técnicas de relajación y técnicas cognitivas para abordar las creencias e ideas irracionales.

“En la terapia de exposición es necesario desarrollar tolerancia a la angustia que provoca gastar dinero”, dice Khara Croswaite.

Terapia

Getty Images
La fobia al dinero requiere terapia cuando afecta el desarrollo normal de la vida.

Eso se puede lograr, explica, poniéndose inicialmente metas pequeñas como, por ejemplo, gastar US$1 en el supermercado. Luego, por ejemplo, gastar US$50 en un regalo para alguien especial.

Y así, paso a paso, avanzar al primer pago de la tarjeta de crédito.

“Se trata de una repetición para confrontar el miedo con el apoyo de un profesional del área de salud mental”, señala la especialista.

Por otro lado, muchas fobias están relacionadas con las narrativas que construimos en torno al objeto o la situación que nos afecta, explica Elizabeth Sterbenz.

Influyen mucho “las historias que nos contamos a nosotros mismos” y que ni siquiera nos damos cuenta.

Podemos convencernos de que somos ineptos para manejar el dinero, aunque eso no sea así.

Cada terapeuta tiene su manera de abordar el tema. El punto es que si el miedo excesivo a gastar dinero afecta la vida normal de una persona, es conveniente que busque un especialista.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.