Lluvias en NY dejan al menos 17 muertos; hay estado de emergencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Fuertes lluvias en Nueva York provocan al menos 17 muertes; se declara estado de emergencia

Las precipitaciones récord, que provocaron una advertencia de emergencia por inundaciones repentinas sin precedentes para la ciudad de Nueva York, convirtieron las calles en ríos y provocaron el cierre del metro.
AFP
Por AFP
2 de septiembre, 2021
Comparte

Las inundaciones por las torrenciales lluvias remanentes del huracán Ida dejaban este jueves al menos 17 muertos en Nueva York y sus alrededores, incluidos varios fallecidos en sótanos durante un evento meteorológico “histórico” que causó estragos de sur a norte de Estados Unidos.

La policía señaló que nueve personas murieron en la ciudad de Nueva York, mientras que cuatro perdieron la vida en Elizabeth, en el vecino Nueva Jersey, dijo a la AFP un portavoz de la alcaldía.

En Passaic, vecina a Nueva Jersey, el alcalde Hector Lora dio cuenta de un fallecimiento.

Medios locales informaron en tanto que al menos 22 personas perdieron la vida en la región de Nueva York.

Con los 17 fallecidos confirmados a la AFP por fuentes policiales, se elevan a 20 las víctimas fatales en Estados Unidos tras el ingreso de Ida el domingo como huracán categoría 4 a Luisiana, abriendo una senda de destrucción hacia el norte.

El presidente Joe Biden viajará el viernes a Luisiana, donde Ida provocó severas inundaciones y tornados, destruyendo muchos edificios y dejando sin electricidad a más de un millón de hogares.

Estela de Destrucción

Ida sembró una estela de destrucción hacia el norte después de impactar como huracán de categoría 4 el fin de semana en Luisiana, donde provocó graves inundaciones y tornados.

“Estamos soportando un evento meteorológico histórico esta noche con lluvias récord en toda la ciudad, inundaciones brutales y condiciones peligrosas en nuestras calles”, dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, el miércoles por la noche. 

Los neoyorquinos se despertaron con un cielo azul despejado el jueves, cuando la ciudad volvió a la vida. 

Pero la destrucción de la noche anterior se hacía evidente en las ramas de los árboles caídos de las calles, mientras los servicios del metro se reanudaban lentamente. 

Es raro que tormentas así golpeen la costa noreste de Estados Unidos. Esto se produce cuando la capa superficial de los océanos se calienta debido al cambio climático. 

El calentamiento global está causando que los ciclones se vuelvan más poderosos y transporten más agua, lo que representa una amenaza cada vez mayor para las comunidades costeras de todo el mundo, según los científicos. 

“El calentamiento global es una realidad y empeorará cada vez más a menos que hagamos algo al respecto”, advirtió el senador Chuck Schumer.

Lluvia Récord

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) registró un récord histórico de 80 mm de lluvia en una hora en Central Park.

Las inundaciones bloquearon las principales vías de tránsito en varios distritos, incluidos Manhattan, el Bronx y Queens. La lluvia comenzó a caer a las 21H30 (01H30 GMT) y distintos vídeos subidos a Twitter por el NWS mostraban las calles anegadas que hacían imposible el tráfico vehicular.

“No conduzca por las calles inundadas. No sabemos qué profundidad tiene (el agua) y es muy peligroso. Dé media vuelta”, instó el NWS.

En plena noche, la nueva gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el estado de emergencia tras “importantes” inundaciones en todos los condados limítrofes con la ciudad, que podrían abarcar a unos 20 millones de personas.

Bill de Blasio, el alcalde saliente de la ciudad de Nueva York, deploró en un tuit un “acontecimiento meteorológico histórico” y declaró también el “estado de emergencia”.

Cientos de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos neoyorquinos de Newark, LaGuardia y JFK. Un vídeo mostraba una terminal inundada en Newark.

Emergencia General

Según el NWS, se trata del primer estado de emergencia por inundaciones repentinas que se declara en la historia de la megalópolis, golpeada en octubre de 2012 por el huracán Sandy.

“Tengo 50 años y nunca había visto tanta lluvia”, declaró a la AFP Metodija Mihajlov, que vio el sótano de su restaurante en Manhattan inundarse con ocho centímetros de agua.

Las precipitaciones récord, que provocaron una advertencia de emergencia por inundaciones repentinas sin precedentes para la ciudad de Nueva York, convirtieron las calles en ríos y provocaron el cierre del metro, donde en muchas estaciones el agua caía en cascada sobre las vías

“Era como vivir en la selva, como la lluvia tropical. Increíble. Todo es tan extraño este año”, dijo el empresario.

Las precipitaciones y fuertes vientos también barrieron el condado de Westchester, al norte de Nueva York, y muchos sótanos de casas se inundaron en cuestión de minutos. Fotos obtenidas por la AFP muestran sótanos y plantas bajas de viviendas con al menos 50 centímetros de agua

El gobernador del vecino estado de Nueva Jersey, Phil Murphy, declaró también el estado de emergencia debido a las lluvias. 

Se emitió una alerta de tornado por vientos que podrían golpear el sur del estado de Nueva York y sus alrededores, el norte de Nueva Jersey y el sur de Connecticut (la mayor ciudad de Pensilvania). 

“Busquen refugio AHORA. Los objetos que vuelen serán peligrosos para aquellos que se vean sorprendidos sin refugio. Muévanse a una planta más baja y permanezcan lejos de las ventanas”, tuiteó de su lado la oficina de información de emergencias de la ciudad de Nueva York.

Alrededor de 98.000 hogares en Pensilvania, 60.000 en Nueva Jersey y 40.000 en Nueva York quedaron sin suministro de electricidad, según el sitio web especializado poweroutage.us.

Escena surrealista

La tormenta provocó la suspensión del Abierto de Estados Unidos de tenis debido a los fuertes vientos y precipitaciones. 

Una escena surrealista ocurrió en Flushing Meadows, donde la lluvia barrió una pista de tenis cubierta e interrumpió el partido de segunda ronda  entre el sudafricano Kevin Anderson y el argentino Diego Schwartzman, pues el agua entró por las cuatro esquinas del techo del recinto colocado en 2018 justamente para que puedan disputarse partidos bajo lluvia.

Se espera que Ida continúe este jueves hacia el norte, en dirección de Nueva Inglaterra.

“El ciclón postropical Ida trae fuertes lluvias generalizadas e inundaciones repentinas potencialmente mortales a lo largo y cerca de su trayectoria”, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Los huracanes son un fenómeno recurrente en el sur de Estados Unidos, pero el calentamiento de la superficie del océano está haciendo que las tormentas sean más potentes, advierten los científicos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: el drama de los miles niños huérfanos por coronavirus en Perú

Un estudio publicado en la revista médica "The Lancet" estima que 1.134.000 niños experimentaron la muerte de sus cuidadores principales en todo el mundo. Perú ha sido uno de los más afectados
3 de enero, 2022
Comparte
Los hijos de Katherine, como muchos otros, tienen dificultades para hablar de su difunta madre.

INABIF
Según la revista The Lancet, desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 30 de abril de 2021, un estimado de 1.134.000 niños experimentaron la muerte de sus cuidadores principales en todo el mundo, incluido al menos uno de los padres o abuelos con custodia.

En una casita a las afueras de Lima, Gabriela Zarate vive con su esposo y ocho hijos. Cuatro son suyos. Y los otros cuatro, dos niñas de 7 y 15 años y dos niños de 9 y 12 años, son hijos de su hermana menor Katherine.

Es difícil meterlos a todos. Los dos niños duermen de a dos en una litera, y las niñas comparten habitación en la parte trasera de la casa. “Siempre ha sido una lucha poner comida en la mesa para mi familia”, dice Gabriela. “Y con cuatro hijos más es aún más difícil”.

En junio de 2020, cuando Perú ya estaba luchando por contener la Covid-19, Katherine se infectó. Los hospitales estaban abarrotados, los suministros se habían agotado y los familiares vieron morir a sus seres queridos, incapaces de ayudar.

Cuando los médicos rechazaron a Katherine, Gabriela no tuvo otra opción que llevarla a casa. Katherine estaba tendida sobre un colchón. Luchaba por respirar, pero su familia no tenía suficiente dinero como para darle oxígeno. Todos vieron a Katherine debilitarse cada vez más.

Una semana después, murió.

Una de las últimas cosas que hizo Katherine fue pedirle a Gabriela que cuidara a sus hijos. Su padre sufre problemas de salud y adicción y no siempre está presente. Katherine no quería que terminaran en un hogar de niños, por lo que Gabriela accedió a cuidarlos.

No ha sido fácil. Cuando el Gobierno impuso una estricta orden de quedarse en casa durante las peores olas de la pandemia, se quedaron preguntándose qué harían.

“Solía conducir un taxi y vender dulces en las calles”, dice Gabriela. “Pero luego nos dijeron que nos quedáramos en casa y me preocupé. ¿Cómo íbamos a alimentarlos a todos?”.

Gabriela ahora cuida de ocho hijos: cuatro de los suyos y los otros cuatro de su hermana, Katherine.

INABIF
Gabriela ahora cuida de ocho hijos: cuatro de los suyos y los otros cuatro de su hermana, Katherine.

Para ganar algo de dinero, su pareja comenzó a entregar comida a las personas durante el toque de queda, lo que era ilegal. Fue entonces cuando él también contrajo covid-19 y ya no pudo trabajar. “Todos teníamos miedo de que muriera, pero al final se recuperó”, dice.

En los peores momentos, cuando ninguno de los dos podía salir a trabajar, Gabriela colgó una bandera blanca fuera de su casa para indicar que necesitaba ayuda. Los vecinos comenzaron a traerle sacos de papas y otros alimentos.

Perú ha sido golpeado por Covid-19, con más de 202.500 muertes en una población de menos de 33 millones. Uno de los efectos más trágicos de la pandemia aquí ha sido la cantidad de niños que se han quedado sin una madre, un padre o algún otro cuidador.

Los niños están haciendo clases en línea durante dos días a la semana.

INABIF
Los niños están haciendo clases en línea durante dos días a la semana.

En Perú hay al menos 93.000 de ellos, según la revista médica “The Lancet”. Y aunque uno de sus padres aún esté vivo, se les conoce como “huérfanos de covid”.

Muchos enfrentan una lucha diaria por sobrevivir. Financiera y emocionalmente.

Los hijos de Katherine, como muchos otros, tienen dificultades para hablar de su madre. Su hija de 15 años la vio morir y Gabriela dice que está traumatizada. Ella no habla de lo que pasó con nadie.

Los hijos la recuerdan con nostalgia. “Extraño a mi madre”, dice el hijo de nueve años de Katherine. “Solía llevarnos a la calle a jugar con nosotros”.

A pesar de extrañar a su madre, los niños dicen que les gusta vivir con su tía.

INABIF
A pesar de extrañar a su madre, los niños dicen que les gusta vivir con su tía.

Ayudar a los niños como ellos es un tema que están tratando de abordar profesionales como Andrea Ramos. Es trabajadora social del ayuntamiento de dos zonas pobres de Lima. Su escritorio está repleto de papeleo y confía en que los lugareños se pongan en contacto con ella a través de WhatsApp para indicar quién necesita ayuda.

La pobreza, dice, está empeorando debido al aumento del desempleo en la pandemia. Esto, a su vez, está generando más frustración y violencia en los hogares.

“Tenemos muchos niños con problemas de salud mental que tienen miedo de salir porque han estado encerrados durante las peores olas de la pandemia”, dice.

Hay talleres de ayuda a las familias para que lidien cuando los niños estén en casa todo el día con clases en línea; y cómo resolver peleas y mantener los ánimos bajo control

Los profesionales están preocupados por los efectos a largo plazo de la pandemia en los niños.

INABIF
Los profesionales están preocupados por los efectos a largo plazo de la pandemia en los niños.

Para algunas familias, la vida está mejorando lentamente. Gabriela ahora recibe una pensión covid aprobada por el gobierno para cada uno de sus sobrinos y sobrinas. Solo representa alrededor de $50 al mes por niño, pero significa que puede permitirse comprar comida extra para ellos e imprimir páginas para su tarea.

Los niños están viendo clases en línea dos días a la semana. Es difícil encontrar espacio para todos. A pesar de extrañar a su madre, dicen que les gusta vivir con su tía. Es divertido jugar al fútbol en la calle con sus primos, aunque a veces terminan discutiendo.

Aunque profesionales como Andrea están preocupados por los efectos a largo plazo que tendrá la pandemia en los “huérfanos de covid”, los sobrinos y sobrinas de Gabriela son ambiciosos sobre su futuro. La mayor quiere ser abogada, los dos niños policía y la niña pequeña médica.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=T06-Q9QEzes

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.