Personal de salud de Oaxaca queda sin empleo por falta de presupuesto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Estación Foto Comunicación Visual

Más de 2 mil 500 trabajadores de la salud se quedan sin empleo en Oaxaca por falta de presupuesto

Los trabajadores aseguran que el viernes pasado el gobernador del estado, Alejandro Murat, les explicó que no hay presupuesto para seguirles pagando su salario, mismo que por años se estuvo tomando de rubros como las aportaciones para el ISSSTE de los sindicalizados.
Estación Foto Comunicación Visual
21 de septiembre, 2021
Comparte

El pasado 15 de septiembre, médicos especialistas y generales, enfermeras, radiólogos, terapeutas, trabajadores sociales, afanadores, entre otros empleados, que tenían laborando desde dos años hasta más de diez como eventuales para los hospitales de los Servicios de Salud de Oaxaca se quedaron sin contratos y, por lo tanto, sin trabajo. 

“Alrededor de 2 mil 600 trabajadores, de un total de 18 mil, nos quedamos sin empleo, más o menos 400 somos médicos, mil 500 son enfermeras y enfermeros y el resto es personal diverso, desde radiólogos hasta afanadores”, dice Luis Vázquez, quien trabajaba desde hace seis años como infectólogo pediatra en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña. 

Su compañera, Abigail Pineda, denuncia que  a ella a partir de este día 15 no le renovaron su contrato, después de cuatro años de estar laborando como eventual. “Yo estaba a cargo del área COVID en el turno matutino y el doctor Luis Vásquez estaba a cargo en el vespertino, los dos nos quedamos sin trabajo y el Hospital de la Niñez Oaxaqueña se quedó sin infectólogos pediatras, solo habíamos dos”. 

Los especialistas aseguran que además se dejó sin contrato en este hospital, que tiene una plantilla de 570 trabajadores, a otros doce médicos, entre ellos una hematóloga que atiende a niños con cáncer, un neonatólogo, un cirujano pediatra, ocho pediatras generales; 32 enfermeras y otro personal de laboratorio, rayos x, camillería, terapia física, y tres administrativos, para un total de 57 personas. 

Te puede interesar: ¿Qué compró, a quién contrató el gobierno para afrontar la pandemia y para qué alcanzó?

Los médicos narran que después de un día de protestas por los despidos, el viernes pasado se reunieron con el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, y con el gobernador, Alejandro Murat. 

En esa reunión en la Casa de Gobierno, aseguran que el gobernador les dijo que desde hace dos sexenios o más de donde se tomaba el dinero para el pago de sus salarios era de lo que el personal sindicalizado tenía que aportar para el ISSSTE o para el SAT y que eso había generado un boquete financiero que ya era insostenible. 

La oficina de comunicación del gobierno del estado confirmó a Animal Politico que esto es verdad y señaló que durante las administraciones pasadas de Gabino Cué y Ulises Ruiz se generaron alrededor de 5 mil plazas para las que no había presupuesto y para cumplir con esos compromisos laborales, el gobierno hacía uso de los recursos que debían ir al SAT y al ISSSTE. 

Este gobierno, señaló la oficina de prensa, tenía la voluntad de arreglar este problema casi desde el inicio de la administración, pero se atravesó el sismo y la pandemia y ahora se está buscando solución con el apoyo de la Federación para recontratar al personal, al menos a los de “bata blanca”. 

De acuerdo con la oficina de prensa, de los 2 mil 600 trabajadores que se quedaron sin contrato, solo 400 o 500 son médicos y enfermeras y el resto son administrativos. “El compromiso es recontratar sólo a quienes necesita el sector salud y por eso se revisarán las listas una por una”. 

El infectólogo pediatra Luis Vásquez dice que es falso que la mayoría sean administrativos. “Lo que sucede es que nos tenían registrados así , y a la mejor no saben, solo así se entiende que hayan despedido a tanto personal que es esencial en los hospitales, pero es la forma de tener mano de obra barata porque nos pagaban menos, un médico especialista sindicalizado gana 16 o 17 mil pesos a la quincena y los de contrato 13 mil”.

Abraham Stuart Gutiérrez Lindner, médico pediatra despedido del Hospital Comunitario de Ixtlán después de siete años y medio de laboral con contratos temporales, dice que de este lugar se dejó sin trabajo a 17 personas en total: 4 médicos generales, 2 pediatras, un médico cirujano, un radiólogo, un laboratorista y personal de enfermería. 

Este hospital, dice, tiene una nómina de unos 100 o 120 personas, “pero por ejemplo había tres pediatras, uno no se presenta porque anda de comisión del sindicato, desde hace tiempo no se presenta al hospital y a los otros dos ya no nos renovaron el contrato, o sea que no hay pediatra ya en el hospital. No hay ningún médico certificado en reanimación neonatal, eso es un riesgo para cada parto y cada cesárea”. 

La población que atiende este hospital, dice el especialista, es de todo el distrito de Ixtlán y la sierra norte del estado. “Para un millón de habitantes en la región sólo hay hospitales comunitarios, no hay hospital general y en el que yo estaba llega gente que vive hasta a ocho horas de distancia, por la orografía que es complicada, ahora van a llegar y les van a decir que no hay pediatra”, dice Abraham Stuart.

Lee más: Estos peluches que hacen mujeres en prisión ayudarán a personal médico en la lucha contra COVID-19

Demetrio Santos, cirujano general, quien, hasta el 15 de septiembre pasado, fue trabajador eventual por 12 años en el Hospital General de San Pedro Pochutla, enumera que de ahí despidieron, de un total de unos 150 trabajadores de la institución, a 40 personas: 2 ginecólogos, 2 pediatras, un pediatra neonatólogo, un anestesiólogo, un cirujano, 18 personas de enfermería, un técnico de rayos x, un técnico de laboratorio, personal de cocina, camilleros. 

“Este es el hospital más grande de la costa, tiene 60 camas, y es el más antiguo, tiene 25 años. Yo estuve ahí 12 años, he visto pasar cuatro procesos de formalización de personal y nunca me tocó, pese a que nunca he cometido una falta en mi trabajo, fui el único cirujano que se quedó en la pandemia para atender las cirugías de urgencia, porque los demás se fueron de resguardo”. 

Los médicos señalan que así sucede: esperan varios años para poder regularizar su situación laboral, mientras ven obtener la base a personas que son familiares o conocidos de gente del sindicato, de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA). De hecho, también acusan que hay venta de esas plazas. 

Por eso es que piden estar presentes en las reuniones que tendrán las autoridades federales y estatales para tratar de solucionar el problema, como la de este miércoles cuando se reunirán el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, el titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Ferrer, y el titular del IMSS, Zoé Robledo, por encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien dos de los trabajadores despedidos se reunieron brevemente el lunes en la visita del mandatario al estado. 

Mientras la situación se arregla, y como una forma de tener una protesta activa y seguir atendiendo a la población, grupos de trabajadores que se quedaron sin contratos han colocado módulos en diferentes puntos del estado para ofrecer consultas y chequeos gratuitos y no dejar a la gente sin atención.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: las respuestas a las 5 preguntas más buscadas en Google sobre la nueva variante

Desde el anuncio del descubrimiento de esta nueva cepa de coronavirus, el interés por el tema se ha disparado en internet. Conoce qué saben los científicos hasta ahora.
7 de diciembre, 2021
Comparte

Tan pronto como ómicron fue clasificada como una variante de preocupación el 26 de noviembre, el interés en el tema se disparó en internet.

Según un informe de Google obtenido por BBC Brasil, “ómicron” fue el término que tuvo mayor crecimiento en el buscador.

Descubierta en Sudáfrica, la nueva variante ya se ha detectado en unos 40 países (incluidos Argentina, Brasil, Chile, México y España) y llama la atención por la cantidad y variedad de mutaciones genéticas que presenta.

Por ahora no se sabe a ciencia cierta cuánto más transmisible es ómicron, o si logra eludir la inmunidad obtenida a través de las vacunas o por la infección previa.

Se están realizando estudios que buscan comprender estos aspectos y los primeros resultados deberían publicarse este mes.

A continuación, las preguntas más populares en internet y las respuestas de los expertos.

1. ¿Qué significa ómicron?

Ómicrón es la decimoquinta letra del alfabeto griego.

Cuando comenzaron a aparecer las primeras variantes del coronavirus, los científicos adoptaron un sistema para clasificarlas.

Por lo tanto, el SARS-CoV-2, identificado por primera vez en Wuhan, China, se convirtió en la variante A.

A partir de entonces, a medida que se hallaron mutaciones en el virus, se dividieron con ese código. Así llegó la variante A.1, la A.2, la B.1.1, la C.30.1, y así sucesivamente.

Pero llegó un momento en que este sistema se convirtió en una auténtica sopa de letras (y números) que provocó una tremenda confusión para quienes no son expertos en la materia.

Este fue uno de los factores que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a crear un nuevo criterio a partir de mayo de 2021: las variantes de preocupación (conocidas por la sigla en inglés VOC, variant of concern) y las variantes de interés (VOI, variant of interest) pasaron a denominarse con una letra del alfabeto griego.

Como su nombre indica, las VOC y las VOI portan mutaciones importantes que pueden hacer que el virus sea más transmisible o agresivo, por ejemplo.

Así es como la B.1.1.7, descubierta en Reino Unido, se convirtió en alfa; la B.1.351 (Sudáfrica) se convirtió en beta; la P.1 (Brasil) se convirtió en gamma; la B.1.617.2 (India) en delta; y la B.1.1 .529 (Sudáfrica) en ómicron.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

Estas, de hecho, son las cinco VOCs que han surgido hasta ahora.

Además de la practicidad, hay una segunda razón por la que la OMS sugirió el alfabeto griego. La idea era evitar prejuicios y comentarios xenófobos que relacionaban la variante con su lugar de origen o de descubrimiento.

2. ¿Por qué el nombre ómicron?

La elección del nombre ómicron para B.1.529 tomó por sorpresa a la comunidad científica.

Esto se debe a que la última variante en ser nombrada con carácter griego fue la VOI B.1.621, detectada en Colombia en enero de 2021. Se la conoce como mu, que es la 12ª letra del alfabeto griego.

Se pensó, por tanto, que el nombre que se le daría a la próxima VOI o VOC sería la decimotercera letra, que es nu.

Pero la OMS decidió omitir las dos letras siguientes y pasar directamente a la 15ª: ómicron.

El virólogo Fernando Spilki, de la Universidad Feevale en Río Grande del Sur, Brasil, explica que esta decisión tiene que ver con el sonido de estas letras en algunos idiomas.

“Conozco personas que asistieron a las reuniones para elegir ese nombre y una de las razones por las que nu se eliminó es que en inglés su pronunciación suena muy similar al sonido de new [‘nuevo’ en español]. Eso podría confundir a la gente, al escuchar la palabra, no sabrían si era una nueva variante o la variante nu”, explica el especialista.

“La siguiente letra del alfabeto griego sería xi. En este caso, el fonema es muy similar al de algunos apellidos comunes en China, como Xi . Por lo tanto, los representantes de la OMS pensaron que era mejor descartarlo también para evitar malentendidos”, añade.

Si no hay más “saltos” en el alfabeto, las siguientes variantes se denominarán pi, ro, sigma, tau, ípsilon, fi, ji, psi y omega.

3. ¿Qué se sabe sobre la variante ómicron?

A pesar de haber sido detectada muy recientemente, ómicron llamó mucho la atención por contener varias mutaciones en partes importantes del coronavirus, como la espiga. Esta estructura es responsable de conectarse con el receptor en las células humanas y comenzar la infección.

“Esta nueva variante trae una gran cantidad de mutaciones, algo sin precedentes”, explica el virólogo Flávio da Fonseca, profesor de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) en Brasil.

“Algunas de estas alteraciones genéticas ya las conocíamos, pues también aparecían en variantes anteriores y están relacionadas con el mayor potencial de propagación del virus, que se vuelve más infeccioso y se transmite más rápido”, dice el experto, que también es presidente de la Sociedad Brasileña de Virología.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

Otra observación importante es la aparente capacidad de ómicron para convertirse en dominante: en Sudáfrica se convirtió en la variante más frecuente en los últimos días, incluso superando a delta, que también se encuentra entre las VOCs.

Por lo tanto, los expertos esperan que la tasa de transmisión de esta versión recién descubierta del coronavirus sea bastante alta.

Pero hay muchas cosas que siguen siendo inciertas, como cuánto puede eludir ómicron la inmunidad obtenida después de la vacunación o una infección previa de COVID.

“Se están realizando estudios para medir el impacto real de esta variante en diferentes escenarios”, informa Spilki.

La tendencia es que estos detalles se conozcan mejor en las próximas semanas.

Gráfico de las variantes en Sudáfrica.

Divulgación
Un gráfico publicado por las autoridades sudafricanas muestra las variantes del coronavirus más dominantes en el país durante la pandemia. Después del ‘dominio delta’ (área roja), ómicron (área azul) está ganando terreno rápidamente.

4. ¿Qué causa la variante ómicron?

A pesar de todas las mutaciones, ómicron sigue siendo SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19.

Como es bien sabido, se transmite a través de gotas de saliva o aerosoles que salen de la boca o la nariz de una persona infectada.

En la mayoría de los casos, la enfermedad es leve y el paciente se recupera después de un tiempo. Pero muchos afectados desarrollan un malestar más fuerte y necesitan ser hospitalizados, intubados y corren un mayor riesgo de morir.

“Y aquí vale destacar que los métodos de prevención siguen siendo los mismos con ómicron: el uso de mascarilla, la distancia física y la vacunación siguen siendo fundamentales”, explica Fonseca.

5. ¿Cuáles son los síntomas de la nueva variante ómicron?

Los informes de los especialistas que trataron a los primeros pacientes infectados con ómicron en Sudáfrica indican algunos cambios importantes en la lista de síntomas principales.

La doctora Angelique Coetzee dijo que estas personas presentan con mayor frecuencia cansancio, dolor muscular, picazón en la garganta, fiebre leve y tos seca.

En una entrevista con BBC, también afirmó que los afectados habían desarrollado hasta ahora efectos más leves.

“Todo comenzó con un paciente con síntomas leves. Dijo que estuvo extremadamente cansado durante dos días y que tenía dolores corporales y un poco de dolor de cabeza. Ni siquiera dolor de garganta, sino algo así como dolor de garganta. Sin tos, sin pérdida del olfato o del gusto”, dijo.

“Debido a que era muy inusual que este paciente en particular tuviera este tipo de síntomas, decidí testearlo. Hicimos una prueba rápida y resultó positiva”, dijo la médica, quien luego examinó a toda la familia del paciente, con resultados positivos de coronavirus, todos con síntomas leves.

Panel de información sobre el uso correcto de mascarillas en el aeropuerto.

Getty Images
En los últimos días, algunas ciudades y estados han decidido dar marcha atrás en sus planes de liberar el uso de máscaras en espacios abiertos. Una de las principales justificaciones de la decisión es la variante omicron.

Los expertos instan a tener cuidado con esta información: es necesario esperar un poco más para estar seguros de si la variante realmente causa un cuadro leve.

“La información que llega de Sudáfrica sobre la menor severidad nos trae esperanza, pero aún hay que observarlo y estudiarlo más a fondo”, reflexiona Fonseca.

“Todavía tenemos que entender cómo se comportará ómicron en las diferentes franjas de edad y grupos” de población, coincide Spilki.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aeyYanC_2NQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.