Cienfuegos, el atentado contra Evo: las revelaciones del libro de AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Cienfuegos, el atentado contra Evo Morales: las revelaciones del libro de AMLO

A mitad del camino, el libro más reciente del presidente Andrés Manuel López Obrador, contiene información inédita en asuntos de seguridad nacional, política exterior y recaudación fiscal.
Cuartoscuro Archivo
5 de septiembre, 2021
Comparte

El más reciente libro del presidente Andrés Manuel López Obrador, A mitad del camino, que edita Planeta, no es sólo un retrato de la idea de país del mandatario y una autoevaluación de su gobierno, sino que también contiene información inédita en asuntos de seguridad nacional, política exterior y recaudación fiscal.

Por ejemplo, el presidente reveló el facsímil de una carta que le envió el exsecretario de la Defensa Nacional en el sexenio peñista, Salvador Cienfuegos, poco tiempo después de su detención en Estados Unidos por supuestos cargos de narcotráfico y lavado de dinero. En el manuscrito, el general le dijo a López Obrador que su detención había sido humillante y que no tenía dinero suficiente para pagar su defensa en el país norteamericano.

El libro también incluye un informe inédito de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sobre la misión de rescate de Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia, para la que México envió una aeronave oficial. El documento revela que, cuando el avión despegó del aeropuerto de Cochabamba, con el mandatario y su comitiva a bordo, soldados bolivianos le lanzaron un cohete en un intento por derribarlo.

López Obrador también revela que su administración logró un acuerdo con las empresas que administran reclusorios para que, al término de los contratos vigentes (de 22 años), las prisiones pasen a ser propiedad del gobierno.

En A mitad del camino también se incluye un reporte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que revela una lista de los 58 grandes contribuyentes más beneficiados con condonaciones durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El listado de beneficiarios incluye los nombres de empresas cuyos dueños ahora son asesores del presidente López Obrador, como Grupo Salinas −de Ricardo Salinas Pliego−, al que se le condonaron 7 mil 775 millones de pesos, principalmente en el peñismo; Deacero −de Sergio Gutiérrez−, que tuvo condonaciones por 1 mil 993 millones de pesos, todas con Peña Nieto; y Grupo Financiero Banorte −de Carlos Hank González−, al que se le condonaron 1 mil 436 millones de pesos en el peñismo.

El atentado contra Evo

Durante la misión de rescate del expresidente Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia en noviembre de 2019, militares de ese país lanzaron desde tierra un cohete a la aeronave del gobierno mexicano donde viajaba el depuesto mandatario con la intención de derribarlo.

El ataque fue efectuado con un lanzacohetes RPG-7, de fabricación rusa, que está diseñado para destruir tanques y que también es capaz de derribar aeronaves (ha sido utilizado por organizaciones terroristas para echar abajo helicópteros de Estados Unidos y de la OTAN). En México, el Cártel de Jalisco derribó con uno de esos misiles un helicóptero de la Fuerza Aérea en 2015.

La tripulación mexicana, encabezada por militares, logró eludir el proyectil lanzado por soldados bolivianos cuando iniciaba su despegue la aeronave oficial, un jet Gulfstream G550, del aeropuerto de Chimoré, en Cochabamba.

La revelación forma parte de un informe inédito elaborado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encargada de ejecutar el plan de rescate de Morales, y que fue incluido en el más reciente libro del presidente Andrés Manuel López Obrador, A mitad del camino, que edita Planeta.

“Evo decía que le habíamos salvado la vida; yo pensaba que esa expresión era solo un gesto de agradecimiento por nuestra solidaridad, pero cuando el secretario de la Defensa me entregó el informe sobre los pormenores del operativo, caí en la cuenta del gran riesgo que se había corrido”, escribe López Obrador.

El reporte de la Sedena fue hecho a partir de las declaraciones de los militares directamente involucrados en la “Misión Bolivia”: la tripulación a bordo del Gulfstream G550 que viajó desde la Ciudad de México al país sudamericano la madrugada del 11 de noviembre de 2019, luego del golpe de Estado encabezado por grupos conservadores de ese país en contubernio con el Ejército.

La tripulación se integró por el general piloto aviador Miguel Eduardo Hernández Velázquez, el teniente coronel piloto aviador Felipe Jarquín Hernández, y el capitán segundo Julio César Sánchez Ruperto. Sus funciones serían, respectivamente, las de piloto, copiloto y mecánico de a bordo. Los acompañó Froylán Gámez Gamboa, de la Dirección de Asuntos Especiales de la Subsecretaría para América Latina y el Caribe de la SRE, como representante diplomático de México.

La aeronave aterrizó casi siete horas después en el aeropuerto de Lima, a la espera de autorización para ingresar al espacio aéreo de Bolivia y poder aterrizar en el aeropuerto de Chimoré, en Cochabamba.

Tras horas de negociación entre el representante de la Cancillería y las nuevas autoridades bolivianas, se logró el permiso para volar a Bolivia, donde aterrizaron a las 19:00 horas (tiempo de México) del 11 de noviembre.

Según el relato de los tripulantes, al aterrizar en el aeropuerto de Chimoré, a ambos lados de la calle de rodaje, “se advertía una abundante presencia de personal militar y civiles armados que observaban la aeronave”.

Luego de estacionar en la plataforma de servicio y apagar los motores, el general Hernández -quien pilotaba la aeronave- pidió a la tripulación permanecer a bordo y descendió desarmado, a fin de no provocar “malas interpretaciones”.

Al avión mexicano abordó Evo Morales 45 minutos después, acompañados del vicepresidente Álvaro García Linera y la entonces ministra de Salud, Gabriela Montaño.

“En ese momento, los mexicanos sintieron alivio, ya estaba hecha la mitad del trabajo; lo que ignoraban era que esa había sido la mitad fácil, ahora faltaba completar la parte más difícil y complicada de la misión: llevar a México al señor Evo Morales y sus acompañantes garantizando su seguridad”, indica el informe castrense citado por López Obrador en su libro.

De parte de Perú, la tripulación recibió autorización para volar al aeropuerto de Lima, pero, cuando la aeronave estaba a pocos instantes de iniciar el despegue, desde la torre de control del aeropuerto de Chimoré se les comunicó que no tenían permiso, por lo que se les ordenó volver a la plataforma de servicio, donde advirtieron “una mayor actividad de personal armado y vehículos artillados a ambos lados de la pista”.

El piloto mexicano, el general Hernández, descendió de la aeronave e intentó hacer una llamada, cuando fue rodeado por tres hombres armados que portaban el uniforme del Ejército boliviano. A partir de entonces se la situación se volvió tensa.

“Ordenándole uno de ellos (al general piloto) levantar los brazos, diciéndole que bajarían a Evo Morales de su avión. En ese momento, otro de los individuos se le aproximó por detrás y lo golpeó en la espalda baja con la culata de un arma larga tipo Garand, por lo que el piloto giró hacia la izquierda para enfrentarlo, momento en el cual otro de los individuos, también uniformado, le golpeó en el abdomen con el rompeflamas de un fusil automático ligero, cargando su arma y apuntándole al pecho sin ninguna razón aparente que motivara la acción”, dice el informe.

El general mexicano razonó con el soldado que le apuntaba diciéndole que “los valientes no asesinan”, luego de lo cual éste bajó su arma.

Llegaron más sujetos armados, algunos uniformados y otros vistiendo de civil, que rodearon la aeronave. Muy cerca, a 150 metros, se apostó un hombre con un lanzacohetes RPG, apuntándole al avión.

El general Hernández instruyó a su tripulación que cerraran las persianas de las ventanillas de la cabina de pasajeros y mantuvieran la puerta sellada.

El líder del grupo boliviano volvió a insistir “en sus intenciones de ingresar a la aeronave para extraer a las tres personas de nacionalidad boliviana que se encontraban a bordo”. El general piloto se interpuso en la escalera de acceso y le replicó que no podía darle acceso porque, según el derecho internacional, la aeronave, al ser ostensiblemente propiedad de la Fuerza Aérea Mexicana, debe ser considerada de su jurisdicción.

Tras varias negociaciones, el general Hernández logró que lo pusieran en contacto vía telefónica con un mando que se identificó como el general Terceros Lara, comandante de la Fuerza Aérea Bolivariana, a quien el piloto mexicano le explicó que la razón de su estancia en su país era efectuar una misión humanitaria en cumplimiento de una orden.

El general boliviano accedió a su petición con actitud molesta; le dijo que tenía 30 minutos para abandonar el espacio aéreo de su país, luego de lo cual, advirtió, “él no respondería por la seguridad de los ocupantes ni por la integridad de la aeronave”.

A instancias del general Terceros Lara, se le ordenó a los soldados bolivianos permitir el despegue, y, particularmente, se le pidió al militar que sostenía el lanzacohetes RPG que dejara de apuntarle a la aeronave mexicana. El hombre obedeció, momentáneamente.

Cuando el jet apenas despegaba, con Evo Morales y su comitiva a bordo, le lanzó un misil, que el piloto logró esquivar. El informe de la Sedena detalla la escena:

“Habiendo iniciado el rodaje a las 20:55 horas (tiempo local de México), despegaron a las 21:01; durante el ascenso inicial, el piloto alcanzó a observar, desde el lado izquierdo de la cabina de mando, y cuando casi alcanzaban 1,500 pies sobre el terreno, una estela luminosa similar a la característica de un cohete en la posición de las siete (atrás y a la izquierda de la trayectoria del avión) por debajo del horizonte, estimando el piloto que, en caso de tratarse de un proyectil, el punto desde donde fue lanzado podría estar ubicado en las inmediaciones del aeropuerto de Cochabamba, por lo que efectuó un viraje ceñido hacia el lado contrario de la trayectoria del proyectil (lado derecho), incrementando el régimen de ascenso para evitar el impacto, observando que la traza, muy por debajo de la aeronave, efectuaba una parábola hacia el terreno sin haber alcanzado la altura que en ese momento ya tenían, aproximadamente, de 3,000 pies sobre el terreno, concluyendo su apreciación que el posible cohete podría haber provenido del lanzador RPG que observó en el aeropuerto; respecto a esta situación, decidió abstenerse de comunicar a la tripulación para evitar incrementar la tensión existente y poder mantenerse concentrado en el ya de por sí complicado vuelo”.

Luego de haber dejado a salvo a Morales y su comitiva en México, tras 24 horas sin dormir, la tripulación de militares fue condecorada por el presidente López Obrador.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo queda la línea de sucesión tras la muerte de la reina Isabel II

La reina, sus hijos, nietos y bisnietos: cuatro generaciones en la monarquía de Reino Unido.
9 de septiembre, 2022
Comparte

Isabel II pasará a la historia como la monarca británica con el reinado más largo.

Tuvo cuatro hijos, ocho nietos y doce bisnietos.

Murió este 8 de septiembre después de 70 años en el trono, que pasa a su hijo mayor, Carlos III.

A continuación, la línea de sucesión de la familia real británica.

Gráfico familia real Reino Unido

BBC
Short presentational grey line

La línea de sucesión:

Carlos III

Nacido en 1948

Carlos III

Getty Images

Carlos, el hijo mayor de Isabel II, se ha convertido en rey.

El hasta ahora príncipe de Gales se casó con Lady Diana Spencer, quien se convirtió en princesa de Gales el 29 de julio de 1981.

La pareja tuvo dos hijos: William y Harry. Después se separaron y su matrimonio se disolvió en 1996. El 31 de agosto de 1997 la princesa murió en un accidente de automóvil en París.

El príncipe Carlos se casó con Camilla Parker Bowles el 9 de abril de 2005.

1. El príncipe William, duque de Cambridge

Nacido en 1982

Príncipe Guillermo

Getty Images

El príncipe William, hijo mayor del príncipe de Gales y Diana, ocupa ahora el primer lugar en la línea de sucesión al trono.

El duque tenía 15 años cuando murió su madre. Estudió en la Universidad de Saint Andrews, donde conoció a la que después sería su esposa, Kate Middleton. Se casaron en 2011.

En su 21 cumpleaños fue nombrado Consejero de Estado, reemplazando a la reina en eventos oficiales.

Él y su esposa tuvieron su primer hijo, George, en julio de 2013; la segunda, Carlota, en 2015; y el tercero, Louis, en 2018.

El príncipe se formó en el Ejército, la Marina Real y la Real Fuerza Aérea, y pasó tres años como piloto de búsqueda y rescate en el norte de Gales. También fue copiloto dos años en la organización caritativa East Anglian Air Ambulance, labor que compaginó con sus deberes reales. Lo dejó en julio de 2017 para asumir más funciones de la monarquía en nombre de la reina y el duque de Edimburgo.

Como heredero al trono, su principal deber es apoyar al monarca en sus compromisos reales.

2. El príncipe George de Cornualles y Cambridge

Nacido en 2013

El príncipe Jorge de Cambridge

Getty Images

El príncipe George de Cambridge nació el 22 de julio de 2013 en el hospital de St Mary’s de Londres. El príncipe William estuvo presente en el nacimiento de su hijo, que pesó 8 libras y 6 onzas (3,8 kg).

El príncipe George es el segundo en la línea de sucesión al trono después de su padre.

3. La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Nacida en 2015

La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a una niña el 2 de mayo de 2015, también en el Hospital St Mary’s. El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de la bebé de 8 libras y 6 onzas (3,7 kg) a la que llamaron Carlota Isabel Diana.

Es la tercera en la línea de sucesión al trono después de su padre y su hermano mayor, y es conocida como Su Alteza Real la Princesa Carlota de Cambridge.

4. El príncipe Louis de Cornwall y Cambridge

Nacido en 2018

El príncipe Luis de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a su tercer hijo, un niño que pesó 8 libras y 7 onzas (3,8 kg), el 23 de abril de 2018, en el Hospital St Mary’s.

El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de Luis Arturo Carlos, que es el cuarto en la línea de sucesión al trono.

5. El príncipe Harry, duque de Sussex

Nacido en 1984

El príncipe Harry, duque de Sussex

Getty Images

El príncipe Harry se formó en la Real Academia Militar de Sandhurst y más tarde ascendió a teniente del ejército, sirviendo como piloto de helicóptero.

Durante sus 10 años en las fuerzas armadas, prestó servicio activo dos veces en Afganistán, en 2012 y 2013, como copiloto y artillero de un helicóptero Apache.

Dejó el ejército en 2015 y ahora se dedica a labores caritativas, como la conservación en África y la organización de los juegos deportivos Invictus para veteranos de las fuerzas armadas enfermos y heridos.

Ha sido consejero de Estado desde que cumplió 21 años y sustituyó a la Reina en tareas oficiales.

Se casó con la actriz estadounidense Meghan Markle el 19 de mayo del 2018 en el Castillo de Windsor. En enero de 2020 comunicaron su renuncia como representantes de la realeza y su plan de vivir entre el Reino Unido y América del Norte. Aseguraron tener intención de “trabajar para ser financieramente independientes”.

Poco más de un año después, el Palacio de Buckingham confirmó que la pareja no regresaría a sus deberes monárquicos y renunciaría a sus títulos militares, honorarios y patrocinios reales.

6. Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Nacido en 2019

Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Getty Images

El primer hijo de los duques de Sussex, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, nació el 6 de mayo de 2019. Al llamarlo así, la pareja optó por no usar un título para su primogénito.

Cuando se anunció el nombre, el corresponsal de la Casa de Windsor de la BBC, Jonny Dymond, indicó que la decisión era un fuerte indicio de que la pareja no quería referirse a él como un miembro formal de la realeza.

7. Lilibet Diana Mountbatten-Windsor

Nacida en 2021

La duquesa de Sussex dio a luz por segunda vez en Santa Bárbara, California, el 4 de junio de 2021.

Lilibet Diana Mountbatten-Windsor es conocida como Lili, el apodo de la familia para la reina Isabel II, y es su undécima bisnieta.

Recibió el segundo nombre, Diana, en honor a la madre del príncipe Harry, fallecida en 1997 cuando él tenía 12 años.

8. El duque de York

Nacido en 1960

El duque de York

Getty Images

El príncipe Andrés, octavo en la línea de sucesión al trono, es el tercer hijo de la reina y el duque de Edimburgo, y el primero en nacer de un monarca en el trono en 103 años.

Fue nombrado duque de York tras su matrimonio con Sarah Ferguson, que se convirtió en duquesa de York en 1986. Tuvieron dos hijas: Beatriz, en 1988, y Eugenia, en 1990. En marzo de 1992 se anunció que el duque y la duquesa se separaban. Se divorciaron en 1996.

El duque sirvió durante 22 años en la Marina Real y prestó servicio activo en la Guerra de las Malvinas en 1982. Además de los compromisos reales, ejerció como representante comercial especial del gobierno hasta 2011.

El príncipe Andrés se desvinculó de los deberes reales en 2019 después de una entrevista con la BBC sobre su relación con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó a la espera de un juicio por cargos de tráfico sexual y conspiración.

En febrero acordó pagar una suma no revelada para resolver un caso civil de agresión sexual en su contra presentado por una de las víctimas de Epstein en EE.UU., aunque no admitió responsabilidades y negó repetidamente las acusaciones.

9. La princesa Beatriz

Nacida en 1988

La princesa Beatriz

Getty Images

La princesa Beatriz es la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Beatriz de York. No tiene apellido oficial, pero usa el nombre de York.

Se casó en julio de 2020 con el magnate inmobiliario Edoardo Mapelli Mozzi en la Capilla Real de Todos los Santos de la mansión Royal Lodge de Windsor.

10. Sienna Elizabeth Mapelli Mozzi

Nacida en 2021

La princesa Beatriz tuvo una niña, Sienna Elizabeth, en septiembre de 2021, que pasa a ser la número 10 en la línea de sucesión al trono y es la duodécima bisnieta de la reina Isabel II. La princesa Beatrice también es madrastra del hijo de Mapelli Mozzi y su exesposa Dara Huanh: Christopher Woolf, conocido como Wolfie.

11. La princesa Eugenia

Nacida en 1990

La princesa Eugenia

Getty Images

La princesa Eugenia es la hija menor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Eugenia de York y ocupa el puesto 11 en la línea de sucesión al trono.

Al igual que su hermana, la princesa Beatriz, carece de apellido oficial pero usa York. Se casó tras años de noviazgo con Jack Brooksbank en el Castillo de Windsor el 12 de octubre de 2018.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.