Tapachula, la ciudad 'cárcel' para migrantes que quieren viajar a EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tapachula, la ciudad 'cárcel' para miles de migrantes que quieren viajar a EU

Pese a las dificultades, los arribos desde Guatemala no paran, especialmente desde la llegada de Joe Biden a la presidencia de EU
Cuartoscuro
Por AFP
16 de septiembre, 2021
Comparte

Tapachula es un hervidero. Por todas partes miles de migrantes deambulan desesperados por escapar de esta ciudad del sur de México, que ven como una cárcel en su dramático camino hacia Estados Unidos.

Son unos 40 mil centroamericanos y haitianos azotados por la pobreza, la violencia y los desastres naturales, según una estimación de Médicos Sin Fronteras. La localidad de Chiapas, de 350 mil habitantes, está colapsada.

En su huida entraron a un callejón sin salida, pues necesitan permisos de estadía para no ser deportados a la vecina Guatemala y poder seguir su travesía. Pero ese aval no llega y para quienes llevan meses allí la esperanza se diluye.

“Es horrible estar aquí, te tienen encerrado y sin salida”, comentó a la AFP Fanfant Filmonor, haitiano de 30 años que llegó a Tapachula hace dos semanas. Salió de Brasil -donde vivió tres años- luego de quedar desempleado.

Sin documentos, Filmonor no puede continuar su viaje a Estados Unidos, pero tampoco está dispuesto a dar marcha atrás después de atravesar diez países para llegar a México.

Tiene comprado un boleto de autobús para Monterrey (norte) que no piensa perder, y luego intentará cruzar la frontera.

Lee: Decenas de migrantes marchan en Chiapas para exigir a México los deje transitar hacia EU

Claro, si antes no es detenido, pues las redadas se multiplicaron junto con las denuncias de abuso contra policías y militares que vigilan las entradas y salidas de la ciudad.

“No puedo quedarme aquí, no tengo empleo ni documentos, no me aceptan acá. Nadie podrá detenerme, y si me detienen y me regresan aquí, será muerto”, advierte.

Entre enero y agosto pasado fueron detenidos 147 mil 33 indocumentados, tres veces más que en igual periodo de 2020, según cifras oficiales.

Pese a las dificultades, los arribos desde Guatemala no paran, especialmente desde la llegada del demócrata, Joe Biden, a la presidencia de Estados Unidos con la promesa de desmontar las severas políticas migratorias de Donald Trump. A la par, crece el drama humanitario.

Tapachula “es la cárcel migratoria más grande de América”, denunció en esta ciudad Luis García, del Centro de Dignificación Humana, que defiende a los viajeros.

En la miseria

La plaza central permanece llena de migrantes, al igual que bancos de remesas -donde éstos reclaman giros que les envían familiares desde Estados Unidos-, aceras o cualquier sitio donde puedan resguardarse del calor. El distanciamiento para evitar contagios de Covid-19 no parece una preocupación.

El objetivo “es seguir la ruta porque tengo una hermana en Miami y otra en Holanda, aunque si encuentro trabajo, aquí me quedo”, señala a la AFP Domingue Paul, haitiano de 40 años que llegó hace un mes de Chile, donde residió cinco años.

Tras el terremoto de 2010, que mató a unas 200 mil personas, muchos haitianos fueron acogidos en países suramericanos, pero conseguir trabajo y renovar su residencia se tornó difícil para miles que ahora persiguen el sueño americano, según relatan.

Lee: “Militares no entregan a migrantes a la delincuencia”: AMLO acusa campaña en su contra

La Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) “me rechazó la cita, esperaba tenerla el 7 de octubre, pero me dicen que no está disponible”, se queja Domingue, quien viaja con su pareja y dos hijos pequeños.

Con el dinero que recibe de su hermana paga 5 mil pesos de renta al mes (250 dólares).

La Comar está desbordada de solicitudes. Solo este año ha gestionado unos 77 mil 559 permisos, superando los 70 mil 400 de todo 2019.

Sin papeles los migrantes tampoco pueden trabajar legalmente, viéndose obligados a vivir en las calles de Tapachula o hacinados en cuartuchos de hoteles baratos. En un solo apartamento conviven hasta 15 personas.

El centro de la ciudad se ha convertido de a poco en una colonia haitiana con una calle entera donde se oferta comida y baratijas, se tejen trenzas o se corta pelo.

Hartazgo

Con bebés en brazos, algunos se amontonan en puertas de edificios y bancas, fundiendo su pobreza con la de los mexicanos de esta parte del país. Chiapas es el estado más empobrecido de México con 1.6 millones de personas en precariedad extrema, según el estatal Coneval.

No pocos han dejado de tratarlos con empatía y ahora los ven con recelo y hartazgo.

Esta migración “nos ha afectado tanto económicamente como en salud, delincuencia, drogadicción, asaltos a mano armada, asesinatos”, asegura Carmen Mijangos, dueña de un local de comida.

Lee: “Queríamos pedir asilo pero no nos dejaron hablar”: Así operan los vuelos de EU para expulsar centroamericanos por Chiapas

Por pedido de unos 7 mil migrantes, oenegés tramitan un recurso de amparo para que la justicia les permita movilizarse a Ciudad de México y exigirle al presidente Andrés Manuel López Obrador una solución.

Pero el gobierno, que mantiene desplegados 27 mil efectivos en las fronteras sur y norte, insiste en que seguirá conteniendo la migración ilegal e impulsando, junto con Estados Unidos y demás países implicados, una estrategia que ataque las raíces del problema.

El represamiento también se intensifica ante el fracaso de recientes caravanas, disueltas por la fuerza.

Temerosos de la represión o ser detenidos, algunos migrantes no quieren volver a las carreteras.

“No es que no me quiera ir, pero dicen que lo agarran a pedradas a uno”, señala la hondureña Norma Villanueva, de 28 años, quien llegó hace dos meses y no le queda más remedio que seguir esperando respuesta con su esposo y cuatro hijos.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Sube a 724 la cifra de fallecidos en Haití por el sismo de magnitud 7.2; hay miles de heridos

El sismo fue alertado en la mañana de este sábado por el Servicio Geológico de EE.UU. En un primer comunicado, las autoridades dijeron que los muertos eran 29 pero con el paso de las horas la cifra aumentó significativamente.
Reuters
15 de agosto, 2021
Comparte

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 724 muertos y decenas de heridos.

La oficina de Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay al menos 2.800 heridos, situación que ha desbordado los hospitales de las zonas afectadas.

La situación se dificultó debido a una fuerte réplica que se sintió en las horas de la noche de Haití.

Del total de fallecidos, gran parte se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y Cuba, ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo, de 10 kilómetros de profundidad, se ubicó a unos 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie quedó incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

En Les Cayes varios edificios se habían derrumbado o sufrido daños importantes, de acuerdo a las autoridades, que dijeron que hay una operación de búsqueda de sobrevivientes.

Map

El terremoto se produjo alrededor de las 8:30 am hora local (12:30 GMT).

Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación es “dramática” y añadió que el sismo provocó “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Ariel Henry, primer ministro de Haití

Getty Images
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, le pidió a la población que no entre en pánico.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes y pidió a la población que no entre en pánico.

“Lo más importante es recuperar el máximo número posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro.

“Sabemos que los hospitales locales, en especial el de Les Cayes, están sobrepasados por la cantidad de heridos”.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

Reuters

Henry compartió fotos aéreas de Les Cayes, ciudad que sobrevoló para tener una mejor idea de cómo canalizar las medidas de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también ordenó este sábado enviar todo el apoyo que se pueda a Haití.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

EPA

El presidente dominicano, Luis Abinader, cuyo país comparte con Haití la isla La Española, ofreció ayudar “dentro de sus posibilidades”.

Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Save the Children y Unicef destacan la especial vulnerabilidad de niños y adolescentes.

“Estamos profundamente entristecidos por la información sobre las víctimas y los daños causados por el terremoto en Haití”, dijo Bruno Maes, el representante de Unicef en la nación caribeña, en un comunicado enviado a los medios.

“Unicef está trabajando con socios gubernamentales y no gubernamentales para suministrar apoyo a las comunidades afectadas. Expresamos nuestra solidaridad con familias y niños en estos momentos de dificultad”.

Leila Bourahla, directora de la oficina en Haití de Save the Children, habló con The New York Times: “Está claro que esta es una emergencia humanitariaa gran escala“.

La tenista Naomi Osaka anunció que donará todas sus ganancias del próximo torneo que disputará la semana que viene para los esfuerzos de recuperación en Haití, el país del que es originario su padre.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, hay personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, a la agencia AFP.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

https://twitter.com/JCOMHaiti/status/1426533275858788352

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

Un auto destruido tras el terremoto en Haití.

Getty Images

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

Edificio derrumbado en Jérémie, Haití.

Reuters

El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Profunda crisis

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

Haití en cifras. [ 11 millones de habitantes ],[ 55% de ellos vive bajo la línea de pobreza ] [ 2004-2017 Años en los que estuvieron las fuerzas de la ONU. ],[ 200.000 muertos dejó el terremoto de 2010. ], Source: Source: BBC Monitoring, Image:

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que zonas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.