Acumulan sin resolver 12 denuncias vs Lozoya; superan los 20 mil mdp
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

FGR acumula, sin resolver, 12 denuncias contra Lozoya; fraudes superan los 20 mil mdp

Los casos están relacionados con irregularidades en su gestión como director de Pemex que dejaron pérdidas millonarias para la empresa petrolera. Mientras tanto el exfuncionario permanece en libertad a casi año y medio de haber confesado que recibió sobornos.
Cuartoscuro
12 de octubre, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) acumula, sin resolver, 12 denuncias presentadas por diversas autoridades y organismos federales en contra de Emilio Lozoya Austin y de su gestión como director de Petróleos Mexicanos (Pemex), por presuntos fraudes y malos manejos que superan los 20 mil millones de pesos.

De acuerdo con autoridades ministeriales se trata de casos por los cuales la actual FGR mantiene abiertas carpetas de investigación sin que, hasta ahora, se haya decidido proceder penalmente en contra del exfuncionario y sin que, en consecuencia, se haya reparado el daño causado al erario.

Las denuncias han sido presentadas por tres áreas principalmente: la Auditoría Superior de la Federación, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, y la actual administración de Petróleos Mexicanos (Pemex). Los malos manejos denunciados incluyen posibles hechos de lavado de dinero y corrupción en la adjudicación de contratos a empresas como Fertinal, Odebrecht y Agronitrogenados.

El exdirector de Pemex se encuentra procesado actualmente solo por dos casos: los presuntos sobornos que recibió de la empresa Altos Hornos y de Odebrecht, que son denuncias distintas a las que se han promovido directamente por los malos manejos en su gestión como director de la empresa pública. 

Además, gracias a un acuerdo de colaboración con la FGR, Lozoya ha logrado permanecer libre hasta la fecha, solo con la limitante de traer un brazalete electrónico y no salir del país.

Expertos penalistas consultados por este medio refieren que aun cuando el exfuncionario obtuviera un criterio de oportunidad por los casos mencionados, eso no lo exime del resto de las investigaciones iniciadas en su contra y en contra de su administración en Petróleos Mexicanos.

A continuación, se detallan algunas de estas denuncias presentadas por las autoridades y los montos que involucra. Esto además de la situación legal que enfrenta hoy el exdirector de Pemex.

Las 7 denuncias de la UIF

La actual administración de la UIF a cargo de Santiago Nieto ha presentado ante diversas áreas de la FGR siete denuncias penales en contra de Emilio Lozoya, de varios de sus posibles prestanombres, e incluso en contra de integrantes de su familia. Esto por irregularidades que superan los tres mil millones de pesos.

Entre ellas destacan las dos últimas en donde según la UIF, Lozoya está implicado en un complejo entramado de empresas reales pero también fantasma, a través de las cuales se consiguieron desviar y lavar millones de pesos que llegaron a Pemex de forma paralela a los contratos firmados con Odebrecht.

De acuerdo con el seguimiento hecho por Inteligencia Financiera, se trata de recursos económicos que salieron de distintas cuentas de Petróleos Mexicanos en la gestión de Lozoya hacia distintas empresas relacionadas con Odebrecht o filiales al amparo de contratos como el de Etileno XXI o la modernización de la refinería de Tula.

El problema, de acuerdo con la UIF, es que ese dinero no habría sido invertido en los servicios convenidos, sino que fue triangulado por la constructora brasileña a través de múltiples empresas constituidas en México y que al parecer son compañías fantasma. Dichas empresas a su vez lo volvieron a triangular hasta ser retirado en cientos de movimientos en efectivo.

Lo que la UIF presume es que dichos recursos se utilizaron con fines electorales y de posible corrupción y que, el principal responsable como cabeza de la estructura delictiva, fue el propio Emilio Lozoya.

Respecto a los otros casos, la UIF ha denunciado ante la Fiscalía inversiones con sobreprecio y el uso del sistema bancario para ocultar recursos de posible origen ilícito incluso en países asiáticos. Funcionarios federales indicaron ayer que dicha área de Hacienda aun tiene líneas de investigación que está revisando y darían paso a un mayor número de denuncias.

Lo que está pendiente en estos casos es que la Fiscalía resuelva si los datos aportados por inteligencia Financiera son suficientes para impulsar nuevos procesos, algo que hasta ahora no ha ocurrido. El titular de la UIF, Santiago Nieto, tuiteó que “la impunidad es siempre una afrenta”, tras la divulgación de las fotos de Lozoya cenando en un restaurante.

Los 4 casos de la ASF

La Auditoría Superior de la Federación ha presentado en los últimos dos años cuatro denuncias formales ante la FGR en contra de la administración de Lozoya en Pemex por malos manejos e irregularidades que representan un posible quebranto al erario cercano a los 16 mil millones de pesos.

La denuncia de mayor gravedad en cuanto a montos tiene que ver con el daño que resultó para Pemex el contrato firmado para la compra de la empresa de fertilizantes Grupo Fertinal S.A. de C.V. y sus dos plantas ubicadas en los estados de Michoacán y Baja California.

Lo que los auditores encontraron es que dicho negocio resultó totalmente desventajoso para Pemex al grado de registrar pérdidas superiores a los 11 mil millones de pesos para el cierre de 2016. El origen de dichas pérdidas está en los altos pasivos de deuda en que se encontraba la empresa adquirida. Hubo auditorías previas que alertaban de dicha situación, pero la administración de Lozoya decidió no atenderlas. Incluso, según los auditores, hubo un intento deliberado de su gestión por ocultar las pérdidas.

Por otro lado, la Auditoría ha presentado dos denuncias ante la FGR por pérdidas que ascienden a 1 mil 250 millones de pesos derivadas de los contratos que la gestión de Lozoya entregó a Odebrecht para la rehabilitación de las instalaciones de la refinería ubicada en Tula, Hidalgo.

De acuerdo con los auditores, las irregularidades en torno a este caso van más allá de los sobornos que Lozoya recibió para favorecer a la constructora brasileña. El procedimiento de la adjudicación estuvo plagado de irregularidades que, a la postre, le ocasionaron a Petróleos Mexicanos pérdidas por sobreprecios, adquisición de materiales no utilizados, trabajos inconclusos o de plano inventados, entre otros.

Y desde 2019 la ASF también denunció a Pemex y sus filiales por la inversión en el complejo Agronitrogenados en Veracruz que, de forma similar a lo sucedido con Fertinal, fue sobrevalorado y resultó poco rentable al punto en que muchos de los equipos adquiridos eran obsoleto y algunos estaban en condiciones de chatarra. Las pérdidas para la petrolera mexicana superan los 3 mil 675 millones de pesos.

De acuerdo con sus dictámenes técnicos, en todos estos casos la ASF presume que habría responsabilidades desde la misma dirección de la petrolera, pasando por mandos altos y medios. Pero el deslinde de las mismas y el inicio de procedimientos penales depende de que la FGR judicialice las carpetas de investigación iniciadas, lo que no ha ocurrido todavía.

La denuncia de Pemex

El 5 de marzo de 2019, Petróleos Mexicanos presentó una denuncia penal ante la FGR por las irregularidades en la compra del complejo de Fertinal. En este caso, a diferencia de la Auditoría, la empresa se enfocó en el proceso de adquisición y avalúo del complejo a cargo de la administración de Lozoya.

Lo que Pemex concluyó es que el complejo de Fertinal, ya tomando en cuenta sus pasivos y deudas, no superaba los 15 millones de dólares. Sin embargo, la empresa dirigida por Lozoya asumió los pasivos y además le pagó a Fertinal 209 millones de dólares. Todo ello se tradujo en pérdidas por más de 193 millones de dólares que, en aquel momento, equivalía a unos 2 mil 895 millones de pesos.

La denuncia de la apoderada legal de Pemex no solo implica a Lozoya en su carácter de director de la petrolera sino también como miembro del Consejo de Administración de Pemex junto con otros exfuncionarios que avalaron estas adquisiciones. También señala a otros organismos que participaron en las operaciones, entre ellos Banco Azteca perteneciente a Grupo Salinas.

En el documento de 22 páginas de la denuncia Pemex también hace referencia secundaria al caso Agronitrogenados, elemento que la FGR tomó en cuenta como referencia en el caso ya judicializado en contra de Lozoya. Sin embargo, el asunto específicamente relacionado con Fertinal sigue sin llegar a los tribunales.

La libertad de Lozoya

Desde julio de 2020, Emilio Lozoya se encuentra vinculado a proceso por delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa derivado de los sobornos que recibió de las empresas Odebrecht y Altos Hornos para favorecerlas con contratos. A su vez acumula una docena de denuncias promovidas por diversas autoridades en contra suya y de su gestión en Pemex.

Sin embargo, hasta ahora el exfuncionario ha evitado la cárcel gracias a la colaboración que le ofreció a la FGR para denunciar y probar un supuesto entramado de corrupción que abarca dos sexenios y que incluye a expresidentes, exsecretarios de Estado y legisladores.

Aunque dicha colaboración no traía consigo una obligación para dejar en libertad a Lozoya, la FGR decidió no solicitar ningún tipo de prisión preventiva en su contra –ni en un penal ni en un domicilio– y solo pidió al juez que le retirara su pasaporte y que se le instalara un brazalete electrónico.

La decisión de no pedir ninguna otra medida cautelar en contra del exfuncionario sorprendió al propio juez quien dijo que veía elementos para una prisión preventiva. No obstante, aclaró que él no podía ir más allá de lo solicitado por los fiscales.

Originalmente la medida cautelar se mantendría solo durante seis meses en lo que se definía si la FGR le concedería un criterio de oportunidad y con ello la suspensión del proceso a Lozoya o si, por el contrario, lo acusaba formalmente para ir a un juicio. Pero dicho plazo se ha extendido ya en cuatro ocasiones por petición de los abogados del exdirector de Pemex, quienes aún no logran cerrar el acuerdo con la Fiscalía.

Este 11 de octubre, la FGR informó en un comunicado que la última prórroga que el juez concedió para definir la situación legal del exfuncionario vence el 4 de noviembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los kenianos que se ganan la vida corriendo en Toluca, la ciudad más alta de México

Toluca, capital del Estado de México, acoge desde hace años a ciudadanos de Kenia que encuentran ahí un entorno ideal para practicar su profesión y ganarse la vida.
7 de agosto, 2022
Comparte

Desde temprano, se puede ver a decenas de personas entrenando en la pista de atletismo de una de las unidades deportivas de Metepec, Estado de México.

Entre todas ellas destaca un grupo de atletas que corren sprints a toda velocidad, dejando atrás al resto de aficionados mientras se comunican entre ellos principalmente en swahili.

Grupos de kenianos como este son fáciles de encontrar en la vecina Toluca, al oeste de la Ciudad de México. Este lugar se ha convertido en su hogar en los últimos años, a casi 15 mil kilómetros de su país natal en África Oriental.

Pese a la enorme distancia, los kenianos dicen que Toluca no se les hace tan diferente.

Y considerando que la gran mayoría de ellos se dedica al atletismo de manera profesional, aseguran que la capital del Estado de México tiene características casi perfectas para ellos.

“Toluca es bueno por la altura y no hace tanto calor como otros lugares donde cuesta más entrenar. Donde vive mi familia en mi país es casi igual en altura y clima. Por eso no me costó adaptarme aquí, era como estar en Kenia”, dice Musa Lemiukei, joven corredor que llegó a México hace cinco años.

La ciudad más alta de México

Escoltada por el imponente volcán Nevado de Toluca, los más de 2 mil 600 metros sobre el nivel del mar de esta ciudad la más alta de México la hacen ideal para entrenar por la menor existencia de oxígeno.

Ello hace que los pulmones deban abrirse, se eleve la capacidad de transportar sangre y el cuerpo rinda más con menos esfuerzo cuando se regresa a una altura más baja.

Ciudades más altas del mundo 🌎. (centros urbanos con más de un millón de habitantes) [ 1. La Paz (Bolivia): 3.869 m. ] [ 2. Quito (Ecuador): 2.784 m. ],[ 3. Toluca (México): 2.648 m. ],[ 4. Cochabamba (Bolivia): 2.621 m. ],[ 5. Bogotá (Colombia): 2.601 m. ], Source: Fuente: base de datos de centros urbanos de la Comisión Europea., Image: Nevado de Toluca

Por ello, animados por la experiencia de otros compatriotas, Toluca es el principal destino en México elegido por los atletas kenianos, que se mudan al país desde finales de la década de los 80 para vivir de los premios de competiciones.

Muchos lo hacen animados por la experiencia de compatriotas que ya viven aquí. Otros lo eligieron por su cercanía con Estados Unidos, bien porque antes vivían allí o porque planean llegar en el futuro al país vecino, donde establecerse como residente suele ser más complicado que en México.

Según Evanson Moffat, quien se dedica a la organización de eventos deportivos, Toluca llegó a acoger en su día a unos 100 kenianos. La mayoría llegó contratando previamente a “un mánager mexicano, afiliado ante la Federación de Atletismo”, quien se encarga también de la invitación para lograr su visa de entrada a México, asumiendo su representación profesional en el país.

Map

Actualmente, en cambio, Moffat cree que el número de compatriotas en la ciudad no llegará a 30.

“La pandemia hizo que muchos se fueran porque se dejaron de hacer maratones y no tenían de qué vivir. Pero ahora esperamos que vayan regresando”, dice a BBC Mundo el empresario, quien se trasladó de Kenia a México en 1998 con el sueño de “ver a un mariachi en vivo” y con interés por aprender español.

Entrenando desde niños

Tras hora y media de intenso ejercicio en Metepec, el grupo de kenianos se cambia de ropa mientras charla y bromea.

José Gutiérrez, un joven de solo 20 años que ya compite en algunas pruebas, es el único mexicano que ha entrenado con ellos.

“Los conocí en la Alameda 2000 (el parque de Toluca donde suelen correr principalmente) y ahora les acompaño lunes y miércoles porque son muy buenos. Especialmente Hillary, aunque ahora creo que ya no está corriendo”, cuenta a BBC Mundo.

José Gutierrez entrenando con corredores kenianos en Toluca.

Marcos González / BBC
José Gutiérrez (en primer plano) sueña con alcanzar los logros en competiciones de los corredores kenianos de Toluca.

Hillary Kimaiyo, también presente en el grupo, es en efecto uno de los corredores basados en México con más premios dentro y fuera del país. En 2011, batió un récord al correr el maratón más rápido en territorio mexicano, con un tiempo de dos horas, ocho minutos y 17 segundos para 42.195 kilómetros.

“Vivimos para correr y corremos para vivir”, cuenta a BBC Mundo el deportista de 41 años, para subrayar la dedicación exclusiva que dan a su preparación y a las competiciones, a las que planea regresar tras un tiempo alejado del primer nivel.

“Hillary lo ganó todo en México”, coincide Rodolfo Obregón, comisionado de carreras de ruta de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, cuando se le pregunta por el atleta keniano más destacado en los últimos años.

Corredores kenianos en Toluca

Marcos González / BBC

“En su momento, estos corredores fueron el gran atractivo para los organizadores. También a veces hacen que los mexicanos no se interesen tanto por participar en pruebas porque, al estar los kenianos, creen que van a tener menos posibilidades”, agrega Obregón.

Kimaiyo tiene la explicación de por qué sus compatriotas suelen copar el palmarés de tantas competiciones de atletismo: las grandes distancias que desde niños tienen que recorrer en Kenia para ir a la escuela, regresar a comer y hacer el mismo trayecto de ida y vuelta en la tarde.

“En total, podías correr 30 o 40 kilómetros al día sin darte cuenta de que era un ejercicio. Ahora todo ha cambiado porque hay muchas más escuelas privadas, los papás llevan a los hijos en carro… Verás que, en el futuro, no vas a ver atletas de África como nosotros”, pronostica.

Eliud Kipchoge, también keniano, revalidó en Tokio 2020 el título olímpico de maratón logrado en Río 2016 y también posee el récord del mundo de la distancia con un tiempo de dos horas, un minuto y 39 segundos.

Musa Lemiukei

Marcos González / BBC
Musa Lemiukei dice que el clima y la altura de Toluca, similares a su ciudad en Kenia, le ayudaron a adaptarse a su nueva vida en México.

Picante vs. ugali

Tras el entrenamiento, los kenianos de Toluca se suelen reunir en casa de alguno de ellos para almorzar, charlar o simplemente pasar el rato.

Esta vez es Kimaiyo quien los recibe en su vivienda, donde entre varios preparan pollo y ensalada con ugali (una masa hecha de harina de maíz o mandioca), que después degustan con las manos. “En nuestro país se come así”, explican con una sonrisa.

Mientras almuerza, Lemiukei cuenta que no ha conseguido acostumbrarse al picante tan típico de México. Tampoco al tequila porque “está fuerte”. Lo que más le costó al llegar fue aprender español. Y lo que más le gustó es la amabilidad de la gente mexicana.

Corredores kenianos en Toluca cocinando

Marcos González / BBC

La mayoría de ellos comparte pequeñas viviendas para abaratar gastos. “Vivimos de correr para ganar premios con los que pagamos la renta y mandamos dinero a nuestras familias”, dice el joven atleta.

Sin embargo, la ausencia de pruebas durante la pandemia hizo que algunos de ellos tuvieran serias dificultades económicas. “Hasta que conocidos mexicanos venían con un regalo de comida. Fue bonito”, recuerda.

Depender únicamente de las competiciones les supone un ingreso inestable y que depende de la clasificación y el tipo de prueba.

Lemiukei se llevó 4 mil pesos (unos 195 dólares) por la última carrera que ganó. Sin embargo, el maratón de la CDMX el más importante del país y en el que Kimaiyo se impuso en tres ocasiones premió el pasado año con hasta 550 mil pesos (26 mil 920 dólares).

Corredores kenianos en Toluca comiendo ugali

Marcos González / BBC
Kimaiyo, de amarillo a la izquierda, degustando el ugali como uno de los platos típicos de la gastronomía de Kenia.

Quedarse o regresar a Kenia

El atletismo fue precisamente lo que unió a Kimaiyo con su esposa mexicana. Ambos se conocieron entrenando en 2011 en un parque de Toluca en el que ella corría solo como aficionada.

Lo curioso es que, sin saberlo, ya se habían visto por primera vez tres años antes, cuando ella acudió como público al maratón de la CDMX y tomó una foto de quien iba en primer lugar. Tiempo después se dio cuenta de que aquel ganador de la imagen era su marido.

“Nos hemos adaptado bien pese a las culturas diferentes en todos los aspectos”, dice a BBC Mundo su esposa, Yenie Nava, cuando llega a la casa tras recoger de la escuela a los dos hijos de la pareja.

Aunque la mujer cree que los kenianos son en general bien acogidos en México, sí reconoce que en un principio incluso su propia familia se vio sorprendida al conocer a alguien “llegado desde tan lejos”.

Familia Kimaiyo

Marcos González / BBC
Hillary Kimaiyo, Yenie Nava y sus dos hijos planean su futuro en México, aunque sin deslindarse del atletismo que tantos éxitos le ha dado.

“Cuando vamos a carreras en pueblos pequeños, todo el mundo mira y se quiere tomar una foto con él. Y cuando voy con mis hijos por la calle sola, a veces me preguntan si son míos”, explica.

Al margen de viajes esporádicos a Kenia, el proyecto de vida de la familia Kimaiyo pasa por quedarse en México, donde Hillary quiere ampliar la escuela que abrió como entrenador y donde está previsto que crezcan sus hijos, a quienes su madre define como “80% mexicanos”.

Al acabar la comida en su casa, el grupo de kenianos se relaja haciendo llamadas a familiares y amigos o viendo televisión con noticias de su país. Este mes de agosto hay elecciones presidenciales y algunos discuten sobre quién será la mejor opción.

Lemiukei, quien planea ahorrar en México hasta conseguir una beca deportiva con la que poder mudarse a EU para estudiar Ciencias Políticas, está muy interesado en el tema.

Corredores kenianos en Toluca viendo TV

Marcos González / BBC
Tras entrenar, los kenianos se mantienen informados de las noticias con la televisión de su país.

“Los gobiernos (kenianos) prometen mucho y luego no lo hacen. Por las carreteras no puedes circular cuando llueve, en mi tribu las mujeres todavía se casan muy jóvenes y sin tener educación superior…”, relata.

“Así que mi sueño es estudiar y volver a Kenia. Y poder quizá ser alcalde de mi ciudad para representar a la gente y tratar de mejorar lo que no está bien allá”, fantasea con una sonrisa, antes de regresar a la casa que comparte con otros corredores.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vb2BfBrB1MQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.