Visitador de CNDH es investigado por consentir torturas en un penal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CNDH

Visitador de CNDH es investigado por consentir torturas a internos de penal de Durango

El funcionario es investigado por el OIC de la CNDH por supuestamente haber sido testigo silencioso de torturas, y por intentar disuadir a las víctimas de presentar denuncias.
CNDH
28 de octubre, 2021
Comparte

Un Visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) es investigado por el Órgano Interno de Control (OIC) de ese órgano autónomo por presuntamente haber consentido que personas privadas de la libertad en el penal federal número 14 de Durango sufrieran malos tratos y torturas por parte de custodios penitenciarios y elementos de la Guardia Nacional (GN) entre junio y julio de este año.

Se trata de Carlos Armando López Cervantes, que desde mayo de 2018 se desempeña como Visitador Adjunto de la Tercera Visitaduría General y quien está asignado al Centro Federal de Prevención y Readaptación Social (Cefereso) número 14, considerado de alta seguridad y que está ubicado en Gómez Palacio, Durango.

Registros de visitas al penal federal 14 de Gómez Palacio muestran el ingreso del Visitador Adjunto Carlos Armando López Cervantes el 30 de junio.

El funcionario fue denunciado ante el OIC de la CNDH el pasado 22 de septiembre, no sólo por supuestamente haber sido testigo silencioso de las violaciones a los derechos humanos a las que fueron sometidos los internos, sino también por haber intentado disuadir a las víctimas de que presentaran denuncias por los malos tratos.

Te puede interesar: CNDH emite recomendación por torturas contra Mario Aburto, asesino de Luis Donaldo Colosio

En la queja ante el OIC, que quedó registrada con el folio 2021/86966 y de la que Animal Político tiene copia, internos y sus familiares exigieron que López Cervantes sea investigado y separado de su cargo.

El OIC está obligado a investigar, substanciar y resolver las quejas presentadas contra funcionarios de la CNDH por presunto mal ejercicio de su cargo, de acuerdo con el Reglamento Interno de la Comisión.

Los presuntos actos de violación a los derechos humanos contra los internos del Cefereso de Gómez Palacio tuvieron lugar entre el 25 de junio y el 14 de julio como reprimenda tras una riña entre grupos rivales; los denunciantes señalaron haber sido objeto de amenazas, golpes, incomunicación, destrucción de objetos personales, despojo de medicamentos y restricción de la alimentación por parte de las autoridades del penal.

A petición de la dirección del Cefereso, elementos de la GN ingresaron el 1, 2 y 5 de julio para hacer cateos y patrullajes al interior del penal, una función para la que no está facultada una corporación con mando militar. 

Las personas privadas de la libertad acusaron a los agentes de la GN de infligirles actos de tortura como asfixia, electrocuciones, golpes y agresiones sexuales, de acuerdo con la organización civil Documenta, que ha dado acompañamiento jurídico a las familias de los internos y presentó diversas denuncias por las violaciones a los derechos humanos, incluida una queja ante la CNDH.

Luego de la irrupción de la GN al penal, los malos tratos contra los internos continuaron. Fue hasta el 15 de julio que la CNDH emitió medidas cautelares al Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) para que cesaran de inmediato las agresiones a las personas privadas de la libertad. 

La acción de la CNDH se dio gracias a la presión de los familiares de los internos y sus defensores, quienes presentaron quejas y denuncias a diversas autoridades federales, acusando que el Visitador Adjunto López Cervantes fue cómplice de los malos tratos y que no les brindó el auxilio a que lo obliga la ley.

“El Sr. Carlos Armando López fue testigo presencial de dichos actos de tortura y no hizo absolutamente nada para impedir que esto sucediera, sino todo lo contrario: fue a visitar a muchos PPL (personas privadas de la libertad) a sus módulos para convencerlos de que se desistieran de las demandas y/o quejas interpuestas”, dice la denuncia presentada ante el OIC de la CNDH por la esposa de una persona recluida en el Cefereso de Gómez Palacio.

“Mi esposo en particular le hizo el reclamo a él de por qué no estaba abogando por ellos, si se supone que para eso está la CNDH, para defender los derechos humanos de ellos, y él (el Visitador Adjunto) sólo contestó que se les había pasado la mano (a los funcionarios agresores), pero que era mejor que se desistieran de las quejas, a lo cual tanto mi esposo como muchos otros PPL le dieron un rotundo ¡no!”.

“Hay muchos PPL que de igual manera le reclamaron a este visitador de la CNDH”, continúa la denuncia. “No tiene ética ni profesionalismo, y por consiguiente está dejando muy mal a esta institución. Exigimos rendición de cuentas y por consiguiente que lo retiren de su cargo, porque es obvio que él está del lado del Cefereso #14 y no ha defendido en ningún momento los derechos de los PPL”.

A través de respuestas a solicitudes de transparencia, la CNDH confirmó a Animal Político que López Cervantes se desempeña como Visitador Adjunto de la Tercera Visitaduría General en el Cefereso 14, donde tiene la encomienda de dar “atención inmediata in situ” a las personas privadas de la libertad en ese centro penitenciario.

Entre las funciones de su cargo se encuentran dar trámite a quejas por presuntas violaciones a derechos humanos en centros de reclusión federal; indagar la gravedad de las denuncias estableciendo comunicación directa con la autoridad señalada, y formar parte de los equipos de investigación para integrar expedientes de queja.

La CNDH precisó que, como parte de sus funciones, López Cervantes despacha de lunes a viernes desde las instalaciones del penal entre las 9:00 y las 18:30 horas.

Este medio obtuvo, también por transparencia, el registro de ingresos al penal federal del periodo en el que ocurrieron los abusos de custodios y elementos de la GN denunciados por los internos. 

Los documentos, que fueron entregados por el OADPRS, muestran el registro de acceso de López Cervantes al Cefereso el 30 de junio, un día antes de la irrupción de la GN.

En dichos registros, el OADPRS, que administra las cárceles federales, reservó los nombres y firmas de otros funcionarios vinculados a la procuración e impartición de justicia en materia penal, y dejó sólo al descubierto el nombre del Visitador Adjunto, argumentando que es un dato público de la CNDH.

En los documentos entregados por el OADPRS no hay registro de ingresos del 1 de julio, mientras que en los días subsecuentes, del 2 al 5 de julio, se registraron notoriamente menos visitas en comparación con fechas anteriores. Las fechas coinciden con el periodo en el que la GN tomó el control de la seguridad del penal, según las denuncias de los internos.

Animal Político cuestionó a la CNDH, a través de su dirección de Comunicación Social, si el Visitador Adjunto notificó a la institución de las violaciones a los derechos humanos denunciadas por los internos del Cefereso 14 de Durango, y en qué fecha lo hizo. 

También le cuestionó qué avances ha tenido la denuncia presentada ante el OIC contra el funcionario, y si éste ha continuado en su cargo durante el desahogo de la investigación. Hasta el cierre de esta edición, la CNDH no había respondido las preguntas.

De acuerdo con información disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), López Cervantes tiene una licenciatura en Derecho y percibe un sueldo de 49 mil 313 pesos brutos al mes. Antes de ingresar a la CNDH, trabajó como abogado en la extinta PGR, de 2012 a 2016, y también laboró en el sector privado.

Lee más: CNDH señala a Marina por una desaparición forzada en Guanajuato en 2018; Semar lo niega

Las agresiones en el penal

Por los abusos cometidos por custodios y agentes de la GN entre junio y julio en el Cefereso número 14, representantes legales de 85 internos y sus familiares presentaron denuncias ante diversas autoridades: la FGR, el Instituto Federal de Defensoría Pública, la Suprema Corte de Justicia y la Presidencia de la República.

La organización civil Documenta –representante de las víctimas— también interpuso ante la CNDH una queja contra el director del penal, Alfredo León Ramírez, a la que se le asignó el folio 2021/60408.

Conforme los relatos de las personas privadas de la libertad, las mayores violaciones a sus derechos humanos se cometieron el 1 de julio por parte de elementos de la GN, quienes encabezaron un cateo a petición de la dirección del Cefereso.

Las denuncias enviadas a las autoridades señalan que ese día, alrededor de las 05:30 de la mañana, agentes de la GN irrumpieron en los dormitorios y, a golpes, sacaron a los internos a un patio, donde los obligaron a desnudarse y los raparon.

Los testimonios dieron cuenta de actos “asfixia húmeda” (sumergiendo su cabeza en una tina de agua fría); electrochoques en rostro, pecho, brazos, piernas, espalda y genitales; y tortura sexual mediante la introducción de objetos en el ano.

Pese a las fracturas, contusiones y quemaduras, la población penitenciaria no recibió atención médica oportuna. Además, para ocultar las agresiones, se impuso un régimen de toque de queda y se impidió el contacto de los internos con sus familiares, de acuerdo con la organización Documenta.

“A partir de estos hechos, se mantuvo incomunicada a la población penitenciaria por aproximadamente una semana. La administración del centro anunció, en un primer momento, a través de un comunicado, la suspensión de las visitas familiares por la supuesta aparición de un caso de Covid-19 positivo entre la población penitenciaria. Al no tener noticias de sus familiares privados de la libertad, algunas de sus familias llamaron por vía telefónica al centro penitenciario y les comunicaron que no era posible recibir llamadas telefónicas ni visitas, debido a que no se contaba con luz eléctrica en las instalaciones. Además, las autoridades penitenciarias solicitaron a las autoridades jurisdiccionales la suspensión de las audiencias programadas durante la primera semana de julio, debido a la supuesta imposibilidad de sacar a las personas privadas de la libertad de su celda por la falla eléctrica”, explicó la asociación civil.

A raíz de las denuncias y la presión de las familias, el Instituto Federal de Defensoría Pública promovió una demanda de amparo y, el 13 de julio, se ordenó el cese inmediato a la incomunicación, la tortura y los malos tratos. Dos días después, la CNDH emitió medidas cautelares al OADPRS.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escasez de autos y precios altos, así afecta la industria automotriz a las economías del mundo

Los problemas de la industria automotriz generan un "efector multiplicador" que afecta el empleo y el crecimiento económico.
11 de noviembre, 2021
Comparte

Cuando la cadena de fabricación y suministro de autos funcionaba como un engranaje perfectamente engrasado, antes de la pandemia de covid-19, los consumidores podían elegir la marca y el modelo que querían.

Ahora, que hay una inédita escasez de autos a nivel mundial, los compradores se están anotando en listas de espera y pueden pasar meses antes de que puedan conseguirlos.

Esa escasez ha provocado un aumento de precios en algunos modelos de carros nuevos y ha disparado los precios de los autos usados.

Las grandes compañías están fabricando menos automóviles porque no hay suficientes semiconductores en el mercado, una pieza esencial en su producción.

A eso se suma el hambre de chips que tienen las empresas tecnológicas que fabrican desde electrodomésticos, computadores y celulares hasta consolas de videojuegos.

“La industria de los semiconductores está tratando de ponerse al día con la demanda, pero simplemente no puede”, dice Susan Golicic, profesora de la Facultad de Negocios de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos.

Ante la falta de chips, los fabricantes de vehículos han tenido que seleccionar qué modelos seiguen en la línea de producción y qué modelos no, explica la experta.

chip

Getty Images
Las empresas que fabrican semiconductores no logran abastecer la demanda.

“Muchas de las empresas solo están produciendo los vehículos que les generan mayores ganancias“, como coches utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés), camiones o autos de lujo.

“La situación es bastante seria”.

Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, le dice a BBC Mundo que la escasez afecta a toda la cadena de fabricación en la industria automotriz. Es decir, a todas las empresas que fabrican partes.

“Esto tiene un efecto en el empleo que generan todos los negocios asociados a la fabricación de un automóvil. Entonces, las consecuencias se han extendido rápidamente”.

En Japón, país de marcas como Toyota y Nissan, la escasez de partes hizo que las exportaciones del sector bajaran un 46% en septiembre, en comparación con el año anterior, una clara demostración de la importancia de la industria automotriz para su economía.

Trabajador en fábrica de autos

Getty Images

“Se calcula que la fabricación de automóviles genera cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) global”, señala David Menachof, profesor del Departamento de Gestión de Operaciones y Tecnología de la Información de la Escuela de Negocios de la Florida Atlantic University (FAU).

En el último año, según explica en conversación con BBC Mundo, cerca de 8 millones de vehículos dejaron de ser producidos. Esta situación se traduce en una pérdida de ingresos cercana a los US$200.000 millones para la industria automotriz.

Sube el precio de los autos usados y nuevos

“En Estados Unidos los autos se están vendiendo incluso a valores más altos que el precio de venta porque hay gente dispuesta a ofrecer más que el precio normal”, le dice a BBC Mundo Menachof.

Y como no hay suficientes productos nuevos disponibles en el mercado, ha subido la demanda de vehículos usados, elevando el costo promedio de un auto de segunda mano en EE.UU. a más de US$25.000.

De hecho, apunta Susan Golicic, el valor promedio de un vehículo ha venido subiendo cerca de US$200 cada mes.

Lo mismo está ocurriendo en otras partes del mundo. México, por ejemplo, es el cuarto exportador mundial de autos y el séptimo productor.

Fábrica automotriz en México

Getty Images

Este país, que exporta un 80% de su producción y tiene el liderazgo en la industria automotriz de América Latina, está viviendo los efectos de la escasez mundial en la fabricación de carros.

Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comenta que el precio de los autos nuevos ha subido un 9%, mientras que el mercado de los seminuevos (con una antigüedad no superior a los cinco años) también ha visto un incremento en su costo.

“Hay más demanda, menos coches y los clientes a veces tienen que esperar cinco o seis meses para comprar lo que están buscando”, le dice a BBC Mundo.

“Es una escasez enorme”, apunta, que ha tenido un fuerte impacto en el mercado laboral, dado que genera dos millones de empleos directos, y muchos otros indirectos al sumar todas las empresas que proveen partes y servicios.

A la escasez de automóviles, se ha sumado un factor adicional: el aumento en la entrada ilegal de los llamados “autos basura” desde EE.UU.: vehículos en mal estado que no encuentran compradores en la mayor economía del mundo, pero sí tienen demanda al otro lado de la frontera.

Efectos laborales y económicos

Aunque los autos se producen en distintas regiones del mundo, gran parte de la fabricación está concentrada en países como EE.UU. y China.

Pero también participan en la cadena otros más pequeños como, por ejemplo, Eslovaquia.

Este último país, que apenas tiene poco más de 5.6 millones de habitantes, alberga grandes fábricas de Volkswagen, Peugeot y Kia, y produce un millón de automóviles al año, lo que lo convierte en la nación con la mayor producción per cápita del mundo.

Fábrica en Eslovaquia

Getty Images

Eso hace que los problemas en la industria automotriz tengan un fuerte efecto en su economía.

En el contexto global, debido al tamaño de la industria automotriz, se produce un “efecto multiplicador”, dice David Menachof.

“Una compañía que emplea a 100 personas, genera efectos en la contratación de hasta 500 trabajadores”, por todas las empresas asociadas que giran en torno a ella.

Y cuando todas las personas que intervienen en la cadena de fabricación de un auto se ven afectadas, se resiente la economía local, especialmente cuando se cierran temporalmente algunas plantas.

“Todas las estimaciones apuntan a que la escasez se extenderá hacia 2022, incluso hasta 2023, antes de volver realmente a una situación de mercado normal”, apunta Menachof.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.