'¡Nos tiene que echar la mano!', pide migrante a Biden
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuros

'¡Nos tiene que echar la mano!': la petición de la caravana migrante a Biden

Tras recorrer 500 kilómetro desde el 23 de octubre, cuando la caravana salió de Tapachula, Chiapas, Elsa Pineda y su hija siguen adelante para escapar de la pobreza y la violencia.
Cuartoscuros
Por AFP
17 de noviembre, 2021
Comparte

Entre cientos de migrantes que avanzan en caravana por México con el sueño de llegar a Estados Unidos, Elsa implora al presidente Joe Biden que le dé refugio para proteger a su familia de las pandillas hondureñas.

“¡Nos tiene que echar la mano a nosotros que en verdad estamos necesitados! Si tuviéramos dinero, no fuéramos aquí”, dice Elsa junto a su niña de ocho años y otras 800 personas, la mayoría centroamericanos, en una carretera del estado de Oaxaca (sureste).

En Honduras se quedó su hija mayor, que acaba de dar a luz y “no tuvo valor de tomar camino por amenazas” de pandilleros, cuenta a la AFP la mujer de 35 años, extremadamente delgada.

Tras recorrer 500 km desde el 23 de octubre, cuando la caravana salió de Tapachula (Chiapas, sur), Elsa Pineda y su hija sienten desfallecer. Pero siguen adelante para escapar de la pobreza y la violencia.

Lee: Gobierno defiende retenes contra caravana migrante y culpa a activista de enfrentamientos

Destinatario de su ruego, Biden recibirá el jueves al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para dialogar sobre la pandemia y migración, una papa caliente para el demócrata que llegó a la Casa Blanca prometiendo un trato más humano a los indocumentados.

Su consigna provocó un “efecto llamada”. Entre octubre de 2020 y septiembre pasado, Estados Unidos registró 1.7 millones de personas ingresando ilegalmente desde México, el mayor registro histórico.

Destino incierto

Elsa y su hija pasaron la noche amontonadas con otros migrantes en el piso de cemento de una cancha de básquet de Donají, empobrecido poblado del municipio Matías Romero, cubiertas con plásticos y mantas desgastadas.

Les restan cientos de kilómetros, bien hasta Ciudad de México como planearon inicialmente los líderes de la marcha para exigir celeridad en los trámites de regularización, o hasta Sonora (frontera con Estados Unidos), como proponen otros migrantes. El destino es incierto.

“Mi niña se ha enfermado, a veces no ha tenido fuerzas de caminar, he estado a punto de regresarme, pero al mismo tiempo digo a qué voy a regresar a mi país, tengo mucho peligro allá”, relata la madre, tras denunciar que agentes migratorios retuvieron a su hijo de 15 años.

Lee: Tras visita de Kamala Harris a AMLO, detenciones de migrantes en México se disparan 120%

Con tos y doloridos, los migrantes inician el día vendándose los pies o preparando las carriolas en las que empujarán a sus niños, a veces bajo altas temperaturas. En esta jornada cubrirán 13 km.

Tras recibir unas galletas donadas por pobladores, Elsa afirma que su meta es trabajar en Estados Unidos, “en cualquier cosa”, para mandarle dinero a su hija.

Pero si no lo logra, pide a López Obrador que regularice su estancia en México porque -asegura- cualquier opción es mejor que volver a Honduras.

“Nos vamos a meter como sea”

México se ha convertido en una suerte de muro para los migrantes. En agosto las autoridades disolvieron varias caravanas en Tapachula, donde los extranjeros se agolpan a la espera de documentos para atravesar el país rumbo a Estados Unidos.

Más de 190 mil indocumentados han sido detectados por autoridades mexicanas entre enero y septiembre, tres veces más que en 2020. Unos 74 mil 300 han sido deportados.

La caravana enfrenta la orden oficial de no permitir la circulación de vehículos que lleven migrantes para adelantarlos en el camino.

“No tienen que ser así, porque somos humanos (…) no deben hacer eso de parar el tráfico donde nosotros podemos viajar más ligeros”, se queja Víctor Durán, albañil de 66 años, que salió “huyendo” de Honduras junto con su hija y cuatro nietos por no poder pagar las extorsiones de pandillas.

El 31 de octubre, guardias nacionales dieron muerte a dos cubanos luego de que, según el parte oficial, el vehículo que los transportaba ignoró una orden de detenerse y embistió a los uniformados. Formaban parte de la caravana, según los organizadores, pero las autoridades sospechan que iban con traficantes de personas.

López Obrador ordenó presentar a los agentes ante la justicia.

Lee: AMLO, Biden y Trudeau se reunirán el 18 de noviembre en Washington

Irineo Mujica, mexicano organizador de esta y otras caravanas en el pasado, acusa al gobierno izquierdista de tratar a los migrantes como “animales”. La semana pasada, el embajador estadounidense en México, Ken Salazar, señaló a los líderes de estar haciendo dinero para traficantes y criminales, aunque no existen cargos contra ellos.

En los puntos de control, los agentes migratorios ofrecen a los extranjeros tarjetas de residencia por un año. Algunos aceptan, al punto que por ello y el cansancio la caravana se ha reducido considerablemente. Otros las rechazan gritando al unísono “son mentiras”.

Víctor también pide a Biden que lo deje entrar, porque “sea como sea nos vamos a meter”.

“Que lo haga por los niños, porque si nosotros vamos (a Estados Unidos) no es por hacernos ricos”, apunta la hondureña Berta Caballero, de 38 años, quien viaja con su pareja y cinco hijos, ya agotados.

“Les digo que algún día vamos a alcanzar lo que deseamos”, especialmente educación, “porque el de nueve años a duras penas puede deletrear una palabra”, dice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID en China: compras 'de pánico' y test masivos en Pekín ante el repunte de casos y el miedo a un nuevo confinamiento

La capital china teme un cierre similar al que sufre Shanghái desde hace unas semanas.
25 de abril, 2022
Comparte

Pruebas masivas de covid y largas colas en los supermercados.

Pekín, la capital de China, registra un aumento de casos del virus y ya se han empezado a cerrar algunas urbanizaciones para evitar su propagación.

Solo en el fin de semana, el distrito de Chaoyang, el más poblado de la capital y que concentra desde embajadas hasta rascacielos corporativos, ha reportado 26 casos durante el fin de semana, el número más alto hasta ahora en esta última oleada. Se ha exigido a quienes vivan o trabajen en la zona que se sometan a tres pruebas de ácido nucleico durante esta semana.

Y, a pesar de que el gobierno ha ofrecido garantías de que habrá suficiente comida, la gente se ha lanzado a las tiendas en busca de provisiones.

En el aire está el temor a que Pekín se pueda enfrentar a una situación similar a la de Shanghái, que lleva ya varias semanas bajo confinamiento estricto.

La gente hace cola para hacerse un test de covid

BBC
La gente en Pekín teme que los confinamientos sean similares a los de Shanghái.

Por ahora, se ha suspendido la llegada de turistas a la capital a partir de este lunes y se ha exigido a las agencias de viajes que reembolsen el importe de los paquetes de viajes.

Ni carne, ni huevos ni gambas

En Chaoyang se concentran los mayores temores ante el aviso del equipo de prevención de enfermedades de la ciudad de las rondas de pruebas masivas a las que deberán someterse sus habitantes.

La noticia hizo que los residentes corrieran a abastecerse de suministros esenciales. Las imágenes que empezaron a circular en los medios locales mostraban los estantes de los supermercados vacíos y largas colas en los mostradores para pagar.

Ante el aumento de la demanda, los principales supermercados de Pekín han ampliado sus horarios de apertura.

“La gente en Pekín está viendo los confinamientos en Shanghái, la falta de comida y de medicamentos. Y aunque no se sabe si Pekín tendrá unas medidas similares, la gente se está poniendo nerviosa dada la experiencia de lo que ha pasado”, apunta el corresponsal de BBC en China, Stephen McDonell.

Algunas personas en áreas cerradas de Shanghái dicen que están teniendo dificultades para acceder a los suministros de alimentos y se han visto obligados a esperar a que el gobierno les entregue verduras, carne y huevos.

“Nunca pensé que iría al mercado tan temprano por la mañana… Cuando llegué, todos los huevos y gambas habían desaparecido y toda la carne había sido saqueada“, dijo un usuario de Weibo -una red social usada en China-, en Shanghái, antes de agregar que logró conseguir algunas verduras.

Otro usuario de Weibo en Shanghái dijo: “Ver a la gente en Pekín apresurarse a comprar comida es divertido y angustiante. Es ver cómo era mi propia vida el mes pasado”.

El medio estatal de noticias The Global Times dijo que se ordenó a las compañías de alimentos frescos de Pekín que aumenten el suministro de comestibles como carne, huevos de aves y verduras.

También citaron a expertos en salud diciendo que los resultados de las pruebas masivas indicarían si es necesario intensificar aún más las medidas, como bloquear varias áreas de la capital.

Por otra parte, Pang Xinghuo, subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Pekín, dijo al medio de comunicación estatal China Daily que se espera que la cantidad de casos en Pekín aumente en los próximos días.

El último brote en Shanghái, detectado por primera vez a fines de marzo, ha registrado más de 400.000 casos hasta ahora y 138 muertes.

Alarmas electrónicas y evacuaciones a la fuerza

Algunas de las medidas que han aplicado las autoridades chinas en Shanghái incluyen poner alarmas electrónicas en las puertas para evitar que los infectados salgan y evacuar a la fuerza a las personas de sus hogares para realizar procedimientos de desinfección.

La gente se agolpa a las afueras de un supermercado en Pekín para conseguir comida

Getty Images
La estrategia de cero covid de China fue efectiva en un primer momento, pero no con las últimas variantes.

La última polémica en Shanghái es que, durante la noche y sin previo aviso, han aparecido en algunas urbanizaciones unas enormes vallas verdes, de unos dos metros de altura, para impedir que los residentes salgan de sus casas.

Las redes sociales recogieron este fin de semana imágenes de personas confinadas que criticaban desde el balcón a los trabajadores que, enfundados en trajes blancos de protección, levantaban estas cercas y protestaban ante la hipótesis de que, de producirse un incendio, no podrían salir de sus hogares de ninguna manera.

Algunas de estas vallas se levantaron en complejos residenciales en los que se han detectado positivos y la razón, según las autoridades municipales, es que algunas zonas deben activar un “confinamiento duro” y evitar a toda costa que la gente salga y así evitar nuevos contagios.

A diferencia de muchos otros países, China está siguiendo una estrategia de cero covid con el objetivo de erradicar el virus del país por completo. En este momento, el número total de contagiados sintomáticos activos en la China continental asciende a 29.178.

Si bien los funcionarios lograron mantener los niveles de infección relativamente bajos al comienzo de la pandemia, los confinamiento posteriores no han servido del todo para contener las variantes recientes y más transmisibles del virus.

La prensa oficial reconoce que “China ha atestiguado un prominente incremento de rebrotes en todo el país”, con más de 500.000 contagios desde marzo, pese a lo cual el país debe “insistir en la política de ‘covid cero’ y garantizar la salud de la población en la mayor medida posible”.

Según opina hoy el diario Global Times, “hay que actuar” y “ser lo más rápidos en la medida de lo posible” para impedir la propagación del virus, algo que, destaca el periódico, lograron ciudades como Cantón tras detectar sus primeros casos.

“Un confinamiento total solo se puede poner en marcha cuando la propagación está en una fase avanzada o si se detecta temprano pero no se controla de forma decidida. Debemos ser incisivos e identificar a tiempo las fuentes de infección para evitar repuntes”, acota el rotativo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=t4rIlX9zFTY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.