Autoridades siguen sin publicar lista de migrantes fallecidos en accidente
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tres días después del accidente, autoridades siguen sin publicar lista de migrantes fallecidos

Ante la falta de una lista oficial de las víctimas mortales, familiares de migrantes peregrinan por hospitales y morgues de Chiapas buscando información.
Cuartoscuro
12 de diciembre, 2021
Comparte

Cecilio Federico Ovalle Cifuentes, guatemalteco de 33 años, murió el jueves en el accidente de tráiler en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Era originario de Malacatán, un pequeño municipio del departamento de San Marcos, ubicado a escasos kilómetros de la frontera Talismán.

Dos familiares lo buscaban el sábado en el Servicio Médico Forense de la capital de Chiapas. “Estamos buscando a un primo, desde ahorita nos mandaron del hospital para acá, estamos investigando”, explicó una mujer antes de entrar en la morgue. El cuerpo no estaba allí. De madrugada, para evitar las cámaras, fue trasladado junto con otros 20 restos al Semefo de Tonalá, ubicado a 150 kilómetros del lugar en el que Ovalle encontró la muerte. 

Tres días después del accidente que costó la vida a 55 migrantes y provocó heridas a más de 100, las autoridades siguen sin hacer público el listado oficial de víctimas mortales. Esto obliga a los pocos que tienen familiares en México, como los Ovalle, a peregrinar por los hospitales y morgues tratando de obtener información.

El mismo día del siniestro, Protección Civil sí dio a conocer los nombres de los lesionados, lo que mitigó la angustia de quienes sabían que su familiar se encontraba en ruta hacia EU. En el caso de las víctimas mortales, los testimonios de los sobrevivientes son la forma que tienen los allegados de saber si alguien perdió la vida en aquella maldita curva. Existe un listado con varios de los 55 nombres incluidos, pero muchos están todavía marcados como “no identificados”. 

Una llamada de su cuñado es la que permitió a la esposa del maestro Santiago Bolom, originario de Río Dulce, en el departamento de Izabal, conocer la terrible noticia. Florentin Yallat Yatro, quien viajaba con él en el tráiler, fue el encargado de llamar a casa y advertir que uno de ellos no iba a regresar. “Se quedó atrás, lo intentamos rescatar pero no pudimos hacer nada. Tanta gente le cayó encima que lo aplastaron. Lo sacamos nosotros pero ya no respiraba”, relató, desde el hospital de Cruz Roja de Tuxtla, sin poder contener las lágrimas.

Para facilitar la identificación de Bolom, dice su cuñado que dejaron el cuerpo con una bolsa en la que estaba su documento de identidad. “Ahora dicen que no está el cuerpo”, se quejaba. Lo que no sabía era que había sido trasladado a Tonalá. Debido a la falta de capacidad en Tuxtla, los restos de las víctimas se repartieron entre Tonalá y Pijijiapan, dos municipios también en Chiapas. 

Te puede interesar: INM localizó a 35 mil migrantes en más de 400 operativos en 2021

Mensajes a la Cruz Roja

La ausencia de comunicación por parte de las autoridades llevó a los familiares a tratar de comunicarse con los servicios médicos a través de Facebook. En la página de Cruz Roja de Tuxtla, por ejemplo, llegaron mensajes desde República Dominicana y Ecuador preguntando por sus seres queridos. Ninguna de las identidades por las que preguntaban aparecía en el listado de heridos, por lo que podían comenzar a imaginar lo peor.

Así ha sido el sistema de identificación en algunos casos: por descarte. Muchas de las víctimas vienen de lugares remotos y pobres de Guatemala, donde la conexión es escasa, por lo que recurren a las noticias que les llevan familiares. 

Animal Político consultó sobre el proceso de identificación y notificación con Protección Civil, Fiscalía General de la República (FGR), que es la que se encarga de la investigación, las cancillerías mexicana y guatemalteca y la secretaría de Salud del estado de Chiapa s, pero no hubo respuesta. Se supone que cuando todos hayan sido correctamente identificados, el Instituto Nacional de Migración (INM) se hará cargo de los gastos funerarios y el traslado.  

Mientras avanza el proceso de identificación de las víctimas, también hay heridos que se recuperan. Una decena de ellos fue dado de alta del hospital de Cruz Roja y trasladado por el INM a un hotel de Tuxtla. Allí tendrán que decidir si aceptan la regularización en forma de Tarjeta de Visitante por Motivos Humanitarios, que permite la estancia y el tránsito en el país durante un año, o si piden ser devueltos a Guatemala. La víspera, en el centro médico, la preocupación de muchos era no ser encerrado en una estación migratoria. Todos los heridos consultados manifestaron su voluntad de regresar a su país, por lo que es previsible que el INM se haga cargo. 

El accidente de Tuxtla Gutiérrez vuelve a poner sobre la mesa la letalidad de un viaje que ha costado la vida a miles de personas. Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), al menos 5 mil 755 personas perdieron la vida en México en su camino hacia Estados Unidos desde 2014, lo que convierte esta ruta en la más mortífera del mundo. De ellos, 3 mil 575 fallecieron en la frontera, y otros, como los 55 de Tuxtla Gutiérrez, perdieron la vida en el camino. Solo este año, un total de 1 mil 061 personas murieron cuando intentaban migrar, de las que 650 estaban en tránsito entre México y Estados Unidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de septiembre, 2022
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.