Sales y no tienes nada: al dejar la cárcel no hay reinserción, solo estigmas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

‘Sales y no tienes nada’: Ya fuera de la cárcel, no hay programas de reinserción y sí rechazo y estigmas

El país no cuenta con políticas públicas de apoyo y acompañamiento de atención para las personas que salen de prisión, para ayudarlas a emprender o encontrar un trabajo.
Cuartoscuro Archivo
Por Carlos Roque, María Ana del Valle, Valentina Lloret y Arturo Daen
9 de diciembre, 2021
Comparte

María estuvo en prisión por el delito de narcomenudeo, primero en las Islas Marías y luego en el estado de Morelos. Aunque tenía un empleo y una situación económicamente estable, que le daba lo suficiente para vivir y mantener a su familia -a sus dos hijos y a su hija-, terminó involucrándose en el negocio de venta de drogas al que se dedicaba su pareja. 

En la cárcel tomó distintas actividades que se ofrecen a las internas: desde cursos de repostería hasta talleres de encuadernación. Todo el tiempo imaginaba cómo sería su vida afuera, para volver a estar con su gente más querida. 

Sin embargo, al salir, la realidad golpeó sus expectativas. 

“En la cárcel tienes sueños, tomas el curso de aquí y de allá, pero sales y no tienes nada, es una impotencia porque realmente no tienes nada”, relata.

Lee: La reinserción social como un proceso de justicia social, de restitución de derechos y comunitario

Al recuperar su libertad por primera vez, se encontró con que no tenía dinero ni para comprar alimentos, ni para ella ni para su hija menor. Tampoco tuvo un apoyo social o económico, para ‘volver a empezar’. 

“Fueron días de estar comiendo sopa de desayuno, comida y cena porque no alcanzaba para más. Era una locura decir: ‘bueno, pues nada más vendo poquito para poder volver a empezar’… sabía que al pedir trabajo me pedirían la carta de antecedentes no penales o me dirían que no, porque estuve en la cárcel”. 

Aunque a trazos gruesos, ese fue el contexto en el que María reincidió tres veces. Siempre tuvo el miedo de “tener que volver a lo mismo”, pero aún así, lo hizo. 

Como contó ella misma, “lo difícil no fue estar en la cárcel sino salir de ahí”, ya que “afuera es el verdadero campo de batalla”, sin opciones para la reinserción y un panorama adverso. 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad 2021 (ENPOL) del INEGI, el 60.9% de mujeres privadas de la libertad consideran que al haber estado en la cárcel afectará su posibilidad de integrarse al ámbito laboral, y 31.2 % a su propio círculo familiar. 

Las mujeres, en dicho estudio, mostraron tener menos expectativas de una reinserción exitosa, en comparación con los hombres, para seguir trabajando, estudiar o reencontrarse con sus amigos. 

En historias y experiencias como la de María se ha encontrado que el proceso de retorno a barrios y comunidades está cargado de obstáculos, en gran medida por las distintas formas de discriminación, por haber estado en prisión; y en el caso de las mujeres,  también porque hay una realidad machista que deben enfrentar. 

María tuvo que recuperarse por su cuenta, emprendió ‘con sus propias uñas’ su negocio de encuadernación de libretas, lo que le permitió ir ahorrando de a poco para poner su negocio de comida. 

Sin embargo, es un camino solitario, porque en general en el país no hay políticas públicas de apoyo y acompañamiento de atención post penal, considerando que cada año egresan aproximadamente 91 mil personas de algún centro penitenciario.

Entérate: El estigma: la pandemia que limita la reinserción social

En los datos recientes arrojados por la ENPOL 2021, sólo el 29.6 % de las personas encuestadas dijo conocer algún programa gubernamental de reinserción post penal, y  el 92.8 % de este universo expresó su deseo de ser beneficiario de estos.  

Y si bien tienen esas expectativas, en el informe “La Reinserción Social Comunitaria en México, diagnóstico, recomendaciones y rutas de acción” realizado por la organización CEA Justicia Social, se refiere que aunque a nivel estatal y federal existen instancias con atribuciones y obligaciones en la materia, como la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia dependiente de la Secretaría de Gobernación, en el país se carece de programas que atiendan a esta población una vez que egresan de la cárcel. 

La oferta que reporta la Unidad de Apoyo dependiente de la Segob se centra en su mayoría en acciones que se llevan a cabo al interior de los centros penitenciarios, como bazares navideños o aulas digitales, dejando desprotegida a la población liberada que requiere de políticas que les restituyan sus derechos para, de esta forma, evitar que regresen a ser privados de la libertad.

Además de la necesidad de programas de reinserción laboral, los datos de la ENPOL muestran que la gente que sale de prisión también enfrenta dificultades para encontrar una vivienda, y para que sus propios familiares los acepten.

Un 17.4% de hombres y un 22% de mujeres mencionó que no tendría para pagar un lugar para vivir, al salir de la cárcel.

 Un 21% de hombres y un 20.5% de mujeres cree que serían rechazados por las personas con quienes solían vivir. Y un 14.9% de hombres y un 11.4% de mujeres dijo que había perdido contacto con sus conocidos. 

Los datos de esta nota son de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad, ENPOL 2021, que el INEGI presentó este 7 de diciembre. 

Data Cívica, Intersecta, CEA Justicia y Animal Político realizaron el ejercicio #DatosParaLaLibertad para revisar sus resultados.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Informe acusa a Benedicto XVI de inacción en 4 casos de abuso sexual cuando era Arzobispo de Múnich

Benedicto XVI es señalado en un informe sobre abusos sexuales a menores entre 1977 y 1982. La investigación fue ordenada por la Iglesia católica.
20 de enero, 2022
Comparte

Una investigación revelada este jueves señala que el papa emérito Benedicto XVI no actuó para dar a conocer cuatro casos de abuso sexual cuando era arzobispo de Múnich.

Benedicto XVI, cuyo nombre de pila es Josef Ratzinger, estuvo en ese cargo entre 1977 y 1982.

Durante años, el expontífice ha rechazado esas acusaciones históricas. Sin embargo, un nuevo reporte sobre este asunto entregado por una firma legal alemana lo incrimina directamente.

De acuerdo con el documento, el abuso sexual continuó durante los años que Ratzinger estuvo en el cargo y los sacerdotes acusados de estos crímenes continuaron en actividad en distintas parroquias y puestos adscritos a la Iglesia católica alemana.

El reporte, hecho por la firma Westpfahl Spilker Wastl, fue comisionado por la propia Iglesia católica.

“Dos de estos casos se refieren a abusos cometidos durante su mandato y sancionados por el gobierno local”, dijo el abogado Martin Pusch al presentar el informe.

“En ambos casos, los perpetradores permanecieron activos en el trabajo pastoral”.

Ratzinger, quien ahora tiene 94 años, en 2013 se convirtió en el primer sumo pontífice en renunciar en más de 600 años, alegando que se encontraba exhausto por las labores vaticanas.

Desde entonces vive en retiro en la Ciudad del Vaticano.

El Papa Emérito Benedicto XVI hace un gesto en el aeropuerto de Munich antes de su partida a Roma, el 22 de junio de 2020.

Reuters
El papa emérito Benedicto XVI tiene actualmente 94 años.

Los casos

En una instancia, el reporte afirma que Benedicto XVI sabía de la acusación de abuso sexual que pesaba sobre uno de los sacerdotes, que fue transferido de diócesis pero continuó en trabajos pastorales con la comunidad.

También se informa que el Papa emérito respondió mediante un escrito a las preguntas formuladas por la firma legal, en el que expresaba el apoyo a la investigación pero a la vez negaba estar en conocimiento de las acusaciones de abuso sexual o tener responsabilidad por inacción de su parte.

Sin embargo, el reporte contiene documentos que afirman de forma categórica que él estaba presente en una reunión en la que se discutió el tema de los abusos.

El Vaticano, por su parte, ha dicho en un comunicado de prensa que analizará detalladamente el informe una vez sea publicado formalmente.

“Al reiterar el sentimiento de vergüenza y pesar por los abusos a menores por parte de sacerdotes, la Santa Sede expresa su apoyo a todas las víctimas y confirma el camino para proteger a los menores, garantizándoles espacios seguros”, agregó el Vaticano.

Un informe previo sobre los casos históricos de abuso sexual en Alemania había concluido que más de 3.600 personas a nivel nacional habían sido abusadas por miembros del clero entre 1946 y 2014.

Muchas de las víctimas eran menores que servían de acólitos o asistentes en sus parroquias.

El nuevo reporte hace hincapié en los casos registrados en las regiones de Múnich y Freisin, donde se cuentan al menos 497 víctimas de abusos entre 1945 y 2019.

Además de referirse a la responsabilidad del Papa emérito, el informe criticó a otras figuras de la Iglesia, incluido el actual arzobispo de la región, el cardenal Reinhard Marx. Se descubrió que no actuó en dos casos de presuntos abusos.

El cardenal ya le ofreció al papa Francisco su renuncia en junio de 2021, diciendo que debería compartir la responsabilidad por la “catástrofe” de abuso que estaba saliendo a la luz.

Francisco, sin embargo, se negó a aceptar la dimisión. Días antes, el sumo pontífice había cambiado las leyes penales del Vaticano, endureciendo la postura de la Iglesia ante el abuso sexual.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VVpFyhF9iiY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.