México celebra la Virgen de Guadalupe, pese a riesgo de repunte COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

México celebra a la Virgen de Guadalupe, pese a riesgo de un repunte de COVID

Se espera que, del pasado viernes y hasta este domingo, 4.2 millones de personas hayan acudido a la Basílica de Guadalupe, frente a los 11 millones de 2019, para reanudar el culto suspendido por la COVID.
Cuartoscuro
Por AFP
12 de diciembre, 2021
Comparte

México homenajea este domingo a su patrona, la Virgen de Guadalupe, con una de las peregrinaciones católicas más grandes del mundo, tras otros eventos masivos que desafían los riesgos de un repunte de la pandemia en un país que mantiene abiertas sus fronteras.

Se espera que desde el pasado viernes y hasta este domingo 4.2 millones de personas hayan acudido a la Basílica de Guadalupe, en el norte de Ciudad de México, frente a 11 millones de 2019, para reanudar un culto suspendido el año pasado por el covid.

Te puede interesar: Basílica de Guadalupe: horarios, medidas, restricciones y lo que debes saber

Con uso obligatorio de tapabocas y gel desinfectante, el virus ha obligado a modificar un poco el ritual que comenzó hace 490 años cuando, según la tradición, la Virgen se le apareció al indígena Juan Diego en el cerro del Tepeyac.

Los fieles de la “Virgen Morena” deben presentar un “esquema completo de vacunación”, que según el gobierno ya poseen 65.6 millones de personas en este país de 126 millones de habitantes.

Se les pide además que no acudan con niños o adolescentes que no hayan sido vacunados, y tampoco pueden acampar -como solía ser costumbre- para cantarle “Las Mañanitas” a la patrona, ni permanecer demasiado tiempo dentro del santuario.

Las misas, en tanto, fueron reemplazadas por sermones pregrabados que se transmitieron el sábado en YouTube.

Los católicos representan el 70% de la población mexicana, según cifras oficiales.

La romería marca el inicio de las celebraciones de fin de año, que se prolongarán hasta el Día de Reyes a principios de enero, sin restricciones especiales pese a que este sábado se reportaron 235 nuevas defunciones y 2 mil 655 contagios de covid.

En total, México acumula 296 mil 620 muertos y 3 millones 917 mil 361 casos confirmados desde marzo de 2020.

La devoción por la Virgen de Guadalupe en México es tal que el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien se declara cristiano pero no católico, suspendió su agenda pública de este domingo. “Tenemos que ser respetuosos”, dijo.

“El pueblo de México es guadalupano (…). Sus dos símbolos principales son la Virgen de Guadalupe, en primer lugar, y en segundo lugar (el expresidente) Benito Juárez (1858-1872)”, expresó el sábado.

Contrariamente al pánico en muchas partes del mundo, Ciudad de México no ha tomado ninguna medida en particular tras el anuncio, el 3 de diciembre, de un primer caso de la variante ómicron en su territorio.

El séptimo país más visitado del mundo sigue siendo uno de los pocos cuyas “fronteras permanecen abiertas a los viajeros”, como indican los sitios web de sus embajadas.

Salvo diligenciar un cuestionario de salud, el gobierno mexicano “no impone ninguna restricción relacionada con la pandemia ni obligación de presentar una prueba PCR negativa para tomar un vuelo a México”.

“Cerrar las fronteras y bloquear personas o mercancías no son medidas útiles para contener las variantes”, repite Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y vocero para la pandemia.

López-Gatell confía en la vacunación “para reducir los riesgos de hospitalización y muerte”.

La administración de dosis de refuerzo a mayores de 60 años también comenzó esta semana, con López Obrador a la cabeza.

Un total de 27 de los 32 estados de México permanecen en “semáforo verde”, índice de bajo riesgo epidemiológico que no implica ninguna restricción en particular, aparte de la recomendación de usar mascarilla, lavarse las manos con frecuencia y mantener la “sana distancia” (1,5 metros entre individuos en lugares públicos).

Así, tras meses de “luces rojas”, las reuniones masivas al aire libre se han sucedido durante un mes y medio: desfile por el Día de Muertos a principios de noviembre, Gran Premio de Fórmula 1, Feria Internacional del Libro de Guadalajara, discurso del presidente ante decenas de miles de personas el 1 de diciembre.

Igualmente, el partido de ida de la final del campeonato de fútbol entre León y Atlas se jugó frente a 23 mil 500 personas la noche del jueves.

Lee más: Galería: la Basílica de Guadalupe, vacía por primera vez un 12 de diciembre

Ciudad de México también ha revivido a los “Sonideros”, DJ’s de barrio que animan fiestas populares.

“Es una discoteca ambulante en tu calle, que se llena como no te imaginas”, dice entusiasmado Mario Alberto Linares, un “sonidero” que puso a bailar el pasado sábado a los habitantes de Ciudad Lago, un distrito del norte de la capital.

Sólo la perspectiva de un repunte del virus entorpece un poco su alegría: “Estamos empezando a sentir malas vibraciones. Siento que nos dejarán trabajar hasta enero y luego nos encerrarán. Espero que no, pero oímos rumores”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Crecen las protestas en China por los confinamientos; manifestantes piden que Xi Jinping renuncie

El fin de semana se inensificaron las protestas a raíz de un incendio que mató a 10 personas en un bloque de apartamentos en Urumqi.
27 de noviembre, 2022
Comparte

Las protestas contra las restricciones por COVID-19 en China se intensificaron a raíz de un incendio que mató a 10 personas en un bloque de apartamentos en Urumqi, capital de la región autónoma uigur de Xinjiang, en el oeste del país.

Miles de personas salieron a las calles de Shanghái para recordar a las víctimas y manifestarse contra las restricciones. Muchos de los presentes exigían la renuncia del presidente Xi Jinping.

La BBC vio al menos a tres personas que fueron llevadas en coches de la policía.

Muchos señalan el confinamiento en los edificios como la causa de las muertes en el incendio.

Si bien las autoridades chinas niegan que esa haya sido la causa, los funcionarios de Urumqi emitieron una disculpa inusual el viernes por la noche y se comprometieron a “restaurar el orden” eliminando gradualmente las restricciones.

“Xi Jinping, renuncia”

En la protesta en Shanghái, la ciudad más grande de China y centro financiero mundial, se vio a algunas personas encendiendo velas y dejando flores para las víctimas.

Urumqi

Getty Images
Una gran presencia policial podía verse en las calles de Urumqi el domingo por la mañana.

Otros gritaban consignas como “Xi Jinping, renuncia y “Partido Comunista, renuncia”. Algunos también sostenían pancartas en blanco.

Esta clase de demandas son algo inusual dentro de China, donde cualquier crítica directa al gobierno y al presidente puede resultar en duras sanciones.

Un manifestante le dijo a la BBC que se sintió “conmocionado y emocionado” de ver a la gente en las calles, y dijo que era la primera vez que veía una disidencia a gran escala en China.

Dijo también que los encierros lo habían hecho sentir “triste, enojado y desesperanzado”, y lo habían dejado incapaz de ver a su madre enferma, que estaba en medio de un tratamiento contra el cáncer.

Otra manifestante le explicó a la BBC que a los policías se les preguntó cómo se sentían acerca de las protestas y la respuesta fue “igual que tú”. Pero, dijo, “usan sus uniformes, así que están haciendo su trabajo”.

Otros relataron hechos de violencia, y un manifestante le dijo a la agencia de noticias AP que uno de sus amigos había sido golpeado por la policía en el lugar, mientras que otros dos habían sido rociados con gas pimienta.

Presencia policial

Aunque la situación en la zona se había calmado el domingo por la mañana, la BBC vio una mayor presencia policial en el área de la protesta, con varias decenas de policías, guardias de seguridad privados y policías vestidos de civil en las calles.

Urumqi

Getty Images
Muchos dejaron flores en las calles para recordar a las víctimas del incendio.

En otros lugares, en varias universidades chinas, aparecieron en internet fotos y videos de estudiantes que protestaban el sábado por la noche. La multitud más grande parecía estar en la Universidad de Comunicaciones de Nanjing.

Los videos de las protestas son difíciles de verificar de forma independiente, pero muchos de ellos muestran una crítica inusualmente explícita y abierta al gobierno y su líder.


Protestas inusuales

Tessa Wong, Reportera Digital de la BBC en Asia

El incendio de Urumqi fue un escenario de pesadilla para muchos chinos que se han visto sometidos a restricciones generalizadas en los últimos meses, encerrados en sus apartamentos sin forma de escapar, según algunos relatos.

Las autoridades han cuestionado estas afirmaciones, pero esto no ha impedido que se propague la indignación pública y la ansiedad.

El incidente se ha convertido en el último punto de inflexión en la creciente frustración. Millones están cansados ​​de tres años de restricciones de movimiento y pruebas diarias de covid.

Xi Jinping

Getty Images
Durante las protestas se escuchaban gritos que exigían la renuncia de Xi Jinping.

La ira se ha extendido a todos los rincones de China, desde las principales ciudades hasta regiones remotas como Xinjiang y el Tíbet, y ha galvanizado a todos los sectores de la sociedad, incluidos los jóvenes estudiantes universitarios, los trabajadores de las fábricas y los ciudadanos comunes.

A medida que crece esta ira, las protestas contra las medidas por la covid se han convertido en algo cada vez más común. Pero incluso las manifestaciones de este fin de semana son inusuales en esta nueva normalidad, tanto en su número como en la franqueza de sus críticas al gobierno y al presidente Xi Jinping.

Salir a las calles en masa con cientos de personas pidiendo la renuncia del presidente Xi se creía impensable no hace mucho tiempo.

Pero después de una protesta dramática reciente en un puente de Pekín que sorprendió a muchos, parece haberse establecido un precedente para la expresión de una disidencia más abierta y aguda.

Otros también han optado por ondear la bandera china y cantar el himno nacional, cuyas letras defienden los ideales revolucionarios e instan al pueblo a “levantarse, levantarse”.

Es una muestra de patriotismo que también podría leerse como una expresión de solidaridad con los compatriotas chinos que sufren bajo la política de covid cero de Xi, y un llamado a la acción.


Las protestas son las más recientes de una serie acelerada de manifestaciones contra las medidas de covid cero de China que también se han vuelto cada vez más audaces en las críticas al gobierno y al presidente Xi.

La estrategia de covid cero es la última política de este tipo entre las principales economías del mundo y se debe en parte a los niveles de vacunación relativamente bajos de China y al esfuerzo por proteger a las personas mayores.

Los confinamientos de último momento han causado ira en todo el país, y las restricciones de covid en general han desencadenado protestas violentas recientes desde Zhengzhou hasta Guangzhou.

A pesar de las estrictas medidas, el número de casos de China esta semana alcanzó récords históricos desde que comenzó la pandemia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.