¿Podrán navegar las tortugas entre las amenazas de los humanos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Jordan Beard en Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0).

¿Podrán navegar las tortugas marinas entre las amenazas de los humanos?

Evitar la extinción requerirá la adaptación de las tortugas y las personas, y la evolución de nuevas prácticas estratégicas de conservación.
Jordan Beard en Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0).
11 de diciembre, 2021
Comparte

Durante millones de años, incontables tortugas marinas han navegado en los océanos del mundo y migrado grandes distancias entre sitios de alimentación y playas de anidación. Pero hoy en día, esos largos viajes las exponen repetidamente a cambios ambientales negativos e impactos generados por el hombre que son perjudiciales. A pesar de los esfuerzos mundiales de conservación, las siete especies de tortuga marinas están En Peligro o En Peligro Crítico a niveles globales o regionales.

El movimiento en masa de estos y otros animales, ya sea por tierra, mar o aire, representa una de las grandes maravillas del planeta y teje hilos vivientes cruciales que fortalecen la estructura del ecosistema.

Ahora, por múltiples razones —entre ellas los peligros físicos causados por los humanos, el cambio climático, la pérdida de hábitat y muchas otras— el tejido de estas ecoestructuras globales se está descomponiendo rápidamente. Las especies están desapareciendo a ritmos sin precedentes y la pérdida de biodiversidad está alterando los sistemas naturales, imponiendo impactos adversos a las especies migrantes del mundo.

La pregunta importante es: ¿Pueden las tortugas marinas, la gente y las estrategias de conservación evolucionar lo suficientemente rápido para proteger esas migraciones épicas y a los animales que las hacen?

Una tortuga laúd poniendo huevos. Imagen cortesía de Florida USFWS.

Cruzar los límites planetarios supone múltiples amenazas

La biodiversidad es uno de los nueve límites planetarios que permiten un “espacio operativo seguro para la humanidad”, según un equipo interdisciplinario de científicos convocados por el Centro de Resiliencia de Estocolmo. Los otros ocho límites que la humanidad debe evitar sobrepasar son el cambio climático, la acidificación del océano, el cambio del uso del suelo, el uso de agua dulce, el agotamiento de la capa de ozono, la contaminación atmosférica por aerosoles, los flujos bioquímicos (desequilibrios en los ciclos de nitrógeno y fósforo) y la presencia de otros contaminantes.

La humanidad ya ha vulnerado los “límites núcleo” de la pérdida de biodiversidad y el cambio climático, y está pisando el umbral de los flujos bioquímicos y el cambio de uso del suelo. Mientras que superar uno de los límites núcleo podría desestabilizar los sistemas terrestres que sostienen la humanidad por completo, cruzar cualquiera de los límites también implica el riesgo de desestabilizar otros y crear un efecto dominó. En las próximas décadas, las actividades humanas pondrán en riesgo de extinción a un millón más de especies de plantas y animales según el informe de 2019 de la Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).

“La biodiversidad y las contribuciones de la naturaleza son nuestra herencia común y la ‘red de seguridad’ más importante para el soporte de la vida de la humanidad”, dijo Sandra Díaz, ecóloga argentina que copresidió IPBES en 2019. “Pero nuestra red de seguridad está tensada casi al punto de romperse”.

Crías de tortuga laúd van del nido al mar en Aruba. Imagen de Elise Peterson en Wikimedia Commons (CC BY 3.0).

Las tortugas en riesgo adicional por el sobrepaso de los límites

Las tortugas marinas tienen una posición tenue y poco envidiable en el contexto de los límites planetarios. Su ciclo de vida requiere una travesía segura por mar y tierra. Las migraciones de tortugas laúd, por ejemplo, pueden atravesar las fronteras de más de 30 países.

A medida que la humanidad se acerca rápidamente a los límites planetarios, pone a estos marineros intrépidos cada vez más cerca de sufrir daños de varios orígenes. Si los esfuerzos de conservación no pueden revertir las pérdidas de tortugas, su situación crítica podría ser precursora de la extinción de otras especies migratorias, incluso quizás del migrante más grande del mundo: el Homo sapiens.

Lee más | ¿Qué pasó con las tortugas marinas de Galápagos cuando se detuvo el turismo debido a la pandemia?

Las amenazas más conocidas para las tortugas marinas tienen que ver sobre todo con el límite planetario de la biodiversidad (la pesca incidental y el robo de huevos de los nidos, por ejemplo), y el límite del cambio de uso de suelo (pérdida de hábitat y sitios de anidación).

Ahora, al ser redefinidas en el contexto de otras transgresiones a los límites planetarios, las tortugas se enfrentan a un abanico de nuevos peligros que entendemos poco.

Asalto a las playas de anidación

Las tortugas marinas son más visibles para nosotros cuando las hembras llegan a la orilla a poner los huevos, y ese es el hábitat que más estudia la ciencia. El cambio climático es un límite planetario que sabemos que está alterando las playas en las que las tortugas anidan y pasan una porción breve pero crítica de su vida, y plantea múltiples retos existenciales. Por ejemplo, como el sexo de las tortugas depende de la temperatura, están naciendo más hembras a medida que el calentamiento global empuja hacia arriba las temperaturas en las playas de anidación. Actualmente, hay tres tortugas hembras por cada macho en muchas partes del mundo.

“¿Pero cómo afecta la feminización a las poblaciones?” se pregunta Mariana Fuentes, bióloga de conservación marina en la Universidad Estatal de Florida. “¿Cuántos machos tiene que haber para que se sostengan las poblaciones? No lo sabemos”.

La presencia de otros contaminantes, otro límite planetario, podría actuar de forma sinérgica con el calentamiento global y calentar la playa incluso más. Los microplásticos de origen humano podrían aumentar la temperatura de la arena, dice Fuentes, quien estudia la evolución del perfil térmico de la arena.

Claramente, todas esas hembras necesitarán playas de anidación con ambientes de incubación óptimos, un factor clave en la resiliencia de las poblaciones mundiales de tortugas, añade Fuentes. Pero otro límite, el cambio de uso de la tierra, está reduciendo la disponibilidad y la idoneidad de los sitios de anidación. A medida que el cambio climático se intensifica, habrá tormentas más severas y más frecuentes que erosionarán más playas, y los sitios primarios de anidación podrían desaparecer. De forma simultánea, el aumento del nivel del mar a causa del cambio climático y el “blindaje” de las costas con construcciones humanas, especialmente diques, empeorará la situación de anidación.

Las tortugas se han adaptado y se han trasladado a nuevas áreas de anidación en el pasado, pero, a medida que la humanidad bloquea el acceso a las playas ¿habrá suficientes sitios de anidación adecuados?

Una cría de tortuga marina de 9 cm y los trozos de plástico que se encontraron en su tracto gastrointestinal. Esta cantidad de plástico podría ocupar el espacio para comida que la cría necesita para crecer rápidamente y ser una presa menos fácil, dice Jennifer Lynch, codirectora del Centro de Investigación de Residuos Marinos en la Universidad Pacífica de Hawái en Honolulu. Imagen cortesía de Jennifer Lynch.

Lee el reportaje completo en Mongabay 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en EU: quién ganó, quién perdió y qué significan los resultados hasta ahora

Fue, tal como se había predicho, una buena noche para los republicanos, pero sus esperanzas de un marea roja que los llevaría a la victoria en decenas de contiendas, hasta el momento no se ha materializado.
9 de noviembre, 2022
Comparte

Horas después del cierre de las primeras urnas, aún quedan por conocerse los resultados de muchas contiendas clave en las elecciones de mitad de término en Estados Unidos y el control del Senado, en particular, aún está en juego.

Fue, como se predijo, una buena noche para los republicanos, pero sus esperanzas de un maremoto que los llevaría a la victoria en decenas de contiendas hasta ahora no se ha materializado.

Ya han perdido un escaño en el Senado, en Pensilvania, y necesitan que se volteen dos de los tres estados de Nevada, Arizona y Georgia, para tomar el control de esa cámara.

Aquí compartimos algunos de los puntos clave hasta el momento.

1. Republicanos en camino a ganar la Cámara de Representantes

Aunque los demócratas han ganado algunas contiendas reñidas, parece que los republicanos están en camino de obtener la mayoría en la Cámara de Representantes. La pregunta, sin embargo, es qué tan grande será la mayoría.

Gracias a su desempeño sorprendentemente fuerte en 2020, los republicanos estaban a solo un puñado de escaños de la mayoría. Y comenzaron estas elecciones con una ventaja incorporada después de rediseñar algunas fronteras nuevas en los distritos electorales en estados conservadores.

Con cualquier forma de mayoría, los republicanos podrán darle un portazo a la agenda legislativa demócrata y aumentar las investigaciones sobre el gobierno de Biden. Eso es una victoria desde cualquier punto de vista.

Pero si el margen es estrecho, los republicanos tendrán que ejercer una increíble habilidad táctica y estratégica para mantener unido a su partido en las votaciones más importantes.

2. Florida reelige al republicano Ron DeSantis

Hace cuatro años, Ron DeSantis ganó la gobernación de Florida por una fracción de uno por ciento sobre el demócrata Andrew Gillum.

Después de cuatro años de su liderazgo conservador, donde se inclinó por temas culturales candentes como los derechos de las personas transgénero y la “teoría crítica de la raza”, criticó las restricciones de la pandemia de coronavirus y se convirtió en un elemento fijo en los medios de comunicación conservadores, ganó la reelección por un cómodo margen.

Cómo lo hizo es particularmente notable.

En 2018, perdió el bastión demócrata del condado de Miami-Dade por un 20 %. Este año, está en camino de ser el primer candidato republicano a gobernador en ganar en el área de mayoría hispana desde Jeb Bush en 2002. Incluso podría hacerlo por un porcentaje de dos dígitos.

La decisión de DeSantis de volver a trazar los límites de los distritos del estado para favorecer en gran medida a los candidatos republicanos también ha dado dividendos a nivel nacional: le ha dado a su partido al menos dos de los cinco escaños que necesita para ganar el control de la Cámara de Representantes.

Reelección de DeSantis

Getty Images

Estos éxitos contribuirán en gran medida a proporcionar al gobernador de Florida un trampolín desde el cual lanzar una campaña presidencial, si así lo desea.

Como para enfatizar esto, la multitud en el mitin de victoria de DeSantis el martes por la noche coreó “dos años más”, un reconocimiento tácito de que si su hombre decidiera postularse para candidato a presidente, tendría que renunciar como gobernador en la mitad de su mandato de cuatro años.

Si DeSantis quiere ganar la nominación presidencial republicana en 2024, es posible que tenga que pasar por el residente republicano más destacado de su estado, el expresidente Donald Trump, para hacerlo.

3. Noche mixta para Trump

Es posible que Donald Trump no haya estado en las papeletas de votación, pero aun así las ha ensombrecido. El martes, temprano por la noche, el expresidente pronunció un breve discurso desde su casa en Mar-a-Lago y reclamó una abrumadora victoria para los candidatos que respaldaba.

La verdad, sin embargo, es más complicada. En las contiendas de más alto perfil, donde respaldó a los candidatos sobre las opciones republicanas más convencionales, sus elecciones han tenido problemas.

Donald Trump

Getty Images

Mehmet Oz perdió su carrera por el Senado en Pensilvania. Herschel Walker parece dirigirse a una segunda vuelta en Georgia. Blake Masters está rezagado en Arizona. Solo JD Vance en Ohio obtuvo una clara victoria, aunque por un margen más estrecho de lo que sugeriría el estado de tendencia conservadora.

Los republicanos van a cuestionar sus instintos políticos después del martes por la noche. Y si lanza una nueva candidatura a la presidencia la próxima semana, será con desventaja.

4. Decepción para las estrellas demócratas

En 2018, Beto O’Rourke en Texas y Stacey Abrams en Georgia perdieron sus contiendas estatales, pero se ganaron el corazón de los demócratas con la estrechez de sus derrotas. Su capacidad para recaudar millones de dólares en fondos de campaña y construir bases impresionantes hizo que muchos de la izquierda los consideraran el futuro del partido.

Stacey Abrams

Getty Images
Stacey Abrams concedió su derrota.

Los partidarios esperaban poder escalar la montaña proverbial cuando ambos se postularon para el cargo en sus estados de origen nuevamente este año. Ambos se quedaron cortos.

Abrams, quien perdió por poco ante el republicano Matt Kemp hace cuatro años, terminará muy por detrás de él esta vez. O’Rourke perdió su carrera ante el gobernador republicano Greg Abbott por un margen mayor que el que perdió ante el senador Ted Cruz.

Los demócratas tendrán que ir en busca de nuevas estrellas.

5. Triunfo de John Fetterman en Pensilvania

John Fetterman

Getty Images

La contienda entre John Fetterman y su rival republicano Mehmet Oz fue una de las de más alto perfil de la elección, con giros y vueltas en una campaña que involucró de todo, desde afirmaciones sobre la matanza de cachorros hasta preguntas sobre la salud del candidato demócrata.

Fetterman tenía una gran ventaja al principio de la campaña, pero sufrió un derrame cerebral en mayo.

Permaneció fuera del ojo público durante meses, y en su lugar utilizó anuncios de televisión y una campaña agresivamente sarcástica en las redes sociales para generar una ventaja en las encuestas sobre su oponente, el famoso cirujano Oz, a quien describió como un político oportunista superrico de fuera del estado.

En octubre, un informe de que el republicano había realizado experimentos con cachorros generó memes en las redes sociales.

Pero la reticencia de Fetterman a participar en entrevistas televisadas generó dudas sobre su salud y estado físico para servir como senador, y esto pareció haberse reflejado en las encuestas que se ajustaron drásticamente en los últimos días de la contienda.

A pesar de las dificultades, Fetterman salió victorioso.

*Anthony Zurcher, de BBC News en Washington, contribuyó con información y análisis para este artículo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.