'Parece que estalló una bomba': Tornados en EU dejan más de 80 muertos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

"Parece que estalló una bomba": Tornados en EU dejan más de 80 muertos

El gobernador de Kentucky, Estados Unidos, Andy Beshear, calificó lo ocurrido como "el evento de tornados más grave en la historia de Kentucky".
AFP
Por AFP
11 de diciembre, 2021
Comparte

Decenas de tornados devastadores arrasaron cinco estados de Estados Unidos la noche del viernes al sábado, dejando más de 80 personas muertas en lo que el presidente Joe Biden dijo que fue “uno de los estallidos de tormentas más grandes” de la historia.

“Es una tragedia”, lamentó Biden conmocionado en comentarios televisados. “Y todavía no sabemos cuántas vidas se perdieron ni el alcance total del daño”.

Mientras caía la noche del sábado, decenas de funcionarios de búsqueda y rescate ayudaban a ciudadanos a remover los escombros de sus hogares y negocios en busca de más sobrevivientes.

Solo en Kentucky se reportaron 70 muertos, muchos de ellos trabajadores de una fábrica de velas, y al menos seis fallecieron en Illinois al ser arrasado un almacén de Amazon que procesaba pedidos de Navidad.

La ciudad de Mayfield, en el oeste de Kentucky, fue la “zona cero” de la tormenta, un escenario de “devastación masiva”, dijo un alto funcionario local temprano este sábado.

La pequeña ciudad de 10mil habitantes parecía apocalíptica: cuadras enteras arrasadas; casas y edificios históricos derribados y reducidos a escombros; troncos de árboles despojados de sus ramas; coches volcados.

“Es indescriptible, el nivel de devastación es diferente a todo lo que he visto”, dijo el gobernador de Kentucky, Andy Beshear, desde Mayfield.

“Este será, creo, el sistema de tornados más mortífero que jamás haya atravesado Kentucky”.

Beshear dijo que estaba claro que el número de muertos en su estado ya estaba “por encima de los 70” y podría terminar “superando los 100 antes de que termine el día”.

Sobre la fábrica de velas cuyo techo se derrumbó, dijo: “Vamos a perder muchas vidas en ese edificio. Es una situación terrible”.

De la fábrica han sido rescatadas cuarenta personas, pero sería “un milagro si alguien más fuera encontrado con vida”, dijo Beshear.

La cadena de noticias CNN emitió una conmovedora súplica publicada en Facebook por uno de los empleados de la fábrica.

“Estamos atrapados, por favor, todos, consígannos un poco de ayuda”, pide una mujer con la voz temblorosa cuando se puede escuchar a uno de sus compañeros de trabajo quejándose de fondo.

“Estamos en la fábrica de velas en Mayfield (…) Por favor, todos ustedes. Oren por nosotros”. La mujer, Kyanna Parsons-Perez, fue rescatada tras quedar inmovilizada bajo una fuente de agua.

‘Como una bomba’

“Cuando fui al ayuntamiento esta mañana, parecía un cúmulo de cerillas”, dijo a CNN la alcaldesa de Mayfield, Kathy O’Nan.

“Nuestras iglesias del centro han sido destruidas, nuestro palacio de justicia (…) está destruido, nuestro sistema de agua no está funcionando en este momento, no hay energía”.

“Parece que hubiera estallado una bomba”, expresó a la AFP Alex Goodman, residente de Mayfield de 31 años.

David Norseworthy, un constructor de 69 años en Mayfield, contó que la tormenta voló su techo y su porche mientras la familia se escondía en un refugio.

“Nunca tuvimos algo así aquí”, reconoció a la AFP.

En un estacionamiento en el centro de Mayfield, los voluntarios estaban recolectando ropa abrigada, pañales y agua para los residentes.

El tornado que azotó Mayfield se extendió por tierra a lo largo de más de 200 millas (321 km) en Kentucky y de 227 millas (365 km) en total, informó Beshear.

Anteriormente, el tornado terrestre estadounidense más largo jamás registrado tuvo lugar con una tormenta de 219 millas (352 km) en Misouri, en 1925. En su momento, se cobró 695 vidas.

Una demostración del increíble poder de las tormentas sucedió el sábado, cuando los vientos descarrilaron un tren cerca de Earlington, Kentucky, y uno de los 27 vagones del vehículo se elevó casi 70 metros y aterrizó en una casa. Nadie resultó lastimado.

‘Bastante destruido’

Los informes sitúan el número total de tornados en la región en alrededor de 30.

Al menos 13 personas murieron en otros estados azotados por la tormenta, lo que eleva el saldo total a 83.

En Arkansas, al menos una persona murió cuando un tornado “prácticamente destruyó” un hogar de ancianos en Monette, dijo un funcionario del condado. Otra persona murió en otro punto del estado.

Cuatro murieron en Tennessee, mientras que una falleció en Misouri.

Biden prometió toda la asistencia del gobierno federal y anunció que planea viajar a las áreas afectadas.

Los científicos han advertido que el cambio climático está haciendo que las tormentas sean más poderosas y frecuentes.

Biden dijo que si bien el impacto de estas tormentas en particular aún no estaba claro, advirtió que “todos sabemos que todo es más intenso cuando el clima se está calentando, todo”.

La Cruz Roja estadounidense informó que estaba trabajando para brindar ayuda en los cinco estados.

Beshear declaró el estado de emergencia en Kentucky y anticipó que se desplegó decenas de oficiales de búsqueda y rescate junto con la guardia nacional.

Más de medio millón de hogares en varios estados se quedaron sin electricidad, según PowerOutage.com.

Trabajadores de Amazon atrapados

Cuando otro tornado golpeó un depósito de Amazon en la ciudad de Edwardsville, en el sur de Illinois, alrededor de 100 trabajadores quedaron atrapados en el interior.

Cientos de trabajadores se apresuraron a rescatar a los empleados atrapados.

“Identificamos a 45 personas que consiguieron salir con seguridad del edificio, uno fue enviado vía aérea para ser tratado en un hospital regional y hubo seis fallecidos”, dijo a la prensa James Whiteford, jefe de bomberos de la ciudad de Edwardsville.

El portavoz de Amazon, Richard Rocha, sostuvo que la seguridad de sus trabajadores era la “máxima prioridad” de la empresa.

(Photo by Tim Vizer / AFP)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el albedo de los polos y por qué es vital para el enfriamiento del planeta

El calentamiento global está haciendo que los polos se derritan, pero ¿sabes por qué son tan vitales para la humanidad? Te explicamos el papel fundamental que juegan.
3 de noviembre, 2021
Comparte

Seguramente hayas escuchado que una de las consecuencias más graves que está teniendo el calentamiento global es que se están derritiendo los polos.

Y quizás incluso hayas oído las advertencias de los científicos de que el Ártico y partes de la Antártica se están calentando entre dos y tres veces más rápido que el resto del planeta.

Pero ¿sabes por qué los polos son importantes -más bien, vitales- para la humanidad?

¿Y por qué las regiones más frías del globo son las que más se están calentando?

Pues, posiblemente intuyas que la función principal de los polos es enfriar la Tierra. Y algo de razón tienes.

Pero no porque actúen como el freezer del planeta.

La razón por la que estas grandes extensiones de hielo enfrían no es que sean heladas. Enfrían sobre todo porque son blancas. Y ese blanco refleja el calor del Sol.

“El hielo del planeta refleja la cantidad justa de energía solar de regreso al espacio”, explica el divulgador naturalista de la BBC David Attenborough en el documental Breaking Boundaries: The Science of Our Planet (“Rompiendo límites: la ciencia de nuestro planeta”).

“Este efecto de enfriamiento ha sido fundamental para mantener estable la temperatura de la Tierra”, remarca en el film que Netflix estrenó a mediados de este año.

Albedo

Sin los rayos del Sol no podríamos vivir, pero tampoco podríamos hacerlo si la Tierra absorbiera el 100% de la radiación solar.

Por eso es tan clave la capacidad de nuestro planeta de poder reflejar parte de ese calor, un fenómeno conocido científicamente como albedo.

Imagen satelital del Ártico

WORLDSAT INTERNATIONAL/SPL
Los hielos polares juegan un papel fundamental al reflejar la radiación del Sol.

A través de este mecanismo, nuestro planeta refleja el 30% de la radiación del Sol.

El restante 70% que absorbe nos ha permitido mantener una temperatura ideal para el desarrollo de nuestra civilización.

Pero en las últimas décadas, el mundo ha estado perdiendo su capacidad de reflejar el calor del Sol, haciendo que ese perfecto equilibrio que duró unos 10.000 años -un período conocido como el Holoceno- se rompiera.

El climatólogo del Instituto Antártico Argentino (IAA) Alpio Costa le dijo a BBC Mundo que, si bien la principal barrera reflectora de radiación solar es nuestra atmósfera, los polos cumplen una función indispensable como la mayor fuente del albedo en nuestra superficie.

Costa destacó que los hielos son responsables de cerca de un cuarto del total que es reflejado por nuestro planeta.

Pero en el último medio siglo los polos se han vuelto cada vez menos blancos, reduciendo su efecto reflector.

Y es esta “reducción del albedo” la que está haciendo que estos inmensos hielos se estén calentando unas tres veces más que el resto del planeta, señaló el experto.

Por qué ocurre

“El problema empezó con la revolución industrial, cuando nosotros como especie comenzamos a tener una influencia sobre el clima, porque empezamos a ser una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero”, explica Lucas Ruiz, geólogo del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla)

Ruiz fue uno de los autores del último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC), que concluyó que inequívocamente la quema de combustibles fósiles y otras acciones contaminantes del hombre son las que están causando que el planeta se caliente a una velocidad nunca antes vista.

Gráfico que muestra las emisiones de CO2 por combustibles fósiles

BBC

La polución que generamos -más de la mitad en los últimos 30 años (ver gráfico arriba)-, no solo elevó la temperatura del planeta, llevando a que los polos se empezaran a derretir.

También hizo que se tornaran menos blancos, reduciendo su capacidad de reflejar el calor del Sol.

¿Cómo ocurrió esto? La reducción del albedo se dio, por un lado, por los residuos de la combustión de hidrocarburos que depositaron ollín sobre el hielo y la nieve, indica Ruiz.

Pero el mismo derretimiento también oscureció la superficie de los hielos, generando pequeños cuerpos de agua y fomentado el crecimiento de algas.

“Si uno mira a Groenlandia desde el aire, en vez de ver blanco ve blanco azul, blanco azul, blanco azul”, destaca Ruiz sobre el casquete polar que más rápidamente se está derritiendo.

Groenlandia está lleno de cuerpos de agua como este.

Getty Images
Groenlandia está lleno de cuerpos de agua como este, y el hielo refleja cada vez menos.

Los hielos marinos del Ártico -los más extensos del planeta- también están perdiendo masa a velocidades récord, exponiendo la superficie oceánica.

El problema, dice el experto, es que mientras el hielo refleja el 90% del calor del Sol, el agua solo refleja el 20% y el 80% es absorbido, elevando sus temperaturas, lo que hace que también se expanda.

La combinación del hielo que se derrite y el agua que se expande está haciendo que se eleve el nivel del mar, lo que representa una amenaza para las ciudades costeras, entre ellas varias de las capitales del mundo.

Las estimaciones del IPCC son que, incluso si el mundo logra ponerse de acuerdo para que la temperatura del planeta no supere los 1,5°C por encima de los niveles preindustriales -hoy nos estamos acercando a 1,2°C- el daño ya generado hará que para 2050 el nivel del mar suba 50cm con respecto a los niveles del 1900.

“Parece poco pero es muy malo, porque cuando lo proyectas en la línea de costa, dependiendo de la pendiente que tiene la costa, puede llegar a ser kilómetros“, afirma Ruiz.

Aunque aclara que recién se dará a conocer en febrero un nuevo trabajo del IPCC detallando cuáles serán los lugares más afectados, el informe actual prevé que “tanto el nivel del mar como la temperatura del aire aumenten en la mayoría de los asentamientos costeros”.

De más está decir que si la humanidad no lograra ponerse de acuerdo en la próxima Cumbre Climática de Glasgow (COP26) para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, y la Tierra se calentara aún más, el daño sería mucho más pronunciado.

Círculo vicioso “irreversible”

En ese sentido, lo que más preocupa sobre el oscurecimiento de los polos es que ha desencadenando un círculo vicioso que podría resultar catastrófico.

Los científicos lo llaman un “proceso de retroalimentación” y funciona así: a medida que el planeta se calienta las zonas polares pierden superficie blanca, eso refleja menos, lo que produce un aumento de temperatura, que a su vez genera mayor pérdida de hielo.

Este fenómeno es lo que explica por qué los polos se están calentando entre dos y tres veces más que el resto del planeta, afirma Costa del IAA.

“Tiene un nombre: se llama amplificación polar“, señala a BBC Mundo.

Alpio Costa del Instituto Antártico Argentino en la Antártida

IAA
Aunque la Antártida es “mucho más resistente” al cambio climático que el Ártico, la región occidental también se está derritiendo, advierte Alpio Costa del Instituto Antártico Argentino.

La mala noticia es que, una vez que se desencadena este proceso, no alcanza con mantener las temperaturas actuales para frenarlo. Tendríamos que encontrar la manera de enfriar la atmósfera, algo que hoy está fuera de nuestro alcance.

Es por esto que los científicos afirman que el derretimiento del casquete polar ártico (Groenlandia) es irreversible a escala de tiempo humana.

Costa advierte que también la región occidental de Antártida se está derritiendo.

Y entre ambos, tienen suficiente agua para elevar los niveles del mar más de 12 metros.

Sin embargo, también hay una “buena” noticia: estos bloques de hielo son tan masivos que incluso si el calentamiento continuara tardarían decenas de miles de años en derretirse completamente.

En cambio, el peligro más inmediato es la desaparición del hielo marino ártico, que es menos voluminoso -y por ende no afectará tanto los niveles del mar- pero es clave para proteger a la Tierra de los rayos del Sol, ya que evita que la radiación solar impacte sobre el océano, que la absorbe, calentándose y expandiéndose.

Según el informe del IPCC, el hielo marino en el Hemisferio Norte durante el período más seco se redujo en promedio cerca del 25% en las últimas cuatro décadas.

De ahí que muchos científicos creen que es clave limitar la emisión de gases de efecto invernadero para frenar el calentamiento de la atmósfera y evitar que más hielo marino desaparezca, reduciendo críticamente el albedo.

El océano Ártico bajo el rayo del Sol, a la medianoche

Getty Images
Lo que más se ha perdido es hielo marino ártico, pero este cambio es reversible si actuamos pronto, advierte Lucas Ruiz.

“La pérdida del hielo marino no es irreversible“, resalta Ruiz.

“Si nosotros disminuimos la temperatura, el hielo marino va a aumentar”.

La base del clima

La amplificación polar también amenaza con desequilibrar otra función vital de los polos: la climática.

Y es que, como señala el climatólogo Costa, estos grandes hielos que reflejan el Sol son la base de nuestro clima.

“La diferencia de radiación solar entre los polos y los trópicos, que genera una diferencia de temperatura, es el motor que pone en movimiento a la atmósfera y genera lo que conocemos como clima en todos los rincones del mundo”, explica.

Este fenómeno es el que hace que haya “lluvias muy cerca del ecuador, zonas muy secas en latitudes subtropicales y pasajes de altas y bajas presiones en latitudes medias, que permite que allí haya estaciones diferentes”.

Por eso, el derretimiento de los polos y la consecuente reducción del albedo no sólo están aumentando las temperaturas de la atmósfera y amenazando nuestras costas, sino que, además, podrían provocar caos en el delicado balance climático de nuestro planeta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HwQIES5OuyQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.