Por segundo día cientos de personas hacen fila en La Raza por una cita
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andrea Vega

Por segundo día cientos de personas hacen fila en La Raza para obtener una cita

En la entrada principal del Centro Médico Nacional La Raza hay filas de cientos de personas, más las que ya lograron ingresar a la explanada y esperan para pasar a los módulos donde les darán las citas.
Andrea Vega
11 de enero, 2022
Comparte

Este martes 11 de enero alrededor de mil personas hacen fila en el Centro Médico Nacional La Raza, del IMSS, para obtener una cita para consulta de especialidad, ya sea de primera vez o subsecuente. Es el segundo día que cientos de pacientes esperan formados afuera y adentro del hospital, aglomerados, justo cuando hay repunte de contagios de COVID en México. 

Las personas llegan desde las 6 de la mañana a formarse para intentar obtener una cita. La señora Emilia Peña Rosales, de 58 años, llegó a las 8:30 am. Busca una cita en la especialidad de hematología. Tiene cáncer de médula. Su última consulta fue el pasado 6 de diciembre. Viene desde Toluca. Gasta 300 pesos entre la llegada a La Raza y el regreso. Es madre soltera y por ahora no tiene trabajo.

El lunes 10 también acudió a La Raza, pero cuando vio que las filas eran enormes supuso que ya no alcanzaría cita y prefirió volver este martes, más temprano. “Allá adelante los policías dicen que van a atender a la gente hasta las 6 de la tarde y los que alcancemos. No nos han dado ficha ni nada. Nos dicen que nos formemos y haber si alcanzamos”, asegura. 

Te puede interesar: Derechohabientes del IMSS hacen fila hasta nueve horas para obtener una cita en La Raza

Lo otro que le preocupa es que también tiene que sacar cita para estudios clínicos, “pero si alcanzo para la consulta para cuando salga de esta fila ya van a estar cerrados los laboratorios y tendré que venir mañana y otra vez 300 pesos, no es justo que nos hagan esto”. 

La señora Teresa, de 77 años, viene por una cita para la especialidad de cardiología. Su última consulta fue en octubre. Desde entonces le dijeron que la siguiente sería hasta 2022, pero que la agenda no se había abierto, que tenía que acudir a partir del 10 de enero a solicitarla. 

A medio día, la señora de 77 años lleva parada casi tres horas, también ella llegó a las 8:30 de la mañana y no sabe si va a alcanzar cita. Comenta lo mismo, que no les han dado ficha ni se han organizado para numerarse, ni nada, solo les dicen que se queden formados y que el horario estará abierto hasta las 6. 

Tanto en el lado izquierdo como en el derecho de la entrada principal del Centro Médico Nacional La Raza hay filas de cientos de personas, más las que ya lograron ingresar a la explanada y esperan para pasar a los módulos donde les darán las citas. 

Afuera no hay orden ni separación entre los que buscan cita de primera vez o subsecuentes, ni por especialidad. “Aquí estamos todos revueltos, quién sabe si allá adentro ya los organicen mejor y los separen, pero acá afuera no”, dice Emilia Peña. 

El IMSS envío un comunicado en el que asegura todo lo contrario de lo que las personas comentan y este portal atestigüó, que para agilizar la atención a los derechohabientes que van a tramitar citas médicas en la Unidad de Consulta Externa del Centro Médico Nacional La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se pusieron en marcha diversas acciones encaminadas a evitar aglomeraciones y cortar cadenas de contagio de COVID-19.

Entre las principales estrategias, dice el comunicado, destacan la instalación de tres filtros, uno para pacientes que acuden a atención médica ya programada con anterioridad, otro para quienes acuden a tramitar cita de primera vez y subsecuente, y uno más para proporcionar informes.

De acuerdo al trámite que realizarán los derechohabientes, son canalizados para su atención a 20 módulos donde se otorgan citas de primera vez y subsecuentes. Asimismo, se agrupó a la gente en bloques de 10 por módulo.

En los módulos se pueden tramitar consulta para los servicios de Pediatría en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General, y de Urología, de la UMAE Hospital de Especialidades.

Además, se asignaron módulos en el primer piso para los servicios de Pediatría del Hospital General y Dermatología, Trasplantes, Infectología y Epidemiología del Hospital de Especialidades, que incluye el segundo piso completo.

Lee más: Incapacidad del IMSS por COVID: cómo tramitarla en línea y cuántos días te corresponden

Para agilizar la atención, se realizan recorridos a fin de detectar controles con más derechohabientes y redirigirlos a aquellos que tengan baja afluencia.

Se cuenta  con el apoyo de personal institucional de diversas categorías para dar informes, controlar el acceso por bloques, revisar que la documentación esté correcta, así como dirigir y verificar que los pacientes ingresen al piso y control correspondiente. 

Este portal atestigüó que nada de esto sucede ni en la explanada ni afuera del centro médico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El 'agujero negro' en el océano Pacífico detectado por Google Maps

Una imagen satelital publicada en Reddit se volvió viral y desató todo tipo de especulaciones en redes sociales.
20 de octubre, 2021
Comparte

Una imagen satelital tomada con la herramienta Google Maps se volvió viral tras ser publicada en la red social Reddit y desató todo tipo de especulaciones por su misteriosa apariencia.

La imagen original fue publicada sin coordenadas y los usuarios curiosos no tardaron en empezar a especular, ya que el accidente geográfico parece un “agujero negro”.

Posteriormente, gracias a la más rigurosa investigación de otros usuarios que identificaron la localidad en un mapa, se supo que en realidad su apariencia es solo un “efecto óptico”.

Pero la discusión en las redes sociales había generado ya un sinnúmero de teorías descabelladas.

Qué se ve

La foto muestra una formación geológica moldeada como un triángulo isósceles y rodeada del azul índigo del océano.

La periferia está enmarcada por el blanco de lo que parece ser la espuma del agua marina que es “tragada” por el oscuro centro de la formación.

Muchos no descartaron que se trataba de un agujero negro oceánico, pero también se ofreció la explicación de que podría ser un volcán subterráneo, cuyas rocas ígneas eran la causa de la profunda negrura.

“Es obviamente la entrada a la Tierra hueca”, escribió un usuario en Reddit, aludiendo a la teoría de que dentro de nuestro planeta hay civilizaciones subterráneas.

Una interpretación fue que se trataba de una gran laguna en el centro de una isla, mientras otra usuaria estaba convencida de que era el verdadero Triángulo de las Bermudas.

La idea de que era una isla fue tomando forma en la discusión online, y alguien comentó jocosamente que se había encontrado el escenario de la serie de televisión Lost (“Perdidos”), en la que unos sobrevivientes de un accidente de avión se ven forzados a convivir en una isla misteriosa.

Los adeptos a las teorías de la conspiración señalaron que la oscuridad de la isla se debía a la distorsión computerizada que Google aplica cuando no quiere mostrarte algo.

La isla de Vostok, Kiribati

Finalmente, alguien simplemente explicó que era una mala imagen satelital de una isla deshabitada en el Pacífico e incluyó un vínculo al sitio GeoEye que la muestra con claridad.

Se trata de la isla Vostok, parte de la República de Kiribati que está formada por una serie de atolones e islas coralinas.

Nombrada así por el barco del explorador ruso Fabian Gottlieb von Bellingshausen que la descubrió en 1820, la isla está protegida como un santuario que alberga importantes colonias de aves marinas.

Uno de los usuarios que la identificó escribe que no hay evidencia de que estuviera colonizada por humanos en algún momento de la historia. “Hasta los polinesios la pasaron por alto”, afirmó.

Parece ser también que los británicos la utilizaron únicamente para extraer copra -la pulpa seca del coco- y científicos estadounidenses estudiaron brevemente la fauna y flora del lugar.

Kiribati y sus islas han cobrado interés dentro de la comunidad científica que investiga el cambio climático.

La isla de Abaiang, Kiribati

Getty Images
Las islas de Kiribati no se elevan más de unos metros por encima del nivel del mar.

Se considera que será el primer país del mundo que desaparecerá a medida que suba el nivel del mar, como resultado del calentamiento global que derrite los glaciares.

Según los últimos datos, el nivel del mar ha subido 3,2 milímetros al año desde 1993, un aumento que, de mantenerse, será catastrófico para estas islas y otras regiones costeras con el paso de las décadas.

De alguna manera, la imagen apocalíptica que creó tanta especulación en las redes sociales podría no estar muy lejos la realidad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZfhoPrrOp20&t=65s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.