CRE busca multa para Iberdrola por presunta venta irregular de energía
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP / Archivo

CRE promueve multa millonaria para Iberdrola por presunta venta irregular de energía

La CFE considera que más de 100 centrales de autoabasto incumplen la ley. Expertos contradicen la teoría del gobierno federal y creen que serán los tribunales los que determinen si existe o no delito.
AFP / Archivo
Comparte

La Comisión Reguladora de la Energía (CRE) abrió un expediente sancionador contra la eléctrica española Iberdrola, a la que acusa de vender energía de forma irregular. La resolución fue aprobada por unanimidad en la sesión del viernes 28 de enero y en ella se considera que la planta Dulces Nombres, ubicada en Pesquería, Nuevo León, hizo negocio con su producción a pesar de tener un permiso de autoabasto.

En opinión de la CRE, esto viola el artículo 36 de la Ley del Servicio Público de Energía (LSPEE), que señala que los titulares de estos permisos “no podrán vender, revender o por cualquier acto jurídico enajenar capacidad o energía eléctrica, salvo en los casos previstos expresamente”.

En el documento, la comisión reguladora señala que podría imponer una multa millonaria, ya que la ley prevé 100 veces el salario mínimo de la Ciudad de México por cada KW generado. La planta tiene una capacidad máxima de 700, por lo que la sanción podría superar los 8 mil mdp.

Animal Político consultó con Iberdrola, pero la empresa señaló que por el momento no iba a dar declaraciones. Tampoco la CRE ni la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quisieron hablar. Esta última se limitó a señalar que el expediente, en caso de existir, está en manos de la reguladora y que la relación con la planta de Pesquería se extinguió el pasado 31 de enero, cuando terminó el contrato, por lo que la planta tuvo que desconectarse.

Te puede interesar: EU respeta la soberanía de México, pero apuesta por un mercado abierto, dice John Kerry sobre reforma eléctrica

El expediente fue iniciado tras una denuncia de la CFE presentada en septiembre de 2020. Para entonces, Iberdrola ya había presentado amparos contra varias iniciativas del gobierno federal: el acuerdo para otorgar Certificados de Energías Limpias y la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional.

En paralelo, la inconformidad del presidente Andrés Manuel López Obrador iba creciendo con la eléctrica, a quien acusa de tener contratos ventajosos y de perjudicar a los mexicanos. En este tiempo los señalamientos fueron subiendo de tono.

En octubre de 2021, un año después de que CFE presentara la denuncia, López Obrador acusó al gobierno español de parecer “un empleado” de Iberdrola. Aunque la escalada nunca llegó tan lejos como el miércoles, cuando el jefe del gobierno federal abogó por “pausar” las relaciones con España. Nuevamente, Iberdrola fue una de las compañías señaladas por el mandatario.

“Mercado paralelo”

El expediente sancionador se basa en que la CRE considera que hay permisos de autoabasto que se están empleando para crear un “mercado paralelo” ventajoso para las empresas pero que no respeta la ley. El sistema es el siguiente: se crea una sociedad, en la que entran socios que financian la central (en este caso Iberdrola) y otros muchos que entran y reciben la energía sin tener que pagar los costes de porteo, que siguen quedando en manos de la Comisión Federal de la Electricidad (CFE).

En el caso de la planta de Iberdrola de Pesquería, el primer permiso de 2002 contemplaba 47 empresas asociadas y la posibilidad de incrementarse a otras 109. Actualmente eran 497 las compañías que formaban parte de la sociedad.

En la resolución, de cuyo borrador tiene copia Animal Político, se señala que el expediente fue iniciado por una denuncia presentada por la CFE en septiembre de 2020 y que esta se basa en un análisis de las facturas emitidas entre 2019 y 2020. Con estos datos, la CRE consideró que “los actos de comercio entre la permisionaria y sus socios, cuyo objeto es la comercialización de la energía eléctrica generada por la central del permiso, desnaturalizan el autoabastecimiento”.

En este mismo documento se especifica las claves de la imputación contra Iberdrola. Por una parte, dice la CRE que “los permisos de autoabastecimiento tienen como objeto la generación de energía eléctrica destinada a la satisfacción de las necesidades propias de personas físicas o morales”. Acto seguido, señala que la ley determina que “la sociedad permisionaria no podrá vender, revender o por cualquier acto jurídico enajenar capacidad o energía eléctrica”. Y aquí está el punto central. En opinión de la comisión reguladora, este modelo violenta el espíritu de la norma.

Rosanety Barrios, analista en temas energéticos, explica la lógica del gobierno federal: “Las sociedades de autoabastecimiento se fundan con dos tipos de socios, unos capitalistas, que son los que ponen el dinero y la operan; otros con aportaciones mínimas, pero que firmaron contratos de compra de energía. Para entregar la energía de parte de la sociedad que administra el permiso, legalmente se considera una transferencia de propiedad. La genero, te la entrego y te cobro un cargo por entregarla. Esa figura legal de entregar la energía y hacer factura, para este gobierno es una venta no permitida. Para ellos es ilegal”.

Las sociedades de autoabastecimiento se crean en la Ley del Servicio Público de Energía de 1992 en un contexto previo a la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y buscaba “cubrir la creciente demanda de electricidad”, según Ramsés Pech, experto en Energía y Economía.

La reforma de 2013 respetó los derechos de estos permisos, aunque algunos ya estaban expirando. Manuel Bartlett, director de la CFE, lleva al menos dos décadas en una cruzada contra este formato, que siempre consideró irregular. Presentó dos controversias constitucionales después de alegar antes la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Nunca recibió el aval de la Corte, aunque esta tampoco entró al fondo del asunto.

“La ley lo permite”: experto

“Lo que se busca es cortar de raíz esta irregularidad que nace en el 92 y que se confirma y se protege y se cubre con la Reforma del 2013, eso se pretende”, dijo el martes Mario Morales Vielmas, director general de Intermediación de Contratos Legados de la CFE, durante su intervención en el parlamento abierto sobre la reforma energética.

Según sus cifras, existen 233 centrales de autoabasto, de las que 109 son consideradas ilegales y otras 124 que respetan “el espíritu original”. “¿Cuáles son las ilegales? Las ilegales son aquellas que por cierto hubo un amparo, el 22 del 2001, donde la Corte dice claramente que no se debe de vender energía eléctrica. Estas 109 centrales, análisis de escritorio, insisto, porque pueden ser más, tienen socios de dólar, las primeras del 2002, 2003, y luego tiene socios de cinco pesos”, dijo.

No todos piensan igual y hay expertos que refutan las tesis del gobierno federal. Víctor Ramírez, de Plataforma México, Clima y Energía, considera que “si están en la misma sociedad, no hay problema. La irregularidad sería si hubiese la venta por fuera. Pero dentro del autoabastecimiento, no hay nada ilegal”. “La ley permite ser parte de la sociedad. No estaba prohibido por la ley, estaba permitido”, asegura.

Por su parte, Ramsés Pech, experto en Energía y Economía, es de la misma idea: “se puede vender a los socios que están dentro del permiso”. En su opinión, el gobierno federal está intentando modificar las reglas del juego de forma retroactiva, sacando del negocio a competidores como Iberdrola. “Esto genera incertidumbre para las empresas”.

En algo coinciden todos: este es un proceso que terminará en manos de un juez. “Si hay algo irregular o ilegal, lo determinarán la CRE o un tribunal. Lo que dice la CFE o lo que pueda decir un privado no cuenta nada, son interpretaciones personales”, dice Paolo Salerno, abogado especialista en el Mercado Eléctrico. En su opinión, la solución debería ser que los contratos migren al mercado regular, siguiendo las bases de la reforma de 2013. “Esa es una facultad de la CRE de la que tendrá que dar cuenta. Si la CRE no lo hace tendrá sus razones y tendrá que explicarlas en un tribunal o en un arbitraje internacional”, afirma.

Lee más: Es falso que la legislación actual no considere a las hidroeléctricas como energía limpia

Arbitraje y migración al mercado son ideas que generan consenso entre los expertos.  “Aquí el problema es que hasta que no exista una instancia mediadora que diga quien incurrió mal, estaremos como el animal que trata de agarrarse la cola y no puede. La CFE dice una cosa, Iberdrola dice otra y la CRE no termina de decir nada”, dice Pech, quien considera que ambas partes se están guardando sus argumentos para ponerlos ante el juez.

En opinión de Ramírez, que no haya denuncias presentadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) prueba que no hay delito que perseguir, mientras que Barrios cree que el conflicto “debería resolverse con la migración de los permisos al nuevo esquema. Pero este gobierno no lo quiere y lo ha negado”.

La planta de Pesquería terminó su contrato de autoabastecimiento el 31 de enero. Meses atrás pidió que este fuese renovado según el esquema de la reforma de 2013. Sin embargo, la CFE no aceptó, por lo que tuvo que ser desconectada. Ahora dispone de 15 días desde que fue notificada para presentar sus alegaciones ante la CRE. La resolución de la reguladora no es el final del camino de este proceso, ya que la eléctrica española puede recurrir ante la justicia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Por qué esta vez la OPEP no baja los precios del petróleo si están en su nivel más alto en 8 años?

Los precios del petróleo están en un máximo de 8 años. ¿Por qué los países exportadores de petróleo no los bajan?
5 de mayo, 2022
Comparte

No se espera que esta vez atiendan los reclamos de abrir los grifos del petróleo para bajar los precios.

Los principales exportadores de petróleo del mundo se reúnen este 5 de mayo ante los reclamos globales para reducir el costo del crudo.

Los precios se han disparado a los niveles más altos en 8 años y las naciones importadoras están pidiendo a los miembros del grupo de productores de petróleo, OPEP+, que aumenten sus suministros.

Sin embargo, los países líderes en la OPEP+ no están muy apurados en ayudar en esta ocasión.

¿Qué es la OPEP+?

OPEP+ es un grupo de 23 países exportadores de petróleo que se reúne todos los meses en Viena para decidir cuántos barriles de crudo inyectan en el mercado mundial.

En el centro de este grupo se encuentran los 13 miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que son principalmente naciones de Oriente Medio y África, además de Venezuela.

Se formó en 1960 como un cartel, con el objetivo de fijar el suministro mundial de petróleo y así controlar su precio.

En la actualidad, los países de la OPEP producen alrededor del 30% del petróleo crudo del mundo, unos 28 millones de barriles por día.

Una plataforma petrolera rusa en el Ártico

Getty Images
Rusia produce más de 10 millones de barriles de petróleo al día y ayuda a la OPEP a mantener altos los precios.

El mayor productor individual de petróleo dentro de la OPEP es Arabia Saudita, que produce más de 10 millones de barriles de crudo al día.

En 2016, cuando los precios del petróleo eran particularmente bajos, la OPEP unió fuerzas con 10 productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP para crear OPEP+.

El mayor productor individual de este segundo grupo es Rusia, que bombea un poco más que Arabia Saudita.

Juntas, estas naciones producen alrededor del 40% de todo el petróleo crudo del mundo.

“La OPEP+ adapta la oferta y la demanda para equilibrar el mercado”, dice Kate Dourian, miembro del Instituto de Energía, una organización global de ingenieros y otros profesionales en campos relacionados con la energía.

“Mantiene los precios altos al reducir los suministros cuando la demanda de petróleo se desploma”, añade.

Por el contrario, OPEP+ también tiene el poder de bajar los precios poniendo más petróleo en el mercado, que es lo que los principales importadores, como Estados Unidos y Reino Unido, le han pedido que haga.

Gigantes del petróleo. Mayores productores de la OPEP+. Gráfico que muestra la producción diaria de crudo de los principales productores de la OPEP+ .


¿Cómo los precios del petróleo llegaron a estar tan altos?

En la primavera de 2020, cuando la covid se extendió por todo el mundo y los países implementaron cuarentenas cerrando sus economías, el precio del petróleo crudo se desplomó debido a la falta de compradores.

“Los productores pagaban a la gente para que les quitara el crudo de las manos, porque no tenían suficiente espacio para almacenarlo todo”, describe Dourian.

Después de esto, los países de la Opep+ acordaron colectivamente recortar la producción en 10 millones de barriles por día, para hacer que el precio volviera a subir.

En junio de 2021, cuando la demanda de crudo comenzó a recuperarse, OPEP+ comenzó a aumentar gradualmente la oferta mes a mes, poniendo 400.000 barriles adicionales por día en los mercados mundiales.

Ahora está suministrando unos dos millones y medio de barriles de petróleo al día, menos que en la primavera de 2020.

Sin embargo, cuando Rusia invadió Ucrania, el precio del crudo se disparó a más de US$100 el barril.

Esto ha provocado subidas importantes en el precio de la gasolina.

Gasolinera en Maryland.

EPA

“Cuando la OPEP+ recortó los suministros en 10 millones de barriles por día en mayo de 2020, redujeron demasiado”, opina David Fyfe, economista jefe de Argus Media.

“Ahora están aumentando la oferta a un ritmo lento que no tiene en cuenta los efectos de la crisis entre Rusia y Ucrania”, agrega.

Existe el temor entre los compradores de petróleo de que la Unión Europea siga a EE.UU. e imponga un embargo a las importaciones de petróleo de Rusia, dice Fyfe.

Europa importa actualmente más de dos millones y medio de barriles de crudo al día desde Rusia.

“La amenaza de un embargo sobre el petróleo ruso ha asustado a los mercados”, afirma, “porque podría conducir a una fuerte reducción de la oferta”.

¿Por qué la OPEP+ no aumentará la producción de petróleo?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió repetidamente a Arabia Saudita que aumente su producción de petróleo, pero fue en vano.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, también solicitó a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos que aumenten la producción, como parte de una visita a ambos países. También fue rechazado.

El primer ministro británico, Boris Johnston, pronuncia un discurso en Arabia Saudí, con representantes saudíes de fondo.

Gertty Images
Boris Johnston no pudo persuadir a Arabia Saudita y otros para que aumentaran su producción de petróleo.

“Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos tienen capacidad de sobra, pero se niegan a aumentar la producción”, dice Kate Dourian. “No quieren que Occidente les dicte lo que deben hacer”.

“Están diciendo que la brecha entre la oferta y la demanda se está reduciendo y que los altos precios de hoy simplemente reflejan el pánico por parte de los compradores de petróleo”, añade.

A otras naciones de la OPEP+ les resulta difícil aumentar su producción de petróleo.

“Países como Nigeria y Angola han estado rebasando sus cuotas de producción en un millón de barriles diarios colectivamente durante el año pasado”, informa David Fyfe.

“La inversión cayó durante la pandemia y las instalaciones petroleras, en algunos casos, no recibieron mantenimiento. Ahora se están dando cuenta de que en realidad no pueden aumentar la producción”.

Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

Getty Images
Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

¿Cuál es la postura de Rusia?

OPEP+ también tiene que respetar los deseos de Rusia, ya que es uno de los dos mayores socios de la alianza.

“Los rusos están contentos con los precios a este nivel”, asegura Carole Nakhle, directora ejecutiva de Crystol Energy. “No tienen nada que ganar al verlos bajar más”.

“La OPEP quiere mantener buenas relaciones con Rusia, por lo que es muy probable que continúen con el acuerdo que todos hicieron el año pasado. Eso significa aumentar los suministros de crudo muy gradualmente desde ahora hasta septiembre”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.