Intensos bombardeos rusos y éxodo de ucrananios antes de nuevas negociaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Intensos bombardeos rusos y éxodo de ucrananios antes de nuevas negociaciones

Una delegación ucraniana se encontraba en camino este jueves para una segunda ronda de negociaciones con los rusos.
AFP
Por AFP
3 de marzo, 2022
Comparte

Las tropas rusas, que conquistaron su primera gran ciudad ucraniana desde el inicio de la invasión, intensificaron sus bombardeos contra otros centros urbanos, lo que ha obligado ya a más de un millón de civiles a dejar sus hogares, mientras se esperan nuevas negociaciones este jueves para un alto el fuego.

En un momento en que crece el escudo de sanciones, bloqueos y boicots con que respondieron los países occidentales a la invasión lanzada por Rusia, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski celebró la “heroica” resistencia de su pueblo.

Zelenski dijo que las tropas ucranianas causaron 9.000 bajas en las fuerzas rusas desde que comenzó la invasión, un fuerte contraste con los 498 muertos informados por Moscú, que efectuó por primera vez un reporte desde el inicio de la invasión el 24 de febrero.

“Somos una nación que ha roto los planes del enemigo en una semana. Planes escritos desde hace años: pérfidos, llenos de odio hacia nuestro país”, expresó el mandatario, que prometió que reconstruirá su país después de la guerra y que será Rusia quien pague el costo.

“Vamos a reconstruir cada edificio, cada calle, cada ciudad, y le decimos a Rusia: aprendan la palabra ‘reparación'”, declaró Zelenski, un exactor de 44 años.

Una delegación ucraniana se encontraba en camino este jueves para una segunda ronda de negociaciones con los rusos -tras el fracaso de un primer encuentro el lunes-, que coincide con el reconocimiento por parte de Kiev de que perdió el control de Jersón, un estratégico puerto del mar Negro, en el sur del país.

Lee: Rusia invade Ucrania: qué son los ‘bonos de guerra’ y cómo pueden ayudar a Kiev ante el ataque ruso

El presidente ruso Vladimir Putin pidió “el reconocimiento de la soberanía rusa de Crimea y la desmilitarización y la ‘desnazificación’ del Estado ucraniano y la promesa de su estatuto neutro” como condiciones preliminares a una resolución del conflicto.

Avance ruso

Las tropas rusas que avanzan desde la península de Crimea – anexada por Moscú en 2014 – tienen ahora en la mira al puerto de Mariúpol.

Los rusos “lo único que quieren es destruirnos a todos”, se lamentó el alcalde de Mariúpol, Vadim Boishenko.

Si cae Mariúpol, Rusia podría asegurarse una continuidad territorial entre Crimea y los territorios separatistas prorrusos del Donbás (sureste).

Otro objetivo es Járkov -la segunda ciudad del país- que sufrió fuertes bombardeos que dejaron varios civiles muertos, incluyendo una observadora de la misión de vigilancia de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El asalto a Kiev parece frenado de momento. Según altos funcionarios estadounidenses la inmensa columna de vehículos militares que se dirigía hacia la capital está “estancada” por falta de combustible y suministros.

En la localidad Yitomir, a unos 150 kilómetros al oeste de la capital Kiev, Oleg Rubak llora la muerte de su esposa Katia en un bombardeo ruso.

“Un instante la vi ir hacia nuestra habitación, y el instante de después, nada, nada más” contó Rubak a la AFP, sentado en las ruinas de lo que fue su hogar, con su hija de un año y medio.

Un millón de refugiados

Cientos de civiles ucranianos han fallecido desde el lanzamiento de la invasión, que será investigada por el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntos crímenes de guerra después de repetidas acusaciones de Kiev de bombardeos contra zonas residenciales.

Este jueves, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) actualizó sus cifras de desplazados e informó que más de un millón de personas huyeron de Ucrania. Más de la mitad de ellos cruzaron a Polonia.

Lee: Cómo fue la masacre nazi de Babi Yar y por qué los ucranianos la recuerdan en plena invasión rusa

Los países occidentales y sus aliados respondieron a la invasión con una batería de sanciones para aislar a Rusia diplomática, económica, cultural y deportivamente.

Además de la exclusión de los principales bancos del sistema de transferencias internacional SWIFT, el Banco Mundial suspendió todos sus programas de ayuda en Rusia y Bielorrusia y Rusia tiene bloqueado un enorme espacio aéreo que incluye toda la UE, Estados Unidos y Canadá.

El sismo que dejaron las sanciones en la economía rusa provocó que las calificadoras Fitch y Moody’s rebajaran a la deuda de Rusia a la categoría especulativa, conocida como la de los “bonos basura”.

En un signo del creciente aislamiento, el jueves el Comité Paralímpico Internacional revirtió su decisión de la víspera y vetó la participación de los atletas rusos y bielorrusos en Pekín explicando que muchas delegaciones amenazaron con no competir, lo que “ponía en peligro la viabilidad” del evento.

En la Asamblea General de la ONU, una resolución para exigir a Rusia la retirada de sus tropas de Ucrania y “deplorar” su invasión recibió el miércoles una mayoría 141 votos a favor, cinco en contra – Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea y Siria – y 35 abstenciones.

“Guerra nuclear”

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, acusó a los países occidentales de considerar una “guerra nuclear” y negó que este tipo de armas forme parte del plan ruso, después de que el domingo Putin anunció que puso en alerta a la fuerza de disuasión nuclear.

Desde entonces, el fantasma de un conflicto atómico planea sobre el mundo. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU advirtió el jueves del “masivo impacto” de la invasión rusa sobre millones de ucranianos y la amenaza nuclear que hace pesar sobre el “conjunto de la humanidad”

La ofensiva rusa cambió la política de seguridad en Europa y la OTAN ha reforzado el flanco del este.

Alemania, que realizó un giro histórico con un fuerte aumento de su presupuesto militar, anunció este jueves una ayuda adicional para el gobierno de Kiev de 2.700 misiles antiaéreos.

El presidente francés Emmanuel Macron, que este jueves habló con Putin y Zelenski por separado, afirmó que “la guerra en Europa ya no es algo de los libros” y dijo que eligió “seguir en contacto” con el presidente ruso.

“Nosotros no estamos en guerra contra Rusia”, afirmó Macron.

Lee: “Si pudiese irme ahora lo haría”: Cómo viven los rusos las sanciones impuestas a su país

Pese a las advertencias y la represión, miles de personas se manifestaron el miércoles contra la guerra en Moscú y San Petersburgo y en otras ciudades rusas.

“No me podía quedar en casa. Esta guerra había que pararla”, contó a la AFP Anton Kislov, un estudiante de 21 años.

La radio independiente rusa Ekho Moskvy (Ecos de Moscú) – una figura histórica de panorama mediático ruso – anunció su disolución por el asecho debido a su cobertura de la invasión

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: enfrentamientos y desesperación en Shanghái por el estricto confinamiento y la falta de comida

La tolerancia cero contra el coronavirus en China está poniendo a prueba la capacidad de resistencia de los residentes de Shanghái cuando la mayor parte del mundo aprende a convivir con el patógeno.
15 de abril, 2022
Comparte

Bloques de apartamentos convertidos en centros de cuarentena. Civiles enfrentados a la policía. Interrupciones en el suministro de alimentos y productos.

Así es el panorama que vive Shanghái, la mayor urbe de China, en su tercera semana de estricto confinamiento por el brote de coronavirus que amenaza a la controvertida estrategia de “covid cero” del gigante asiático.

A causa de la propagación de la variante ómicron, la ciudad, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Millones están confinados. Todo aquel que dé positivo es puesto en cuarentena. La ciudad registra más de 20.000 casos al día, un número relativamente menor comparado al de muchos países que ya intentan aprender a convivir con el patógeno.

Pero las estrictas medidas de China implican que las infecciones comiencen a salirse de control para las autoridades, que ahora tienen dificultades para encontrar espacio suficiente para los positivos.

Videos aparecidos este jueves en redes sociales muestran choques entre la policía y personas forzadas a dejar sus casas para que sus hogares sirvan como lugares de aislamiento para los infectados.

Shanghái en confinamiento.

EPA
Shanghái tiene 25 millones de habitantes y es considerada la capital financiera de China.

Centros de exhibición y escuelas también han sido convertidos en instalaciones de cuarentena. También se han montado hospitales improvisados.

En un mundo que aprende a vivir con el virus, y con la mayoría de casos detectados siendo leves, las estrictas restricciones de China parecen estar causando ahora una visible desesperación en algunos de sus habitantes.


Análisis de Robin Brant – Corresponsal en Shanghái

Tres semanas de confinamiento y algunos aquí en Shanghái están enojados.

Escenas como estas (los videos de enfrentamientos entre la policía y habitantes) son inusuales, pero también lo es confinar a casi 25 millones de personas.

Vestidos de la cabeza a los pies con trajes protectores en un distrito al este de la ciudad, funcionarios forzaron personas fuera de sus apartamentos de alquiler para convertirlos en instalaciones temporales para la cuarentena, en nombre de la guerra contra el resurgimiento del covid.

Pero que secuestraran sus hogares fue demasiado para algunos, y para todos fue fácil escuchar su desesperación.

A unas pocos kilómetros de distancia hubo una protesta organizada, una postura audaz mientras se afianza el confinamiento en un país donde te pueden arrestar por buscar peleas.

Están enojados porque una escuela local se convirtió en otra instalación de cuarentena. Al final, la policía con escudos antidisturbios los obligó a salir de las calles.

Esto fue a pequeña escala, pero es una señal de ira y frustración a medida que avanza este bloqueo.


Residentes haciendo cola para hacerse tests en Shanghái.

Reuters
No hay fecha establecida para el fin del confinamiento en Shanghái.

Enojo en redes sociales y la calle

En semanas recientes, muchos han recurrido a las redes sociales para quejarse sobre las restricciones y la falta de alimento y suministros.

Normalmente, este tipo de quejas y comentarios no pasan los filtros de censura oficiales, pero el número de quejas está siendo tan alto que está dificultando la labor de los moderadores.

Muchos otros están usando aplicaciones de mensajería internas para mostrar su descontento.

Lo que ocurre en redes sociales se replica con lo que se ha visto en videos sobre lo que sucede en las calles.

Imágenes han mostrado a residentes gritando a funcionarios y policías pidiendo alimentos y suministros. Y otros videos evidenciaron los choques entre la policía y los residentes que fueron forzados a dejar sus casas para que los casos positivos sean puestos en cuarentena.

Falta de suministros

El bajo número de casos graves en Shanghái ha hecho que muchos se pregunten si el confinamiento es necesario.

Las personas deben ordenar comida y agua y deben esperar por los envíos del gobierno de vegetales, carne y huevos, pero algunos analistas dicen que muchos se están quedando sin suministros.

Trabajadores distribuyendo comida a comienzos de este mes.

Reuters
Los servicios de distribución de alimentos en Shanghái están saturados.

El alcance del confinamiento ha saturado los servicios de entrega, los sitios web de las tiendas de comestibles y hasta la distribución de los suministros del gobierno.

Mientras, en otras partes de China algunos sectores manufactureros puede que se vean obligados a cerrar, al menos temporalmente, porque las compañías no están obteniendo componentes esenciales desde Shanghái.

He Xiaopeng, presidente del fabricante de vehículos eléctricos Xiao Peng, dijo que si las operaciones no reiniciaban otra vez en Shanghái en mayo, potencialmente todas las fábricas de automóviles tendrían que dejar de operar.

“Persistir es vencer”

La vasta mayoría de casos detectados cada día son personas sin síntomas y no ha habido muertes reportadas de forma oficial en la ciudad durante este brote.

Según funcionarios de salud, este jueves solo hubo nueve casos graves, especialmente en pacientes mayores con otras dolencias previas.

Sin embargo, las autoridades han prometido que la ciudad “no se relajará en lo más mínimo”, preparando alrededor de 100 instalaciones de cuarentena para recibir a todos los casos.

La presión sobre la ciudad para poner el brote bajo control viene desde arriba, con el presidente Xi Jinping advirtiendo este miércoles que las estrictas medidas “no deben relajarse” y proclamando que “persistir es vencer” en un discurso publicado por medios estatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.