‘Después de Ayotzinapa’: la serie de podcast que presenta el caso de los 43 como nunca lo habías escuchado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

‘Después de Ayotzinapa’: la serie de podcast que presenta el caso de los 43 como nunca lo habías escuchado

Periodistas de México y Estados Unidos revisan la desaparición de los 43 normalistas, ocurrida hace más de siete años, y arrojan luz sobre elementos que hasta ahora han pasado inadvertidos.
Cuartoscuro
22 de marzo, 2022
Comparte

Este martes 22 de marzo, la productora Adonde Media, en coproducción con Reveal y el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, presentan Después de Ayotzinapa, una serie de podcast con decenas de testimonios y nuevos ángulos sobre el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, en 2014. 

Este proyecto, que consta de seis capítulos y es presentado por Animal Político, va recolectando y ensamblando las piezas de un enorme rompecabezas para llevar de la mano al oyente en una narración cercana y frenética, con testimonios en primera persona, mismos que van fluyendo constantemente entre el pasado y el presente de una historia que sigue viva y de actualidad, y que muestra, paso a paso, cómo se fue tejiendo la impunidad que prevalece en el caso a más de siete años de los sucesos. 

La idea original de la serie surgió en Estados Unidos, donde ya se publicó la versión en inglés, After Ayotzinapa, para la que la periodista Anayansi Díaz-Cortés, de Reveal, y Kate Doyle, del Archivo de Seguridad Nacional, reportearon la historia a lo largo de casi tres años, en los que siguieron, por ejemplo, a Omar Gómez Trejo, actual fiscal del caso, e investigaron el hilo que une esta trágica historia con la ruta del tráfico de drogas que va de Iguala a Chicago. 

En México, la investigación fue reporteada y ampliada por la periodista Olivia Zerón, conductora de radio y de televisión, y por Inger Díaz Barriga, editora de la serie, periodista y productora de podcasts premiada con galardones internacionales como el Premio Ortega y Gasset.  

Con ellas habló en entrevista Animal Político acerca de Después de Ayotzinapa, cuyo primer episodio ya puedes escuchar aquí. 

Pregunta: A más de siete años de la desaparición de los 43 normalistas el 26 y 27 de septiembre de 2014, ¿cuáles son las novedades que aporta esta serie de seis podcasts? 

Olivia Zerón: Del caso Ayotzinapa es cierto que se ha hablado mucho, pero nunca se ha contado como la vamos a contar en estos seis episodios. 

Hay muchos aspectos novedosos. Por ejemplo, los oyentes van a escuchar por primera vez la voz de los protagonistas, la voz de quienes participaron de una u otra forma en la historia. Nunca se había escuchado como se hará en esta serie la voz de los integrantes del GIEI, por ejemplo, el equipo de expertos independientes que vinieron a México a investigar el caso. 

Ellos cuentan en primera persona cómo fue llegar a nuestro país, lo sorprendidos que estaban ante una desaparición masiva de 43 estudiantes, y cuál fue el doble discurso que se encontraron en las autoridades del gobierno de Peña Nieto, que por un lado les daba la bienvenida y, por otro, les ponía obstáculos hasta el punto de que los echaron del país cuando empezaron a cuestionar desde el día uno cómo se estaba haciendo la investigación. 

Otra novedad es que la serie aporta testimonios de los estudiantes que sí sobrevivieron, y que fueron tomados a las horas de los ataques por el periodista John Gibler, que fue de los primeros en llegar a la Normal Rural de Ayotzinapa, y que son súper valiosos para entender el caso. Además, van a escuchar a las familias, cuyas voces tampoco se habían escuchado como en esta serie. 

Por eso, creo que un gran valor añadido que ofrece Después de Ayotzinapa es la cercanía con el oyente, al que ponemos delante una gran historia llena de microhistorias, donde encontrará muchas escenas muy interesantes y el corazón de todo lo que sucedió con los 43 normalistas.

Otra de las voces protagonistas es la de Omar Trejo, quien arranca el podcast siendo un integrante de la oficina de Naciones Unidas en México, y por muchos azares del destino termina por convertirse en el fiscal actual que investiga el caso. 

Olivia Zerón: Exacto, esa es otra gran novedad que aporta la serie: la cercanía que hay con el fiscal nuevo, que si bien es cierto que no es la primera vez que habla, sí es la primera vez que los oyentes lo van a escuchar así, guiando él mismo parte de la historia, y entendiendo el perfil del personaje y de cómo se fue creando a lo largo de los años. Omar tiene una historia que aporta mucho para entender el caso Ayotzinapa. 

¿Cómo se aborda en el podcast la línea de investigación que apunta a que los estudiantes habrían tomado, sin saberlo, un autobús que utilizaba presuntamente el grupo delictivo Guerreros Unidos en una ruta del narcotráfico? 

Olivia Zerón: Ese es otro punto novedoso al que le dedicamos un capítulo entero de los seis que tiene la serie, y que es el hilo que une esta historia con Estados Unidos y la ruta del narco que hay de Iguala a Chicago, a un pueblo de Illinois que se llama Aurora. Este contexto, que se aborda y se cuenta muy bien en el podcast, ahora sabemos que es una línea de investigación de la Fiscalía Especial de Ayotzinapa. 

Además, en este capítulo de los autobuses y la ruta del narco hacia Chicago, aparece un personaje clave, pero bastante desconocido en México. ¿Qué nos puedes contar sobre esto? 

Olivia Zerón: Así es, aparece un personaje interesantísimo que es un agente de la DEA, que dieron con él nuestras colegas del podcast en inglés, Anayansi Díaz-Cortés, de Reveal, y Kate Doyle, del Archivo de Seguridad Nacional. Hicieron una entrevista fantástica con este agente que, antes de Ayotzinapa, estaba investigando al grupo delictivo Guerreros Unidos, pero en Chicago. 

Este agente va contando cómo se enteró del caso, lo primero que le vino a la cabeza cuando se enteró de la desaparición de los normalistas, y cómo cruzó la investigación que estaba haciendo sobre Guerreros Unidos en Chicago con lo que sucedió en Ayotzinapa. Y a partir de todo esto, sacó su propia hipótesis, y es que los jóvenes habrían tomado el camión equivocado.

Después de Ayotzinapa

Inger, por la gran cantidad de personajes implicados, el caso Ayotzinapa es muy complicado de contar. ¿Cuáles fueron los principales retos que tuviste para hacerlo en seis podcast? 

Inger Díaz Barriga: Fue un esfuerzo titánico, sin duda. Teníamos un mar impresionante de material. Era oro molido, sí, ¡pero era mucho oro molido! Así que tuvimos que revisar muchas veces todo el material para ir seleccionando y abreviar. Sin duda, esa fue de las partes más difíciles. 

En cuanto a otros retos que nos planteó Después de Ayotzinapa, creo que la parte más difícil fue la de saltar entre los tiempos, es decir, ir al pasado, a 2014, cuando sucedieron los hechos, y regresar al presente, y conseguir que la gente no se confunda, ni se pierda en la historia. 

Otro reto enorme fue tener tantas voces. Eso, por lo general, es bueno, pero también implica un gran reto. En la teoría de los podcast se dice que solo se debe incluir las voces indispensables. En este caso están solo las indispensables, pero aun así son muchísimas.

¿Cómo hiciste para que la gente no se pierda…?

Inger Díaz Barriga: Haciendo un bordado muy fino para que las historias no se vean como un pegote, para que no cansen a los oyentes. Por eso hay muchos recordatorios, para que la gente vaya siguiendo el caminito y no se pierda. Nos propusimos que la serie tenga un lenguaje muy sencillo, muy claro y muy cercano. 

Olivia Zerón: Además, es una historia que está muy bien contada, con suspense. Es una historia dura, real, pero muy interesante, que tiene intriga, personajes fascinantes y una gran trama política. Y tiene muchas escenas potentes que las escuchas y casi puedes verlas, imaginarlas y situarte dentro de ellas. 

También nos propusimos que sea interesante para todos los públicos. Es decir, que si tú ya sabes del caso, aun así vas a acabar descubriendo cosas nuevas en los podcast de la serie. Y si no sabes nada, también te va a interesar porque vas a descubrir una gran historia contada como nunca se había hecho.

Por último, qué pueden decir a quienes piensen que este suceso ocurrió hace casi una década, en 2014, y que, tal vez por ello, ya no es de tanta relevancia o actualidad. 

Olivia Zerón: Que el caso importa, precisamente, porque en nuestro país siguen sucediendo tragedias como Ayotzinapa y que son igual de inaceptables. Revisar Ayotzinapa te hace entender qué es lo que sigue pasando en el país, y qué circunstancias confluyen para que un caso así de terrible pueda suceder. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Para ahorrar, carga antes de cruzar': los estadounidenses que viajan a México para comprar gasolina más barata

Mientras en California el precio del combustible rompe récords nacionales, son cada vez más los que deciden ir a llenar el depósito de sus autos al otro lado de la frontera. Pueden llegar a ahorrarse hasta US$60.
1 de abril, 2022
Comparte

“Para ahorrar, carga antes de cruzar”.

El mensaje, acompañado del símbolo del dólar, el dibujo de una manguera surtidora y la bandera estadounidense es ubicuo en las gasolineras de Tijuana, en el norte de México.

Pero hay otros: “¡Aquí es! Más barato que en USA. Servicio y calidad”, dicen.

Apelan a los mexicanos que cada día acuden al otro lado de la frontera, a la ciudad californiana de San Diego o alrededores, a trabajar.

Y, cada vez más, a los estadounidenses que hacen el viaje al sur exclusivamente por el precio de la gasolina.

“Yo cruzo precisamente a llenar el tanque de combustible”, le dice a BBC Mundo Jason Wells, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, California.

Vive en el sur de San Diego, a apenas unos kilómetros de la línea que divide México de Estados Unidos.

“El depósito lleno en Tijuana me cuesta unos US$40, mientras que en San Diego pago más de US$120“.

Precios récord en California, subsidios en México

Hace meses que en EE.UU. el precio de la gasolina, como en muchas partes del mundo, no deja de subir.

De enero de 2021 al de este año aumentó en un 40%, según datos del Departamento de Trabajo estadounidense.

Pero el inicio de la invasión de Rusia —el tercer mayor productor mundial de crudo— a Ucrania hace algo más de un mes hizo que el precio se disparara. Y desde entonces rompe récords.

Precio de la gasolina en Los Ángeles el 8 de marzo.

Getty Images
El precio del combustible llevaba tiempo subiendo, pero con la invasión rusa a Ucrania se disparó.

El costo promedio nacional de un galón (3,78 litros) alcanzó este mes los US$4,33, el máximo en 14 años, de acuerdo a datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés).

La cifra palidece al compararla con el precio en California, que, por una combinación de impuestos elevados y leyes ambientales, es el más alto del país.

Este miércoles se pagaba de media en las gasolineras del estado US$5,91 por galón, frente al precio promedio nacional de US$4,24.

En México, la historia es diferente.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido a mantener los precios bajo control concediendo subvenciones al sector.

Mujer poniendo gasolina a su coche en California.

Getty Images
California tiene la gasolina más cara del país.

Desde marzo, ha renunciado a cobrar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) —el gravamen que se paga por la producción y venta o importación de gasolinas— y la Secretaría de Hacienda autorizó un estímulo fiscal adicional.

“El Estado no debe descuidar su responsabilidad social, y está aquí para proteger a la gente”, dijo el presidente en una conferencia de prensa a mediados de mes. “No se trata de dejar todo en manos del mercado”.

Al tiempo, recomendó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, establecer un precio máximo al combustible.

Aumento de clientela

“Yo lo que sé es que en México del 3 de enero a inicios de la semana pasada la gasolina regular subió un peso y 35 centavos el galón, lo que viene a ser unos US$0,10 centavos de dólar”, le dice a BBC Mundo Alejandro Borja Robles. “En California en una semana ya sube hasta US$0,70”.

Robles es el presidente del Grupo Especializado de Gasolineros de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana.

Y eso de lo que habla las 266 estaciones de servicio que su grupo representa lo notan en sus ventas.

“En algunas gasolineras ven el aumento entre las 3 y las 6 de la mañana. Es gente que vive en Tijuana y va al otro lado de la frontera para trabajar. Y ahora llena el tanque, no los 200 pesos justos para cruzar”, aclara.

Cartel en la gasolinera Chevron del bulevar Agua Caliente, en la colonia Cacho de Tijuana.

Manuel Noctis
Cartel que invita a “cargar antes de cruzar” en la gasolinera Chevron del bulevar Agua Caliente, en la colonia Cacho de Tijuana.

“Pero los fines de semana suben las ventas de Premium (la de 91 octanos) y se ven más camionetas con placas de California”.

Es un panorama nuevo. “Durante años fue a la inversa”, dice Robles.

No fue raro que los mexicanos que viven cerca de la frontera condujeran hacia el norte para llenar sus depósitos.

La tendencia alcanzó mayor expresión en 2017, con el aumento de precios que siguió a la desregulación de la industria petrolera.

Gasolinero en Tijuana.

Getty Images

Cientos de mexicanos acudieron entonces a repostar a las estaciones de servicio de Caléxico, una ciudad californiana que linda con Mexicali, la ciudad más septentrional de México.

“Un aumento de las ventas del 6%”

Patricia Saharagui, gerente de relaciones públicas de la cadena de gasolineras Rendichicas, calcula que sus locales cercanos a la frontera han experimentado en el último mes un aumento de las ventas del 6%.

Cuentan con 39 estaciones de servicio en el el estado de Baja California, 32 de ellas en Tijuana. Y 75 en el país y el 90% de sus trabajadoras son mujeres.

Venden el galón de gasolina regular a un promedio de US$3,88 y la Premium a US$4,12. Y han colocado carteles promocionales en los que se lee: “Tu aliada para ahorrar en ambos lados”.

“El ahorro de comprar en Tijuana es considerable, hasta US$50-60 dependiendo del tipo de automóvil”, le dice a BBC Mundo.

Gasolinera de la cadena Rendichicas, ubidaca en la calle Segunda, en la Zona Centro de Tijuana.

Manuel Noctis
“Tu aliada para ahorrar en ambos lados”, dice el cartel de esta gasolinera de la cadena Rendichicas, ubidaca en la calle Segunda, en la Zona Centro de Tijuana.

“Al punto de que hay californianos que cruzan específicamente para cargar (el tanque de combustible). Ahora les sale a cuenta hacer una fila de tres horas” en el paso fronterizo para entrar de regreso a EE.UU.

“Lo mejor de ambos lados”

Es algo que Julio Vaquero no descarta.

Residente de San Diego, compartió un video en TikTok en el que se le veía repostando su Honda Civic en Tijuana por US$40. “800 pesos. Tanque lleno”, decían.

Una semana después, pagó US$70 por llenar el depósito en California.

Vive a 20 minutos en coche de Tijuana y suele ir cada mes, aunque si los precios siguen subiendo, empezará a hacer viajes semanales por la gasolina, le dice a la BBC.

Precio de la gasolina en México.

Getty Images

“Es lo bueno de vivir en una región binacional“, explica Jason Wells, de la Cámara de Comercio de San Ysidro.

Se refiere a los ciudadanos de ambos lados que cada día cruzan la frontera, para trabajar, asistir a la escuela, visitar a la familia, ir al médico, de compras o a hacer turismo. Y ahora, para poner gasolina a sus vehículos.

“Para nosotros cruzar la frontera es como cruzar la calle. Aprovechamos lo mejor de cada lado, vivimos lo mejor de ambos mundos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dVR9HB4arCs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.