7 menores de edad han sido asesinados en Oaxaca en lo que va del año
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

7 menores de edad han sido asesinados en Oaxaca en lo que va del año; el 77% de los menores del estado sufre omisión de cuidados

Entre 2017 y 2022, la Procuraduría Estatal de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes ha recibido 447 casos de violencia hacia menores de edad en Oaxaca.
Cuartoscuro Archivo
Por Marcela Nochebuena
16 de mayo, 2022
Comparte

En lo que va del año, en el estado de Oaxaca por lo menos siete niñas y niños han sido víctimas de asesinato, con lo que en los primeros cinco meses de 2022 la entidad ha superado los seis homicidios a niñas y niños de 0 a 14 años de edad que se registraron en total en 2021, y alcanzado el 70% de los 10 totalizados en 2020.

La organización Causa en Común documentó dos casos en su informe Atrocidades enero-abril 2022; uno más, reportado por la Fiscalía del estado, ocurrió el 10 de mayo por arma de fuego en la comunidad de San Francisco del Mar en la región del Istmo de Tehuantepec, en la que también fueron asesinados cuatro menores de edad en la localidad de Chicapa de Castro el 2 de mayo, delito por el cual hasta ahora la única persona detenida es su mamá.

Esto ocurre en un contexto en el que la mayor parte de violencias que sufren las infancias y adolescencias en Oaxaca es la omisión de cuidados: “La última encuesta del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género evidencia que el 77% de población infantil de Oaxaca sufre este tipo de violencia, seguida por la física y emocional”, señala Alejandro Rafael Lima, coordinador de Desarrollo Institucional de la asociación civil Centro de apoyo al niño de la calle de Oaxaca (Canica), que trabaja en torno a las violencias hacia las infancias en general, y particularmente en la zona del Istmo de Tehuantepec.

Lee: Asesinan a cuatro niños en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca

“Este tipo de violencias son parte de un proceso acumulativo de vulneración que culmina en situaciones extremas, como la violencia directa y en este caso tan lamentable (el de Chicapa), la muerte de menores”, añade.

La omisión de cuidados es una forma de violencia que, de acuerdo con el artículo 335 del Código Penal Federal, se convierte en un delito cuando se abandona a un niño incapaz de cuidarse a sí mismo o una persona enferma, cuando se tiene la obligación de ese cuidado.

En tanto, el Código Civil de Oaxaca define en su artículo 336 a la violencia familiar como todo acto u omisión intencional que se realice dentro o fuera del domicilio familiar y que tenga por efecto causar un daño; especifica que también serán considerados como violencia los actos que dañen a un menor edad o las medidas inadecuadas para reprenderlo, aunque se argumente como justificación su educación y formación en el uso del derecho de corregir.

Instituciones y organizaciones que trabajan en la zona y en el estado coinciden en que la violencia evidenciada por el caso de Chicapa de Castro es producto de procesos relacionados con condiciones sociales y culturales de pobreza, desigualdad, precariedad económica y salud mental, y se trata de la cúspide de violencias estructurales que no son prevenidas ni atendidas.

A esto se suma que las condiciones geográficas de Oaxaca, el centralismo de sus instituciones y las condiciones de lejanía, difícil comunicación y acceso de muchas comunidades, como Chicapa de Castro, las deja en la desprotección. A pesar de que a los gobiernos municipales se les ha señalado la importancia de que cada uno cuente con una procuraduría municipal de protección de la infancia, hasta ahora solo están instaladas 76, más 14 en trámite, de los 570 municipios con los que cuenta la entidad.

De acuerdo con la información que ha proporcionado la Fiscalía en el caso de Chicapa de Castro, hasta ahora se sabe que el 2 de mayo de 2022 una mujer probablemente privó de la vida con un arma blanca a sus cuatro hijos. Después, se infringió lesiones a sí misma. El viernes 6 de mayo recibió su alta médica, y después se ejecutó una orden de aprehensión en su contra, mediante la cual se informó acerca de los antecedentes clínicos de los que se desprendería, según la dependencia, la probable presencia de un episodio psicótico.

Canica señala que es importante comprender la problemática en su justa dimensión, que es multifactorial: “no encontramos una causa única, unidireccional de la violencia. Podemos encontrar diversas situaciones, desventajas, que llevan a una alta vulnerabilidad a las niñas, niños y jóvenes”, explica Alejandro Rafael Lima.

Mediante su trabajo, la organización ha detectado diferentes características que, en la zona del Istmo específicamente, están relacionadas con la violencia hacia menores de edad; la pobreza es uno de los factores más relevantes: “Aunado a las privaciones materiales, genera también privaciones sociales e interacciones desiguales entre la población, entonces es imprescindible que podamos hablar de estructuras económicas que guardan una relación muy estrecha con actos de violencia hacia las niñas, niños y jóvenes”.

Además de ello, otro punto fundamental es la falta de atención y cuidado a la salud mental de la población en general, que produce crianzas que no son positivas o sanas. Esto está muy ligado, dice, a lo que se conoce como normalización y naturalización de desventajas y violaciones de derechos hacia las infancias: “Estamos lamentablemente normalizando que un padre, una madre, puedan tener cierto tipo de violencias hacia niños y niñas, y lo reconocemos como parte del desarrollo, y como parte de la formación y la crianza”.

Sin embargo, también apunta que en casos como los de Chicapa de Castro, es fundamental reconocer que se trata del desenlace de procesos acumulativos de violencias que terminan en la violencia directa y la muerte de menores de edad, y donde el papel de la familia, y esta vez en particular de la mamá, está sobredimensionado.

La agrupación Causa en Común coincide en que la mayoría de los menores de edad que son víctimas de asesinato por parte de sus propios familiares vienen de historias de violencia de años, de las que seguramente tuvo conocimiento algún familiar o vecino, o incluso pudieron haber sido atendidos en algún centro de salud u hospitalario. Si en estos espacios no se detecta y trabaja ese tipo de violencia, resulta muy difícil que derive en una denuncia y tenga consecuencias.

“Los sistemas para el desarrollo integral de la familia, de todos los ámbitos, no están haciendo el trabajo que deberían hacer de manera adecuada, seguramente también están rebasados, no tienen los suficientes recursos, pero justamente eso es lo importante: que se considere que se tiene que atender este tema; hay que generar protocolos que eviten la victimización de los menores de edad, porque los podemos tener como grupos vulnerables pero también se vuelven reproductores de violencia en caso de que puedan sobrevivir”, señala Angélica Canjura de Causa en Común.

La investigadora subraya que la crianza de niñas, niños y adolescentes es comunitaria, y no corresponde solamente a una familia: cuando un vecino o familiar está cercano a un caso de violencia, es necesario que lo notifique para que se tomen medidas previas a que ocurran desgracias como la de Chicapa de Castro.

Los menores de edad enfrentan múltiples formas de violencia

Los reportes más reciente de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca sobre violencias hacia personas menores de edad muestran la recurrencia de estos casos en regiones y municipios que no siempre tienen acceso a los servicios e instituciones centralizados del estado, que de acuerdo con las organizaciones e instituciones se concentran principalmente en la zona metropolitana de Oaxaca capital y municipios aledaños.

El 11 de mayo, apenas nueve días después del asesinato de los cuatro niños de Chicapa, la Fiscalía estatal abrió una carpeta de investigación por el homicidio de una menor de edad sucedido la noche anterior en San Francisco del Mar, también perteneciente a la región del Istmo: dos sujetos desconocidos arribaron al domicilio particular y agredieron con disparos de fuego a la víctima.

Ese mismo día un hombre fue vinculado a proceso por el delito de violación contra una adolescente de 12 años, presuntamente cometida en el distrito Mixe. Un día antes, la dependencia había reportado también la localización de una adolescente víctima del delito de privación ilegal de la libertad en San Juan Bautista Tuxtepec. El 9 de mayo se dio a conocer la localización de un probable responsable por el delito de feminicidio contra una adolescente en Puerto Escondido, ocurrido la madrugada del 7 de mayo. Un total de al menos cuatro hechos de violencia contra niños, niñas y adolescentes en un lapso de cinco días.

La procuradora estatal de protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes del estado, Araceli Zárate, precisa que entre 2017 y 2022, la dependencia ha recibido 447 casos de violencia hacia menores de edad en Oaxaca, dentro de los que el primer lugar lo ocupa la violencia física catalogada como maltrato infantil, seguida por la violencia sexual. De acuerdo con los datos de la Procuraduría, las regiones de la Costa, el Istmo y la Mixteca son donde más se ejerce violencia hacia niños, niñas y adolescentes.

Los datos del Inegi correspondientes a homicidios a menores en la entidad en 2020 y 2021, 10 y 6 en total, respectivamente, señalan como municipios de ocurrencia a San Pedro Pochutla, Santa Cruz Xoxocotlán (3), Huautla de Jiménez, Santa María Temaxcaltepec, Santiago Juxtlahuaca, Ciudad de Ejutla de Crespo, San Bartolo Coyotepec, Santiago Ixtayutla (2), San Andrés Zautla, San Francisco Tlapancingo, San Juan Bautista Coixtlahuaca y Santiago Llano Grande. Solo uno corresponde a la capital, Oaxaca de Juárez.

Alejandro Rafael Lima, de Canica, explica que al igual que pasa con la Ciudad de México en el país, en Oaxaca existe un centralismo de las instituciones, del trabajo social y de los esfuerzos de desarrollo social. Los 570 municipios de Oaxaca, su diversidad y orografía en muchas ocasiones dificultan el desplazamiento, porque se hacen trayectos de hasta 12 y 14 horas sin salir del estado.

“Esto lleva a que el trabajo de ciertas instituciones, de los sistemas de protección a las infancias, las procuradurías y ciertas instituciones garantes de salvaguardar la integridad de niños, niñas y adolescentes, se concentre en la zona metropolitana, en la ciudad de Oaxaca, o en los municipios aledaños; qué pasa con aquellos otros que tienen una cultura, una dinámica y una interacción muy diferente, muy propia, con este centralismo por parte del estado”, cuestiona.

Según Araceli Zárate, las herramientas tecnológicas pueden ser aliadas, pero la orografía de Oaxaca propicia que muchos municipios permanezcan aislados y con dificultades de acceso a internet y transporte –con la necesidad de caminar horas o usar mulas–, lo cual no favorece la garantía de los derechos humanos de las personas en general, y particularmente de niños, niñas y adolescentes.

De ahí, dice, viene la importancia del establecimiento de las procuradurías municipales de protección a la infancia, que hasta ahora solo están funcionando de manera integral en el 13% de los municipios del estado. Añade que la denuncia es igualmente importante ya que “algunas personas tienen la idea de que son sus hijos y pueden hacer con ellos lo que quieran; es un enfoque tutelar, no de protección a sus derechos. Los derechos de las infancias deben ser vigilados por toda la sociedad”.

Causa en Común apunta que, de acuerdo con su último informe Atrocidades enero-abril 2022, en Oaxaca hay evidencia de un repunte de la violencia comunitaria, lo cual es notorio en los casos de intento de linchamiento, que suman 12 en cuatro meses, de tortura y de violencia homicida:

“Hemos notado que la dinámica de Oaxaca se ha modificado a una de mayor violencia, sobre todo en el ámbito comunitario. Si bien los números que tienen los estados con mayor incidencia son mucho más altos, para el tipo de comportamiento que había tenido, Oaxaca ha subido bastante. Los delitos de alto impacto para la ciudadanía tienen que ver con una descomposición social, una especie de sensación de hartazgo que lleva a que las comunidades tomen estas actitudes más agresivas o más a la defensiva”, apunta Canjura.

Nadie lo vio venir’                                                                            

Chicapa de Castro es una comunidad que, como muchas, permanece en los márgenes de la centralización de instituciones en Oaxaca, con ese tipo de lejanía y dificultades derivadas de la orografía del estado que señalan Canica y la procuradora estatal de protección a la infancia.

Como localidad del municipio de Juchitán, según los datos censales más recientes del Inegi (2020) tiene 3 mil 423 habitantes, mil 807 mujeres y mil 616 hombres. Ahí, las familias tienen, en promedio, 2.4 hijos, y hasta ahora viven 813 niñas, niños y adolescentes de 0 a 14 años. Poco más de la mitad del total de su población (mil 716) habla alguna lengua indígena, aunque el Instituto contabiliza un total de 3 mil 20 personas que viven en hogares censales indígenas.

En la comunidad, 29% de las personas no tiene afiliación a servicios de salud, y de los mil 249 hogares que hay en Chicapa de Castro, son 952 los que disponen de energía eléctrica, agua entubada de la red pública y drenaje. Mil 663 personas viven casadas o unidas; solo 23 niños de 3 a 14 años no asisten a la escuela, y 224 personas de 15 años y más no tienen escolaridad.

En apariencia, ni dentro ni fuera de la comunidad, nadie vio venir el homicidio de los cuatro niños ocurrido el 2 de mayo. La procuradora estatal de protección a la niñez de Oaxaca y la procuradora municipal de Juchitán, Katia Guerra Peralta, descartan haber tenido conocimiento o denuncia alguna de antecedentes de violencia en ese hogar.

Normalmente, en casos de violencia ambas instituciones tienen la atribución de representar los derechos de los niños, niñas y adolescentes para la restitución de sus derechos, pero en este caso, que ya fallecieron, solo podrían participar si la Fiscalía estatal lo considerara necesario, lo que hasta el momento no ha ocurrido.

“La procuraduría (estatal) no tuvo ningún conocimiento de acciones previas que tuvieran que haberse establecido con esta familia. Nosotros nos movemos por denuncia, en este caso el municipio o algún vecino o vecina que nos hubiera notificado para que pudiéramos actuar; sin embargo, no recibimos por parte de ninguna persona física ni institución la solicitud para brindar atención a este caso”, asegura Araceli Zárate.

Sobre la comunidad de Chicapa de Castro, la procuradora estatal señala que únicamente se han detectado y atendido dos casos de violencia hacia menores de edad en los últimos cinco años, uno por restricción del derecho a la salud y otro por violencia física.

En tanto, Guerra Peralta explica que la procuraduría municipal de protección a las infancias de Juchitán, que ella preside, atiende a siete agencias, entre ellas Chicapa de Castro, desde la cual no hubo ningún reporte de familiares, vecinos o instituciones sobre el caso. “Si hubieran hecho algún tipo de reporte ciudadano, incluso anónimo, el caso sería distinto y se hubiera dado un acercamiento, una visita; la gente tiene conocimiento de que hay instituciones”, dice.

Bernardo Rodríguez Alamilla, defensor de los Derechos Humanos en Oaxaca, explica que la instancia de la que es titular se encargará de vigilar la actuación de la Fiscalía, con especial énfasis en que no pierda de vista el contexto, además del posible acompañamiento a las víctimas; en este caso, están explorando la posibilidad de establecer contacto con el padre. Hasta ahora, la Fiscalía no ha informado ni descartado si él forma parte de las posibles líneas de investigación. A la petición de entrevista con el fiscal del estado, no hubo respuesta hasta el cierre de esta publicación.

“Uno de los elementos importantes es saber cuál es la condición de la madre en términos de salud mental porque con base en eso, se pueden determinar si es inimputable, si es consciente o no de lo que probablemente hizo, y de alguna manera, si había antecedentes de atención a esta persona o indicios de que no fuera la persona más idónea para cuidar de sus hijos; es parte de lo que investigamos y de lo que nos pronunciaremos en su momento”, asegura.

Además de que la investigación sea amplia y profunda, es necesario, apunta, no solo determinar la responsabilidad de una persona, sino la garantía de no repetición, es decir, estudiar cuáles fueron las condicionantes y qué puede hacerse para que no vuelvan a suceder; por ejemplo, en caso de que hubiera existido un antecedente de la madre, las consideraciones que debieron haberse tomado, y por qué no fue así.

Según Rodríguez Alamilla, en el país y en Oaxaca no existe una política pública efectiva en materia de salud mental, y este tipo de casos deberían animarnos a pensar que “uno de los grandes retos que enfrentamos es generar acciones muy claras y específicas en la materia, algo que también desafortunadamente vimos a raíz de la pandemia, que hubo un incremento y no necesariamente hemos observado mayores niveles de atención en torno a esta situación”.

La acumulación de violencias, las condiciones sociales, culturales, económicas y geográficas, las dificultades de acceso, la nula atención a la salud mental, la ausencia de una red de apoyo que pudiera haber generado un señalamiento o denuncia y la invisibilización, falta de identificación y prevención de la violencia al interior de las familias pueden ser todos factores múltiples y concurrentes para que casos de violencia extrema hacia menores de edad, como el de Chicapa de Castro, sucedan.

“La violencia tiene otros niveles y es un proceso de vulneración; por lo tanto, tiene que ser comprendido también dentro de sus características sociales, económicas, políticas y culturales. Es claro que es una situación envuelta en la pobreza, la desigualdad, la precariedad económica, los problemas de salud mental, y por lo tanto, la violencia directa viene a ser la cúspide de una suma de violencias que se tuvieron que haber anticipado y reconocido como tales.

“¿Dónde están las entidades garantes de los derechos de las niñas, niños y jóvenes, dónde están también las redes sociales de apoyo que como sociedad debemos constituir para que cualquier niña, niño y joven esté a salvo? Esto también nos cuestiona: qué contexto y qué sociedad hemos generado, que no salvaguarda la vida de las infancias, habla mucho de nosotros”, concluye Lima.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: la multimillonaria fortuna oculta de un magnate del 'círculo cercano' de Putin al descubierto

Documentos filtrados muestran cómo el sancionado oligarca Suleiman Kerimov usó sociedades ficticias para mover US$ 700 millones
13 de abril, 2022
Comparte

Un oligarca del círculo cercano del presidente ruso Vladimir Putin sancionado por occidente usó un entramado para ocultar su riqueza y propiedades, según muestran documentos filtrados a los que tuvo acceso la BBC.

Estos documentos revelan cómo un tatuador suizo se convirtió en el testaferro de una empresa que transfirió más de US$300 millones a compañías vinculadas con Suleiman Kerimov.

También muestran cómo pasaron desapercibidos US$700 millones en transacciones, así como propiedades de lujo.

La investigación pone en evidencia las fallas del sistema bancario internacional y los obstáculos que impiden aplicar las sanciones occidentales.

Short presentational grey line

BBC

Como parte del proyecto Papeles de Pandora Rusia, dirigido por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), la BBC descubrió varios hechos:

  • Entre 2010 y 2015 varios bancos denunciaron como sospechosas transacciones por valor de US$ 700 millones vinculadas a Suleiman Kerimov y sus socios comerciales más cercanos.
  • El contable suizo Alexander Studhalter se hizo pasar por dueño de propiedades que en realidad pertenecían a Kerimov.
  • Kerimov era el propietario oculto de varias de ellas en la Riviera francesa y en Londres, incluida la vivienda adosada más cara jamás vendida en Reino Unido.

Tom Keatinge, director del Centro de Estudios de Seguridad y Delitos Financieros del think tank de defensa RUSI, aseguró que los oligarcas a quienes tratan de sancionar los países occidentales poseen muchas de estas empresas ficticias.

“Eso muestra el gran desafío que supondrá hacer cumplir eficazmente las sanciones contra los oligarcas, más allá de simplemente confiscarles sus yates y casas en Belgravia (barrio de Londres”.

Suleiman Kerimov apareció en febrero con otros doce multimillonarios junto al presidente Putin, mientras los tanques rusos cruzaban a Ucrania.

Ha sido objeto de sanciones estadounidenses desde 2018 “por ser un funcionario del gobierno de la Federación Rusa” y miembro de las cámaras alta y baja del Parlamento.

El 15 de marzo de este año fue sancionado por el gobierno de Reino Unido, así como por la UE, que lo definió como “un miembro del círculo de oligarcas” cercano a Putin.

Suleiman Kerimov (izquierda) y Vladimir Putin en Sochi, Rusia, en 2019

Getty Images
Suleiman Kerimov (izquierda) y Vladimir Putin en Sochi, Rusia, en 2019.

De origen humilde, Kerimov pasó de economista en la era soviética a ser uno de los oligarcas más ricos y mejor conectados de Rusia.

Hizo su fortuna comprando activos en el sector energético e importantes participaciones en bancos rusos tras la caída de la Unión Soviética. Según informes, ganó US$21.000 millones invirtiendo en el gigante del gas Gazprom y en Sberbank, el mayor banco estatal.

En noviembre de 2006 estuvo a punto de morir en un grave accidente en Promenade des Anglais, Niza, en el sur de Francia. Se salió de la vía con su Ferrari Enzo valorado en US$650.000, que estalló en llamas. Kerimov y la mujer que lo acompañaba fueron rescatados de entre los restos del vehículo.

Nuestra investigación sobre Kerimov expone el fracaso del sistema bancario internacional para identificar quién estaba detrás de cientos de millones de dólares en transacciones que los bancos identificaron como sospechosas.

Este funcionario ruso se encuentra entre los más de 4.000 ciudadanos cuyos nombres aparecen en los datos obtenidos por el ICIJ y examinados como parte de los Papeles de Pandora Rusia.

La nueva investigación realizada por la entidad periodística y sus socios globales tiene la intención de arrojar luz sobre las transacciones financieras encubiertas vinculadas a los oligarcas y otras personas cercanas al Kremlin luego de la invasión en Ucrania.

Los registros corporativos muestran cómo se utilizaron falsos propietarios para aumentar la opacidad. Además, demuestran que los bancos no sabían exactamente quién estaba detrás de las grandes transacciones en dólares.

Todas las pruebas ponen en duda la capacidad de los gobiernos para identificar y confiscar los bienes del círculo cercano a Putin.

“Vamos a por sus ganancias obtenidas de forma fraudulenta”, prometió el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su discurso anual sobre el Estado de la Unión. EE.UU. ha anunciado un importante programa intergubernamental para identificar los activos de los oligarcas. Pero eso no será fácil, como evidencia el caso Kerimov.

Los expertos aseguran que los países occidentales tienen mucho trabajo por hacer ya que, durante años, han adoptado un enfoque laxo en la lucha contra el dinero ilegal y no han obligado a los bancos a rendir cuentas.

“Van a tener que ponerse al día si quieren seguir adelante con esto”, indicó Julia Friedlander, exasesora de sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU., ahora en el think tank Atlantic Council.

A continuación, les presentamos los nuevos hallazgos clave vinculados a Suleiman Kerimov.

La investigación francesa

Un documento secreto de la justicia francesa al que accedió la BBC revela cómo el oligarca habría ocultado su riqueza valiéndose de uno de sus socios más cercanos.

Kerimov fue arrestado en Francia en noviembre de 2017 bajo sospecha de lavado de dinero producto de la evasión de impuestos. El caso abordaba la compra de una serie de propiedades de lujo en la Riviera francesa entre 2006 y 2010.

Suleiman Kerimov frente al tribunal de Aix-en-Provence, Francia, en 2017

Getty Images
Suleiman Kerimov frente al tribunal de Aix-en-Provence, Francia, en 2017.

En específico, se enfocaba en Villa Hier en Cap d’Antibes, una lujosa propiedad que se usó como lugar de rodaje de la película “Un par de seductores” de 1988.

Se había vendido a una empresa suiza llamada Swiru Holding AG en 2008 por US$38 millones, pero los investigadores descubrieron pagos ocultos que mostraban que se habían evadido impuestos sobre el precio de compra real de US$138 millones.

Alexander Studhalter, contable y empresario suizo, también fue arrestado. Aseguró ser el propietario de Swiru Holding y cuatro villas, pero los investigadores franceses creían que en realidad eran propiedad del oligarca ruso.

Decían que Studhalter era un testaferro de Kerimov, pero los casos penales contra ambos se cerraron y las acusaciones en su contra fueron rebatidas por un tribunal de apelación francés.

En 2020, Swiru Holding reconoció su participación en la evasión de impuestos y fue multada con U$1,5 millones y obligada a pagar otros US$11,2 millones para resolver el caso.

El abogado de Kerimov emitió un comunicado para afirmar que los tribunales franceses “desestimaron oficialmente las acusaciones hechas por el exfiscal de Niza contra Suleiman Kerimov de haber llevado a cabo operaciones de lavado de dinero”.

“Nunca fui el testaferro de mi amigo ruso”, declaró Studhalter.

Pero, según el documento judicial francés filtrado y al que accedió la BBC, esto no es así.

En una audiencia secreta en junio de 2018 los jueces expusieron las pruebas recopiladas por el juez de instrucción, que concluyó que “el beneficiario efectivo y exclusivo de las villas es el señor Kerimov y su familia”.

Las pruebas contenían registros de tres bancos, incluyendo documentos aparentemente firmados por Studhalter, Kerimov y su sobrino Nariman Gadzhiev que afirmaban que Kerimov y su sobrino eran los verdaderos propietarios de Swiru Holding.

Según el registro del tribunal, Studhalter alegó que “los documentos en poder del banco y firmados por Suleyman Kerimov o Nariman Gadzhiev… eran falsificaciones”.

En respuesta a las preguntas de los socios de la BBC y el ICIJ, Studhalter afirmó que un mismo empleado del banco había falsificado documentos en otros dos bancos, pero aseguró no saber por qué.

Studhalter también declaró: “Fui el único beneficiario efectivo de Swiru Holding AG desde su fundación hasta que vendí la empresa en 2019, según lo confirmado por la Administración Tributaria Federal de Suiza y un tribunal en Francia”.

Los abogados franceses de Kerimov anunciaron lo siguiente: “Después de varios años de investigación, no se han presentado cargos contra nuestro cliente”.

Studhalter dice que las cuatro villas en Francia ya se vendieron. Los registros oficiales en Francia muestran que la beneficiaria última de las empresas que las poseen es la hija de Kerimov.

Propiedades en Londres

Francia no fue el único país donde Kerimov recurrió a Swiru Holding para operar transacciones financieras secretas.

Nuestra investigación ha destapado que, al tiempo que compraba propiedades en el sur de Francia, el multimillonario ruso estaba construyendo otro imperio inmobiliario secreto en Londres.

One Cornwall Terrace es una lujosa mansión de cuatro plantas al final de una hilera de casas adosadas con vistas a Regent’s Park en Londres. La casa tiene medio acre de jardines, con una gran escalera doble que conduce a un majestuoso patio.

One Cornwall Terrace, Londres

Getty Images
One Cornwall Terrace, una lujosa mansión de cuatro plantas en Londres.

Generó titulares en 2013 cuando su venta por 80 millones de libras (US$104,2 millones) la convirtió en la vivienda adosada más cara jamás vendida en el Reino Unido.

En octubre del año pasado los documentos de los Papeles de Pandora revelaron que era una de las dos propiedades adyacentes compradas por la familia gobernante de Qatar.

Pero los documentos muestran que en 2005 fue comprada por 21 millones de libras (US$27,3 millones) por una empresa extraterritorial propiedad de Swiru Holding, la misma empresa que según los documentos bancarios en Francia era propiedad de Kerimov.

Tras el exitoso lanzamiento en 2007 en la bolsa de valores de Londres de la empresa de Kerimov Polyus Gold, el mayor productor de oro de Rusia, One Cornwall Terrace recibió una lujosa restauración, que tuvo lugar entre 2008 y 2013.

La renovación costó 30 millones de libras (US$39 millones) según los arquitectos que trabajan en el proyecto, e incluyó la adición de una “piscina y spa de última generación en el sótano”, mientras el nuevo jardín “se inspiró en la Piazza dell’Anfiteatro en Lucca, Italia”.

Pero, si bien hubo referencias a un “cliente ruso privado”, la propiedad de Kerimov se ocultó tras capas de secretismo.

Transferencias de dinero

Las actividades financieras de la empresa de propiedad oculta de Kerimov no se limitaban al mercado inmobiliario.

Documentos de los Papeles de Pandora muestran a Swiru Holding en el centro de una red de empresas vinculadas al oligarca e involucradas en transferencias de cientos de millones de dólares.

En uno de los casos, los registros corporativos filtrados revelan que un accionista nominal -alguien que posee acciones en beneficio de otra persona- fue denominado falsamente como el verdadero propietario de una empresa involucrada en más de US$300 millones en transferencias monetarias.

Renato Coppo es un tatuador de la pintoresca ciudad suiza de Lucerna amante del “arte asiático” y con “muchos años de experiencia profesional en el campo del tatuaje”. Su estudio está en la misma ciudad que las oficinas del contable y empresario Alexander Studhalter.

Según documentos de 2016, uno de ellos firmado por Studhalter, Coppo también era el beneficiario final de Fletcher Ventures, una empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas pero administrada en Suiza por Swiru Holding.

La empresa del artista del tatuaje, Fletcher Ventures, participó en grandes transacciones. En 2013 transfirió US$100 millones a una compañía llamada LT Trading.

El tatuador Renato Coppo

BBC
Renato Coppo es un tatuador de la pintoresca ciudad suiza de Lucerna.

Fue una de las varias transacciones de Fletcher Ventures que encendieron las alarmas en el banco estadounidense BNY Mellon. El banco presentó un informe de actividad sospechosa ante el Tesoro de EE.UU., que rastreó a Fletcher Ventures hasta Suiza. Renato Coppo no fue identificado y el banco no pudo averiguar exactamente a dónde iba el dinero.

La “investigación en internet” del banco rastreó a LT Trading hasta una dirección del Reino Unido. Los funcionarios del banco señalaron que la empresa británica se especializaba “en la venta de frutas y verduras”. Era “sospechoso”, concluyeron, “porque parece ser incompatible con la supuesta línea de negocios de LT Trading Limited”.

De hecho, el banco había identificado una empresa con el mismo nombre en el país equivocado. Los documentos filtrados de los Papeles de Pandora muestran que LT Trading no tenía conexión con la compañía productora británica del mismo nombre.

El beneficiario de LT Trading mencionado en los registros corporativos era el sobrino de Kerimov, Nariman Gadzhiev. Al igual que Fletcher Ventures, la empresa fue administrada en Suiza por Swiru Holding.

La transacción fue solo una de una serie de transferencias electrónicas realizadas entre 2010 y 2015 por un total de US$700 millones que las autoridades estadounidenses informaron como sospechosas y en las que los funcionarios bancarios no identificaron vínculos con el oligarca ruso.

Los archivos se encontraron en un listado de informes secretos obtenidos por el ICIJ para la investigación FinCEN Files realizada en 2020.

Los registros filtrados también muestran que en 2013, Fletcher Ventures envió US$202 millones a LLC Gilia en Moscú, una empresa vinculada a una firma de inversiones de Kerimov. Los funcionarios del banco no pudieron identificar quién estaba detrás de esta compañía rusa.

Suleiman Kerimov

Getty Images
Además de empresario, Suleiman Kerimov es también senador de la Federación rusa.

El BNY Mellon dice que tiene prohibido comentar sobre sus documentos de inteligencia, pero la institución alega que cumple totalmente con las leyes y regulaciones pertinentes.

Cuando se le preguntó el año pasado sobre Fletcher Ventures y las transacciones multimillonarias de su compañía, Coppo se negó a responder preguntas y remitió a los periodistas que trabajan con la BBC y el ICIJ a Studhalter.

A pesar de firmar un documento que decía que Coppo era el beneficiario final, Studhalter dijo que lo había firmado por error y presentó otros registros que indicaban que él, y no Coppo, era el verdadero propietario de Fletcher Ventures.

Coppo no respondió a nuestras preguntas.

Fletcher Ventures no es la única empresa por la que Studhalter se disputa el papeleo.

Un documento filtrado muestra que Fren Global Corp otorgó préstamos por un valor cercano a US$3.000 millones a una empresa vinculada con Kerimov y su familia que poseía acciones en Polyus Gold.

Según los documentos firmados por Studhalter, él era el beneficiario final de Fren Global Corp. Pero dice que vendió esta compañía en 2014 “como una empresa ficticia sin activos” a Nariman Gadzhiev, el sobrino de Kerimov.

Cuando fue cuestionado sobre el asunto, Studhalter afirmó no reconocer lo que describió como una “firma electrónica distorsionada” en un documento que le fue mostrado.

Otros activos atribuidos a Swiru Holding y que se cree fueron propiedad de Kerimov incluyen un Boeing 737 hecho a la medida y un superyate valorados en US$150 millones.

Studhalter afirma que él, no Kerimov, era el verdadero propietario.

Kerimov no respondió a una solicitud de entrevista, excepto en relación a la investigación francesa. Mientras, Gadzhiev no respondió a una carta que le envió la BBC.

Desarrollos recientes

El 8 de abril, la Unión Europea impuso sanciones al hijo de Kerimov, Said Kerimov, quien dejó la dirección de Polyus Gold.

La revelación de que su hija ahora es dueña de las villas francesas puede hacer que las propiedades sean objeto de sanciones en Francia.

En un comunicado la semana pasada, el fiscal francés en Niza responsable de los casos por los que fueron acusados ​​formalmente Kerimov y Studhalter, hizo hincapié en “el hecho de que el procedimiento sigue en curso“. En otras palabras, todavía es un caso abierto.

Información adicional de Will Dahlgreen y Anthony Reuben


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.