En 20 minutos, se cayó caso de FGR contra abogados ligados a Scherer
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 20 minutos, el juez Delgadillo Padierna tiró el caso de la FGR contra los abogados presuntamente ligados a Julio Scherer

El mismo juez que en su momento encarceló a Rosario Robles, con argumentos incompletos, ahora le dio un revés a los fiscales, al acusarlos incluso de violar los derechos del exconsejero Julio Scherer. La FGR anunció que procederá contra el juzgador.
Cuartoscuro
Por Sergio Rincón
19 de mayo, 2022
Comparte

Le tomó 20 minutos al juez Jesús Delgadillo Padierna destruir el caso de la Fiscalía General de la República (FGR) en contra tres abogados y un operador financiero presuntamente ligados al exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra. El mismo juez que hace dos años aceptara encarcelar a Rosario Robles (con pruebas incompletas, como se probaría en amparos posteriores) rechazó esta vez abrir un proceso en contra de los abogados que supuestamente extorsionaron, por órdenes de Scherer, al empresario y jurista Juan Collado.

De nada le valieron a los fiscales las 75 pruebas presentadas ni las nueve horas de exposiciones. Delgadillo no solo concluyó que el caso no se sostenía, sino que terminó acusando a los fiscales de actuar de mala fe e, incluso, moverse con “perversidad” y haber violado los derechos del mismo Scherer. Las descalificaciones se extendieron más allá de la audiencia, con un comunicado de la FGR acusando al juez de “agredir de manera grosera” a sus fiscales y advirtiendo que abrirá una nueva indagatoria… pero ahora contra el juzgador.

La jornada fue extenuante para todas las partes. La sesión que comenzó a las 11:00 de la mañana del miércoles acabó a las 10:00 de la mañana del jueves. Fueron 23 horas de una audiencia inicial en la cual la FGR, como ya había adelantado Animal Político, acusó a los abogados Juan Araujo, César González e Isaac Pérez y al fiscalista David Gómez Arnau de haber pedido a Collado hasta entregar su empresa a cambio de gestionar —con el supuesto apoyo del exconsejero jurídico— el cierre del proceso iniciado en su contra por delincuencia organizada, que lo mantiene preso en el Reclusorio Norte.

La audiencia arrancó luego de varios intentos infructuosos de llevarla a cabo en el Reclusorio Norte. Fue la propia fiscalía la que en esta ocasión decidió que el caso se llevara en el Reclusorio Sur, en el mismo Centro de Justicia Penal Federal donde en su momento se procesó y encarceló a Robles.

Habían pasado más de 20 horas de audiencia, con apenas cuatro descansos breves para comer o ir al baño. Para entonces, las partes ya habían presentado declaraciones de testigos, itinerarios de vuelo, bitácoras de visitas al penal, fotografías, avalúos, conversaciones de WhatsApp, groserías, contratos, memes, stickers y hasta emojis, estos últimos para mostrar que la familia de Collado se llevaba bien con los abogados y no se asomaba un acto de extorsión. 

Pasadas las 9:30 horas de este jueves, el juez comenzó a exponer su resolución. Lo primero que dijo fue una crítica a los fiscales, pues en muchos de sus 70 elementos de prueba señalaron a Scherer, pero no solicitaron imputarlo, de modo que violaron su derecho a la defensa. 

La fiscalía había presentado a Scherer como la mente maestra de esta red, pero al no sustentar con argumentos las acusaciones, el exconsejero jurídico pasó de ser un Vito Corleone a un víctima sin la capacidad de defenderse. 

“Se imputó ilícitamente a Julio Scherer a través de la imputación de otros”, dijo el juez. Seguido de esa declaración, algunos miembros de la defensa soltaron un “¡Tsssss!”, como si el maestro estuviera regañando a los alumnos. 

El juez pidió que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investigue si los fiscales violaron los derechos de Scherer y los imputados. 

Luego, el juez exclamó: “Si existe perversidad en su actuar (de la FGR), que tenga a Dios como abogado”.

Para entonces, no habían pasado ni 10 minutos. Una tras otra las acusaciones caían, y el juez argumentaba que no era posible que la FGR no pudiera sostener las imputaciones a pesar de sus capacidades investigadoras. 

Jesús Delgadillo Padierna dijo que la fiscalía no informó que todo el caso surge de una solicitud de criterio de oportunidad por parte de Collado, con el fin de tener un beneficio a cambio de denunciar a otros, pero advirtió que era inválido. 

Finalmente, el juez determinó la no vinculación y el sobreseimiento del caso. Fue en ese momento que la mayoría de los imputados y sus equipos defensores comenzaron a alzar el puño, persignarse o llevarse las manos a la boca. 

Al salir de la sala de audiencias, algunos exclamaron: “¡Ganamos!”, “¡Ya salimos de este pedo!”.

El debate

En ocasiones pasadas, se había intentado realizar una audiencia inicial. Sin embargo, había interrupciones entre las partes e incluso jueces: acusaciones sobre artimañas, ausencia de imputados por COVID-19 y hasta el abuso del uso de la palabra. Pero nada de eso pasó en esta ocasión. Todos hablaron y se dejaron escuchar. 

Durante la madrugada, el debate parecía una réplica de argumentos. Pero hacia las 6:00 de la mañana, la defensa comenzó a lanzar burlas sobre Collado, sobre el poder que tiene o que supuestamente fue extorsionado a cambio de su libertad, pero sigue preso. 

La defensa lo acusó de ser el traficante de influencias, pues había estado cerca de personas poderosas al ser el abogado de expresidentes como Enrique Peña Nieto o Carlos Salinas de Gortari. 

Además, lo catalogó como “donjuán de telenovelas” —Collado está casado con la actriz Yadhira Carrillo—, pero en ese momento los abogados del empresario y jurista no respondieron. 

El debate se tornó monótono. Por ejemplo, los fiscales dijeron que en junio de 2019 Collado entregó 10 millones de pesos en efectivo a uno de los imputados de nombre César. Este acto supuestamente se realizó en el restaurante del hotel Four Seasons. Las pruebas de la FGR son una declaración del hijo de Collado —quien narró cómo contó el dinero y acomodó los fajos—, recibos de retiros de dinero y un reporte sobre que en una maleta sí puede caber esa cantidad de dinero. La defensa pidió alguna fotografía, videograbación o incluso descripción de la vestimenta del imputado, pero la FGR no contaba con nada de eso. 

Otro de los datos en los que más se enfrascaron las partes fueron las charlas de WhatsApp y los memes y emojis que se mandaban, pues los fiscales aseguraban que la familia de Collado era amable con los imputados con el fin que no le sacaran más dinero y que ayudaran al empresario en prisión. Pero para la defensa, los emojis daban cuenta de una relación de camaradería y no de extorsión. 

En los datos de prueba de los fiscales, se señaló que Scherer movió sus influencias en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Consejo de la Judicatura Federal (CJF). Sin embargo, los fiscales no mostraron cómo o con quién.

El juez Delgadillo también preguntó a la fiscalía por qué no solicitó o al menos dio nombres de los funcionarios que supuestamente son parte de la red de Scherer, puesto que de ser cierto, habría solicitado la imputación de al menos cinco ministros y el exdirector de la UIF, entre otros. 

Fueron cerca de 20 horas de argumentos que se repetían como mantras. Ni en los momentos de mayor tensión hubo confrontación. Y la FGR ya informó este jueves que respetará al Poder Judicial, y que “uno o varios casos no van a motivar confrontación alguna”, pese a la “presión mediática”.

“Dicha conducta inadmisible no habrá de inhibir al Ministerio Público de la Federación para judicializar todos los casos en que haya corrupción, tráfico de influencia o intereses ajenos a la justicia; y, de ello, se informará de inmediato a la opinión pública, de conformidad con la Ley de Transparencia, para evitar cualquier extorsión mediática criminal”, señaló.

De amigo a enemigo

Cinco horas después de la resolución, la FGR informó que iniciará una carpeta de investigación penal contra el juez Delgadillo Padierna, quien decidió no vincular a proceso a los abogados presuntamente ligados al exconsejero jurídico, acusados de extorsión, asociación delictuosa y tráfico de influencias por el abogado Juan Collado.

“Esta institución presentará de inmediato el recurso de apelación, que se hará público en los términos de la Ley de Transparencia. Asimismo, la FGR presentará queja ante el Consejo de la Judicatura Federal; y, a petición del Ministerio Público, abrirá carpeta de investigación penal sobre el presente asunto”, sostuvo.

“Dicho Juez descalificó y agredió groseramente a la Representación Social, negándose a tomar en cuenta más de setenta y cinco datos de prueba presentados por las víctimas y por la parte acusadora, que no habían sido objetados, desde que la contraparte recibió el expediente correspondiente. Y se dedicó prioritariamente a realizar la defensa del señor Julio ‘S’, que no estaba imputado; pero que sí existían una serie de pruebas que no habían sido refutadas, sobre su participación en los delitos de los que se imputó a diversos abogados”, afirmó la fiscalía.

Pero este juez que hoy parece el principal enemigo de la FGR actuó, en 2019, como el principal aliado de los fiscales en un caso de alto impacto: el proceso en contra de la exsecretaria de Estado Rosario Robles, por el caso de La Estafa Maestra. En aquella ocasión, el juez no solo le dio la razón a los fiscales en su acusación por omisiones, sino que incluso agravó el asunto al duplicar el delito por el cual fue procesada la exfuncionaria.

Pese a que Robles acudió voluntariamente a la audiencia, Delgadillo ordenó su encarcelamiento preventivo como lo había solicitado la FGR. Y lo hizo con pruebas engañosas y falsificadas, como a la postre se comprobaría en juicios de amparo ganados por la funcionaria. La defensa de Robles acusó siempre que Delgadillo actuó de manera deshonesta y con un conflicto de interés de por medio, pues es sobrino de Dolores Padierna, rival política de la exsecretaria de Estado.

En los últimos años, este juez se ha caracterizado por decisiones polémicas. Por ejemplo, fue el responsable de liberar, en su momento, a 27 personas detenidas en un operativo contra el narcomenudeo en el barrio de Tepito. Y también fue responsable de liberar al hijo del presunto líder del Cártel de Tláhuac.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La carrera por los 'minerales del futuro' que pueden influir en la seguridad nacional de los países

Si el petróleo marcó la historia del siglo XX, expertos anticipan que los minerales utilizados para producir energías más limpias marcarán el siglo XXI y sus precios subirán a niveles récord. La guerra en Ucrania está acelerando el proceso por motivos geopolíticos.
21 de abril, 2022
Comparte

Fueron 18 minutos de caos.

A las 5:42 de la mañana del 8 de marzo el precio del níquel comenzó a subir tan rápido que causó pánico en la Bolsa de Metales de Londres.

En solo 18 minutos escaló hasta superar los US$100.000 la tonelada en un salto sin precedentes que provocó la suspensión de las operaciones del metal.

Antes de romper ese récord, el valor del metal ya venía experimentando un aumento del 250% en las últimas 24 horas.

El episodio marcó la primera gran crisis de los metales desde que la invasión rusa a Ucrania sacudió los mercados globales.

La impactante subida, vinculada a las sanciones impuestas por Occidente a Rusia y los movimientos especulativos en los contratos a futuro, dejó claro que metales como el níquel, esenciales en la transición hacia una economía menos contaminante, se han vuelto esenciales en un mundo que ya no confía en la dependencia de los combustibles fósiles.

Rusia, unos de los grandes exportadores de gas y petróleo, demostró que por la dependencia que tienen muchos países de sus exportaciones, especialmente los europeos, los combustibles son un arma de guerra en medio de las duras presiones económicas que EE.UU. y sus aliados le han impuesto al Kremlin para que ponga fin a la invasión de Ucrania.

Empleada con láminas de níquel en Kola Mining and Metallurgical Company, en la región de Murmansk, Rusia.

Getty Images
Rusia es el tercer productor mundial de níquel.

“Construir un futuro de energía limpia producida en EE.UU. ayudará a salvaguardar nuestra seguridad nacional”, dijo el presidente Joe Biden el 31 de marzo.

“Necesitamos poner fin a nuestra dependencia a largo plazo de China y otros países para obtener insumos que impulsen el futuro”, apuntó el mandatario tras anunciar que invocaría la Ley de Producción para la Defensa para apoyar la producción y el procesamiento local de minerales utilizados en la fabricación de baterías eléctricas y almacenamiento de energías renovables.

Entre ellos, apuntó la Casa Blanca, están el litio, níquel, grafito, manganeso y cobalto.

Las armas energéticas de Rusia

Pero hay muchos más. De acuerdo a sus propias necesidades, cada país tiene distintos minerales en la mira para competir mejor por una cuota de mercado en la transición energética hacia una economía más electrificada.

Los expertos advierten que aquellas naciones que se queden ancladas en la exportación de petróleo, gas y carbón, corren el riesgo de volverse cada vez menos competitivos.

Vladimir Putin

Getty Images
El 40% del gas que compra Europa viene de Rusia.

Basta con mirar el caso de Rusia, cuyo poder económico reside en gran medida en los combustibles fósiles: es el segundo mayor productor de gas del mundo y el tercero de petróleo.

Sin embargo, en la carrera por los metales que tendrán un papel crucial en el desarrollo económico futuro, Rusia tiene sus ventajas: es el segundo mayor exportador de cobalto a nivel mundial, el segundo de platino y el tercero de níquel.

Pese a que Rusia tiene cartas para jugar en este nuevo escenario, lo cierto, dicen los expertos, es que la extracción de los superminerales está altamente concentrada en otros países.

La inmensa mayoría del cobalto que existe en el mundo viene de la República Democrática del Congo, el níquel de Indonesia, el litio de Australia, el cobre de Chile y las tierras raras de China.

Los expertos consideran al menos 17 minerales críticos para la transición energética del mundo y, por lo tanto, aquellos países con la capacidad para extraerlos o procesarlos tienen una mayor ventaja.

De los 17, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) estima que los más cruciales son el litio, el níquel, el cobalto, el cobre, el grafito y el conjunto de tierras raras.

¿Quiénes dominan la producción de estos minerales?

Para el año 2040, la demanda por esos minerales escalará velozmente, dice Tae-Yoon Kim, analista de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y autor principal del informe “El rol de los minerales críticos en la transición hacia energías limpias”.

Para estimar qué naciones podrían ser las más beneficiadas con la transición energética, el experto distingue entre aquellos países líderes en la extracción de los minerales y los que son líderes en su procesamiento.

Productores metales

BBC

Si bien la extracción está dividida entre varias naciones, hay un solo país que domina el procesamiento de todos esos minerales: China.

“Es difícil saber qué países serán los más beneficiados en la transición energética porque dependerá de dónde se ubiquen en la cadena de producción”, dice el experto en diálogo con BBC Mundo.

Lo que sí está claro es que estamos en un momento crucial. Mientras el petróleo marcó la historia del siglo XX, los minerales de la transición energética podrían marcar la historia del siglo XXI.

En ese sentido, agrega el experto, “son los minerales del futuro”.

Trabajador carga bolsa con cobalto en Kolwezi, Congo.

Getty Images
Más de dos tercios de la extracción de cobalto se hace en Congo.

No es nada raro entonces que en medio de la guerra, y con el hambre de minerales previsto para las próximas dos décadas, Estados Unidos y Europa encendieran los motores de la transición energética para disminuir su dependencia actual y futura de países como China y Rusia.

El peor dolor de cabeza lo tienen los países europeos que ahora están contra la espada y la pared porque el 40% del gas que consumen viene de Rusia.

“Europa le está financiando los caprichos a Putin”, le dijo a BBC Mundo en marzo Ángel Saz-Carranza, director del Centro de Economía Global y Geopolítica de Esade (EsadeGeo), en España.

Los cuatro más codiciados

Aunque los metales son necesarios para las baterías eléctricas, también son clave para el almacenamiento de distintos tipos de energía, para la actividad industrial y, en definitiva, para una economía más electrificada donde nuevos jugadores -estatales y privados- verán emerger grandes riquezas.

“Si la oferta no logra abastecer un aumento de la demanda por estos metales los precios se van a disparar”, le dice a BBC Mundo Lukas Boer, investigador del Instituto Alemán de Investigación Económica.

Proyecciones precio metales

BBC

Un factor esencial es que los proyectos mineros para extraer estos metales pueden tomar más de una década (en promedio 16 años) en estar operativos y, por lo tanto, es probable que en la década que viene la escasez sea aún mayor, explica Boer, quien junto a Andrea Pescatori y Martin Stuermer publicaron a fines del año pasado la investigación “Los metales de la transición energética”.

Además de las tierras raras, señala el estudio, los cuatro metales más codiciados serán el níquel, el cobalto, el litio y el cobre, cuyos precios podrían alcanzar récord históricos por largos períodos de tiempo, una tendencia que rompe con los habituales ciclos de alza y caída del valor en los mercados internacionales.

El valor total de la producción de estos metales puede aumentar más de cuatro veces entre el 2021 y el 2040, en un escenario de cero emisiones netas hacia la mitad de este siglo.

Cobalto

Getty Images
Al cobalto le llaman el “oro azul”.

Tanto así, que los productores de estos cuatro metales por sí solos podrían generar ingresos similares a los del sector petrolero durante los próximos 20 años, argumenta Boer, dependiendo de cómo evolucione un contexto internacional que actualmente está lleno de incertidumbre.

“Estos metales pueden ser el nuevo petróleo”, apunta Boer. Y “China se ha convertido en el mayor jugador invirtiendo en otros países como, por ejemplo, en la producción de cobalto en Congo”.

China lleva la delantera

En el nuevo escenario bélico y la necesidad de Occidente de disminuir su dependencia energética, hay países que pueden suministrar suplir parte de la demanda que se necesita para acelerar la transición.

Kwasi Ampofo, jefe de Metales y Minería en el centro de investigación BloombergNEF, sostiene que China está en una muy buena posición para beneficiarse del cambio.

China podría ser el mayor ganador si decide encaminar la producción de metales de Rusia a través de sus refinerías y luego venderla a otros países”, le dice a BBC Mundo.

Extracción de minerales raros en China

Getty Images
En China tiene lugar la mayor parte de la extracción y procesamiento de minerales raros del mundo.

Otros países han estado moviendo las piezas del tablero. En el caso del níquel, Indonesia ha estado ampliando su capacidad de producción en los últimos dos años, agrega, y puede seguir aumentándola para cubrir el déficit de Rusia.

De hecho, el níquel es el metal más expuesto a cualquier suspensión del suministro en Rusia, país que genera alrededor del 9% de la producción global.

“Cualquier interrupción a través de sanciones o reducción de la producción tendrá un impacto significativo en el precio”, argumenta Ampofo, especialmente porque la demanda de níquel para baterías eléctricas aumentará significativamente este año.

Por otro lado, si se producen interrupciones en la producción de los metales del grupo del Platino (PGM, por sus siglas en inglés), los productores de Sudáfrica pueden llenar el vacío con suministro adicional, apunta.

En la batalla por controlar la producción de los metales del futuro hay espacios donde China ha puesto el acelerador: aunque más de dos tercios de toda la producción mundial está en Congo, las empresas chinas poseen o financian la mayoría de las minas más grandes del país.

Es este escenario, si Occidente no avanza más rápido, se expone a perder la carrera.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IMfPjrdMnf4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.