México busca traer a médicos cubanos sin plaza ni prestaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

México planea traer a médicos cubanos sin empleo fijo ni prestaciones, confirma acuerdo bilateral

El acuerdo entre México y Cuba, que Animal Político obtuvo por transparencia, señala que no se formará ningún tipo de relación laboral entre los médicos cubanos y las instancias de salud mexicanas para las que presten servicios.
Cuartoscuro
20 de junio, 2022
Comparte

Las autoridades federales de salud buscarán enviar a médicos cubanos a zonas alejadas y pobres del país —a donde los especialistas mexicanos han rechazado acudir—, y planean enviarlos ahí sin un empleo fijo ni prestaciones. 

Así lo revela el acuerdo firmado el 8 de mayo en La Habana, Cuba, entre Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud de México, y José Ángel Portal Miranda, titular del Ministerio de Salud en Cuba. 

Animal Político obtuvo el documento vía transparencia y en este se señala que los médicos no tendrán una relación laboral con la institución para la que vengan a colaborar. 

El personal comisionado por cada parte para la ejecución de las actividades de cooperación continuará bajo la dirección y dependencia de la Institución a la que pertenezca, por lo que no se crearán relaciones de carácter laboral ni de seguridad social con la otra parte, a la que en ningún caso se le considerará como patrón sustituto o solidario”, enfatiza el acuerdo. 

  

Al regreso de su visita a La Habana, en la que estuvo acompañado por el secretario de Salud y otros funcionarios, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que vendrán a México 500 médicos cubanos, para dar atención en zonas alejadas y marginadas a donde los médicos mexicanos no quieren ir. 

Esto causó la indignación entre el personal de salud mexicano, algunos de cuyos integrantes aseguraron que no van no porque no quieran, sino porque no existen las condiciones para ejercer su labor ni para garantizarles su seguridad. 

“Vamos también a contratar médicos de Cuba que van a venir a trabajar a nuestro país. Podemos tener hospitales, pero no tenemos pediatras, y más si se trata de ir a trabajar a hospitales en zonas pobres, porque los profesionales de la medicina pues tienen familia y quieren trabajar donde puedan ir sus hijos a la escuela o tengan mejores condiciones para su desarrollo. Esto es lo que nos lleva a tomar la decisión de contratar a 500 médicos cubanos”, dijo el presidente López Obrador en su conferencia matutina del 9 de mayo. 

El secretario Alcocer agregó: “Los médicos aducen inseguridad en principio, pero también no buscan estar en lugares remotos del país, donde se les olvida lo que es el principal sentimiento y derecho que tienen los pacientes de ser atendidos estén donde estén, y esto es lo que nos señala el porqué se tiene que recurrir a otras modalidades como es la contratación del extranjero”.

Gustavo Nigenda, investigador y especialista en recursos humanos para la salud, dijo en entrevista que, en efecto, no es fácil llevar médicos a zonas alejadas de las ciudades. “No solo es cuestión de salarios, también se trata de sus aspiraciones, porque la mayoría se quiere seguir preparando y donde les ofrecen trabajo no hay forma de hacerlo ni pueden ejercer la práctica privada, con la que muchos completan ingresos”, dijo. 

En las últimas semanas, políticos de oposición y algunos ciudadanos cuestionaron si los médicos cubanos llegarán a México con mejores salarios y plazas fijas. El acuerdo entregado señala que no será así.

Lee: Julen Rementería difunde sin sustento supuestos sueldos de médicos cubanos 

Medidas insuficientes ante falta de médicos

Estos 500 médicos médicos, a los que no se les dará un trabajo fijo ni prestaciones laborales, no van a resolver la carencia que tiene el país, indican cifras y expertos.

Como reconocieron las propias autoridades de salud, en México hay 135 mil 046 médicos certificados, lo que equivale a 107.2 por cada 100 mil habitantes, cuando la recomendación internacional es 230 médicos por cada 100 mil personas. 

De la convocatoria que lanzó el gobierno el 24 de mayo —y que cerró en el último minuto del 3 de junio—, se quedaron sin postulaciones más del 63% de las vacantes que las autoridades ofertaron en las seis especialidades con mayor carencia de médicos: medicina interna, urgencias, ginecología, pediatría, anestesiología y cirugía general. 

Estados como Veracruz no recibieron una sola postulación para cubrir los faltantes de pediatras, ginecólogos y médicos internistas. 

Lee: De Tijuana a Chilapa, ciudades peligrosas reciben pocos aspirantes a plazas médicas; gobierno ofrece sueldos de hasta 36 mil pesos

Ante carencias de esta dimensión, traer a especialistas del extranjero y las nuevas convocatorias no bastarán para solucionar el problema.

“Para que los médicos especialistas vayan a zonas alejadas y con marginación, hace falta que haya instalaciones de salud dignas, donde puedan desarrollar bien su trabajo, que estén equipadas, que haya medicamentos. Si ahorita vamos a Tlapa, en La Montaña de Guerrero, no vamos a encontrar un solo centro de salud digno, donde haya equipo para hacer ultrasonidos o donde siquiera haya instrumental médico”, dijo Felipe Cruz Vega, secretario del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (Conacem). 

El especialista agregó que, por estas razones, llevar médicos a todas las zonas del país va a ser un proceso lento, que requiere la intervención de varias áreas y autoridades. 

Nigenda señaló que lo mejor sería fortalecer el primer nivel de atención con un mayor número de médicos generales, dar esa atención de primer contacto y solo trasladar a los hospitales a los casos que ya requieran la intervención de un especialista. 

Según Nigenda, la organización civil Compañeros en Salud hace esto en Chiapas: tiene médicos generales para que atiendan a la población y, en caso necesario, hacen los traslados. “Claro, no solo es tener las ambulancias y llevar a los pacientes, es que se haga esta función de navegadores, que entregan al paciente, dan el parte clínico y hacen el seguimiento”, dijo. 

El acuerdo promete más cooperación

Respecto de otros aspectos, el acuerdo que firmaron México y Cuba para cooperación en salud es un documento general que habla de cooperación técnica, científica y académica. 

En la formación de especialistas médicos, se podrá proponer y poner a disposición de la otra parte espacios anuales de formación. 

En medicinas y vacunas, asienta que, conforme a las necesidades y procedimientos jurídicos correspondientes, las partes podrán adquirir entre ellas medicamentos, fármacos y toda clase de equipo médico de manufactura. 

También constituirán un comité técnico-científico-regulatorio para desarrollar investigación científica, y se harán reuniones para determinar la viabilidad de desarrollar un programa integral de atención a los pacientes diabéticos. 

Los detalles de todos estos puntos van a quedar definidos en lo que México y Cuba llaman proyectos específicos de cooperación, que deberán contener los datos de las instituciones ejecutoras, objetivos generales y específicos, actividades a desarrollar, calendario de trabajo y, de ser el caso, el perfil, el número y la estadía del personal asignado, el lugar en el que se ejecutarán las acciones y la responsabilidad de cada parte. 

El acuerdo está ya vigente y lo estará por los próximos dos años. Se podrá modificar con el mutuo consentimiento de las partes y cualquiera de estas podrá darlo por terminado en cualquier momento, aunque deberá notificar a la otra con 90 días de antelación. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

6 formas en las que la pérdida de olfato por COVID-19 te puede afectar a largo plazo

Después de COVID-19, muchas personas se han quedado con impedimentos a largo plazo en su sentido del olfato.
Por Johan N. Lundström / BBC News Mundo
12 de junio, 2022
Comparte

Al principio de la pandemia, múltiples estudios mostraron que aproximadamente la mitad de las personas con COVID-19 perdieron el sentido del olfato (un trastorno llamado anosmia) en algún momento durante el curso de la infección.

Aproximadamente, entre un 20% y un 35% adicional experimentó una reducción clínica en su capacidad para oler (hiposmia).

Aunque la evidencia más reciente sugiere que Ómicron podría no conducir a la pérdida del olfato tanto como las variantes anteriores, dado que más de 500 millones de personas han tenido al menos una de las variantes hasta la fecha, todavía son muchos millones de personas que probablemente han experimentado esta condición en algún grado.

Para la mayoría, esto es solo una pérdida temporal de la función. Pero una parte considerable experimentará problemas a más largo plazo.

Estudios recientes muestran que entre 12 y 18 meses después del diagnóstico inicial de COVID-19, entre el 34% y el 46% de las personas aún experimentan una reducción clínica en su sentido del olfato.

Sin embargo, la mayoría de estas personas no son conscientes de ello.

Un problema relacionado es la parosmia, en la que la percepción de los olores de una persona cambia y, a menudo, descubre que se vuelven más desagradables.

La investigación sugiere que hasta el 47% de las personas que han tenido COVID-19 podrían verse afectadas.

Al igual que con la pérdida del olfato, la mayoría de las personas con parosmia probablemente sanarán con el tiempo. Sin embargo, algunas podrían tener problemas más duraderos.

COVID-19 no es la única enfermedad que puede conducir a la pérdida del olfato. También puede ser causada por otros virus o infecciones, o traumatismo craneoencefálico o una variedad de enfermedades neurodegenerativas.

Efectos a largo plazo

Si bien la evidencia sobre la pérdida del olfato posterior a COVID-19 aún está surgiendo, los datos de otros tipos de disfunción olfativa nos dan una idea de algunos de los efectos que la pérdida del olfato a largo plazo puede tener en la vida cotidiana.

1. Seguridad alimentaria

Las personas con esta discapacidad son más propensas a ingerir alimentos en mal estado porque es el olor, ante todo, lo que nos advierte cuando algo se echó a perder.

Esto puede aumentar el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.

olfato

Getty Images

2. Gusto

Aparte de las sensaciones gustativas centrales (dulce, salado, amargo, ácido y umami), casi todo lo que experimentamos como sabor es producido por los olores que llegan a los receptores olfatorios en la nariz a través del pasaje oral-nasal en la parte posterior de la garganta.

Desafortunadamente, sin el sentido del olfato, la mayor parte de lo que comes tendrá poco o ningún sabor.

Si se elimina la capacidad de detectar olores, una manzana sabrá como una papa si cierras los ojos.

3. Apetito

Más allá de darnos placer al comer, los olores de la comida también nos estimulan el apetito.

Esto significa que cuando no podemos oler los aromas de la cena que se cocina en el horno, es menos probable que tengamos hambre.

4. Fluctuaciones de peso

La pérdida combinada de apetito y placer de comer hace que la mayoría de las personas con un trastorno del olfato recién adquirido pierdan peso inicialmente.

Sin embargo, nuestros cuerpos están diseñados para mantenernos con vida. Las personas con pérdida del olfato rápidamente comienzan a buscar el placer de otros estímulos sensoriales al comer, como la textura, por ejemplo, en el crujido de los alimentos fritos.

Y en lugar de esperar a tener hambre, muchos simplemente comerán con más frecuencia.

Estos cambios no conscientes en el comportamiento alimentario a menudo dan como resultado un aumento de peso, lo que puede provocar problemas cardiacos a largo plazo y otros problemas de salud relacionados.

5. Relaciones

Hay algunas consecuencias de la pérdida del olfato en las que quizá no pienses de inmediato.

Tomemos, por ejemplo, el hecho de que una persona que no puede oler no podrá controlar su propio olor corporal. Esto puede ser una fuente de timidez e inseguridad en situaciones sociales.

olfato y gusto

Getty Images
Cuando no podemos oler los aromas de la comida es menos probable que tengamos hambre.

Varios estudios han demostrado que un sentido del olfato deficiente está relacionado con una reducción en las interacciones sociales, el número de amigos y el disfrute sexual reportados.

Esto último también podría estar relacionado con la pérdida de la capacidad de sentir el olor de una pareja.

6. Salud mental

Un tercio de las personas que buscan tratamiento para sus problemas de olfato informan haber experimentado una reducción en su calidad de vida y bienestar general, en comparación con su vida antes de tener estos problemas.

Es probable que esto se deba a una combinación de los factores descritos anteriormente.

Las personas con disfunción del olfato a menudo reportan síntomas de depresión, y no es raro que los relacionen con sus problemas de olfato.

Opciones de tratamiento

Lamentablemente, existen pocos tratamientos para las personas que experimentan disfunción del olfato.

Para los problemas de olfato inducidos por virus, el único tratamiento que tiene algún efecto demostrable es el entrenamiento del olfato.

Esto es un poco como la fisioterapia para la nariz y consiste en una terapia de exposición, en la que se le pide al paciente que huela una variedad de olores durante unos 20 minutos, cada mañana y tarde, durante un periodo de dos a tres meses.

Aunque los pacientes rara vez se recuperarán por completo, los estudios han demostrado que el entrenamiento del olfato mejora las funciones olfativas con el tiempo.

Dicho esto, la pandemia de COVID-19 ha dado impulso a la investigación olfatoria, y varios tratamientos nuevos e interesantes se encuentran actualmente en ensayos preclínicos.

Dentro de unos años, es posible que veamos una variedad de tratamientos novedosos para la disfunción del olfato.

Mientras tanto, ¿qué debes hacer si crees que tu sentido del olfato no es como debería ser?

Puedes comenzar a entrenarte con el olfato usando olores domésticos comunes. Si no ves una mejora notable después de seis semanas de entrenamiento, comunícate con tu médico para una evaluación.

*Johan N. Lundström es profesor asociado del Departamento de Neurociencia Clínica del Instituto Karolinska. Este artículo apareció en The Conversation. Puedes leer la versión en inglés aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ae6XHLUCGmM&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.