VIH: Baja en 16% la aplicación de pruebas para detectar la enfermedad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Baja 16% la aplicación de pruebas para detectar el VIH en primer semestre del 2022

Las pruebas son esenciales para la atención y control del VIH porque gracias a ellas se puede diagnosticar la enfermedad de manera oportuna para comenzar el tratamiento, dejar de contagiar y evitar una enfermedad avanzada.
Cuartoscuro
28 de julio, 2022
Comparte

Aunque este año los servicios de salud se han ido restableciendo, el nivel de atención no se ha recuperado al 100%. Es el caso de la aplicación de pruebas para detectar el VIH, pues durante el primer semestre de 2022 se han realizado 16% menos test, en comparación con 2019.

En el primer semestre de 2019 se aplicaron 1 millón 231 mil pruebas de VIH y sífilis, mientras que en el mismo periodo de este 2022, se realizaron un millón 26 mil. La comparación se hace en momentos en los que no se tenía una emergencia sanitaria como la atención de COVID, de acuerdo con los datos del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el SIDA (Censida).

En el boletín correspondiente al segundo trimestre de 2022, el Censida informa que aumentó en 30% la aplicación de pruebas rápidas de sífilis y 25% en las pruebas rápidas de VIH aplicadas en comparación con el primer trimestre de 2021. Sin embargo, el año pasado aún se seguía atendiendo la pandemia y los números de atención bajaron drásticamente, igual que en 2020.

Si se compara con el número de pruebas aplicadas al inicio de la actual administración, aún no se ha recuperado el nivel de pruebas aplicadas en 2019. 

Pruebas de detección de VIH. Foto: Cuartoscuro

VIH: ¿Por qué importan las pruebas?

La realización de pruebas es una estrategia indispensable para el tratamiento de VIH y sífilis debido a que un diagnóstico temprano beneficia al paciente y al sistema de salud, pues a mayor gravedad se requieren más fármacos y hospitalización e impacta en la calidad de vida de las personas.

“Aún cuando no estamos encerrados, el nivel de testeo no llega ni de cerca a 2019. Tenemos que poner atención a si los recursos se están ejerciendo adecuadamente”, advirtió Brenda Crabtree, especialista en infectología e investigadora en Ciencias Médicas.

La especialista explicó que las pruebas son esenciales para la atención y control del VIH porque gracias a ellas se puede diagnosticar la enfermedad de manera oportuna para comenzar el tratamiento, dejar de contagiar y evitar una enfermedad avanzada.

La experta hizo hincapié en que la oferta de estos test debe ser para cualquier persona.

“La oferta debería ser universal, libre de discriminación y no solo en contexto hospitalario, sino comunitario. Que este sea un proceso muy fácil para que todas las personas con vida sexual activa puedan hacerse pruebas de forma rutinaria”, dijo.

Pruebas VIH: ¿Qué está pasando?

Existen al menos dos factores que han derivado en la disminución de pruebas. Una de ellas es que al inicio de esta administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió suspender toda relación y financiamiento con organizaciones no gubernamentales.

En gobiernos previos había una colaboración cercana entre el Censida y organizaciones de la sociedad civil para que se aplicaran las pruebas fuera de instituciones como bares, centros de trabajo sexual, en la calle y en horarios poco habituales para funcionarios, como la madrugada.

Sin embargo, a raíz de la orden del presidente, esta manera de aplicar tests de VIH también se terminó, explicó a Animal Político, Alaín Pinzón, activista y director de la organización VIHve Libre.

“No se está testeando porque no hay dinero, porque el presidente se los quitó, mientras que la Secretaría de Salud no está comprando y el IMSS, ISSSTE nunca han hecho testeo”, dijo el activista.

Otro factor que ha influido en la falta de pruebas es la burocracia, pues este año tardaron seis meses en concretar la compra de poco más de 1 millón de test. Esto debido a la centralización de la compra de medicamentos por parte del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

En administraciones pasadas, la institución encargada de comprar las pruebas para detectar VIH era el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el sida (Censida), pero con el Insabi al frente, los procesos se han alentado debido a que este instituto no tiene el conocimiento específico sobre las necesidades y requerimientos de cada institución.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

A qué se debe la crisis de pilotos que afecta al mundo y por qué EU es el principal perjudicado

Con la llegada del verano, la oferta de las aerolíneas ha caído por debajo de la demanda y muchas compañías han tenido que cancelar vuelos, miles de viajeros se han quedado varados en aeropuertos y algunos no han podido recibir sus equipajes por semanas.
28 de julio, 2022
Comparte

Parecía que lo peor había terminado.

Tras dos años interminables de pandemia, los vuelos por todo el mundo se dispararon otra vez este verano, millones de personas hicieron sus maletas y se fueron a los aeropuertos de todos lados en busca de nuevos destinos, reencuentros y aventuras.

Las aerolíneas, una de las principales afectadas por las cuarentenas del COVID-19 con miles de vuelos cancelados, aviones sin pasajeros y despidos masivos, volvían a recuperarse y algunas reportaban incluso sus primeras ganancias desde 2019.

Sin embargo, una nueva crisis estaba a la vista.

Con la llegada del verano, la oferta de las aerolíneas ha caído por debajo de la demanda y muchas compañías han tenido que cancelar vuelos, miles de viajeros se han quedado varados en los aeropuertos por días y algunos incluso no han podido recibir sus equipajes por semanas.

Lo han llamado “el Armagedón de los viajes“.

Y es que la industria enfrenta una notable crisis de personal, lo que ha llevado a algunos aeropuertos del mundo, como el de Heathrow, en Londres, a pedir a las compañías que disminuyan sus vuelos porque no dan abasto ante la cantidad de pasajeros.

En medio de la carencia de personas para cargar equipaje, aviones con pocos ayudantes de vuelo e, incluso, acumulaciones récord de maletas en los aeropuertos, gran parte de las aerolíneas se ha quedado también sin pilotos, lo que ha obligado a dejar centenares de vuelos en el suelo.

Mayor amenaza

Para muchos analistas y ejecutivos de la industria, este es el desafíos más grave que enfrentan.

La escasez de pilotos es la mayor amenaza para la industria que he presenciado desde el 11 de septiembre“, dijo recientemente al Congreso de EU el director ejecutivo de Mesa Air Group, Jonathan Ornstein.

Si bien la carencia de comandantes de vuelo ha afectado la industria por todo el mundo, en EU se lo han sentido particularmente.

Las principales aerolíneas allí han anunciado planes para contratar entre 12 mil y 13 mil este año y en 2023, y aproximadamente 8 mil en 2024.

Algunas, incluso, han tenido que bajar o modificar sus requisitos o buscar pilotos en otras naciones: Frontier Airlines está contratando en Australia, Delta Air Lines eliminó algunos de sus requisitos para contratar a comandantes de vuelo y otras, como American, han comenzado a usar autobuses para trayectos que antes se hacían en aviones.

Pero, ¿qué hay detrás de esta situación?

Una larga crisis

Según explica a BBC Mundo Stuart Fox, director de Operaciones Técnicas y Vuelo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la carencia de pilotos es un problema que se manifestaba desde antes de la pandemia.

“A largo plazo, siempre se pronosticó un déficit de pilotos, dado que habrá una mayor demanda de pasajeros que requerirá más pilotos y también es probable que haya un aumento de la jubilación de pilotos en el futuro”, dice.

Ya desde 2016, Boeing había pronosticado que la industria de la aviación a nivel mundial requeriría 679 mil nuevos pilotos hasta 2035, mientras Airbus consideró que en el mismo lapso serían necesarios cerca de medio millón de ellos.

piloto

Getty Images

Pero según explica Fox, la pandemia agravó e hizo más inmediata una situación que ya se veía venir.

“Ciertamente, la causa de la crisis actual es la pandemia y, debido al aumento de la demanda, se ha están necesitando más pilotos”, explica el experto de la IATA, quien ve la actual crisis como un problema “a corto plazo”.

“Dada la incertidumbre sobre la pandemia, las aerolíneas tuvieron que implementar programas como promover el retiro temprano de pilotos o recortes de personal. Eso provocó la demanda a corto plazo que vemos en este momento, que ha sido causada básicamente por la crisis del COVID”, opina.

Y aunque mucho se habló de esta situación en EU, países de todo el mundo vivieron una situación similar.

Para que se tenga una idea, según datos de Federación Australiana de Pilotos Aéreos, alrededor del 23% de sus miembros fueron despedidos durante la pandemia.

Una carrera cara

Desde hace años, grandes aerolíneas de todo el mundo, principalmente en el Medio Oriente y Asia, han desarrollado una feroz competencia en la que ofrecen grandes incentivos a pilotos para que trabajen para ellos.

Las grandes compañías también han comenzado a contratar personal de las más pequeñas, lo que ha hecho que muchas aerolíneas regionales se encuentren entre las más afectadas, tanto en EU como en el resto del mundo.

Más allá de la pandemia, la preparación requerida para volar un avión en la mayoría de los países es no solo altamente exigente, sino sumamente costosa (un entrenamiento de menos de un año para una licencia básica puede costar más de 90 mil dólares), lo que impide que se convierta en una profesión accesible para mayorías.

pilotos

Getty Images

En algunos países, como EU, se han agotado también algunas fuentes anteriores de reclutamiento, como solían ser las Fuerzas Armadas: el uso de drones ha llevado a que el número de militares que reciben entrenamientos de vuelo como piloto haya disminuido en los últimos años, según datos oficiales.

Ante esta situación, el paso del tiempo también ha cobrado su cuota: muchos pilotos se han jubilado y, solo en EU, más del 13% de los pilotos llegará a la edad de jubilación dentro de cinco años, según datos la Asociación Regional de Aerolíneas.

Medidas desesperadas

A lo largo del mundo, las compañías están buscando medidas para tratar de solucionar esta situación.

“Las aerolíneas han estado abordando esta necesidad de muchas maneras, incluida la creación de nuevos programas piloto de capacitación, la mejora de los esfuerzos de reclutamiento, el aprovechamiento de las comunidades para aumentar la diversidad (género y raza) y la implementación de programas para abordar los obstáculos financieros”, dice a BBC Mundo Hannah Walden, de Airlines for America, que representa a las mayores aerolíneas estadounidenses.

Solo en ese país, que tiene una de las leyes más restrictivas y severas, varios legisladores incluso han propuesto cambiar leyes federales que limitan la edad de jubilación o las horas de vuelo requeridas, lo que ha sido visto como ejemplo de una situación global incluso más complicada.

En algunos países, como India, algunas aerolíneas han comenzado incluso a contratar a pilotos jubilados por la carencia de personal que viven.

piloto

Getty Images

Diversos sindicatos también han denunciado que esta situación ha llevado a muchos pilotos a trabajar horas extras y a soportar mayores condiciones de estrés.

“Es una lucha todos los días allá afuera. Nuestras tasas de fatiga reflejan eso“, aseguró a medios estadounidenses Casey Murray, presidente de la Southwest Airlines Pilots Association.

En los primeros cinco meses del año, el sindicato asegura que recibió el triple de reportes de fatigas y cansancio en los pilotos que un año antes.

Una vocera de la Alianza de Pilotos de Aerolíneas (ALPA), el mayor sindicato de este tipo en EU, aseguró a BBC Mundo que este tipo de situaciones, unido a la solicitud de medidas para rebajar las horas de vuelo para unirse a ciertas aerolíneas o aumentar la edad de jubilación, podría afectar la seguridad aérea.

“Si bien estamos de acuerdo en que podemos hacer más para ayudar a que la profesión de piloto esté disponible para todos, ALPA se opone a cualquier intento de disminuir la seguridad como elevar la edad de jubilación de los pilotos y a cualquier intento de utilizar una narrativa falsa para cortar el servicio o reducir la seguridad”, dijo.

Fox asegura que es todavía pronto para tener una idea de cuándo se solucionará este problema o si sus repercusiones serán mayores en años venideros.

Pero ejecutivos de algunas grandes aerolíneas estiman que la situación se podría extender por más de un quinquenio.

“La escasez de pilotos para la industria es real, y la mayoría de las aerolíneas simplemente no podrán cumplir sus planes de capacidad porque simplemente no hay suficientes pilotos, al menos no durante los próximos cinco años o más”, pronosticó Scott Kirby, director ejecutivo de United Airlines.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.