Pistas derretidas, incendios, clases suspendidas: la ola de calor en Europa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Ola de calor en Europa: Temperaturas de 40 grados, pistas derretidas, incendios y clases suspendidas

La segunda ola de calor en Europa trajo incendios forestales en Francia, España, Grecia y Portugal, y obliga a miles de habitantes y turistas a huir de sus residencias.
AFP
19 de julio, 2022
Comparte

Las altas temperaturas batieron récords históricos este martes en el Reino Unido, que superó por primera vez los 40 grados en el marco de la ola de calor que azota a Europa occidental y provocó incendios forestales que arrasan la península ibérica.

El precedente récord en el Reino Unido era de 38 grados, registrados el 25 de julio de 2019 en Cambridge.

Esta es la segunda ola de calor que sufre Europa en apenas un mes. Su aumento es, según los científicos, una consecuencia directa de la crisis climática, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero incrementan su intensidad, duración y frecuencia.

La segunda ola de calor trajo incendios forestales en Francia, España, Grecia y Portugal, y obliga a miles de habitantes y turistas a huir de sus residencias, además de provocar víctimas mortales entre los servicios de emergencias.

Lee: Poca lluvia, más calor y emisiones sin control traerán más contingencias en CDMX, advierten CAMe y expertos

Pista de aterrizaje derretida

El aeropuerto de Luton, al norte de Londres, tuvo que suspender el lunes todas sus operaciones porque la pista de aterrizaje del aeródromo se había “derretido”, pues el calor deformó algunas zonas de la explanada.

Tampoco las vías de tren están preparadas para el calor. Las altas temperaturas han obligado a cancelar cientos de servicios ferroviarios porque las vías corren el riesgo de deformarse bajo el sol.

Vías del tren deformadas 

De acuerdo con la BBC, los raíles pueden llegar a alcanzar una temperatura superior a 60 grados con el calor, dilatarse y deformarse al paso de los trenes, por lo que se ha limitado su velocidad.

En algunos trayectos del sur del país, donde se están experimentando las temperaturas más altas, los trenes no pueden circular a más de 90 kilómetros por hora, lo que se traduce en retrasos y un suplicio añadido para los viajeros.

Piden no salir

Las autoridades han tenido que pedir a los británicos que no salgan de sus casas salvo si es imprescindible, que eviten hacer deporte al aire libre y se mantengan hidratados.

El curso escolar aún no ha finalizado, pero algunos centros han decidido cerrar antes para proteger a los niños, en contra de las recomendaciones del gobierno de mantenerlos abiertos.

En algunos supermercados, directamente, los refrigeradores se han estropeado por el sofreesfuerzo que están teniendo que hacer para mantener la temperatura adecuada cuando el ambiente está muy caliente, reporta la BBC.

Incendios forestales

En España, donde la ola de calor extremo comenzó hace nueve días, los incendios forestales persistían, especialmente en la provincia de Zamora (noroeste), que ya sufrió un gran incendio hace un mes. Según las autoridades regionales, casi 6 mil personas tuvieron que ser evacuadas.

Las temperaturas se han disparado a 47°C en Portugal y por encima de los 40°C en España, dejando el campo completamente seco y ayudando a la propagación de los incendios. Este año, los incendios han destruido unas 30 mil hectáreas de tierra. 

En Grecia, los bomberos están combatiendo los incendios en el área de Feriza, a unos 50 km al sureste de Atenas, y cerca de Rétino, en la costa norte de Creta.

Los habitantes de siete aldeas de esa zona tuvieron que ser evacuados.

En el norte de Marruecos, varios poblados tuvieron que ser desalojados cuando los incendios se extendieron por las provincias de Larache, Ouezzane, Taza y Tetuán. Una aldea quedó totalmente destruida en la zona de Ksar El Kebir, al menos una persona murió en un incendio.

El gobierno no lo toma con seriedad 

El gobierno de Boris Johnson fue acusado de no tomarse el fenómeno con seriedad después de que el primer ministro no acudiese el domingo a una reunión de emergencia sobre la ola del calor y asistiese en su lugar a una fiesta de despedida.

Los médicos condenaron también unos comentarios del vice primer ministro, Dominic Raab, que llamó a los británicos a “disfrutar del sol”.

Cerca de la mitad del territorio de la Unión Europea se encuentra actualmente bajo riesgo de sequía debido a la prolongada falta de lluvias.

Esto hace que países como Francia, Rumanía, España, Portugal e Italia corran el riesgo de ver reducidos sus rendimientos agrícolas, advirtió la Comisión Europea.

La Organización de las Naciones Unidas llamó hizo un llamado este martes para que los dirigentes “toma de consciencia” ante las olas de calor

Francia registró la “jornada más calurosa” de la actual ola, que dejó varios récords de temperatura en localidades del oeste como Brest (39.3 ºC) o Nantes (42 ºC), indicó el servicio de meteorología Météo-France.

Este lunes, el País de Gales –una de las cuatro naciones del Reino Unido– registró su récord: 35,3 ºC cerca de Aberystwyth.

Las autoridades británicas decretaron el máximo nivel de alerta, el 4, por el riesgo que corren incluso las personas jóvenes y con buena salud. Se aconseja hidratarse, evitar exponerse al sol y vigilar a las personas vulnerables.

Holanda, que registró este lunes su día más caluroso en 2022, y Bélgica decretaron la “alerta naranja” para el martes, al esperarse temperaturas próximas a los 40 ºC.

Con información de AFP y BBC 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Nos quedan 30 cm de agua": la grave sequía que golpea al Rin, uno de los mayores ríos de Europa

Algunos barcos están dejando de operar y otros están reduciendo su carga para poder navegar por el río Rin.
14 de agosto, 2022
Comparte

El Rin, uno de los principales ríos de Europa y que, históricamente ha sido una importante ruta de comercio, se seca.

Y esto plantea grandes problemas para las personas y las empresas que dependen de él.

El capitán Andre Kimpel observa con experiencia, pero preocupado, el río y cómo los niveles del agua han disminuido significativamente en los últimos días mientras Europa vive un verano largo y caluroso.

Varios servicios de ferry en Kaub (Alemania) y sus alrededores se han visto obligados a parar, pero Kimpel sigue transportando a personas y sus automóviles a través del agua hasta la orilla opuesta, por ahora.

Rin

Getty Images

“Esto es serio”, dice mientras navega por el agua que brilla bajo el sol de verano. “Tenemos 1,5 m de agua y nuestro bote tiene 1,20 m de profundidad. Así que nos quedan 30 centímetros de agua debajo de nosotros”.

No es inusual que los niveles de agua bajen aquí pero, dice el Capitán Kimpel, está sucediendo ahora con más frecuencia. “Solíamos tener muchas inundaciones. Ahora tenemos muchos momentos de aguas bajas”.

En la orilla del río hay una vieja estación de medición. Cualquier patrón del nivel oficial del agua del Alto Rin queda registrado aquí.

Los niveles se toman siempre desde el mismo punto de referencia dentro del agua.

Capitán Andre Kimpel en la parte delantera de su ferry, dentro del río Rin.

BBC
El capitán Andre Kimpel, que todavía está llevando personas a través del agua hasta la orilla opuesta, dice: “Nos quedan 30 centímetros de agua debajo de nosotros”.

El nivel actual no ha caído aún por debajo de la cifra más baja jamás registrada en esta estación, que fue de 25 cm en octubre de 2018.

Actualmente mide 42 cm, pero se prevé que disminuya aún más en los próximos días.

Sin transporte de carbón

Viajar algo más río arriba muestra que el desafío es obvio.

En la ciudad de Bingen, también en Alemania, se ven grandes extensiones del lecho del río expuestas, con las piedras blanqueadas secándose como polvo bajo el sol abrasador.

La gente del pueblo cercano se abre paso entre las rocas, toma fotografías. En tiempos normales esas rocas estarían bajo el agua.

Un hombre me dijo que nunca lo había visto así.

Algunas embarcaciones comerciales navegan lentamente por el leve canal de agua que queda en esta parte.

Rin

Getty Images

Es uno de los grandes ríos activos de Europa y la industria en esta zona en Alemania depende de barcazas para buscar y transportar materias primas y productos terminados hacia y desde las centrales eléctricas y fábricas que bordean la orilla del río.

El nivel del agua ya es demasiado bajo para permitir el paso de algunas de las embarcaciones más grandes. Otros se han visto obligados a reducir su carga para no hundirse tanto en el agua. Aquí están muy atentos al nivel del río.

Es probable que el Alto Rin esté completamente cerrado al tráfico, dice Martina Becker de HGK Shipping. Que el nivel del agua baje es algo que ocurre todos los años, nos dice, pero no es tan extremo como está pasando ahora.

“Es bastante extraordinario, particularmente para esta época del año. Julio y agosto suelen ser meses bastante húmedos con mucha lluvia y buenos niveles de agua”, sostiene.

Una barcaza en Duisburg que transporta carbón

BBC
Alemania depende más del carbón debido al corte de suminitro de gas de Rusia. Y el carbón se traslada en estas barcas que van por el Rin.

Es en octubre cuando suelen darse niveles más bajos, explica.

“Esta es una situación inusual para nosotros y la pregunta es qué va a suceder en octubre, cuando llegan los meses generalmente secos. Ya nos estamos acercando al nivel mínimo histórico que tuvimos en 2018. Podríamos alcanzar ese nivel la próxima semana”.

Los expertos han advertido que el nivel bajo del agua podría dañar significativamente la economía de Alemania.

Hay una preocupación adicional para el gobierno. Dado que Rusia redujo su suministro de gas a Alemania, ahora dependen más de las centrales eléctricas de carbón. Y, aunque una parte de la carga de carbón se traslada por la red ferroviaria, la mayoría del carbón se desplaza a través del río.

Pero la preocupación es mucho mayor entre aquellos que viven o trabajan en el río.

La agencia gubernamental que monitorea el agua dice que el bajo nivel actual puede estar dentro de los patrones normales. Pero sí que advierte que tales eventos se están volviendo más intensos como resultado del cambio climático y que la situación empeorará en la segunda mitad de este siglo.

En Bingen, el agua ha bajado lo suficiente como para exponer un viejo puente de piedra que conduce a una pequeña isla.

La gente se ríe mientras avanza entre las rocas, disfrutando de la novedad de poder llegar a pie. Pero, para muchos, este nuevo paisaje, es una advertencia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dVR9HB4arCs&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.