Las acusaciones de EU contra Rafael Caro Quintero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Archivo Cuartoscuro

Tráfico de drogas, asesinatos, secuestros… Las acusaciones del gobierno de EU contra Caro Quintero desde 1980

El Departamento de Justicia estadounidense tiene una larga lista de acusaciones contra Rafael Caro Quintero, quien fue reaprehendido este viernes y cuya “inmediata extradición” será buscada por Washington.
Foto: Archivo Cuartoscuro
16 de julio, 2022
Comparte

Además del asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique ‘Kiki’ Camarena, el gobierno de Estados Unidos acusa al capo mexicano Rafael Caro Quintero de haber cometido 10 delitos entre 1980 y 2018, relacionados con el tráfico de drogas. Por ello, desde 2013 emitió una recompensa de hasta 20 millones de dólares por información que condujera a su arresto. 

Hasta su recaptura ayer viernes en Sinaloa por elementos de la Marina, era uno de los capos más buscados por la DEA y por México, luego de que estuviera prófugo desde 2013. 

De acuerdo con documentos judiciales de Estados Unidos a los que este medio tuvo acceso, el fiscal Richard Donoghue, con sede en Nueva York, acusa a Caro Quintero —alias “RCQ”, “César”, “Don Rafa”, “El Señor”, “El Canoso” o “El Viejo”— de haber distribuido a EU miles de kilos de mariguana, cocaína y metanfetaminas, entre otras sustancias ilegales. Además, lo acusa de posesión ilegal de armas como parte de una organización dedicada al tráfico de drogas. 

En esta misma acusación, el gobierno estadounidense también imputa al sobrino de Caro Quintero, supuesto miembro de una facción del Cártel de Sinaloa, Ismael Quintero Arellanes, ‘el Mayel’ o ‘el Fierro’, de conspirar para fabricar y distribuir drogas ilegales.  

‘El Mayel’ fue detenido en enero de 2020 en Culiacán, Sinaloa, y era considerado como un jefe de apoyo logístico del cártel. 

En los detalles de la acusación, se precisa que el gobierno estadounidense acusa a los presuntos narcotraficantes mexicanos de haber fabricado y distribuido al menos 5 mil 900 kilos de mariguana en EU, 4 mil 500 kilos de cocaína y 22 kilos de metanfetaminas. 

“Caro Quintero opera una vasta red responsable de la manufactura e importación de narcóticos, especialmente múltiples cantidades de heroína, metanfetamina y mariguana desde México a Estados Unidos y otras partes”, apunta el documento. 

“Además, el cártel de Caro Quintero también es responsable del trasiego de múltiples cantidades de cocaína desde Suramérica y Centroamérica y México a Estados Unidos. La gran mayoría de la droga traficada por el cártel era importada a Estados Unidos, donde se consumían las drogas. El cártel de Caro Quintero usaba la corrupción como su método para conseguir sus objetivos”, añade el documento del Departamento de Justicia.

Violencia y lavado de dinero

La justicia de EU señala que las operaciones del cártel de Caro Quintero generaron “millones de dólares” de ganancias al capo. 

“Habitualmente, el dinero de la venta de drogas era transportado físicamente desde Estados Unidos a México a través de medios clandestinos”, apunta. 

En cuanto a la estructura del cártel de Caro Quintero, la justicia estadounidense refiere que el capo mexicano era el que tenía “la última decisión” en la organización criminal respecto del tráfico de drogas “y las actividades relacionadas con el lavado de dinero”, así como sobre las actividades relacionadas con corrupción. 

Luego, en la estructura están “jefes de seguridad, que protegen el liderato de Caro Quintero en el cártel”, “los jefes de plaza, que controlan ciertos territorios para la organización”, los “transportadores”, como patrones de embarcaciones marítimas, pilotos de aviación y camioneros, “que transportaban las drogas desde Colombia a México y de ahí a Estados Unidos”, y los “lavadores de dinero” que blanqueaban las ganancias de las ventas de droga en EU. 

En cuanto a los sicarios del cártel, el Departamento de Justicia estadounidense señala que estos llevaron a cabo “numerosos actos de violencia, incluyendo asesinatos, asaltos, secuestros y actos de tortura”. 

“Los líderes del cártel son quienes, directamente, ordenaban estos actos de violencia para promocionar el prestigio, reputación y la posición del cártel respecto a sus rivales criminales, así como para preservar el poder y el territorio del cártel de Caro Quintero”. 

La recaptura del capo

Caro Quintero, el narcotraficante sinaloense de 69 años al que se le llegó a apodar en la década de los 80 como ‘narco de narcos’ y uno de los criminales que dieron origen a los grandes cárteles de la droga en México, fue reaprehendido por la Marina este viernes, en Sinaloa. La recaptura se produce tan solo unos días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se reuniera en Washington, DC, con su homólogo estadounidense, Joe Biden.

Nacido en La Noria, Sinaloa, era el fugitivo más buscado por la DEA, luego de que en 2013 un tribunal federal en Jalisco le concedió un polémico amparo en el caso del asesinato del agente estadounidense Enrique Camarena, argumentando que la víctima no ostentaba ningún cargo diplomático, por lo que ordenó la inmediata libertad del capo. 

Año y medio después, las autoridades mexicanas volvieron a ordenar la detención de quien fuera fundador del Cártel de Guadalajara, junto a Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, ‘Don Neto’. Sin embargo, era demasiado tarde: Caro Quintero ya se encontraba en un punto desconocido. 

Tras casi una década de su polémica liberación, este viernes fue recapturado y las autoridades de EU anunciaron que buscarán su “inmediata extradición”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

África, el otro escenario en el que se libra el pulso entre Rusia y Occidente

Las naciones de África se están convirtiendo en el nuevo espacio de influencia geopolítica de los países de Occidente y Rusia.
31 de julio, 2022
Comparte

Mientras Rusia está aislada en Occidente por su invasión a Ucrania, el canciller ruso Sergei Lavrov caminó por la alfombra roja por cuatro países africanos en su gira por el continente.

Su visita es una muestra de que Moscú todavía tiene la fuerza diplomática para desafiar a Occidente a través de los gobiernos africanos, pues estuvo en Egipto, Etiopía, Uganda y Congo.

La mayoría de las naciones de ese continente, incluidas Nigeria y Kenia -las potencias económicas de África occidental y oriental respectivamente-, votaron a favor de una resolución de la asamblea general de la ONU en marzo que condena la “agresión” rusa y exigiendo su retirada de Ucrania.

Sin embargo, casi la mitad de todas las abstenciones (17) vinieron de África.

Los países en esta lista incluyen Sudáfrica, que se siente en deuda con Moscú por su apoyo en la lucha contra el Apartheid, y Uganda, que asumirá en breve la presidencia del Movimiento de los Países No Alineados, un organismo mundial formado durante la Guerra Fría por países que querían evitar verse atrapados en la rivalidad entre las potencias occidentales y el bloque comunista.

En una conferencia de prensa con Lavrov, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, reiteró su posición de neutralidad frente al conflicto en Ucrania. “No creemos en ser enemigos del enemigo de alguien”, dijo.

África, un objetivo común

Para Lavrov, la visita fue importante para contrarrestar las afirmaciones de que Rusia está “exportando hambre” a África.

Ante el aumento global de los precios de los cereales, responsabilizó de ello a las sanciones impuestas a Rusia por parte de naciones occidentales.

Sin embargo, no ofreció ayuda a los países africanos para amortiguar los efectos de la crisis económica.

Sergei Lavrov y Yoweri Museveni

EPA
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, dijo que su país no toma partido en el conflicto de Ucrania.

Eso contrasta con el anuncio de EE.UU. de una ayuda de US$1.300 millones para frenar el hambre en el continente, o la iniciativa de la Misión de Resiliencia para la Agricultura y la Alimentación (FARM) liderada por Francia para ayudar a la agricultura africana.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, realiza su propia gira por África esta semana, con Camerún, Benín y Guinea-Bissau en su agenda.

“Algunos nos culpan por decir que las sanciones europeas son la causa de la crisis alimentaria mundial, incluso en África. Es totalmente falso. Los alimentos, como la energía, se han convertido en armas de guerra rusas”, dijo Macron en Camerún el miércoles.

En contraste con esa opinión, Lavrov aseguró que la crisis alimentaria comenzó con la pandemia, pero reconoció que la “situación en Ucrania afectó adicionalmente al mercado de alimentos”.

Al visitar Egipto, el canciller señaló que los exportadores de cereales rusos cumplirían sus compromisos.

Emmanuel Macron en Benín

EPA
Macron está tratando de estrechar relaciones con países que fueron parte de los dominios franceses en África.

La economía de Egipto depende más de Rusia que la de muchos otros países africanos. Alrededor del 80% de sus importaciones de trigo provienen de Rusia y Ucrania, mientras que un tercio de sus turistas extranjeros son rusos.

Moscú también ha hecho un acuerdo para la construcción en Egipto de una planta de energía nuclear que tendrá un costo de US$26.000 millones.

Tradicionalmente, el comercio de Moscú con África se ha centrado en el ámbito militar, desde la venta de rifles automáticos hasta aviones de combate.

Más recientemente, se han desplegado mercenarios rusos en Malí y República Centroafricana para ayudar a las fuerzas gubernamentales a sofocar las insurgencias.

Un granjero cargando trigo en Egipto

Reuters
El encarecimiento de los cereales ha tenido un impacto duro en África.

Durante su gira, Lavrov también se centró en la cumbre Rusia-África que se celebrará en Etiopía en octubre y donde se podrían firmar acuerdos comerciales y de Defensa para fortalecer las relaciones.

Pisándole los talones en las giras está Michael Hammer, el enviado especial de EE.UU. para el Cuerno de África, que también visitará Egipto y Etiopía, mientras que la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, estará en Uganda y Ghana la próxima semana.

Occidente desea dejar una buena impresión y tal vez recordar a los países africanos que ofrece mucho más en materia de comercio y ayuda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zcPj4eEnhyM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.