Titulares de la SSC y de la GN tienen 13 multas por desacato a un amparo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Titulares de la SSC y de la GN acumulan 13 multas por desacatar, reiteradamente, un amparo tramitado por un agente

El monto de las multas impuestas a los dos altos funcionarios, así como a un directivo de Recursos Humanos de la GN asciende a más de 182 mil pesos.
Cuartoscuro
Por Sergio Rincón
25 de julio, 2022
Comparte

Dos jueces federales han impuesto 13 multas a la titular de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, y al comandante en jefe de la Guardia nacional (GN), Luis Rodríguez Bucio, por desacatar de manera reiterada un amparo tramitado por uno de sus agentes a quien, entre otras irregularidades, no le han pagado el sueldo que por ley le corresponde.

El monto de las multas impuestas a los dos altos funcionarios, así como a un directivo de Recursos Humanos de la GN ascienden, hasta ahora, a más de 182 mil pesos, cifra que podría incrementarse debido a que el agente afectado continúa sin recibir los apoyos que según los jueces le corresponden.

Este es uno de los casos más adelantados de maltratos o irregularidades denunciados por agentes federales, pero no es un hecho aislado.

Este medio publicó que son ya más de 950 juicios de amparo los que elementos de la GN y expolicías federales han promovido por abusos en la institución. En las últimas semanas se han difundido videos que denuncian las malas condiciones en que trabajan los elementos de la corporación.

Animal Político solicitó más información a la Secretaría de Protección Ciudadana y a la GN sobre multas en juicios de amparo o por qué no han pagado la de este caso, pero hasta ahora no se ha recibido respuesta.

Las multas

De acuerdo con resoluciones del expediente judicial 70/2021, el comandante de la GN y el director de Recursos Humanos tienen al menos seis multas por más de 9 mil 600 pesos, y dos por 4 mil 800 cada uno.

La secretaria Rosa Icela Rodríguez tiene al menos cuatro por más de 9 mil 600 pesos y una por 4,800 pesos, según datos de los acuerdos del Juzgado Decimoséptimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México.

Las multas más recientes se impusieron en abril, y hasta el 11 de julio no se habían pagado, pues los funcionarios se negaron a proporcionar datos como su RFC, CURP, dirección y fecha de nacimiento.

“Dicha autoridad refirió que la información requerida es reservada, que se integra por datos personales que únicamente le conciernen a los particulares, por lo que existe imposibilidad jurídica para atender dicho requerimiento”, es la respuesta del representante legal de la GN, publicada en un acuerdo el pasado 11 de julio en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Tras la respuesta de Luis Rodríguez Bucio y la secretaria de Seguridad, la jueza Celina Angélica Quintero Rico solicitó a la Administración General de Recaudación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que les cobre la multa en su lugar de trabajo.  

Alejandro Candanosa, representante legal del expolicía federal, dijo que la GN no ha cumplido con el sueldo de dos años y medio de su cliente. 

“Se la pasaban pidiendo prórrogas, argumentando que estaban tramitando que Hacienda autorizará el presupuesto. Pidieron siete prórrogas a pesar de las peticiones del juez. El juez los amenazó en multarlos y darle vista al Ministerio Público, cosa que pasó. Pero siguen sin atender”, dijo el abogado del afectado.

De acuerdo con el defensor, el juez puede destituir a los funcionarios que no acaten una orden, pero ninguno de los jueces ha tomado esa decisión.

“A la autoridad no le ha importado nada la sentencias que emite el juzgado, incluso a nivel colegiado”, dijo el abogado en entrevista con Animal Político. 

El agente afectado explicó que en febrero de 2022 le quitaron su cargo sin avisarle y se convirtió en agente de la Guardia Nacional, pasando de un sueldo de más de 86 mil pesos a uno de 23 mil pesos mensuales. 

“Mi cliente con su cargo podía aspirar a tener un puesto mejor, una dirección o subdirección, pero con la llegada de este gobierno quitaron todos los cargos de forma ilegal, porque para que puedan quitar un cargo debe haber una orden o una instrucción por parte del comandante de la Guardia Nacional, pero esto no pasó aquí. En febrero de 2020 a todos les quitaron su cargo. De una quincena a otra les dejaron de pagar lo que antes ganaban”, detalló el abogado Candanosa. 

Este juicio de amparo duró dos años y medio; sin embargo, el juez falló en contra. Pero este caso no es aislado, si bien los jueces federales han aceptado recibir las demandas y estudiar los amparos, al final, la gran mayoría no aceptan las suspensiones. 

De acuerdo con el abogado del caso, existen juicios de amparo similares donde hay multas para los titulares de las instituciones. Sin embargo, no se sabe de dónde surgirán los recursos para pagarlas. 

Quejas en ascenso

Este juicio de amparo es uno de los 965 que han promovido agentes de la GN y expolicías federales por presuntas violaciones a sus derechos fundamentales.

Las quejas van desde actos de discriminación, hasta falta de pagos e indemnizaciones, disminución de sueldos, cambios de adscripción sin previo aviso e incluso ordenes de trabajar en pandemia de COVID pese a ser población vulnerable.

De acuerdo con datos del Consejo de la Judicatura Federal, los primeros juicios de amparo se presentaron en 2019 por expolicías federales quienes acusaron que no se les indemnizó adecuadamente cuando dicha institución se convirtió en la Guardia Nacional.

Pero a partir de ahí las quejas promovidas por los guardias se han diversificado e incrementado, como revela un oficio interno al que también tuvo acceso este medio.

En los últimos meses, los afectados han decidido exhibir sus quejas no solo en tribunales, sino en redes sociales. Por ejemplo, el pasado 15 de julio se difundió un video en el que se denuncian las condiciones “denigrantes” en que labora un grupo de elementos comisionados a Acapulco, Guerrero.

En las imágenes se advierte a los elementos durmiendo en el suelo de un estacionamiento, donde incluso hay cubetas colocadas para atrapar el agua de las goteras que caen del techo.

Tras la difusión del video, la Guardia Nacional emitió un comunicado en respuesta donde aseguró que se trabajaría en corregir esta situación.

Pero las protestas y denuncias han continuado. En mensajes en whatsapp y grupos en Facebook, los agentes reportan que carecen de baños limpios y que la comida que les dan frecuentemente parece no estar en condiciones higiénicas suficientes.

A estas situaciones se suman otros problemas como la falta de capacitación.

Por ejemplo, militares de la Secretaría de Marina que están comisionados a la Guardia Nacional para cumplir con tareas de policías, han señalado que los cursos que les dieron se quedaron cortos y desconocen como aplicar infracciones en vías federales de manera adecuada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Si me hubieran dicho que para ser maestra en EU se requiere estar armada, no me habría convertido en maestra"

Los ataques masivos en escuelas en Estados Unidos reavivan el debate sobre qué medidas tomar. ¿Es armar a los maestros la solución a la violencia? Se lo preguntamos a una maestra de Cleveland.
11 de junio, 2022
Comparte

El ataque masivo en la escuela primaria Robb, en Uvalde, Texas, que dejó como saldo 19 niños y dos maestras muertas el pasado 24 de mayo, reavivó el debate sobre qué medidas tomar para frenar la violencia.

El Congreso del estado de Ohio reaccionó rápidamente y aprobó el pasado 1 de junio una polémica ley que permitirá a los maestros y otro personal escolar portar armas en la escuela.

La norma anula una decisión de la Corte Suprema estatal de 2021 que requería que los maestros recibieran un entrenamiento con armas equivalente al que reciben los agentes de policía.

Si el gobernador promulga la ley, los maestros que voluntariamente elijan portar armas en las escuelas deberán cumplir con una capacitación de solo 24 horas.

Homenaje a las víctimas de la escuela Robb, en Uvalde, Texas.

Reuters

Los legisladores aprobaron también un paquete de 105 millones de dólares dirigido a prevenir tiroteos en escuelas.

Pero, ¿qué opinan los maestros sobre llevar armas a la escuela?

Se lo preguntamos a la docente puertorriqueña Rosa Morales Cruz, quien desde hace una década enseña español como segundo idioma en Cleveland, Ohio, y que es directora ejecutiva para temas educativos del gremio de maestros de esa ciudad.


Rosa Morales Cruz.

Rosa Morales Cruz

Después de este último tiroteo masivo en Texas, ¿tiene miedo de dar clases?

No porque hemos creado un ambiente positivo en la escuela. Nos hemos encargado de prevenir estas situaciones construyendo una buena conexión con nuestros estudiantes. Entonces, no temo que ellos ataquen la escuela.

Es muy terrible y lamentable lo que pasó en Texas, pero creo que se necesita una conexión entre la comunidad, la escuela y los estudiantes para que ellos se sientan bien y para prevenir estas cosas. Pero sí tengo miedo porque no nos sentimos seguros en general. Estos hechos no solamente han ocurrido en escuelas. Están ocurriendo en el cine, en las plazas, en los centros comerciales, en las iglesias, en los hospitales, en los lugares donde te tienes que sentir seguro.

¿Es armar a los maestros una buena solución?

Absolutamente no, no, no, no y no. Armar a los maestros es una malísima idea. Ya tenemos la preocupación de cumplir con los estándares que exige el Estado que son, por ejemplo, asegurarnos de que los estudiantes tengan un nivel de lectura apropiado.

Nuestro deber como maestros es educar a los estudiantes. Si me hubieran dicho que para ser maestra se requiere estar armada, no me hubiese convertido en maestra. Hoy en día los maestros nos hemos convertido en psicólogos, padres para nuestros estudiantes, hemos cocinado cuando tienen hambre, hemos sido doctores… el rol de maestro no es simplemente de maestro. Nos siguen exigiendo más y más y nos agota.

Es muy triste porque ya se le pide tanto al maestro, que ahora también se nos exige que carguemos con un arma. Nos sacan esa ambición y pasión que tenemos por ser educadores.

"No puedes solucionar un problema de armas con más armas"", Source: Rosa Morales Cruz, Source description: Maestra de español en Cleveland, Ohio. , Image: Ilustraciòn de un arma con una escuela.

El gobierno es rápido para armar un plan y dar los fondos necesarios para tener este entrenamiento, pero no los fondos necesarios para que nuestros estudiantes tengan los recursos para una buena educación. Estamos hablando de entrenar individuos en un área educativa para llevar armas letales. Si yo hubiera querido entrenar para matar o proteger, hubiese sido militar.

Ya tenemos un protocolo por si ocurre una cosa así y saber qué hacer. Pero cargar una arma en las horas que estamos en nuestro ámbito educativo es peligroso. ¿Usted se imagina que un estudiante nos robe el arma o pelee con nosotros para tenerla? ¿O que nosotros dejemos el arma descuidada un momento y que otra persona la tome? ¿O que la escuela se convierta en un campo de batalla?

No puedes solucionar un problema de armas con más armas. Decirles a los maestros que necesitan tener pistolas y armas para proteger a los estudiantes y para prevenir los tiroteos masivos es como decirles a las víctimas que se pongan más ropa para que no sean violadas.

El problema no es la víctima. El problema es la ley que tenemos con la que personas adquieren armas. ¿Por qué un estudiante a los 18 años puede comprar armas pero no alcohol?

Homenaje a las víctimas de la escuela Robb, en Uvalde, Texas.

EPA

Si el gobernador promulga esta ley, ¿usted se sentiría obligada a portar un arma?

No. Dejaría de ser maestra. Y me obligaría a sacar a mis hijos de la escuela pública y ponerlos en una escuela privada donde yo sé que existe un sistema de seguridad con personas entrenadas para proteger a mis hijos y que los maestros puedan enseñar y proveer la educación que se merecen.

Es tan triste que nuestros jóvenes hoy en día vean tanta actividad de armas en la comunidad que también tengan que ver a su maestro portando armas. No creo que eso haga que un estudiante se sienta seguro, sino que se preguntará: ¿por qué lleva un arma? ¿Estaré seguro en esta escuela?

Rosa Morales Cruz.

Rosa Morales Cruz

¿Conoce a maestros que sí se armarían?

No. Yo soy parte del sindicato de maestros y del comité ejecutivo del distrito escolar, y ningún maestro está dispuesto a tener armas en la escuela. Aun aquellos que tienen armas en sus casas dicen que no se sienten seguros de traer sus armas aquí.

Yo creo que no estaríamos preocupados por educar a nuestros estudiantes, sino preocupados por nuestra arma. Son una distracción en un ámbito que se supone que es positivo y acogedor. (El razonamiento es) yo llevo un arma porque si alguien viene te voy a proteger. Pero esa persona no debería llegar a mi salón. Las áreas de entrada y salida son las que tienen que estar protegidas. Se necesitan policías alrededor de las escuelas que aseguren que esto no pase.

¿Y por qué cree que para mucha gente, incluso para los legisladores, armar a los maestros es la solución?

Recientemente hubo un ataque masivo en un hospital. ¿Les pidieron a los doctores que tengan armas? No. Ellos adquirieron más policías y más seguridad para los hospitales.

¿Por qué a estos gobernantes les gustan las armas y buscar una solución rápida sin estudios, sin análisis y sin pruebas? Ellos crean leyes que no les afectan. Ellos no son las personas que están dentro de los salones escuchando las historias y el trauma que sufren nuestros estudiantes.

"Decirle a los maestros que necesitan tener armas para proteger a los estudiantes (…) es como decirle a las víctimas que se pongan más ropa para que no sean violadas"", Source: Rosa Morales Cruz, Source description: Maestra de español en Cleveland, Ohio. , Image: Ilustración de un arma con una escuela.

¿Qué le pediría a las autoridades?

A las autoridades que gobiernan les pediría que este programa que están imponiendo a los maestros lo implementen en el departamento de seguridad del sistema educativo. No hay fondos para recursos escolares pero los hay para entrenamiento de armas. Que les den ese entrenamiento y licencia de portar armas a las personas que se encargan de la seguridad. Esa es la solución.

Cada uno tiene una responsabilidad. La responsabilidad de mantener las escuelas seguras no es de los maestros.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IyD55w5yihM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.