Estudios de diagnóstico crece en 18% en centros privados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Estudios de diagnóstico en centros privados crecen en 18% ante saturación en instituciones públicas de salud

Los servicios que más demanda tuvieron fueron los análisis clínicos, con un total de 22 millones 339 mil 658 procedimientos.
24 de agosto, 2022
Comparte

En 2019, antes de la pandemia, el número total de procedimientos en medicina de diagnóstico que se realizaron en establecimiento particulares (entre análisis clínicos y todo el resto) fue de 24 millones 528 mil 622. Para 2021, la cifra subió a 29 millones 070 mil 674, lo que representa un incremento de 18.3%. 

Los servicios que más demanda tuvieron fueron los análisis clínicos, con un total de 21 millones 773 mil 451 procedimientos; seguidos de lejos de los estudios de radiología, con 3 millones 120 mil 689; los de imagenología, con un millón 596 mil 531 y ultrasonido, con un millón 307 mil 889.

Patricia Lara, de 40 años, necesitaba hacerse una colonoscopia hace un año, pero en el ISSEMYM de Tenancingo, en el Estado de México, le dijeron que no tenían el aparato para realizarlo. La enviaron al Hospital General de Tenancingo, del ISEM. Pero tampoco contaban con la herramienta.

“Me dijeron que me fuera a un hospital en Ixtapan, también en el Estado de México, pero temí que solo me trajeran dando vueltas, así que en redes sociales encontré una fundación que hacía descuentos para los análisis clínicos y mejor los contacté a ellos y me los hice en un privado. Me salieron en 3 mil 500 pesos, con todo y el descuento que me aplicaron, pero por fin pude hacérmelos”, contó Patricia. 

Patricia López Remigio, directora general de la Fundación Un Respiro para Ellos, que ayuda con descuentos a personas que necesitan hacerse estudios en establecimientos privados, dice que sí aumentó la demanda de estos servicios. 

“Trabajamos en el norte del Estado de México, en la zona mazahua-otomí, y sí ha habido un aumento significativo en el número de estudios que requieren hacerse las personas en particulares. En 2020 fue porque en los públicos les cancelaron citas y procedimientos por centrarse en COVID, y en 2021, con la reactivación de los servicios, fue por la saturación”, explicó López Remigio. 

Andrés Castañeda, maestro en Gestión y Políticas de Salud y coordinador del Colectivo Cero Desabasto, dice que esto es algo que se ha acelerado mucho por el impacto de COVID, pero la demanda de servicios privados de diagnóstico es una tendencia que se viene presentando desde hace unos diez años. 

“Es un poco como la cuestión de los Consultorios Adyacentes a Farmacia (CAF), se han incrementado las visitas porque hay más oferta y las personas buscan una solución a sus necesidades de salud, que no son satisfechas en las instituciones públicas”, precisó Castañeda. 

En esa situación estuvo Viridiana Barragán, de 25 años, quien en agosto de 2021 presentó un dolor en el vientre, su papá, que es médico, le dijo que seguro era la vesícula, pero que necesitaba un ultrasonido para confirmarlo. Ella fue a la Unidad de Medicina Familiar 3, del IMSS,  en Guadalajara, Jalisco, pero le dijeron que podían hacerle el ultrasonido hasta septiembre. 

“Me dijeron que estaban muy saturados por la pandemia y opté mejor por ir a un laboratorio privado a que me lo hicieran; y ya de paso le llevé los resultados también a un médico privado, me dio tratamiento y no necesité intervención quirúrgica ni nada”, contó Viridiana. 

En 2021, José Luis Sánchez, un guardia de seguridad de 34 años de edad, necesitaba una resonancia magnética. Fue al ISSEMYM de Ixtlahuaca, en el Estado de México, y le dijeron que no tenían aparato para hacérsela. Le pidieron esperar a que pudieran transferirlo a otro hospital, pero no le dieron fecha. 

“Yo ya no podía esperar; tenía una hernia lumbar y necesitaba cirugía, pero para hacérmela querían confirmar. En el ISSEMYM solo tenían para hacerme una radiografía y no salió bien el diagnóstico, por eso necesitaba la tomografía, me la tuve que hacer en un privado, una fundación me ayudó para que pagara solo 25% del costo y me quedó en mil 500 pesos”.

Los pacientes también se topan con los cobros que les hacen en hospitales públicos estatales. Es el caso del Centenario Hospital Miguel Hidalgo de Aguascalientes, donde a una mujer con cáncer de mama, que necesitaba estudios de sangre, radiografía y ultrasonido, le dijeron que tenía que pagarlos o conseguirlos por fuera a un precio más económico, dijo Elizabeth Lozano presidenta de la Asociación Yo lucho contra el cáncer.

Lizbeth Burgara, de 25 años, enfrentó esa burocracia desde las consultas que necesitó cuando empezó con un sangrado vaginal. En la Unidad de Medicina Familiar 54 del IMSS, en Guadalajara, Jalisco, le dijeron que necesitaba una ecografía, pero que ahí no podían hacérsela. La enviaron a la Clínica 14. 

“Era marzo y me dieron la cita hasta este próximo septiembre, así que mejor me la hice por fuera y la pagué en paquete con la consulta médica. Las consultas en el IMSS me las dan a las 11 de la mañana y acabo pasando a las 2 de la tarde; yo tengo que trabajar y no puedo perder así el tiempo”, dijo  Lizbeth. 

Andrés Castañeda señala que lo que hay que preguntarse en esto es por qué hay tanta demanda en los servicios privados.

“¿Qué se está haciendo mal en el sector público para que la gente prefiera buscar servicios particulares, aunque tenga que pagar por ellos? La cuestión es que la población tiene mayores necesidades de salud y la oferta en los públicos no ha crecido y tiene barreras de acceso como la burocracia, los tiempos de espera y la saturación por el impacto de COVID”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: ¿todavía podemos detener el brote?

La Organización Mundial de la Salud dice que la viruela del mono se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?
13 de agosto, 2022
Comparte

La viruela del mono cogió al mundo por sorpresa. Durante mucho tiempo ha sido un elemento presente en partes de África central y occidental donde las personas viven cerca de los animales del bosque que transmiten el virus.

Pero ahora se ha vuelto global: se está extendiendo de formas que nunca antes se habían visto y en una escala sin precedentes.

Ha habido casi 27.000 casos confirmados de la enfermedad, principalmente en hombres que tienen sexo con otros hombres, en 88 países.

La Organización Mundial de la Salud dice que se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿se puede detener la viruela del mono? ¿O ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?

Hay tres cosas que debemos considerar:

• ¿Es el virus particularmente difícil de manejar?

• ¿Tenemos la capacidad de detenerlo?

• ¿Existe la voluntad de hacer frente a una enfermedad que afecta principalmente a hombres homosexuales y bisexuales?

El virus

No hay nada especial en la biología del virus de la viruela del mono. No es una fuerza imparable.

Probablemente la covid lo fue: se propaga tan fácilmente que posiblemente fue imposible contenerla incluso en los primeros días de la pandemia.

Pero la viruela del mono tiene más dificultades para pasar de una persona a otra. Necesita contacto físico cercano, como a través de la piel infectada, contacto cara a cara prolongado o superficies contaminadas como una sábana o una toalla.

Los dos virus simplemente están en ligas diferentes, y los brotes anteriores de viruela del mono simplemente se han esfumado.

Y ya hemos superado el desafío mucho mayor de vencer al primo mortal del virus, la viruela.

“La viruela del mono es más fácil ya que es menos transmisible que la viruela, por lo que estamos en una posición mucho mejor”, dice Jonathan Ball, virólogo de la Universidad de Nottingham.

Sin embargo, un problema es que algunas personas tienen síntomas leves o que pueden confundirse fácilmente con una enfermedad de transmisión sexual o varicela. Eso significa que puede transmitirse involuntariamente a otros.

En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

EPA
En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche Dore Alley cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

Las herramientas

El virus se ha metido en un grupo de personas que tienen la cantidad suficiente de sexo o de contacto íntimo con el número suficiente de parejas para superar sus propias deficiencias y propagarse.

El virus no está clasificado como una infección de transmisión sexual. Pero un estudio del New England Journal of Medicine estima que el 95% de las infecciones de viruela del mono se adquirieron a través del sexo, particularmente el sexo entre hombres.

El sexo, obviamente, está lleno del contacto íntimo piel con piel que el virus usa para propagarse.

Eso deja dos opciones para contener la enfermedad: persuadir a las personas para que tengan menos sexo o reducir el riesgo de contraer la infección cuando se exponen.

Paul Hunter, profesor de la Universidad de East Anglia afirma que “la forma más fácil de prevenirlo es cerrar todas las redes sexuales altamente activas durante un par de meses hasta que desaparezca”, pero no cree que eso suceda nunca.

Algunas personas sí han ajustado su vida sexual en respuesta a las advertencias sobre la viruela del mono y las campañas se han dirigido a las personas con mayor riesgo.

Pero Hunter argumenta que la lección de las infecciones de transmisión sexual, desde la sífilis en la Edad Media hasta ahora, es que las personas siempre tienen relaciones sexuales y “la vacunación es prácticamente la única opción”.

Afortunadamente, la vacuna contra la viruela que se utilizó para erradicar ese virus tiene una eficacia de alrededor del 85% para prevenir la viruela del mono.

Hay suministros limitados, ya que se mantienen reservas en caso de que alguien convierta la viruela en un arma, pero no para hacer frente a un brote de viruela del mono sin precedentes.

Sin embargo, no todas las personas en riesgo necesitarían vacunarse para detener el brote. La “inmunidad colectiva” significa que una vez que se protege un umbral crítico de personas, el virus ya no puede propagarse. Esto será mucho más fácil de lograr con la viruela del mono que con otras enfermedades, incluida la covid.

Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido "el peor dolor de su vida".

Getty Images
Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido “el peor dolor de su vida”.

La gente

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del mono, son los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres los que se ven afectados de manera desproporcionada en este brote.

Esto puede facilitar el control del virus ya que, en general, es un grupo que está más al tanto de la salud sexual. También permite que los recursos se dirijan a quienes los necesitan, como vacunar a los hombres que tienen sexo con hombres en lugar de a toda la población.

Sin embargo, el estigma, la discriminación y el abuso pueden hacer que las personas dejen de buscar ayuda, particularmente en países donde el sexo entre hombres es ilegal.

“Algunos países no cuentan con infraestructura y es posible que algunos no tengan la voluntad de realizar pruebas para detectar la viruela del mono, porque son los hombres los que tienen sexo con hombres”, dice Francois Balloux, profesor del University College de Londres.

Todavía hay desafíos en los países que apoyan los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero). Incluso políticas como pedirles a las personas que se aíslen, con las que estamos tan familiarizados por covid, pueden tener consecuencias no deseadas.

“Eso equivale a salir del clóset, ya sea ante una esposa o padres , por lo que existe una fuerte presión para no decir quiénes fueron tus contactos”, explica Hunter.

La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Getty Images
La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Entonces, ¿se puede contener la viruela del mono?

Algunos países ya parecen estar superando el virus. Reino Unido dice que la cantidad de infecciones parece haberse estabilizado en alrededor de 35 por día. Pero los casos continúan aumentando en otros lugares, incluido Estados Unidos, que ha declarado la emergencia sanitaria.

Pero no será suficiente que solo los países ricos se hagan cargo del virus cuando ahora está en más de 80 países que no tienen un largo historial de la enfermedad.

“No está muy claro para mí si se controlará por completo, algunos países podrán lograrlo, otros quizás no”, afirma Balloux.

La líder técnica de la Organización Mundial de la Salud para la viruela del mono, Rosamund Lewis, dice que es “posible” poner fin al brote, pero advierte que “no tenemos una bola de cristal” y no está claro si la organización podrá “apoyar lo suficiente a los países y las comunidades, suficiente para detener este brote”.

Los países endémicos de África, donde la viruela del mono siempre está presente, continuarán lidiando con el virus mientras salta continuamente de los animales silvestres a las personas.

Los estudios han demostrado que el problema está empeorando desde que finalizó el programa de erradicación de la viruela, ya que pocas personas menores de 50 años habrán sido vacunadas.

Lo único que lo detendría es una campaña de vacunación masiva, “pero hay un gran debate en África sobre si eso es apropiado o necesario”, asevera Hunter.

Protesta que busca mayor acción contra la viruela del mono.

Getty Images

¿Qué pasa si no lo contenemos?

La preocupación es que la viruela del mono podría convertirse en una presencia permanente en personas de todo el mundo y no solo en países con animales infectados.

Por el momento eso es en hombres que tienen sexo con hombres, pero cuanto más se prolongue el brote, más posibilidades tiene el virus de establecerse más ampliamente.

Ha habido casos aislados en niños y mujeres, pero estos no han desencadenado sus propios brotes en las aulas o los lugares de trabajo.

Sin embargo, los riesgos aumentan a medida que se le da tiempo al virus para infectar mejor a las personas. Hemos sido testigos de cómo evolucionó la covid y variantes como ómicron se volvieron mucho mejores para infectarnos.

“A menos que el virus cambie, personalmente dudo que se propague entre los niños o, en general, entre las personas que no tienen muchas parejas sexuales”, ilustra Balloux.

“Pero cuanto más larga sea la espera, mayor será el riesgo de que pueda cambiar”, dijo.

El otro problema es que la viruela del mono tiene la habilidad de infectar a una amplia gama de mamíferos, incluidas ardillas, ratas, lirones y monos en África.

Existe el peligro de que el virus pueda afianzarse en otros animales y comenzar a rebotar entre especies. El brote de viruela del mono de 2003 en EE.UU., que provocó 47 casos en seis estados, fue provocado por perros de las praderas como mascotas.

Abordar este brote de viruela símica es posible, pero cuanto más tiempo lo dejemos, más difícil se vuelve y mayor el riesgo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9ZIEc_MgImE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.