96% de las mujeres sufren violencia en transporte público
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
FOTOS: Cuartoscuro

96% de las mujeres son víctimas de violencia en el transporte público; tres estados prueban nuevos lineamientos

Miradas, insinuaciones, tocamientos y acoso son solo algunas de las agresiones que las mujeres padecen en el transporte público del país. En la CDMX, La Paz y Manzanillo, el Inmujeres y autoridades locales despliegan acciones para combatir estas conductas.
FOTOS: Cuartoscuro
Por Marcela Nochebuena 
9 de agosto, 2022
Comparte

Una de las principales sensaciones de inseguridad para las mujeres se relaciona con el transporte público, donde el 96% ha vivido algún tipo de violencia, pues además lo usan en mucho mayor medida que los hombres, con un total de cerca de 10 millones de traslados diarios en el país, según evidencia un diagnóstico del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

A partir de ello, el instituto realiza el pilotaje de nuevos lineamientos para prevenir estas violencias en tres ciudades capitales: Ciudad de México; La Paz, Baja California Sur, y Manzanillo, Colima, mediante la capacitación de conductores, la distribución de materiales que apelan a describir y definir el acoso como un delito, así como acciones de difusión y coordinación en torno a las consecuencias que debe enfrentar quien lo comete.

El diagnóstico a partir del cual se elaboraron señala que el principal medio de transporte, en general, es la caminata, con el 51% de las preferencias, focalizadas principalmente en el movimiento de las infancias en los años de educación elemental. Sin embargo, las diferencias entre hombres y mujeres comienzan a percibirse en los viajes al trabajo, pues las mujeres se mueven más en transporte público y caminando, casi 10 puntos porcentuales por encima de los hombres, quienes acceden más rápido a vehículos particulares, transporte personal o bicicleta.

En tanto, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE, 2021), las mujeres perciben una alta inseguridad en espacios públicos como parques o centros recreativos (60.4%), la calle (69.5%) y el transporte público (73.8%). Aunque en la mayoría de los delitos que se cometen en el espacio público la mayoría de las víctimas son hombres, en el caso de delitos sexuales el 93% son mujeres

Ellas viven diferentes tipos de acoso en el transporte público, desde silbidos, besos, gestos con la mano, expresiones, sonidos, toqueteos, alusiones personales, sexuales, directas o indirectas al cuerpo, miradas lascivas e insinuantes, arrinconamiento en vehículos, bloqueo del paso o acciones grupales y fotografías sin su consentimiento, hasta intimidación y acoso verbal, masturbación, exhibicionismo, acecho y persecución de la víctima fuera de la zona del transporte público.

Ante ello, en diferentes estados algunas de ellas determinan acciones propias, como procurar estar acompañadas, cambiar de trayectos, no salir en ciertos horarios o no caminar solas. De acuerdo con el Inmujeres, hasta ahora, las acciones para atender estas violencias se han implementado de manera aislada, principalmente enfocadas en sistemas de transporte masivo, lo que deja fuera al transporte de mediana y baja capacidad o que opera con el esquema de ruta u hombre-camión.

Esto se debe a la complejidad para poner en marcha protocolos o mecanismos de prevención, así como a dar atención y seguimiento a los casos de violencia que ocurren en esos tipos de transporte, por tratarse, en su mayoría, de un servicio concesionado donde además predomina la presencia masculina

“Nuestra forma de utilización del espacio público y del transporte público es diferente porque el hombre, en general, va de su casa al trabajo o de su casa a estudiar, y la mujer va de su casa a la guardería, de la guardería al trabajo, del trabajo a la tienda, de la tienda a la guardería y a su casa… Entonces, el uso del transporte público es muy diferente, nosotras lo usamos más”, explica en entrevista Nadine Gasman, titular del Inmujeres.

“Es una experiencia, casi de todas, de que no es un espacio donde nos sentimos seguras, donde casi todas han vivido en algún momento acoso, donde también se normaliza, como que estás ahí y los hombres que están ahí pueden decirte lo que quieran, pegarse, manosearte, etcétera… Ante esta vivencia que tienen muchísimas mujeres, decidimos que había que hacer algo”. 

Lee más: Entre enero y junio quemaron intencionalmente a 47 mujeres en México; solo el 59.5% de los casos se denunció

La idea es desarrollar herramientas objetivas, claras y prácticas para cambiar la situación de acoso, los estereotipos y la forma en la que nos relacionamos en el espacio público para que cualquier gobierno estatal pueda retomarlas. 

Estas incluyen contribuir a la reducción de casos, generar una cultura de respeto, capacitar y sensibilizar a conductores y personas que atienden casos y garantizar la coordinación institucional entre concesionarios, operadoras y mecanismos para las mujeres. Para ello, se plantean como condiciones fundamentales los mapeos de trayecto, el registro de las personas conductoras y los canales de comunicación para supervisar y dar seguimiento a casos

Ciudades inseguras

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), durante el primer semestre de 2022, el 24.8% de las mujeres de 18 años y más dijo haber enfrentado alguna situación de acoso o violencia sexual en lugares públicos; un 23.3% señaló haber vivido intimidación sexual, y a 20.2% le dijeron piropos groseros u ofensivos de tipo sexual o sobre su cuerpo que le molestaron u ofendieron.

Durante junio de 2022, el 67.4% de la población de 18 años y más consideró que, en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro. El 70.9% señaló sentirse inseguro en el transporte público, el segundo porcentaje más alto solo después de los cajeros automáticos. En la CDMX, los niveles más altos de percepción de inseguridad se ubicaron en las alcaldías Xochimilco (80.1%), Tláhuac (76.6%), Iztacalco (72.7%) e Iztapalapa (69.6%).

El piloto de los lineamientos para la prevención y atención del acoso sexual contra las mujeres en el transporte público empezó en la CDMX, en conjunto con las secretarías de Movilidad y de las Mujeres, en la Ruta 88 de Cuautepec, Gustavo A. Madero, para probar y desarrollar en la práctica la propuesta.  

Transporte

“Tienen dos áreas esenciales, la prevención y la atención, que también incluye la derivación, y estuvimos trabajando con ellos, desarrollamos los materiales tanto para los paraderos como para las unidades, capacitamos a más de 70 conductores y conductoras que tienen un papel muy importante, discutimos, vimos con ellos cómo implementarlo, y ahora se está haciendo”, asegura Gasman.

Una vez que se tuvieron disponibles los materiales gráficos en la página web del Inmujeres, también se empezó a trabajar en La Paz y Manzanillo, por tratarse de lugares con condiciones geográficas y sociales totalmente distintas, y porque se encontró receptividad más rápidamente. 

“La idea es que en los próximos meses lo presentemos a todas las secretarías de Movilidad estatales, y que se vayan apropiando de estos lineamientos. Nosotras hemos capacitado… Son las primeras en donde debemos ver cómo y qué funciona”, añade la funcionaria.

Una de las observaciones es que, según las diferentes características de las ciudades, se deben hacer las adecuaciones necesarias desde el diagnóstico y la encuesta, hasta la capacitación y los materiales, para que puedan irse generalizando.

La titular del Inmujeres espera que este trabajo pueda hacerse en colaboración con las instancias estatales que llevan el tema: “Por ejemplo, en Baja Sur y en Colima ese es el modelo tanto de implementación como de supervisión, o sea, de darle seguimiento y ver qué efectos tienen, cómo se pueden mejorar, quién los está utilizando, quién te dice que sí, pero después que no (lo hace) o quién ni sabe si de pronto aparecen”.  

Gasman aclara que el instituto está en el momento del lanzamiento de los lineamientos, de probarlos, por lo que hasta los próximos meses podrían generalizarse. Sin embargo, advierte de la dificultad que representa que sean voluntarios para los estados y para las concesionarias, pues en el transporte público masivo es más fácil lanzar una campaña o capacitar a las y los conductores, pero el resto es concesionado, por lo que depende de la voluntad del concesionario.

En las ciudades piloto se encontró esa receptividad a partir de las ventajas que pueden obtenerse: dignificar el trabajo de los conductores, incorporar a más mujeres como conductoras, dar un mejor servicio, y que la gente esté más tranquila al ser parte de un cambio para que las mujeres vivan libres de violencia.

“Es un proceso que no es por decreto, no es mañana, sino que se va a ir construyendo, y que evidentemente le vamos a estar dando seguimiento, pero también vamos a estar midiendo su impacto”, asegura Gasman.

El modelo, sostiene, está construido en el marco de la prevención primaria, como una estrategia que tiene que involucrar a toda la comunidad que usa el transporte público, pues mujeres y hombres deben participar, aunque los materiales gráficos apelan principalmente a explicar qué acciones constituyen acoso y a advertir a los hombres, que son nueve de cada 10 acosadores, que se trata de un delito. 

Por otro lado, las acciones deben apuntar a subrayar, de la misma manera, las posibles consecuencias, y a destacar la autoridad del conductor, que debe tener un papel muy claro y activo cuando hay un episodio de abuso. En algunos casos, por ejemplo, se puede iniciar con un botón de pánico, mediante el que las mujeres alerten sobre el acoso para que tanto el conductor como quienes están alrededor intervengan para proporcionarles un lugar seguro dentro de la misma unidad, así como garantizar la posibilidad de que denuncien y de que el agresor sea entregado a las autoridades.   

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo y cuándo serán el cortejo y el funeral de la reina Isabel II: guía paso a paso

El público podrá ver el ataúd de la reina y presentar sus respetos en la catedral de St. Giles, en Edimburgo, y después en Westminster Hall, en Londres.
12 de septiembre, 2022
Comparte

El funeral de la reina Isabel II de Inglaterra se realizará el lunes 19 de septiembre en la Abadía de Westminster en Londres, confirmó el Palacio de Buckingham.

Será llevada del Palacio de Buckingham a Westminster Hall, en el edificio del Parlamento, el miércoles, donde el ataúd descansará sobre un catafalco.

La reina estará en capilla ardiente durante cuatro días antes de su funeral, tiempo en el que el público podrá despedirse.

El rey Carlos III también se embarcará en una gira por las cuatro naciones que conforman Reino Unido.

Esta es una guía día a día de cómo será el funeral de Isabel II, quien protagonizó el reinado más largo de la historia británica.

Reina Isabel II.

BBC
Domingo 11 de septiembre

BBC

El ataúd de roble de la reina, que se encontraba en el salón de baile del Castillo de Balmoral (Escocia), donde falleció este jueves, fue transportado a un coche fúnebre.

Su cuerpo partió de Balmoral alrededor de las 10:00 (hora local), y comenzó a avanzar lentamente en un viaje de seis horas a Edimburgo, que se encuentra a más de 160 km de distancia por carretera

Recorrido

BBC
Ubicaciones clave en Edimburgo del féretro de Isabel II

BBC

El féretro llegará al Palacio de Holyroodhouse -residencia oficial de la monarquía británica en la capital escocesa- y reposará en el Salón del Trono.

En Londres, el rey se reunirá con el secretario general de la Commonwealth en el Palacio de Buckingham.

Posteriormente recibirá a los altos comisionados de los países de los que es jefe de Estado.

Lunes 12 de septiembre

BBC

El rey Carlos comenzará el día con una visita a Westminster Hall, donde ambas cámaras del Parlamento se reunirán para expresar sus condolencias.

Acompañado de Camila, la reina consorte, el rey viajará en avión a Edimburgo. Es parte de la operación Spring Tide, el nombre en clave de su primer viaje por las cuatro naciones del Reino Unido como rey.

Westminster Abbey

Getty Images
La Abadía de Westminster.

Por la tarde, el féretro de la reina viajará en procesión hasta la Catedral de St. Giles, acompañado por el rey y miembros de la familia real.

El cuerpo de la reina estará en una capilla ardiente en St. Giles durante 24 horas y los miembros del público podrán presentar sus respetos.

A continuación, el rey regresará a Holyrood, donde tendrá una audiencia con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon. Él y la reina consorte luego asistirán al parlamento escocés, donde recibirán una moción de condolencia.

Por la noche, el rey Carlos realizará una vigilia con miembros de la familia real en la Catedral de St. Giles.

Martes 13 de septiembre

BBC

La princesa Ana, la única hija de la reina, acompañará el ataúd desde la Catedral de St. Giles hasta el aeropuerto de Edimburgo, y luego, según lo planeado, hasta la base de la fuerza aérea real RAF Northolt.

Se espera que el último vuelo de la reina de Escocia a Londres llegue poco antes de las 19:00 hora local.

Desde allí viajará al Palacio de Buckingham, residencia oficial de los monarcas británicos en Londres desde 1837. La llegada del ataúd al palacio será presenciada por el rey Carlos III y Camilla, la reina consorte, antes de ser llevado al Bow Room.

El rey Carlos III y la reina consorte Camila.

Reuters

Antes de eso, el rey y Camilla visitarán Belfast en Irlanda del Norte. Luego viajarán al Castillo de Hillsborough para ver una exposición sobre la larga asociación de la reina con Irlanda del Norte.

El rey Carlos se reunirá luego con el secretario de Estado para Irlanda del Norte, el diputado Chris Heaton-Harris, así como con otros líderes del partido. También recibirá un mensaje de condolencias encabezado por el presidente de la Asamblea de Irlanda del Norte.

Después de una reunión con líderes religiosos, el rey Carlos y Camila asistirán a un servicio de oración en la Catedral de Santa Ana y luego regresarán a Londres.

Miércoles 14 de septiembre

BBC

El cuerpo de la reina se trasladará en procesión desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall por la tarde.

Su féretro será transportado en una carroza de la Tropa Real de Artillería a Caballo del rey, y estará acompañado por un desfile militar y miembros de la familia real.

El rey Carlos encabezará la procesión detrás del carruaje.

Procesión para el velorio del Isabel II.

BBC

La gente podrá verlo mientras recorre las calles de Londres.

También habrá grandes pantallas de televisión instaladas para la ocasión especialmente en los parques reales de la capital.

La procesión viajará a lo largo de Queen’s Gardens, The Mall, Horse Guards y Horse Guards Arch, Whitehall, Parliament Street, Parliament Square y New Palace Yard.

Una vez en Westminster Hall, el ataúd será ubicado sobre una plataforma elevada conocida como catafalco, envuelto en el estandarte real, y se le colocará encima la corona imperial del Estado, el orbe y el cetro.

La reina madre fue velada en el Salón de Westminster en 2002.

Getty Images
La reina madre fue velada en el Salón de Westminster en 2002.

Cada esquina de la plataforma estará custodiada por soldados de las unidades al servicio de la casa real.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, llevará a cabo un breve servicio religioso al que asistirán el rey Carlos y otros miembros de la familia real antes de que el salón se abra al público.

Jueves 15 de septiembre

BBC

Este es el primer día de los cuatro en los que el cuerpo de la reina permanecerá en Westminster Hall hasta la mañana del funeral de Estado.

Se espera que cientos de miles de personas puedan presentar sus respetos en el edificio del siglo XI, la parte más antigua del Palacio de Westminster y el corazón del gobierno británico.

estandarte real, corona imperial del Estado, orbe y cetro que se colocarán al féretro de la reina Isabel II

BBC
Viernes 16 de septiembre

BBC

El ataúd de la reina permanecerá por segundo día en Westminster Hall, donde la gente podrá presentar sus respetos.

El rey y Camilla viajarán a Gales, la última de su primera visita a las cuatro naciones de Reino Unido como rey.

Lunes 19 de septiembre

BBC

Durante la mañana el ataúd será llevado en procesión a la Abadía de Westminster para el funeral de Estado.

Gráfico Salón de Westminster y Abadía de Westminster.

BBC
Interior Abadía de Westminster

BBC

Entre los invitados que se unirán a los miembros de su familia estarán altos políticos de Reino Unido y jefes de Estado de todo el mundo.

Después del funeral, el ataúd viajará en procesión desde la Abadía de Westminster hasta Wellington Arch, desde donde viajará a Windsor.

Procesión funeraria del féretro de Isabel II a Windsor.

BBC

El coche fúnebre llevará el ataúd a lo largo de Long Walk hasta la Capilla de San Jorge en la Capilla de Windsor, donde se llevará a cabo un servicio de entierro religioso.

Dentro de la capilla de San Jorge

BBC

Habrá un período de duelo nacional hasta el día del funeral de Estado, anunció el gobierno. La familia real cumplirá un período de luto durante siete días más.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.