La lucha es por todas: la marea verde vuelve a las calles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Montserrat Sánchez

“La lucha es por todas”: la marea verde vuelve a tomar las calles de México para exigir un aborto legal y seguro

En la CDMX, Toluca, Guadalajara, Cancún, Acapulco y otras ciudades, miles de mujeres salieron a manifestarse este 28S en demanda de que el aborto sea reconocido como un derecho y de que las instituciones de salud brinden este servicio.
Montserrat Sánchez
Por Siboney Flores, Sharenii Guzmán, Marcela Nochebuena y Montserrat Sánchez
29 de septiembre, 2022
Comparte

Desde sus primeras horas, este 28 de septiembre inició con el recordatorio de que la lucha por el derecho al aborto en México aún no está ganada. En las primeras horas de la madrugada, el Congreso de Durango rechazó la iniciativa que buscaba despenalizar el aborto en la entidad.

Horas más tarde, desde cerca del mediodía, mujeres comenzaron a reunirse en diferentes puntos del país para reclamar por las restricciones que prevalecen en la mayoría de los estados y exigir el reconocimiento de sus derechos. 

En la Ciudad de México, por la tarde se empezaron a desplazar hacia el Zócalo contingentes dispersos desde distintos puntos de partida: el Ángel de la Independencia, el Monumento a la Revolución y la Glorieta de las Mujeres que Luchan. Todos ellos, con el objetivo de exigir el derecho al aborto libre y seguro para mujeres y personas gestantes. 

El primer contingente llegó al Zócalo poco antes de las 16:00 horas, cuando el último partía apenas de la Glorieta de las Mujeres que Luchan. Por eso, algunos tramos de Paseo de la Reforma lucieron vacíos por momentos, pero los pañuelos que distinguen a la marea verde, las consignas y las pancartas no dejaron de seguir la ruta hacia la Plaza de la Constitución de manera escalonada.

“Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, que el pinche machismo se tiene que morir”, “Hay que abortar, hay que abortar, hay que abortar este sistema patriarcal”, “Si tocan a una, respondemos todas…”. Consignas como estas se escuchaban por Reforma, Juárez y 5 de Mayo, en una manifestación que en su mayoría transcurrió de forma pacífica, con breves momentos de tensión entre las asistentes y las mujeres policías y algunos actos directos en vallas y mobiliario urbano.

FOTO: Montserrat Sánchez

Al llegar al Zócalo, en el templete comenzaron a recordarse los pendientes para el acceso de todas las mujeres al aborto, en un país donde este ha sido despenalizado solo en Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Colima y Coahuila, a los que apenas se sumaron Sinaloa, Guerrero y Baja California Sur este año. 

Aunque se ha logrado la despenalización en algunos estados —se escuchó en el mitin—, aún no se cuenta con los servicios para abortar de manera gratuita, por lo que el Estado debe enfrentar la situación como una cuestión de salud pública, destinando el presupuesto suficiente para que la decisión de abortar no siga atravesada por la precariedad social. 

Después, desde el templete se convocó a un “pañuelazo” para dar fin a la manifestación simbólicamente, pues la lucha por el acceso al aborto voluntario, libre, seguro y gratuito todavía tiene un largo camino por recorrer en 22 entidades del país

“Este pañuelazo es para decir que saquen sus rosarios de nuestros ovarios; saquen sus doctrinas de nuestras vaginas”, se escuchó en el templete antes de que las mujeres reunidas en el Zócalo levantaran y ondearan al mismo tiempo sus pañuelos verdes. 

“No que no, sí que sí, ya volvimos a salir…”. Esta fue la última consigna colectiva antes de que la plaza principal de la CDMX empezara a vaciarse tras la conmemoración de ayer por el Día de Acción Global por el aborto legal, seguro y gratuito.

FOTO: Montserrat Sánchez

“La lucha es por todas”

Con la consigna “Arroz con leche, yo quiero encontrar a una acompañanta que sepa abortar; con miso sí, legrado no”, colectivas feministas radicales y abolicionistas también marcharon del Monumento a la Revolución al Zócalo. Este fue el primer contingente de tres que se manifestaron ayer en la CDMX. 

Las chicas ataviadas con capuchas —unas negras y otras de colores fosforescentes, que recuerdan a la banda rusa de punk Pussy Riot— hacían pintas y acción directa.

“La policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, gritaban a las ateneas, que las iban escoltando. Sobre 5 de Mayo, las uniformadas cerraron el paso y, de inmediato, las manifestantes dijeron “¡Nos quieren encapsular!” y comenzaron a replegarse. Sin embargo, minutos después, las policías liberaron la calle. 

Ya en el Zócalo, frente al asta bandera, las manifestantes dieron un posicionamiento: “La lucha por nuestros derechos sexuales y reproductivos ha sido peleada desde muchas trincheras, una de ellas, sumamente importante, son las acompañantas, mujeres instruidas que desde la perspectiva feminista realizan interrupciones del embarazo de forma segura”.

FOTO: Sharenii Guzmán

En otro contingente, el tercero, que salió de la Glorieta de las Mujeres que Luchan, Genoveva Ramírez Fernández señaló que desde la principal plaza del país las mujeres están defendiendo el derecho a un aborto libre, gratuito y público. 

“Estamos aquí por todas las mujeres del país que están luchando también por un derecho al acceso a anticonceptivos, a una educación sexual para decidir y para que puedan ellas tener una maternidad deseada”, dijo.

Una ola de Jalisco a Cancún

Pero el pañuelazo no se centró exclusivamente en la capital del país. Las manifestaciones en pro del aborto legal y seguro se realizaron en Toluca, Estado de México; Acapulco, Guerrero; Cuernavaca, Morelos; Cancún, Quintana Roo; San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y Guadalajara, Jalisco, entre otras ciudades. 

FOTO: Cuartoscuro

En el caso de Guadalajara, la mayoría de las organizaciones decidió no salir a marchar. Por un lado, la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos convocó a un concierto en el parque ubicado a un lado del Centro de Justicia para Mujeres, donde cantaron y tocaron artistas como Vivir Quintana, Adriana Santiago y Odette Gutiérrez. Mientras tanto, otros colectivos impartieron en el Monumento a la Madre talleres relacionados con educación sexual. 

Solo un pequeño grupo de manifestantes decidió recorrer desde el Templo Expiatorio para finalizar en el Congreso de Jalisco, donde se leyó un pronunciamiento para exigir a los diputados la autonomía reproductiva de las mujeres

Durante su trayecto, a la altura del Templo Expiatorio y la Catedral de Guadalajara, las asistentes se vieron agredidas por grupos de personas antiderechos, que les gritaban, lanzaban objetos y rezaban para que “se arrepintieran”.

Pero a pesar de ataques como ese, los pañuelos verdes volvieron a salir a las calles. La marea verde que representan las mexicanas de nuevo se hizo visible. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de septiembre, 2022
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.